Okane o subete sekai e chikara 7 - Joven misterioso I



Capítulo 7
 Joven misterioso I


La Paz es una ilusión, un arcoíris que se forma entre la luz y la tormenta, fui un necio en no darme cuenta, fue necesario un grito, un grito de atención para comprenderlo... Cuando llegué a la colina Este, escuché el grito que hará eco en mi mente por el resto de mis días...


◆◇◆


En un día como cualquier otro, me levanté antes de la salida del Sol, lavé mi rostro y realicé mis ejercicios matutinos, luego me coloque cuidadosamente mi armadura ligera y partí hacia el puesto de vigilancia. Soy un guardia de la ciudad, por el camino la gente me saluda al verme pasar, me guardan respeto, me aprecian por mi trabajo y algunos niños hasta me admiran. Cuando paso por la casa del panadero, su hijo menor siempre me saluda y balancea su espada de madera de arriba a abajo, cosa que me conmueve cada vez.
Hace dos años, la hija mayor del panadero, hermana del niño, fue sorprendida por un lobo salvaje -al parecer expulsado de su manada- que se encontraba deambulando hambriento, afortunadamente pude llegar a tiempo para salvarla, desde entonces su hermanito decidió tomarme como su modelo a seguir '¡Un día seré un guardia de la ciudad y protegeré a mi hermana y a todos!'. Siento que un día vendrá a mí para que lo entrene. Espero ansioso ese día.
Al aproximarme a mi puesto veo que dos de mis subordinados hablan sobre algo, uno de ellos algo confundido se me acerca al verme llegar.
"¡Capitán! Hablábamos justamente de usted, esperábamos que llegara en este momento, hay algo que debe ver."
Inclino mi cabeza en señal de aprobación y comenzamos a caminar hacia la caseta de madera que sirve como puesto de guardia, claro, también hay algunas torretas con arqueros a poca distancia de aquí, pero esta es la base de la entrada sur de la ciudad.
Al llegar a la puerta, un hombre vistiendo ropas ligeras y algunas piezas de cuero por encima como defensa, con una daga en la cintura y un arco y flechas a sus espaldas voltea a verme. Es uno de los cazadores que le gusta cazar cerca de aquí, probablemente sea quien realizó el hallazgo que causa toda esta conmoción.
"¿De qué se trata? ¿Algún animal peligroso rondando el área?"
"No, aunque no sé si sea peligroso, no es un animal."
"El cazador dice haber encontrado a un joven inconsciente al sur de aquí, cuando llegó cargándolo, decidimos que se quedara en la caseta hasta que usted llegara."
"¿Un joven?"
"Aun no recobra el conocimiento, por ahora se encuentra en cama durmiendo, no parece estar herido... llevaba esto consigo."
Mi subordinado más leal, Andreu, me entrega una espada enfundada.
En todos mis años como aventurero o como guardia de la ciudad, nunca había visto semejante arma, poseyendo un brillo propio de gemas preciosas, el filo de un metal que no soy capaz de reconocer es increíble, si la dejara caer al suelo, probablemente lo atravesaría con su propio peso y permanecería clavada ahí. Como espadachín, siento al verla que es como la cristalización de un sueño infantil, un objeto salido de las más salvajes fantasías, incluso la funda es deslumbrante, una maravillosa obra de arte hecha de escamas rojas que jamás soñé.
¿Qué clase de persona portaría un arma salida de las fantasías de los espadachines?
Sin perder tiempo en hablar, entro a la caseta para verlo con mis propios ojos. Tendido en la cama había un chico, tan joven como para llamarlo mocoso, de cabello castaño, con una bandana y por encima de su ropa azul, una pieza de armadura tan brillante que avergonzaría la vajilla de plata que una vez vi en casa del alcalde. Aun así, lo que más llama mi atención de su atuendo, son sus zapatos blancos con un emblema grabado, ¿Un tigre quizá? ¿Significa algo?
"Este... ¿puedo irme ahora? prefiero no involucrarme más de lo necesario."
"Puedes irte, ya cumpliste con tu deber al traerlo aquí, los hombres de la guardia nos haremos cargo desde aquí."
"Se lo encargo."
No hay motivo para retener al cazador más tiempo. Cualquier pregunta que pudiera hacerle probablemente ya fue hecha por Andreu o algún otro, todos son muy competentes.
"¿Ya intentaron despertarlo?"
"Como dije antes, pensamos que era mejor esperarte antes de tomar alguna acción."
"Bien. No parece herido, supongo que no habrá problemas en despertarlo".
Dicho esto Andreu se acerca a la cama y sujetando al chico del hombro le da una sacudida.
"¡Oe! ¡Despierta!"
"Mm. *****."
El chico abre los ojos y habla en una lengua que desconozco, esto podría ser un problema.
"******."
"Oye tranquilo, no te haremos daño." dice Andreu al ver que el chico luce alterado, sin perder tiempo lo suelta y con sus manos descubiertas al frente, trata de calmarlo.
"Parece haber entendido, aunque no estoy seguro de si fue por tus palabras o por tu gesto."
"*****."
"Mi nombre es Rad, soy el capitán de la guardia asignada al sur de esta ciudad. En este momento estás en nuestro puesto de vigilancia."
"*****."
El chico inclina la cabeza hacia un lado y muestra una expresión de confusión... definitivamente no entiende lo que decimos. Definitivamente un problema.
"Andreu ¿puedes ir a la alcaldía y traer aquí a un intérprete? De preferencia el que habla las lenguas al oeste de Parshel."
"Entendido."
"Bien, entre tanto tratare de comunicarme con él y averiguar lo que pueda."
Fijando mi mirada en el joven, tomo una silla y me siento cerca de la cama.
"Espero que no te moleste, pero me gustaría revisar tu estatus."
Extiendo la mano con el guante de inspección, el joven piensa un momento, parece comprender lo que intento y me da la mano, ahora puedo ver su estatus y obtener alguna información...

