World Of Despair Capitulo 2"Regreso a casa."

Perdón por no haber subido capitulo antes pero me he encontrado muy ocupado últimamente, espero que les sea de su agrado este capitulo y me ayuden a mejorar en los comentarios se despide Baxi.






Uno de los integrantes del escuadrón ayudo a Shimada a levantarse, después de haber sido lastimado de esa manera, lentamente caminando con el apoyo de su compañero, Shimada se acercó al lugar donde estaba tirado ese soldado misterioso, sorprendido al  verlo, no era alguien que había visto antes, inmediatamente encendió su comunicador y hablo con el teniente Yano.
-Señor, encontramos la fuente de la señal, provenía de un dispositivo de comunicación de alto alcancé, pero no era nuesto-dijo Shimada.
-¿Cómo que no era nuestro?-pregunto el teniente Yano
-¡Yo tampoco sé, no era de nuestra gente! Pero eso no lo es todo hay uno vivo, es un humano, pero su traje es muy diferente al nuestro, en este momento se encuentra inconsciente ¿qué hacemos con él?
-Tráiganlo, puede que nos sea de ayuda.
-Esta bien.
El comunicador se apaga y en cuestión de segundos vuelve a recibir una señal.
-Informamos a todos los escuadrones que vuelvan al punto de extracción para volver a casa.-Dijo la teniente Yano.
Shimada le ordeno a su escuadrón irse inmediatamente de ese lugar, encerrado a ese extraño soldado en una capsula contenedora para ölgön.
Shimada tomo las insignias dentro de los resto de Kanzaki, desprendiéndose lentamente de sus entrañas, con lágrimas en sus ojos las guardo en su equipo y se alejó de ese lugar en el cual se encontraba su compañero muerto.
Prepararon su equipo y se fueron de ahí corriendo velozmente por la nieve dejando atrás esa ciudad abandonada, llegando en cuestión de minutos al punto de extracción, Kana mirando a su alrededor a todos los escuadrones que habían arribado, el teniente Yano llamo a el escuadrón 104 y reviso cautelosamente el interior de la capsula, observando a un humano dormir en ella.
Se alejó del lugar y encendió su comunicador haciendo que todos los que estuvieses presentes escucharan.
-El “ascensor” ya está ascendiendo, en pocos minutos podremos regresar a casa y la misión habrá terminado, no bajen la guardia, cualquier cosa podría pasar.
El ambiente se encontraba tenso, el viento soplaba fuertemente y todos estaban muy nerviosos, poco a poco se podía escuchar el sonido de los engranajes haciéndose mas fuerte, no querían estar más tiempo en ese lugar, al escuchar el “ascensor” llegar todos se sintieron aliviados, los escuadrones fueron abordándolo y al estar todos ahí adentro, un soldado muy mal herido corría desesperadamente por entrar, las puertas se iban cerrando y aun trataba de lograrlo, la mayoría de los soldados gritaban desmesuradamente por ayudarlo, Shimada activo toda su fuerza en las piernas y salió del “ascensor” en cuestión de segundos, tomando al soldado herido en su espalda y volviendo a entrar rápidamente, la puerta se cerró y todos abrieron espacio para dejar al soldado en el piso para que un médico lo revisara, el soldado guardo su traje respiraba  rápida e irregularmente mientras salía vapor por su boca, la mayoría de su cuerpo estaba cubierto de sangre y mordidas, trataron de parar la hemorragia que presentaba en su abdomen y brazo izquierdo, aquel soldado trato de levantarse y mira fijamente a Shimada.
-Por… favor… no…me…dejes…morir.-dijo lentamente mientras que de su boca salía sangre.
Dejando caer su cabeza fuertemente al piso, sus ojos se tornaron de color blanco e inmediatamente dejo de respirar, el teniente Yano trataba de abrirse paso junto a la capitana Saeko.
