Bonus Track: Rob el Pateticus


Buenas a todos en Novelas Ligeras Zero, aquí Filias Itoster, Con un Bonus Track, que absolutamente no tiene nada que ver con Las Crónicas del Poco Respetado Héroe: Antarus (solo pongo el nombre completo por que me gusta como se lee).

Primero que nada, lamento la calidad de la narración, el narrador que contrate estaba haciendo su buen trabajo pero me distraje un poco comprando algunas cosas y lo deje solo.

Esto es lo que sucede cuando dejas a tus empleados sin supervisión, ya que cuando llegue estaba por terminar la narración, me vi en la necesidad de dejársela como estaba, espero que no sea tan mala para ustedes. Solo me queda decir "Disfrútenla", pero antes...

Pd: Estoy pensando en publicar otra novela ademas de la de Antarus, es algo así como una comedia romántica, si desean que la publique o mejor prefieren que continué solo con Antarus, por favor haganmelo saber en los comentarios.
Pd2: Los periodos de publicación continuaran igual, por lo que no extenderé en tiempo de publicación de los capítulos aunque tenga dos novelas a la vez.
Pd3: Prometi traer esto la semana pasada, pero por sucesos de fuerza mayor (escuela) no me fue posible.

Rob El Pateticus

El aire rugía con fuerza en los oídos de chico, el cabello de este danzaba violentamente con el poderoso movimiento del viento, mientras el chico en un completo frenesí se movía de manera irrazonable estirando todas sus extremidades y pateando con sus piernas y aleteando con sus brazos.

Pero lo que superaba todo era el fuerte grito que salía de la garganta del chico, ¡Uffff! ¡Que grito!, si alguien lo pudiera oír se reiría de él, de la garganta casi al punto de desgarro salía… ¡un agudo grito de mujer!, claro que viendo la situación en un panorama amplio, ese grito era justificado.
-¿Pero qué situación justificaría tan caótica escena?- te preguntaras de seguro.

Pues era nada más y nada menos, sin exagerar ni un poco y sin menospreciarlo en lo más mínimo, una típica y normal caída libre de un edificio de gran altura, quince pisos de altura para ser precisos y perfeccionistas en la narración.
-¡¿Cómo rayos llego a esa situación?! – ahora me preguntaras molesto por mi calmada narración de seguro.

Pues eso es fácil de explicar, tanto como para resumirlo en dos palabras, pero ante de eso, porque no te doy un Flashback del chico contando toda su vida.

- ¡No me interesa eso! – tal vez me respondas, pero eso simplemente me hará seguir con el Fashback, así que lo siento por ti.

Inicio del Fashback:

Lo primero que debes saber es el nombre del desafortunado chico… Roberto García Leal, lo llaman Rob para no batallar, si esperabas un nombre con toda la potencia y fuerza de un protagonista lamento decepcionarte que ese es su nombre.

El hijo menor de dos, diecisiete años, familia de clase baja, padres casados y viviendo juntos, ambos trabajan, su hermana comúnmente cuida de él mientras su padre no están, va la escuela preparatoria más cercana a su casa, sale de esta y vuelve a su casa, sale con sus amigos comúnmente, todo normal, exceptuando por las comunes y arriesgadas apuestas que hacen de vez en cuando, tu sabes esas que hacen los adolescentes adictos a la adrenalina pero que no pueden costear una motocicleta o vehículo peligroso.

Ahí es donde se explica la situación actual, la apuesta de esta vez fue la de ver quien resistía más tiempo parado sobre el barandal, quien iba ganando era Rob, todo transcurrió normal, nada peligroso sucedió mientras estaba parado en el barandal manteniendo el equilibrio.

Pero cuando iba a bajar de este, como es obvio resbalo, sus compañeros con cara de desesperación y miedo corrieron para sujetarlo, pero como todos ustedes ya saben, no tuvieron éxito en su encomienda.

Y así después del Flashback, logramos llegar a la situación actual, ¡ven! el Flashback no fue tan malo, bueno, el chico está cayendo del edificio hacia su dolorosa e inminente muerte chocando contra un sólido e frio concreto mientras el chico como es típico solo piensa en una cosa “¡No quiero Morir!”.

Ahora que lo pienso, mi más sentido pesame a los que limpian las calles donde las personas esparcen sus intestinos y otros órganos junto con sangre, son grandes personas que no dudan en limpiar tan grotesca escena.

Volviendo al tema, como todos y cada uno de ustedes ya sabe, y si no, no sé cómo has vivido tu vida sin saberlo, la situación completamente “inesperada” llega.