 <<Stormrider Ryuuji  - Humano 1>>

U-Un noble... este chico tiene un nombre de familia...
Esto es ahora grave. Un noble extranjero, con esa ropa y esa espada de ensueño...
Ahora está claro, se trata de un noble extranjero, la cuestión es ¿cómo debo proceder?
¿Debería dejar que la alcaldía se encargue? Pudo haber sido mejor idea llevarlo en vez de pedirle a Andreu ir a traer al intérprete.


◆◇◆


Ni el intérprete que trajo Andreu ni ningún otro de la ciudad fue capaz de hablar con el chico. No me equivocaba, jamás había escuchado su lengua antes.
Discutiendo con la alcaldía se decidió solicitar ayuda al sabio director de la Academia AS de Galia. Mientras esperamos por su respuesta, se decidió que el joven permaneciera en la habitación de invitados del alcalde.
Para evitar tentaciones, le hice entrega de su espada antes de despedirme, aunque no se veía muy convencido, inclinó su cabeza con fuerza y me mostró una mirada fuerte. Aunque solo sea nivel 1, el chico también es un espadachín. Aunque tratándose de un noble, puede que haya pagado a algún experto espadachín o a varios para que le ayudaran a convertirse en uno, su mirada me muestra lo contrario.
Todas las mañanas en mi camino a mi puesto, el chico se me une cuando paso por su residencia y me acompaña hasta las puertas de la ciudad. A diario juega con el niño de la panadería por las mañanas, aunque no puedan hablarse, comparten la pasión por las espadas, cada vez que le muestra su espada, los ojos del pequeño brillan como estrellas. Honestamente mis ojos también se alumbran al ver esa maravilla, creo que también soy un niño apasionado todavía.
Así pasaron los días en nuestra pacifica ciudad.