Shimada al ver a ese pobre soldado muerto en el piso recordó a Kanzaki y volteo la mirada, cuando la mano del soldado apretó fuertemente el tobillo de Shimada, el sorprendido se alejo bruscamente de ese lugar apartando a varios soldados atrás de el, cayendo en el piso, pudo ver como el soldado muerto tenían los ojos de  un color rojo y la mayoría de sus venas estaban de un color negro, abalanzándose sobre Shimada tratando de morderlo, el teniente Yano aparto fuertemente al soldado y atravesando fuertemente su corazón, dejando caer una gran cantidad de sangre en todo el lugar, la mayoría que estaban alrededor quedaron aterrorizados por lo que acababan de ver.
-Eso pasa cuando son mordidos por esas cosas, pierden toda su humanidad y se vuelven uno de ellos-Exclamo el teniente Yano.
Mientras descendían nadie se inmuto a decir ni una sola palabra, solo el sonido al bajar y el del viento que cada vez se hacía más débil, el cansancio el hambre y el trauma de ver a sus compañeros morir, habían dejado a todos quebrantados.
El “ascensor” toco el fondo, las puertas se abrieron y todas los escuadrones comenzaron a bajar, el escuadrón de Shimada fue llevado a una zona aparte para verificar quien era el que estaba adentro de la capsula, mientras se dirigían escucharon el sonido de una bocina que anunciaba que el pelotón numero 105 había sido eliminado en su totalidad, a excepción del soldado Kusano Fuyumi.
Shimada junto a Kana y el resto caminaron por un gran corredor de color blanco llegando al final en el cual solo había una puerta negra, el teniente Yano puso su mano en un detector y esta se abrió automáticamente, al entrar la parte del fondo estaba cubierta por una gran cortina negra, el Teniente Yano les ordeno que dejaran la capsula en una mesa que se encontraba en la parte izquierda, dejándolo ahí Shimada quiso ir a ver que había detrás de esa cortina pero la capitana Saeko lo detuvo y le indico que era una zona restringida solo para personal calificado.  
-Muy bien, según lo que dice aquí, lo encontraron mientras peleaban contra una pequeña cantidad de ölümsüzler había sangre por todas partes y el apareció de la nada para salvarlos.-Dijo el teniente Yano mientras miraba unas hojas.
-Sí señor es como indica ahí.-dijo Shimada.
-Muy bien entonces dispongámonos a revisar quien es el que está ahí adentro.-Dijo la capitana Saeko.
La capitana Saeko y el teniente Yano se acercaron y abrieron la capsula, sacando aquel joven de ella, lo dejaron en una camilla que estaba al lado y empezaron a inspeccionarlo, con unas tijeras removieron la camisa de color abanó que tenía puesta viendo una gran herida que había sido hecha recientemente atravesando su pecho en la zona en la cual se encontraba el corazón, la capitana con cuidado acerco su mano al cuello del soldado tratando de tomar un collar que tenia puesto, al hacer esto, aquel soldado despertó abruptamente de su sueño y tomando fuertemente la muñeca de la capitana Saeko, ella se quedó sin hacer nada, el se quedó mirándola furiosamente mientras lentamente volvía a quedar inconsciente, la capitana Saeko no lo pensó dos veces  y le echó un vistazo al collar que llevaba puesto pero para su sorpresa no pudo entender nada ya que esta tenía un grabado bastante raro nunca antes visto.
El teniente Yano llamo a un equipo de médicos para que revisaran de manera adecuada al soldado.
Todos los que estaban ahí reunidos se les dijo que no podían decir nada de lo ocurrido, antes de irse de aquella habitación, el equipo médico entro y empezó con la revisión, retirando a todos los presentes que estaban.


-¿Qué paso? ¿Quién soy? Me siento muy extraño…

Me levante en un lugar en el cual nunca había estado, en una camilla y tenia una gran cicatriz en mi pecho, no podía recordar nada, pero en mi mente lo única que quedo grabado era la voz de una chica gritando Ayato una y otra vez desesperadamente.
Compartir en Google Plus

Acerca de David Espinosa

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios:

  1. Solo algo podrias separar los parrafos con un Enter porfavor y esta buena :)

    ResponderEliminar