The Dragon king of Astarots Vol II Capitulo 14

Bueno no me tarde tanto esta vez pero igual me tarde aqui les traigo el capitulo 14 junto con una ilustracion de *Redoble de tambores* PAm Paka Pa Tamura Mio. por fin mi Waifu esta dibujada (~TuT)~



-----------------------------------------------------
Capítulo 14: El encargo del Papa.
-----------------------------------------------------

-----Tercera persona-----

Las ruedas del destino se mueven, un pequeño encuentro que parece pura casualidad ha ocurrido, un pequeño niño de cabello negro que parece de unos ocho años yace en el suelo mientras llora desconsolado.

Parado frente él están dos niños más, ambos con cabello castaño oscuro, uno es un chico de su misma edad que sostiene una espada de madera y tiene ropas de entrenamiento, la otra es una niña de unos tres años que tiene un adorable vestido, estos dos niños son hermanos.

- ¡¿Por qué?! ¡¿Por qué no existe ningún héroe?! ¡Si existieran ni mamá ni papá estaría muertos!

El pequeño niño de pelo negro se quejaba desconsolado, los hermanos que se encontraron de casualidad con el simplemente lo escuchan sin decir nada... aquí es donde las ruedas del destino se empezaron a mover.

- ¡¿Por qué?!

Mientras el pequeño niño de cabello negro aun permanecía en el suelo el niño de cabello castaño saco su espada de madera y la apunto hacia el niño que estaba en el suelo llorando, en ese momento el niño de cabello negro dejo de llorar un momento para escuchar lo que el niño de cabello castaño tenía que decir.

- ¡Si los héroes no existen…

El pequeño niño que más adelante se sabría que era Daishi Yuki escuchaba atentamente cada palabra que pronunciaba el niño de cabello castaño Takamiya Shiro junto con su hermana que permanecía al lado suyo Takamiya Mika.

- …conviértete en uno!

Un pequeño encuentro obra de la mano del destino, tres niños que más adelante se volvería a encontrar… pero eso ya es historia para otro día.

… … …

-----Primera persona----- 
-----Shiro-----

El día término de manera extraña, una simple misión nos llevó hasta la catedral y de alguna manera hoy nos presentaremos ante el Papa, tal vez está mal que lo diga yo pero… ¿no es demasiado extraño este giro en los acontecimientos?

Al final deje esos pensamientos de lado solo para llegar a la posada, quitarme el equipo y quedarme inmediatamente dormido hasta la mañana siguiente.

… … …

- Shiro-nii, despierta Shiro-nii.

- …eh?

A la mañana siguiente me encontré a Erina tratando de despertarme y justo detrás de ella otra chica conejo de la posada, era un poco sencillo de imaginar lo que había pasado pero de todas maneras pregunte.

- ¿Cómo entraste?

- Estabas tardando mucho en despertar Shiro-nii por eso ayude a Agi-nee a despertarte.

- Ya veo.

Había varias cosas que decir al respecto de porque alguien entra sin permiso al cuarto de otra persona pero no tenía el ánimo para hacerlo, me acomode mi equipo que estaba esparcido en el suelo y salí junto con Erina del cuarto.

Mientras caminábamos por el pasillo de la posada la chica conejo Agi nos seguía a unos diez pasos de distancia, si me detenía
ella también lo hacía, cuando me volteé a verla ella simplemente bajo sus orejas mirando a otro lado un poco sonrojada, debo decir que esa chica era extraña.

Al bajar las escaleras vi que los demás estaban reunidos en una mesa desayunando, sin perder el tiempo Erina y yo no les unimos mientras la chica conejo se dirigía a otro lado.

- Buenos días.

- Buenos días ¡Nada de buenos días! ¡¿Cómo puedes estar tan relajado cuando vamos a ver a su santidad el Papa?!

- …ah?

- ¡Iremos a ver a una de las personas más importantes del reino y tu estas como si nada!

- ¿Él es realmente tan importante?

- ¡¿AHH?! ¡Acaso no aprendiste nada en el castillo!

- Eso podría decirse.

Me pongo a desayunar mientras veo que por alguna razón Mio esta inexpresiva, en ese momento Yuki hablo.

- Bueno… como se podría esperar de Shiro.

Mio siguió un rato más inexpresiva mientras todo el mundo comía, al cabo de unos minutos finalmente desistió y simplemente continuo comiendo.