◆◇◆


"¡CAPITÁN!"
De repente uno de mis hombres llega corriendo desde fuera de la ciudad, se ve muy alterado.
"Tranquilízate y dime qué ocurre."
"Salí a revisar el sitio donde fue encontrado el joven misterioso por ordenes de Andreu. Desde ahí escuché un sonido extraño y subí la colina para revisar... Un contingente armado viene desde el sur, parecen ser de Iren."
"¿Cuántos?"
"No lo sé, pero por lo que vi, probablemente sean unos 3.000 soldados."
"Mm. Tal vez marchan hacia la frontera de Jagheb, después de todo hace unos meses se desató la guerra y comenzaron las hostilidades entre ambos países. Comunica al alcalde y asegúrate de pasar la voz sobre su llegada a todos. Que preparen comida, agua y alojamiento, los oficiales probablemente quieran aprovechar la oportunidad de dormir en camas."
"¿E-Es ese el procedimiento?"
"Bueno, ahora que recuerdo tu viniste a la ciudad hace solo cuatro años. Desde hace ya 200 años que las tropas de diversos ejércitos usan esta ciudad como punto de descanso, ya que tenemos una postura neutral hacia todos los gobiernos de la región y la ciudad no posee nada de ningún valor particular, a todos les somos más útiles como somos ahora. Nuestra ciudad gana mucho de los comerciantes que vienen y van, pero cuando un ejército pasa por aquí causa un gran impulso económico, por lo que debemos prepararnos para recibirlos y vender todo lo que podamos."
"Y-Ya veo. Y ¿Sobre el chico?"
¡¿CÓMO NO LO  NOTE ANTES!?
"Dime ¿qué cascos llevaban los soldados?"
"Emm. Creo que unos con dos cuernos."
¿El general demonio? Ya tuvo dos grandes victorias desde que comenzó la guerra. Los hombres de Iren reciben entrenamiento militar desde jóvenes y son preparados para la guerra toda su vida. Si los comparas con los soldados de otros países, un soldado de Iren vale por tres, si son 3.000, necesitarías unos 10.000 hombres para hacerles frente, ya que sus generales son especialistas, capaces de llevar a su ejército a la victoria aun con desventaja numérica, tener solo 9.000 te llevaría a la derrota.
El general conocido como <<Demonio de Dos Cuernos>> obtuvo la victoria incluso superado 5 a 1. Es un hombre astuto y peligroso, no puedo permitir que se entere del chico.
"Iré a buscarlo, no hay opción, hay que sacarlo de la ciudad."
Al llegar a la alcaldía, mientras los hombres transmiten el mensaje a los ciudadanos, yo explico al alcalde la situación. Estamos de acuerdo en que no es buena idea dejar que el general demonio se encuentre a un noble extranjero en la ciudad, sin duda fijaría sus ojos en la espada que lleva, sin mencionar las preguntas que haría, incluso podría exigir que se lo entreguemos.
Todos en el continente guardamos un gran respeto y aprecio hacia las familias nobles. Pero la gente de Iren es diferente, los únicos nobles que reconocen son los de Iren y las familias de los héroes de la época de la leyenda. No son capaces de ver que todas las familias nobles descienden de héroes, eso es algo que no me gusta de Iren, pero no es como si pudiera objetárselos en su cara.
Decidimos que lo mejor es llevarlo a una ciudad cercana, una que no se encuentre de camino a Jagheb o podrían encontrarlo más adelante. Después de todo lo mejor es llevarlo a Galia, aunque aún no tengamos respuesta del director de la academia, una vez allá tendrá que ayudarnos.
Elegimos a dos hombres para servir de escoltas.
"Chico, nos vamos a Galia. Andreu, tu y yo los acompañaremos hasta la colina este."
"Entendido."
"¿El hermano ya se va?"
Para mi sorpresa, mientras hablábamos el joven misterioso y el hijo del panadero estaban jugando cerca, por lo que nos escucharon.
"Así es, lo llevaremos a ver al sabio que dirige la academia AS de Galia. Es un hombre que está a la par de los miembros élite de la academia de Bombasta, seguramente él conozca su lengua. Es posible que cuando se vuelvan a ver, contemos con su ayuda para hablar con él. Hasta entonces se buen niño y ve a ayudar a tu familia, debe estar ocupada con la panadería ahora que un ejército de Iren nos visita."
"Entiendo, seré bueno y ayudaré con el pan, ¡esperaré con ansias volver a vernos hermanito!"
Y con una sonrisa nos despedimos del niño y de nuestra ciudad de Galatea.


Compartir en Google Plus

Acerca de Keitaro Sempai

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

3 comentarios:

  1. Este capitulo no me lo esperaba como hasta la semana que viene jajajaja. Buen capítulo

    ResponderEliminar
  2. Veinte dias y todavia no hay capítulos nuevos, snif snif

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que deje dicho en FB pero la editora que trabaja conmigo sufrió un accidente por lo que no podía hacer nada. Tengo entendido que esta mejor y dice que esta semana volverá a la acción.

      Eliminar