Okane o subete sekai e chikara 6 - Benefactor



Capítulo 6
Benefactor

Galia es una ciudad situada en el descanso de una montaña del mismo nombre, debido a esto, el Sol no la cubre de inmediato, al parecer el amanecer en Galia es apenas tres horas antes del mediodía, es decir, que aquí amanece alrededor de las nueve de la mañana, debido a que antes de eso, el Sol se encuentra por debajo del nivel de la ciudad, por la misma razón, anochece antes. Si la zona más alta de la montaña no se encontrara al norte, los días en Galia serían incluso más cortos y los cultivos y vida silvestre que les permiten ser autosuficientes serían escasos.
En este momento, me encuentro en el punto más al norte de la ciudad, la Academia AS de Galia, concretamente en la biblioteca. Desde mi segundo día en este mundo, he pasado las tres horas de cada mañana en este lugar, no solo por la valiosa información que pudiera adquirir, que ha probado ser mucha, aunque como supuse, nada de valor crítico, como lo que obtuve del cantinero, pero si ayuda a llenar varios huecos en mi "sentido común".
Debido a los días más cortos de Galia, la gente de la ciudad rara vez desayuna, por lo que aquí lo habitual son dos comidas al día. El consumo en luz artificial es bastante, alrededor de 1/3 más que en otros lugares, la misma está repartida entre velas y lámparas iluminadas con una solución fotosintética que preparan en un laboratorio de la academia. Al parecer la misma academia es el mayor consumidor, debido a que gran parte de la misma se encuentra dentro de una caverna de la montaña, deben usar iluminación artificial las veinticuatro horas.
Es gracioso, ya que al parecer el material principal para hacer esa solución luminosa, es el cobre, del que están hechas las monedas de menor denominación, por lo que literalmente están quemando dinero para hacer luz. El dinero que cobran por entrar es para mantener las luces del exterior, y el costo extra para la biblioteca es para la iluminación de la misma, que debe mantenerse encendida si se quiere leer... Ahora entiendo, después de todo, el precio me parecía muy bajo como para ser considerado "costo de admisión".
Bueno, dejando de lado lo que aprendí sobre la ciudad y la academia, tengo una razón más grande para venir a la biblioteca a diario... ¡Ah! ahí está. Se trata del joven Zera, que conocí el día que visité la academia por primera vez. Tal como supuse, siempre pasa por el pasillo de la biblioteca de camino a la parte interior de la academia, y siempre desvía la mirada para verme.
El día que lo conocí, le dije que era un viajero que buscaba la verdad y visitaba las academias AS para leer sus libros, hubo más de una razón para eso. Primeramente crearme la imagen de un entusiasta de la ciencia y el conocimiento, además de alguien interesado en las academias en general. Segundo; el venir aquí no solo sustenta mi postura, sino que le hace posible localizarme cuando lo necesite, y esa es la clave.
El día del equinoccio, fragüé una pequeña treta para darme a conocer como un potencial benefactor de la academia. El plan fue simple, pero no tengo dudas que fue efectivo, entre los guardias, se me vio al menos dos veces "regalando" monedas de plata, sin ganancia aparente, lo que añade a mi imagen de entusiasta de la academia una fuerte cantidad de dinero, claro que no tienen ni idea que tanto. Además, sin duda el cantinero pudo haber dicho en alguno de estos días, cuanto gasté en información... no es como si pudieran saber mis intenciones, por lo que solo pueden deducir que es por simple curiosidad, sumando a mi imagen de buscador de conocimiento, es poco probable que piensen que causé el incidente.
Todas mis acciones persiguen un mismo fin. Si quiero que las cosas salgan a mi manera, deben ser ellos los que me pidan ayuda, solo entonces me ofreceré a financiarlos. Hay varias razones, una de ellas es evitar que se ponga en duda mi lugar de procedencia. Si soy un viajero que visita academias en todo el mundo, sería raro que me ofrezca a financiar precisamente esta, por otro lado, si ellos me piden hacerlo, y lo hacen de una manera convincente, puedo acceder a hacerlo, siempre que se cumplan mis condiciones, entre  ellas el anonimato.
Las condiciones no pueden ser más favorables. En circunstancias normales, aunque me preguntaran si deseo dar mi apoyo a la academia, ni ellos tendrían una verdadera necesidad, ni yo una creíble excusa para aceptar su pedido. Pero en el caso de que la academia necesitara a toda costa del financiamiento, no solo se encontrarían en una posición desesperada, sino que yo tendría una buena excusa para prestar mi ayuda, ya que un entusiasta adinerado no dejaría a la academia sola en una situación tan delicada.
La llave de mi éxito, es justamente ese joven que me observa, el día de inicio de mi plan, me aseguré de verme como alguien confiable, por lo que si el asunto de la financiación surge, es muy posible que él me mencione como un posible benefactor. Aun en el caso de que no lo haga (se ve algo tímido como para tomar tal iniciativa), todavía puede ser usado como intermediario, ya que me encargué de dar una imagen de mutua confianza en presencia de los demás académicos.
Oh! Hablando de él, al parecer ese otro sujeto que estaba el día de la discusión lo busca, puede que las cosas avancen más rápido de lo pensado. Por ahora seguiré concentrándome en los libros, debo dar la impresión de estar fascinado con lo que leo...