-¿Qué será esta vez?- te debes preguntar mientras te empieza a interesar este aburrido relato.

Tal vez un gran poder despierta en él o un héroe lo salva de su muerte o tal vez una fuerza misteriosa acomoda todo para salvarlo, la tercera suena interesante, pero lo que en realidad sucede es que un portal se abrió, ¿quién lo abrió? Y ¿por qué?, sinceramente no me interesa y por eso no se los diré, para que no se queden esperando una explicación que no llegara.

Nos quedamos con que un portal se abrió frente al chico, pues el portal se abre frente al desesperado y muerto de miedo joven llamado Rob y lo engulle para después desaparecer como si nada hubiera pasado, nada más simple y vano que eso, sinceramente hasta yo esperaba más.

………………

En un Planeta distante, pero muy distante, en una galaxia muy muy muy muy lejana, en un sistema planetario parecido al solar, pero con dos soles, al que nombraremos sistema disolar, mierda este escritor es un genio, deberíamos de darle un premio por su ingenio no creen chicos.

En ese sistema disolar (risa incontenible), había un planeta, el quinto de ellos a la misma distancia que el de la tierra, dentro de ese planeta con tres lunas en él… esto ya aburre, mejor pasamos directo a la escena…

En ese planeta un hombre vestido de cuero negro, un vestuario de cuero negro de sado, demasiado pegado, tanto como para que haya una protuberancia en la entrepierna, es demasiado anormal así que no seguiré relatando el cuerpo de este para no traumarme.

Su cara estaba vestida con un tatuaje tribal en la parte derecha, atravesando ese ojo, el derecho, que estaba completamente blanco. Salvo eso no había nada interesante.

Frente a él cinco jóvenes chicos se encontraban, dos de ellos era mujeres, todos de no más de dieciocho años, el hombre parado frente a ellos estaba riendo, detrás de él estaban miles de cuerpos desmembrados… ¡pero coño que horrendo traje viste!... los trajes, no, no, no, perdón, los cuerpos eran más de cien.

- ¿Acaso pensaron que me detendrían? ¿Unas escorias como ustedes pensaron eso? ¿Son estúpidos? o ¿Qué? – extendió el hombre del horrible traje, su mano y los dos chicos de los extremos se elevaron en el aire, como movidos por una fuerza misteriosa.

El hombre, ¿ya mencione que viste un traumático traje?, comenzó a cerrar su puño lentamente mientras disfrutaba de la escena, al tiempo que eso pasaba los dos chicos comenzaban a torcer sus extremidades a grados imposibles mientras su cara se degeneraba en un completo hito de dolor y miedo para después despegarse cada una de sus extremidades y en un grito lleno de sufrimiento acabar con su ínfima vida.

- Ellos han tenido suerte, murieron rápidamente, pero ustedes no correrán con la misma suerte –

Y como era obvio, el planeaba matarlos y… en ese momento…de forma incompresible e inesperada… sin que nadie pudiera adivinar el orden de los eventos súbitamente presentados…rápida e ilógicamente... no paso absolutamente nada, pero en el siguiente momento obviamente como cualquier cliché más usado que la ropa heredada en una familia de 15 hijos, aparecé el gran héroe que salvara a los chicos buenos, pues eso sucede, pero no de la forma en que uno se esperaría, no tan grandiosa ni sublime como le gustaría a cualquier persona.

El portal se abrió verticalmente, paralelo al hombre del traje horrible, pero coño que horrible traje, no, no puede ser, se está poniendo peor, no, no puede adoptar esa pose, está extendiendo su dedo índice de la mano derecha mientras coloca su otra mano en la cintura y posiciona su pelvis más adelante de las otras partes de su cuerpo, después de esto necesitare un psicólogo.

Volviendo al tema, el portal apareció frente al hombre y de él salió de una forma increíble, magnifica,  sublime y exuberantemente normal el joven Rob, ahora utilizando las leyes de la física que el gran newton nos dejó y si no fue el, aun así le daremos el crédito seamos sinceros, el chico entro a el portal con una velocidad vertiginosa, si consideramos que el material del que está hecho el portal genera cero fricción, entonces por ende el chico saldrá con la misma amenazadoramente rápida velocidad (se quita los lentes de cristal falso), si no entendieron, llamen a su ingeniero más cercano o alguien adicto a las matemáticas.