… … …

Finalmente todo el mundo termino y estábamos dispuestos para ir a la catedral pero Mio de repente protesto “No puedes ir con esas fachas ante el Papa Vamos a comprar un poco de ropa y luego los alcanzamos” , yo solo suspire en mi mente.

Así de alguna manera Mio y yo terminamos dando vueltas por el distrito comercial buscando un lugar para comprar, realmente no tenía ninguna queja sobre lo de conseguir ropa nuevo pero… ¿No estamos perdiendo demasiado tiempo con ella viendo todas las tiendas alrededor?

- O mí, son los chicos de ayer.

Mientras dábamos vueltas nos encontramos con la misma persona extraña de ayer acomodando algunas cosas en lo que parecía ser una tienda.

- Sabia que no les sucedería nada, mi intuición nunca me engaña.

- eh~.

En ese momento me le acerque sin dudarlo mientras dejaba salir una enorme sed de sangre.

- Así que sabias, que interesante y aun así nos llevaste directamente que gracioso.

- V-ve-ver-veras he h-hecho varios trabajos para la iglesia y no podía rechazarlos, p-pero yo sabía que un aventurero que era capaz de ir contra Baren sin sudar una gota ganaría… probablemente…

- Probablemente…

- HII!

Con mi sed de sangre al máximo el sujeto solo dio un par de pasos para atrás pisando su propio manto rompiéndolo y ocasionando que callera sobre su trasero.

- Ay eso dolió.

El manto ahora roto dejaba ver bien al sujeto que en realidad era un chico, sin la capucha que se había salido se podía ver su cabello como-naranja y unas orejas un poco largas, su apariencia no parecía decir que no tenía una edad muy diferente de la mía.

- A~ este manto ya no se puede arreglar.

Ahora también su voz se podía escuchar claramente y se distinguía que era la de un chico que está pasando por la pubertad, después de eso deje de transmitir la sed de sangre.

- Ese manto… ¿Qué era?

- ¿Este? Era un manto mágico especial usado para ocultar tu identidad, no se podrá saber si eres hombre o mujer además de que distorsiona la voz… o eso era lo que hacía.

- ¡Increíble! ¿De dónde la sacaste?

En medio de la confusión Mio salto a la conversación con el chico.

- Emm… bueno… yo la fabrique, como pueden ver por mis orejas soy mitad elfo, antes de regresar al boque de Fos mi madre me enseño varias cosas y por mi cuenta he creado algunas ropas y equipo mágico para venderlos en mi tienda.

- Ropa mágica justo lo que necesitábamos Shiro.

- …Eh?

- ¿Podemos entrar a ver?

- Por supuesto.

… … …

- A todo esto ¿Qué es la ropa mágica?

Ante mi pregunta Mio solo suspiro y se quedó un rato murmurando cosas que no alcance a oír hasta que finalmente respondió.

- La ropa y equipo mágico son justo como lo que suenan, de hecho toda nuestra ropa y equipo es de ropa mágica, los equipos mágicos tienen muchas funciones y es molesto explicarlo por otra parte la ropa mágica se adapta a la persona que lo usa además de que tiene ciertas características que aumenta la velocidad o el ataque o la de autor repararse.

- Ya entiendo ¿Y esta camisa?

- Eso quedo mucho más allá de lo inservible... después de esa pelea…

En ese momento Mio se empezó a morder los labios mientras trataba de mirar a otro lado, solo se me podía ocurrir que ella seguía pensando en lo que paso en la cueva.

- Mio…

- ¿?

- No te preocupes.

- ¡!

- Al final todo salió bien.

- …

- ¿Ahora qué pasa?

- Idiota.

Seriamente no entiendo a esta chica.

- Ciertamente esa ropa ya no sirve para nada ¿Contra qué luchaste para que quedara de esa manera?

- ¡!

- Nada especial…

- Si tú lo dices pero creo que aun puedo arreglar esa camisa con un poco de tela que me sobra.

- ¿Enserio?

- Si solo déjame revisarlo para estar totalmente seguros.

Sin dudarlo me saque la camisa y se la di mientras él decía “O amigo tu sí que eres atrevido” y Mio voltea a otro lado mientras se sonrojaba, el chico tomo la camisa y se fue del otro lado de un mostrador.

- ¿Cómo le harás para estar completamente seguro?

- ¿? Ah, para eso usaremos esto.

De detrás del mostrador el chico saca algo que se parece a una lupa y empezó a ver mi camisa a través de ella.