◆◇◆

MMM. ¡Ahí está!
"E-Estoo... s-señor A-Argent..."
Por alguna razón se ve más tímido que la última vez que hablamos, está usando la bata cerrada... Ahora que miro bien, puedo ver sus piernas, ¿está usando pantalones cortos?
No quiero lastimar su hombría, pero tiene piernas de mujer, si no fuera suficiente con lo bajito y escuálido que es, sus piernas se ven tan frágiles, si es solo por apariencia, podrían romperse como el cristal, aunque no soy quien para juzgar la debilidad de los demás... Mis estadísticas son abismales... Mejor ignoro ese pensamiento.
"¿Sucede algo Zera?"
"L-Lo recordaste... digo, ha-hay algo que m-me gustaría hablarle, señor Argent."
"Solo Argent está bien, no me digas señor, no es como si estuviera casado y personalmente no me siento tan viejo..."
"¿E-Es soltero entonces?... digo, entendido, Argent, me gustaría...esto..."
Esto podría llevar un tiempo, debo hacer algo para avanzar la conversación sin parecer que lo presiono, veamos...
"Zera, si un académico como tu abandona su ocupado itinerario para verme, debe haber un motivo importante, si hay algún problema, me gustaría ser de ayuda, ¿ya lo había dicho verdad?"
"O-ocupado itinerario... bueno, no es como si... digo, hay algo muy importante, la verdad es..."
Tal como la primera vez que nos vimos, busca en mi por una respuesta y le devuelvo una mirada confiada e inclino la cabeza como señal de afirmación. Zera observa su mano y cierra con fuerza su puño derecho, habiendo juntado la determinación necesaria, prosigue.
"La academia está en peligro de cerrar, y creemos que Argent puede salvarla, salvarnos."
"Entiendo, puedo ver que el asunto es serio, dime Zera, ¿es posible que vea a la persona a cargo de la academia, el director quizá?"
"¡Sí! él mismo desea pedir la ayuda de Argent también, no habrá problemas".
"Bien ¿puedes llevarme con él ahora mismo?"
"¡Entendido! p-por aquí, sígueme."
De esta forma nos dirigimos al despacho del director, en ese lugar, él y el sujeto que fue a buscar a Zera más temprano nos esperaban, parecían algo aliviados al vernos llegar... Señor Director, las negociaciones aún no empiezan y ya es como un libro abierto para mí. Esta es una lectura que disfrutare más que las de los últimos días.
"Bienvenido señor Argent, es un gusto conocerlo en persona, Zera me ha hablado mucho de usted, soy Garen, director de esta academia."
Esa es una mentira, es obvio que Zera no es la fuente de su información sobre mí, por lo que veo quien dio el primer paso fue usted mismo, señor director.
"Un placer conocerlo a usted también, al parecer no necesito presentarme. Vayamos al grano, Zera me dijo que la academia se encuentra en problemas, me gustaría oír los detalles."
Luego de tomar asiento, el director explica la situación. Es más de lo que esperé, cuan oportuno puedo ser, la conquista de Galatea es una bendición, si juego bien mis cartas, puedo monopolizar la academia.
"Como verá, no podremos continuar funcionando mucho más, al ritmo que van las cosas, cerraremos antes de terminar la estación."
"Ya veo. Cuando Zera fue a buscarme a la biblioteca, sabía que el problema era serio, pero no imaginé que tanto. Muy bien, es posible brindarles mi ayuda"
"¿D-De verdad? Si es Argent, estaba segura que podría ayudarnos."
"¡Eso es genial!.La academia podrá seguir funcionando, debemos decidir qué investigación continuará..."
"No... Todos los proyectos de investigación seguirán funcionando."
""¿¡QUÉ!?""
"A-Argent, tal vez no sepa esto, pero la financiación de los proyectos es realmente costosa, normalmente solo un país puede financiar más de uno a la vez."
"Zera tiene razón, no queremos abusar de su amabilidad, puedo darme cuenta de que usted no es una persona ordinaria, seguramente sea el hombre más acaudalado en Galia en estos momentos, pero..."
"No solo planeo mantener funcionando todas las investigaciones, sino que pienso proponer mis propios proyectos, por supuesto todo será financiado por mí."