Después de todos esos cálculos por fin empieza… la lucha épica y merecedora de relatos y narraciones distorsionadas de maneras completamente ridículas, se suscita, el chico sale disparado desde el portal, el hombre asombrado solo recibe el cuerpo del chico y ambos son lanzados por los aires de maneras jodidamente graciosas.

Cabe mencionar que el hombre, como todos ya habrán supuesto, murió por el impacto con el chico, ya que este, en el momento del impacto ocasiono la fractura de las costillas en la caja torácica, estas se proyectaron hacia los pulmones y el corazón, produciendo un hematoma e impidiendo que el hombre pudiera respirar, termino muriendo por asfixia debido a que la sangre entro en sus pulmones y pérdida masiva de sangre por las perforaciones en el corazón.

Para terminar y por si no hubiera bastado con esos daños al cuerpo del pobre hombre, el impacto lo proyecto hacia la pared detrás de él donde unos picos perforaron el cráneo y abdomen además de sus otras extremidades. La ironía de las cosas es que el había ordenado poner esos picos en ese punto estratégico por que le gustaban como se veían.

Mientras el ya de por si muerto hombre yacía en la pared cual mosquito, el chico que había reducido su velocidad por el choque, caía sobre los desmembrados cuerpos, los daños en el fueron de unas cuantas costillas rotas pero no desprendidas de la caja torácica, un brazo y una pierna fracturadas ambas en no menos de veinte partes y algunas laceraciones menores que no ponían en riesgo su vida.

No queda más que decir, excepto patético, la pelea entre el malvado y el héroe fue patética, la muerte del hombre fue patética, la entrada triunfal del héroe fue patética, todo no es más que una amalgama de cosas patéticas.

Pero así es como son las cosas, no voy a mentir y como dicen coloquialmente “ponerle mucha salsa a los tacos” (si no lo entienden, googleenlo), después de que los tres chicos que se habían salvado procesaron toda el anormal e irrazonable suceso que se presentó frente a ellos mientras aún estaban en el suelo muertos de miedo, observaron al hombre ensartado en la pared tal cual adorno extravagante.

Miraron lo raro de la habitación, de un uniforme color rojo sangre con decoraciones de tortura en cada lugar de esta, con miembros y viseras por aquí y por allá, el hombre ensartado en la pared no desentonaba en absoluto.

Rob por su parte estaba sobre los cuerpos desmembrados, sufriendo dolor cada vez que su pecho se inflaba y desinflaba por su respiración, los chicos se acercaron un poco a él, una vez que quedo claro que el hombre ensartado en la pares no se iba a mover.

Su caminar era lento y cauteloso evaluando a cada momento si el chico representaba una amenaza o no, mientras tanto Rob sufría dolor por sus heridas, si no era atendido rápido iba a morir, no porque sus heridas eran graves si no por pérdida de sangre de sus brazo y pierna.

- ¡Ayuda! ¡Alguien Ayúdeme! ¡Necesito un Doctor! ¡Ayuda! – Logro decir con dificultad.

Los inútiles chicos por su parte lo miraron unos segundos, no entendían en absoluto lo que él decía, ni siquiera hablaban el mismo idioma, por lo que… ¡mala suerte Rob!... el no había tenido en absoluto un buen día, ni siquiera un día decente, la forma de definirlo era ¡estas jodido Rob!
Pero como es el protagonista y los protagonistas pueden morir y menos en el inicio de su historia… ¡malditos escritores y sus leyes irrompibles!... una misteriosa y conveniente hada llego al lugar y le concedió a Rob la cualidad de hablar y entender todos los idiomas y telequinesis.

-¿Por qué dos poderes? – se preguntaran, pues si le van a entregar dones a alguien, no está mejor que te lo entreguen doble y también los dones…

¿Qué? ¿No me digan que piensan que estoy bromeando? ¡Estoy hablando en serio!, un hada está enfrente de Rob y le está diciendo que le dará los dos dones por matar al hombre que vestía el traje de cuero traumáticamente ajustado.


¿Qué? ¿Aún no me creen?, ¡pero si digo la verdad!, si no les gusta entonces mírenlo por ustedes mismos… ¿Ahora me creen?, pues entonces quédense callados y déjenme narrar.

..............................................................................

En esta parte de la narración, el chico se negó rotundamente a narrar mas y se fue a su casa, por el momento estoy convenciéndolo de que vuelva, pero me esta cobrando la factura del Psicólogo, para superar su trauma con el Traje de Piel Ajustado.

Tratare de traerlo para el próximo Bonus Track.
Compartir en Google Plus

Acerca de Filias Itoster

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario