Okane o subete sekai e chikara - Prólogo

Sinopsis: Makoto, de 25 años se encuentra obsesionado con True Life Online (TLO), un MMORPG que conoció debido a una extraña publicidad. Como jugador tomó el camino del mercader, una profesión con bajas estadisticas pero con muchas otras cualidades, finalmente, luego de un año entero de dedicación, al fin logra avanzar a su Pj a la clase final de mercader, pero cuando realiza el cambio de clase todo a su alrededor se volvió oscuridad, al despertar se encuentra vistiendo las ropas de mercader en un mundo distinto, de espadas y magia, un mundo con un gran parecido a TLO, pero lo más importante, es que sus estadisticas se resetearon y el dinero con el que cuenta es infinito.






Okane o subete sekai e chikara

Prólogo
En una verde planicie bajo un cielo azul, irradiada por la cálida luz de la mañana, hay un camino de piedra decentemente mantenido, una carrosa se desplaza persistentemente, tirada por dos caballos de complexión robusta, aun con la velocidad con la que corren los caballos, los pasajeros no sienten molestia alguna, pues el carruaje es de una soberbia calidad, con un diseño enfatizado en la comodidad del ilustre señor que viaja en ella.
Un carruaje tan excelente, con decoraciones llamativas: ventanas con cortinas de piel de mince rojo, y bordados con hilo de oro, vidrios de cristal pulido, las ruedas casi el doble de gruesas de lo ordinario poseen una cubierta especial que reduce la fricción y ofrece protección a la fina madera de la que están hechas. Sí, una carroza semejante es como un farol anunciando cuan acaudalado es su dueño, no es de sorprender que un grupo de bandidos se haga presente para asaltarla...
"OH NO!", dijo el cochero al ver el camino obstruido por un grupo de bandidos, pero ya era tarde para retroceder, otro grupo de bandidos a caballo se aproximaban en la dirección de la que venía.
Una emboscada.
A pesar de ser un solo carruaje, lo rodeaba más de una docena de bandidos, un número suficiente para asaltar a una caravana, esto dejaba ver que los criminales no darían oportunidad de escape, aunque tuvieran que repartir el botín entre un grupo más grande, consideraban que el premio que capturaron lo valía y probablemente tenían razón, pues viajaba en ese carruaje la persona más rica de la que alguna vez hayan oído hablar.
Mientras los bandidos cerraban el círculo alrededor de la carroza, el cochero tembloroso golpeaba la ventanilla para informar a su patrón del inminente desastre, pero esto no era más que una mera formalidad, porque el hombre en cuestión ya conocía la situación. No te conviertes en el más importante comerciante alguna vez visto en el reino de Jagheb si no puedes comprender una situación tan obvia, pero especialmente, si no puedes preverla.
En el momento en que los bandidos se acercaron a dos metros del carruaje, una figura se hizo presente desde dentro de la carroza, Un joven con un alborotado cabello castaño, enfatizado por la bandana blanca que llevaba en la frente, un peto de armadura plateada sobre una camisa azul y una hombrera dorada con el grabado de un dragón, tenía un solo guante negro inscrito con runas blancas y equipada en su cintura, por sobre su pantalón de cuero se dejaba ver una espada en una vaina hecha de lo que parecían escamas rojas, desentonando con el resto del vestuario el joven tenía unos zapatos deportivos blancos con el emblema de un puma en los lados.
Al ver al joven algunos de los bandidos quedaron inmóviles, con las mentes abrumadas por el shock, el único que pudo razonar la situación era el jefe, aunque no por ello podía moverse, era una trampa. Sin pensarlo dos veces el líder suelta su arma y se deja caer al suelo resignado, al ver esto algunos de sus secuaces le imitan, pero otros se frustran al ver las cobardes acciones de sus superiores, enfadados atacan al joven, claro, aquellos que se rindieron eran los miembros más prominentes del grupo de ladrones, aquellos que sabían que la única posibilidad de salir con vida era la rendición, lo que probó ser cierto cuando en solo unos segundos las cabezas de los bandidos que cometieron el estúpido acto de agresión contra el joven, rodaron por el suelo salpicando rastros de sangre.
Cuan idiota se puede ser para atacar al <<Héroe>> de Jagheb, un hombre que sin problemas derrotó a la organización clandestina Gerga, con sus más de seiscientos miembros.
"Los que viven ya se han rendido, todo acabó", dijo el joven dirigiendo la mirada al dueño del carruaje, la mente que orquestó el plan de erradicación de bandidos en el área y que ahora veía los frutos de sus sobornos, la información falsa que plantó en el bajo mundo semanas antes y por supuesto, el esconder el hecho de que viajaba acompañado por el héroe. Con esta ya eran ocho las bandas desmanteladas, sin duda el ritmo era excelente, pero para evitar que disminuya antes de acabar con todos los grupos grandes, hará falta ocultar la caída de esta banda también, pero eso no supone ningún problema, después de todo, soy el hombre más rico de todos.
La eliminación del crimen es un paso importante en mi camino a la cima de este mundo. Es increíble como un cliché tan gastado como el carruaje desprotegido sigue haciendo caer uno tras otro a estos papanatas, el nivel educativo de este mundo es sin duda bajo comparado a la Tierra, aunque eso ya lo sabía, la diferencia sigue siendo sorprendente; aunque no aplica a todos.
"Vaya, tu nivel subió héroe."
"¿Hay necesidad de que me llames héroe justo ahora?"
"Bueno, acabar con un grupo de bandidos y rescatar al noble del carruaje es el cliché estándar, como hiciste algo heroico te digo héroe."
"Lo haces para molestar, da igual, hacía tiempo que no subía de nivel, así que debía estar bastante cerca, porque no creo que estos tipos dieran mucha experiencia."
"Solías negarte a matar personas, eras bastante ingenuo en aquel entonces."
"Viniendo de ti, no sé qué pensar, apuesto que aun me consideras ingenuo."
"No te equivocas, pero has madurado."
"Y tú te has corrompido aun más."
"Para nada, soy igual de retorcido que el día en que nos conocimos, después de todo, que podría corromperme más que una cantidad de dinero infinita..."


Compartir en Google Plus

Acerca de Keitaro Sempai

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

4 comentarios:

  1. mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola molamola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola mola

    ResponderEliminar