Todos en la sala quedan en silencio, el director con su perspicacia, busca en mi expresión alguna señal, pero solo consigue ver la confianza tras mis palabras.
"Habla en serio... ¿de verdad puede hacer eso?"
"Así es, pero tengo algunas condiciones. Ya que aquellos que los habían apoyado los abandonaron, deseo convertirme en el único benefactor de la academia, ya que personas tan poco confiables no son adecuadas para compartir la posición."
"... No quería sobrepasarme, pero no puedo evitarlo... ¿Quién es usted realmente?"
"Un entusiasta de la ciencia y el conocimiento."
"...Eso no es a lo que me refiero."
"Lo se... Zera, ¿confías en las personas de la academia? ¿En estás personas?"
"¿¡Q-Quién YO!?"
"Si dices que confías en ellos, creeré en tu criterio (ya que no te creo capaz de engañarme)"
"... Sí, El director Garen, el jefe de investigación Johan, Jal, Berta, todos son académicos que han dedicado su vida al descubrimiento, a la verdad ¡Son todos personas admirables!"
"Muy bien, como muestra de confianza, les diré quien soy en verdad. Mi nombre es Argent Makoto."
"U-Un nombre de familia... un noble..."
"Un noble... entiendo."
Todos se sorprenden al escuchar mis palabras, y a la vez parecen aceptarlo con cierta facilidad. Si alguien que afirma tener tan inmensa cantidad de dinero como para sustentar por si solo toda la academia, dice ser un noble, entonces es creíble.
"Un noble... puede ser posible para un noble, pero... nunca escuché hablar de ese nombre de familia."
"Los de mi linaje preferimos mantener un perfil bajo, yo mismo soy un ejemplo, después de todo me gusta viajar y visitar las academias, si se supiera que soy un noble se armaría revuelo allá donde fuera."
"E-Es verdad, pero un noble que viaja de incógnito... esa familia, es posible que la cabeza de familia..."
"Soy yo. Yo soy el cabeza de familia de mi linaje, y poseedor de todo el poder en la toma de decisiones, así como en el uso de la fortuna de la familia."
"Increíble... cuan afortunados podemos ser, para que un noble como usted visite Galia en nuestra hora de necesidad."
"Creo que es algo más que suerte. El destino quería que dejara de viajar sin rumbo y tomara parte en la búsqueda de la verdad en un papel activo. Por supuesto, como dije, los de mi linaje preferimos tener un perfil bajo."
"Si, entiendo, nadie fuera de la academia sabrá su secreto, tiene mi palabra."
"Y la mía."
"Y L-La m-mía."
"Confió en ustedes. Pero antes de discutir el futuro de la academia, prefiero borrar toda duda sobre mi persona, así que me gustaría que examinara mi estatus para comprobar mis palabras."
"Yo no podría, no hace falta tal cosa, creo que la situación es más que suficiente..."
"Insisto, además quisiera tomar la oportunidad para ver los artefactos de la academia."
"Entiendo. Si el gran Argent lo solicita, usaremos uno de nuestros artefactos para revisar su estatus, en el proceso, le daremos un tour a la zona restringida de la academia."
"Esa es la actitud, mi sangre hierve de la emoción de ver las maravillas de la academia, reservadas para los académicos."
"Como Director de la academia, sería un honor permitirle a nuestro noble y único benefactor, conocer todos los rincones de la academia que ha salvado."
Todo va viento en popa, una vez que abran la cámara del tesoro para mi, seguramente encontraré algo que me permitirá avanzar con más seguridad el camino a la cima. Cuando observen mi estatus eliminaré además cualquier sospecha sobre mí, ya que según la información que tengo, tener un apellido es la prueba irrefutable de nobleza en este mundo.
Desde este día, me convertí en el único benefactor de la Academia AS de Galia.


Compartir en Google Plus

Acerca de Keitaro Sempai

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

3 comentarios:

  1. LOL se va a comprar a este paso todo el mundo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "¡Y una mierda! ¡Compraré el puto mundo!"

      Eliminar
    2. Jajajaja. Me encanta esta novela demasiado, por favor subela mas a menudo, me mata tener que esperar tanto tiempo entre capitulos

      Eliminar