- Esto es un cristal de evaluación simple, en varias tiendas de equipos y armas las usan para evaluar el estado del equipo, también puedes ver otros detalles como la firma del fabricante y una descripción del objeto, estos cristales vienen en muchas formas y dependiendo su uso podrá ofrecer ciertos detalles.

- Suenas como un vendedor de infomerciales…

- Informeque?

- Nada solo sigue.

- Bien parece que esta camisa se puede arreglar también el resto de tu equipo quitando el pantalón parece estar en buenas condicionas, te recomendaría que compraras otro pantalón ya que no podre arreglar ese además de seguir usándolo seguro se rompe de un momento a otro.

- …

- …

Este chico sonaba como todo un vendedor profesional por lo que solo asentí y lo deje trabajar mientras exploraba la tienda la cual tenía un diseño un tanto peculiar que me recordaba un mini súper.

… … …

No paso mucho tiempo antes del que el chico elfo regresara con la camisa la cual lucía un tanto diferente, era un poco más larga en la parte de la cintura y todos los bordes eran de color negro también ahora era de manga regular.

Mio al verlo no perdió tiempo y me trajo un pantalón al juego que era todo de color negro con unos toques de blanco, de alguna manera se las arregló para quitarme las botas mientras me estaba cambiando y se las dio al chico elfo para que las modificara tiñéndolas de negro.

- Te quedo bien amigo.

- Ahora si podemos ir a ver al Papa Shiro

El conjunto final término siendo de alguna manera de color blanco y negro, me siento como algún personaje de una novela fantástica, solo de pensar en eso hace que me duela la cabeza.

- ¿Cuánto te debemos?

- Bueno la tela de todas formas ya no me servía así que solo les cobrare el trabajo y el pantalón así que lo dejaremos en veinte monedas de cobre.

Era casi lo último que me quedaba desde que page por adelantado varios días en la posada pero no me quedaba de otra por lo que le deje las monedas.

- Aquí tienes.

- Fue un placer hacer negocios con usted y antes de que se vallan tomen esto.

Nuevamente de detrás del mostrador saca un objeto extraño que me recordaba a una mochila diagonal.

- Tomen un regalo de mi parte y disculpa por lo de ayer, es una equipo mágico especial llamado “Bolsa del tesoro” puede guardar una casi ilimitada cantidad de objetos dentro, sin importar el tamaño o peso todo tipo de cosas caben además de que no sentirás el peso de la misma.

- Esto parece increíblemente conveniente ¿Estás seguro de dejárnosla?

- Ya te dije que es como disculpa además si necesitan información por el precio adecuado yo se las puedo dar.

- Así que lo de ayer no era solo fachada.

- Buena suerte… ¿Cómo te llamas?

- Takamiya Shiro.

- ¿Y usted señorita?

- Tamura Mio.

- Bien Shiro Mio yo soy Yin Xao un gusto conocerlos.

… … …

Al reunirme con todos y ver mi nuevo equipo sus reacciones fueron las siguientes, Yuki parecía emocionado, Erina me veía con ojos brillantes y Lax… bueno el no dijo nada en particular tampoco parecía darle mucha importancia.

Realmente estoy contento de que alguien tenga un poco de sentido común dentro del grupo.

Dejando eso de lado ahora mismo estábamos caminando por el mismo camino de ayer, con toda la iluminación este lugar ya no se veía tan tétrico y realmente dejaba salir la atmosfera de una iglesia.

- Síganme el Papa los recibirá ahora.

Mientras estaba un poco perdida en mis pensamientos una chica pelirroja de ayer llego vestida con un atuendo de monja vino a recibirnos, viendo bien algunos de los chicos que están alrededor son los mismos de ayer, sinceramente a la chica pelirroja no le quedaba para nada el estilo de monja.

- Pensaste algo grosero ¿Verdad?

El instinto de una mujer puede llegar a ser aterrador así que con un poco de indiferencia mire hacia otro lado.

… … …

Llegamos a un cuarto grande donde había varias columnas de unos cuatro metros que llegan al techo en filas a lo largo de un pasillo de unos diez metros, al final del pasillo unos cuantos escalones que llevaban directo a algo parecido a un trono y sentado en el trono se encontraba un hombre de unos veinticinco años pelirrojo.

- Sean bienvenidos amigos a la sagrada iglesia de Lizardi.

