NOX VOLUMEN 3 CAPITULO 4


HOLA ESTIMADOS LECTORES, AQUÍ LES TRAIGO UN CAPITULO MAS DE ESTA NOVELA. ESPERO LES GUSTE.







CAPITULO 4




La habitación del guardián era inmensa e irregular, en toda la extensión de sus paredes se podían observar los agujeros de grandes cuevas, un conteo rápido reveló más de cien. A unos metros del grupo de Jean, observaron a los bandidos en una formación en círculo. Alrededor de ellos se erigía una potente barrera que mantenía a tres inmensas aves de metal, del color del bronce, que les lanzaban picotazos.



-Hay que tener mucho cuidado, el hecho que la puerta no se halla cerrado todavía implica que el verdadero guardián no ha aparecido, esas aves deben ser sus sirvientes-.



Jean les recordó la situación a sus aliados.



-Entendido-.



-Primero usemos ataques de larga distancia, no maten a esas aves a menos que sea absolutamente necesario-.



Leil Rewn dio sus instrucciones y una lluvia de ataques mágicos cayó encima de los bandidos. Afortunadamente para ellos, su barrera resistió el primera ataque.



-¡Malditos! ¡Así que al final si tuvieron el valor para entrar!-.



Uno de los enemigos comenzó a insultarles.



Las aves de metal al ver al nuevo grupo de presas decidieron que era más fácil ir tras ellos que intentar romper la barrera mágica.



Jean creó un arco de fuego y bombardeo a las aves derribando una, que emitió un graznido agonizante antes de sucumbir pero otra ave atravesó sus defensas.



-“Madre tierra, por favor permite que tus raíces invadan este lugar. Protege a tu fiel sirviente y destruye a sus enemigos”-.



La profesora elfo lanzó un conjuro, de la tierra raíces de color negro llenas de espinos surigieron y envolvieron al ave de metal antes de que esta pudiera alcanzar a los caballeros.




Los caballeros continuaron enfocando todo su poder de fuego contra los bandidos.



La tercer ave al ver  a sus compañeros ser asesinados, empezó a graznar con gran fuerza sin parar.



En ese instante una luz tenue envolvió al líder enemigo y desapareció.



-¡Que pasa! ¡¿Por qué solo el jefe fue transportado?!-.



-¡¿Acaso nos engañó?!-.



-¡No puede ser! ¡Probablemente nosotros también seres teletransportados fuera de aquí en unos instantes!-.



Los restantes bandidos entraron en un estado de shock. Viendo esta escena Jean comenzó a reírse a carcajadas.



-¡Es obvio que fueron abandonados! ¡Conjurar un círculo mágico para todos ustedes lleva mucho tiempo! ¡Su jefe solo los usó para que en este corto lapso pudiera salvar su vida!-.



La voz del joven se sobrepuso a los graznidos del ave de bronce.



-Rewn, creo que deberíamos salir de la habitación inmediatamente. No creo que esos hombres que fueron descartados tan fácilmente por su jefe tengan información útil para  este caso-.



La profesora Seyd compartió su opinión, mientras observaba los alrededores. Lentamente de todas las cuevas se empezaron a asomar una gran cantidad de aves idénticas a las que habían asesinado.



-Tienes razón Seyd. ¡Retirada! ¡Salgamos inmediatamente!-.



Todos empezaron a correr en dirección a la puerta incluyendo a los bandidos. Era mejor ser atrapados por los caballeros que morir descuartizados por esas inmensas aves.



Sin embargo la tercera ave de bronce dejó de graznar y se dirigió hacia la entrada bloqueándola. Jean la contraatacó con flechas de fuego, pero no podía usar todo su poder, ya que todos se encontraban huyendo en la misma dirección.



Aturdida por los ataques de fuego, tres caballeros lograron pasar y salir de la habitación. Las demás aves, acudieron ayudar a su compañera y terminaron por cortar la vía de escape, atrás de ellas, las inmensa puertas se cerraron como si tuvieran vida propia. Eso marcó el inicio de una terrible batalla.



Los primeros en ser asesinados fueron los bandidos, no por los monstruos sino por la mano de Jean que sin perder tiempo ni inmutarse, aprovechando que su atención se encontraba centrada en las inmensas aves, plantó una flecha en sus cuerpos. Sus rostros mostraron incredulidad y sorpresa antes de caer al suelo y perder la conciencia para siempre.




-¡Jean! ¡¿Por qué hiciste eso?!-.



Carmil Carm se alarmó ante las inusitadas acciones de su compañero.



-Era peligroso dejarlos vivir, en esta pelea solo añadirían peligro para nosotros. Para activar el círculo de teletransportación debieron haber agotado todas sus fuerzas. En resumen no aportarían nada bueno a nuestra situación pero para salvar sus vidas no dudarían en sacrificar la de nosotros-.



Aunque el presidente del consejo estudiantil entendió las razones de su compañero, aun así esas acciones le parecieron frías e impiadosas.



La líder de los caballeros también visualizó ese posible escenario pero por su formación moral no se hubiese atrevido a tomar tales acciones, ella sabía que Jean decidió mancharse las manos para que nadie más tuviera que hacerlo. En resumen sus acciones fueron las correctas si querían sobrevivir.



Como su líder no dijo nada el caballero restante se quedó en silencio. Por su parte la profesora Seyd ni siquiera se inmutó, los elfos eran conocidos por su forma práctica de ver las cosas.



-Rewn, ¿Tienes algún plan? Yo puedo activar una barrera espiritual para detener el ataque de esas aves pero no sé cuánto soportará-.




-Lo único que podemos hacer ahora es disminuir el número de enemigos mientras permanecemos detrás de tu barrera-.



-Afortunadamente soy un experto en una batalla de desgaste de uno contra miles-.



Jean habló con confidencia al mismo tiempo que tensaba su arco.



-“Señor del Sol y Soberano de todas las artes, te imploro tu ayuda para que la oscuridad no apague la Luz, para que la ignorancia de las bestias no alcance la sabiduría de los seres pensantes, bendice mis flechas para que no erren el corazón de mis enemigos”-.



Una miríada de flechas salieron disparadas de su arco, las aves realizaron maniobras evasivas pero sin importar a donde iban, las flechas les seguían.Con un solo ataque más de una docena de aves cayeron al suelo, con agujeros en todos su cuerpo, la sangre que se derramaba de sus cuerpos era similar al mercurio.



La bella elfo inmediatamente erigió una barrera en forma de domo que cubrió a todos los miembros de su equipo, la energía que la formaba era de un color amarillo brillante.



-Esta barrera es especial los ataques externos no la atravesaran, pero desde el interior podemos contraatacar-.


La profesora Seyd les informó. Carmil Carm sin querer pensar más sobre el asunto de los bandidos asesinados, también puso manos a la obra, creando un arco y flecha de color negro lanzó un conjuro maléfico.



-“La luz del sol siempre te despertó en las mañanas, suavemente, gentilmente acariciaba tu rostro lleno de vida. De los campos pudiste disfrutar el aire puro, pero ahora…pero ahora es una pena que en el lugar en que te encuentras el aire es pútrido y la luz del sol no brilla más. !Inframundo!”-.



Una flecha llena de poder salió disparada de su arco en dirección a una parvada de enemigos. Antes de llegar a su blanco explotó formando una esfera negra de cerca de veinte metros que absorbió todo lo cercano.




Las aves se encolerizaron y continuaron emitiendo sonidos desagradables. Al igual que el grupo de Jean cambiaron sus tácticas de corto alcance a largo alcance. Blandiendo sus alas al unísono arrojaron sus plumas como si fueran proyectiles contra la barrera.



-“Guerreros que yacen en la tierra. Despierten de su sueño, sacúdanse la pereza y prepárense para la batalla. ¡Recuerden que la gloria les aguarda!”-.



Leil Rewn tampoco quería quedarse atrás, después de unos momentos reunió la energía necesaria y activó uno de sus mejores conjuros.



Del suelo aparecieron golems de cerca de tres metros de altura, en total eran doce. Después de formarse completamente soltaron un grito grave y comenzaron a arrojar las rocas cercanas a las aves. Aunque los cuerpos de los golems fueron llenados con una increíble cantidad de plumas, se movían ignorándolas.



El caballero que se quedó atrás no era muy bueno con ataques de larga distancia, pero se las arregló para crear esferas de hielo para contraatacar.



Este ritmo de batalla se prolongó por casi una hora, sin importar cuantas aves mataran seguían apareciendo más y más. El único cambio fue que ahora el color de las aves había cambiado a plateado en vez de bronce.



Continuaron así por quince minutos mas y la situación se tornó en su contra. Aunque sus plumas no podía dañar a los golems, si atacaban directamente con sus cuerpos la historia cambiaba. Las aves levantaron a los golems hasta las alturas y los dejaron caer. Al impactar contra el suelo se fragmentaron en miles de pedazos para nunca más formarse de nuevo.



Todos se encontraban agotados y respirando agitadamente, excepto Jean y Carmil, desgraciadamente la profesora Seyd había llegado a su límite y en un instante la barrera se hizo mas débil, un grupo de plumas la atravesaron dirigiéndose hacia la bella elfo, su rostro mostró temor ante esta situación.



Jean se movió delante de ella y recibió el ataque, al mismo tiempo que activaba una nueva barrera.



-“Escudo de lamentaciones”-.



Una nueva barrera se erigió formada por rostros etéreos de color oscuro, que mostraban dolor y tristeza.



Todos cesaron sus ataques, horrorizados veían esta escena.



El joven de cabello negro se tambaleó de un lado a otro, sus procesos mentales se entorpecieron, su cuerpo comenzó a pesarle. Sin perder tiempo usó su nombre mágico.



-“Ferus Ignis”-.



Su ropa, cabello, cejas, pestañas, ojos y uñas se tornaron de color naranja intenso.



-¿Jean estás bien? Déjame tratar tus heridas-.



La profesora Seyd se encontraba realmente preocupada.


-No será necesario profesora, solo me aturdí un momento pero eso fue debido al veneno-.



-¿Quieres decir que esas plumas tienen veneno?-.



La líder de los caballeros se acercó a Jean.



-Así es, ahora conozco la verdadera identidad de estos monstruos. Son las legendarias aves de Estínfalo. Sus plumas tienen un veneno muy potente. Si una sola de ellas llega a incrustarse en su cuerpo es suficiente para inflingirles una horrible muerte y al igual que el veneno de hidra el antídoto tiene que ser suministrado inmediatamente o de lo contrario no servirá de nada-.



El joven se arrancó las siete plumas que se encontraban en su abdomen y las arrojó al suelo.



-¡En ese caso hay que hacer algo inmediatamente! ¿Alguno conoce magia curativa?-.



-No te preocupes Carmil, afortunadamente ya que me especializo en el elemento fuego al usar mi nombre mágico la temperatura de mi cuerpo se eleva, mientras más fuertes sean mis flamas así la temperatura. Lo que quiero decir es que la estructura del veneno no puede mantenerse integra dentro de mi cuerpo lo que lo vuelve inútil contra mí-.



-Que alivió, por un momento pensé que por mi culpa morirías-.


La profesora Seyd estaba agradecida pero también apenada.



-No soy alguien quién pueda morir, así que no piensa más en eso profesora-.



Con una sonrisa el joven le respondió a su profesora, ella le contestó de igual manera.



Un segundo después Carmil intencionalmente tosió aclarándose la garganta.


-Con esta nueva barrera solo podemos defendernos, ¿Qué haremos ahora?-.



-Tengo un plan, las aves de Estínfalo son débiles ante el sonido. Usaré un conjuro que es perfecto para lidiar con ellas, estoy seguro que la mayoría morirán pero las que no quedarán aturdidas. En ese instante necesito que destruyan a las restantes-.



-Tendrás que salir de esta barrera para realizar ese conjuro. Eso es bastante peligroso deja que te acompañe-.


El caballero subordinado se ofreció para ayudar a Jean.



-No, solo yo soy inmune a su veneno. Por el momento descansen para recuperar sus fuerzas-.



-Aunque seas inmune a su veneno, sus picos y garras pueden desgarrar tu carne-.


 Leil Rewn le recordó lo peligroso de sus oponentes.



-“Amada noche, refugio del asesino y también de los amantes ilícitos, como un hijo de la oscuridad, yo mendigo tus bendiciones. Vísteme con tú enigmática túnica, ocúltame de la Luz”-.



Alrededor del cuerpo de Jean un aura oscura comenzó a reunirse y lentamente se solidificó formando una hermosa armadura gótica, que cubría totalmente el cuerpo del joven no dejando siquiera que se viera un pedazo de su piel.



-De esta forma no hay nada que deba temer, como dije descansen. Estoy seguro que después de derrotar a estas aves, habrá una sorpresa-.



-¿Por qué crees eso?-.



-Porque todos seguimos con vida. Estas aves deben de tener un líder, a él o ella debemos temer. Así que prepárense-.



Todos se pusieron a descansar. Leil Rewn y su subordinado compartieron pociones para recuperar las energías físicas , mágicas y espirituales más rápido. Mientras tanto cuando las aves se percataron de que ya no eran atacadas, descendieron y comenzaron a picotear o a atacar con sus filosas garras el domo de almas.


Media hora pasó antes de que todos hubieran recuperado el aliento.


-Esten atentos a la señal-.


Con esas palabras Jean salió del domo creando una guadaña de fuego y cortando a sus enemigos en pedazos, sangre como mercurio voló por todas partes, las plumas de sus enemigos rebotaban en su armadura. El joven atrajo la atención de las aves lejos del domo, cientos de aves se preparaban para destrozar a su oponente, cuando por fin lo rodearon y se lanzaron en picada el joven hizo su movimiento, las flamas de su cuerpo se tornaron carmesí.


-"Yo soy presagio de muerte, quienes oyen mi voz saben que morirán en agonía, acéptame en tu familia y la seguiré, te prometo que la muerte no los sorprenderá durmiendo, y al final te ofreceré mis lágrimas y dolor, ¡Mortal, no me guardes rencor!"-.



Al finalizar el conjuro Jean emitió un grito desgarrador lleno de tristeza y pesar, que resonó en toda la habitación, las creaturas cercanas que lo escucharon cayeron muertas, sus tímpanos y ojos estallaron. El suelo en cuestión de segundos se llenó de cadáveres. Las aves más afortunadas y alejadas aunque no murieron estaban en uno estado de sopor incapaz de moverse.




La hora para cambiar la situación había llegado. 
Compartir en Google Plus

Acerca de David-A Gato

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios:

  1. Espera... Dice que nox tenia el cabello negro, pero que no las tres L, le dijeron que no lo cambiara del dorado?

    ResponderEliminar