- …

- …

- …

- …

- …

¡Amigos mis ******! Eso era lo que tenía ganas de decir pero me contuve al ver a las personas que estaban cerca del Papa, estaban la pequeña niña pelirroja y su extraña sirvienta que conocimos ayer.

- Permítanme disculparme por la manera de actuar de mis compañeros el plan era vigilarlos para determinar si eran o no buenas personas me pregunto cómo termino así ¿Verdad Kai?

En ese momento la chica pelirroja vestida de monja empezó a sudar en frio.

- B-bu-bueno Onii… su santidad y-yo solo…

- El plan era observarlos y evaluarlos por al menos una semana Kai ¿Sera porque vencieron a Baren sin sudar una gota y querías ver que tan fuerte son?

- …

La chica estaba totalmente cubierta por sudor frio con una sonrisa nerviosa.

- Y-yo… lo siento.

- Buena chica Kai, Onii-san se siente feliz por ti.

Esto simplemente fue una muestra un poco desagradable de ver.

… … …

- Bueno déjame resumirlo, encontraron a la verdadera mascota perdida y luego se hicieron pasar por la persona que nos contrató, así que… ¿Era realmente necesario pasar por esa explicación de dos horas?

Después de la disculpa del Papa casualmente pregunte sobre lo que sucedió ayer, en ese momento la sirvienta comenzó con sus explicaciones molestas mientras la niña pasaba dibujos con la verdadera explicación.

La sirvienta quedo en shock tras escucharme resumiéndolo todo y la pequeña estaba inexpresiva al respecto, por su parte el Papa estuvo sonriendo todo el tiempo dando a entender que se estaba divirtiendo, y la chica monja pelirroja estaba simplemente parada cerca de la entrada con una mirada vacía en sus ojos ¿Por qué todos los que me rodean no parecen ser más que un montón de bichos raros?

- ¡Hura-nii tenemos problemas!

Repentinamente el chico elfo Yin llego a donde estábamos mientras corría a toda prisa.

- Cálmate Yin y dime lo que sucedió.

- Me ha llegado una señal de alerta de Kami, ella y su equipo están en problemas. No se los detalles pero ella definitivamente activo la herramienta para enviar el mensaje.

- *Suspiro* Que gran problema tenemos y justamente cuando no tenemos a nadie para enviar, no queda de otra tendremos que hacer una solicitud al gremio.

Como si hubiera tenido una gran idea repentinamente la monja pelirroja levanto su rostro y empezó a hablar.

- Onii-sama ya que están aquí ¿Por qué no los contratas a ellos? Son mucho más fuertes que Baren así que seguro que podrán hacerlo.

- Kai no seas imprudente ya hemos molestado mucho a estas personas como para involucrarlos más en nuestros asuntos.

- Pero Onii… su santidad seguro que ellos…

- Ya basta Kai, Luka ¿podrías tú y Kim hacer la solicitud formal al gremio?

- Como ordene su santidad.

La sirvienta con un repentino cambio de personalidad estaba a punto se salir con la niña pelirroja cuando sin previo aviso Yuki las detuvo.

- ¡Alto! No sé qué es lo que pasa pero nosotros los héroes de otro mundo los UH…

- ¡¿Qué crees que estás haciendo idiota?! ¡Montando otra de estas escenas!

- Mio…

- ¡¿Qué?!

- Mira…

Señale al Papa y los demás dentro del cuarto que estaban sorprendidos sin decir una palabra… ciento un dejá vu aquí.

- Ya veo, así que es por eso… si no es mucha molestia quisiera pedirles un favor, salven al grupo de Kami, los recompensare con quinientas monedas de oro si aceptan.

- Shiro…

- Shiro-nii…

- Shiro…

- …

Todo el mundo se me quedo viendo esperando a que respondiera, Yuki tenía una cara de emoción, Mía estaba seria, Erina me miraba con ojos brillantes, Lax no dijo nada en particular, La chica Kai parecía estar suplicando para que aceptara, y por último el Papa que estaba apretando sus puños esperando a ver mi respuesta.

- *Suspiro* Esta bien, solo necesitamos un par de días para prepararnos y conseguir equipo ya que no tenemos ningún arma para defendernos a la mano.

- Si ese es el caso Yin estará a cargo de proporcionarles el equipo necesario.

- Déjamelo a mi hura-nii

- Lamento mucho las molestias que les hemos causado y gracias por aceptar, cuando estén listos solo vengan de nuevo y los recibiré.

- Como diga.

Parece que nos hemos metido en algo molesto… otra vez.
Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario