LBDO: del 6 a las notas finales

Hola... Wooh, ¿Estamos enserio haciendo esto?. ¿Acaso no lo viste venir?. Sabes que no tienes tiempo, debes ir a terminar los otros vol, lo sabes. Si lo se, bueno, otro más que rompió el equilibrio, hay que presentarlo. Buen punto... Desde los avernos... Ni lo pienses, muy bien, presentemos la novela como se debe. Ok... ¿Pero algún día me dejarán hacerlo?. No, por el bien del mundo. Con ustedes. LBDO. volumen completo... Inedito.



Imagen con fines... Creo que ya lo saben... Todos los derechos a su respectivo autor.
______________________________________________________________________________________________________


Capítulo 6

Ángel estaba suspirando sin parar, todo el camino habían sido atacados incontables veces en todo el trayecto al pueblo, la razón fue una pequeña discusión que hubo entre Skylar y Katherine, lo que provocó que Skylar los dejará a su cuenta desapareciendo sin dejar rastro alguno, ante esto Katherine quiso tomar el mando del equipo pero se le fue negado por Yuzuriha, en esta ocasión Ángel reaccionó a tiempo antes de que empezara una discusión.
(No puedo creer que este pasando esto… ¿Es alguna prueba? De ser así dudo obtener una buena calificación si el grupo al que debo liderar se destruye a sí mismo) Ángel comenzó a vagar en sus pensamientos.

Regreso al mundo cuando sintió una presencia extraña, al darse cuenta de que habían llegado a su destino en horas en vez de días, en su mente intentaba comprender qué había pasado para que llegaran tan rápido. Luego de no dar con nada lógico adoptó los pensamientos de no volver a buscarla, después de todo siempre le repetían que en esto la lógica era innecesaria, si quieres mantenerte vivo solo debes ignorar todas las leyes que hayas conocido.

-Esto es un gran cambio, ¿Esperamos aquí a Leo?- Preguntó Adrián.

-No lo se, dudo mucho que vaya a venir aquí, posiblemente aquella chica tiene el contacto con él- Dijo Ángel.

-Ahora que lo dices no ha dado señales de que vaya a venir o… Puede que haya muerto- Dijo Adrián.

-No me lo creo, de ser así hubiéramos sentido un terremoto, puede que hayamos visto una tormenta eléctrica o un huracán, si era un caso grave ya todo estuviera cubierto de azufre- Dijo Ángel como si bromeara.

-¿De qué hablan ustedes 2?- Preguntó Katherine.
-Nada importante… No lo creerías de todas formas- Dijo Ángel.

-¿Acaso es una catástrofe andante? ¿Es siquiera posible que alguien haga algo así?- Preguntó Katherine nuevamente.

-Si tiene la energía suficiente si… Hasta yo si me esfuerzo puedo recrear una era glacial- Ángel parecía muy feliz de decir esa palabras.

-¿Acaso son apóstoles? Ustedes no son humanos ¿Verdad?- Preguntó Yuzuriha.

-Somo 100% humanos, te lo puedo asegurar… Por ello es que puedo decir que el potencial del ser humano es algo temible- Dijo Adrián.

Yuzuriha los observa atentamente luego continua hacia el pueblo. Era un poblado normal, sin nada especial que decir, las casas eran monótonas y lo único que le daba vida eran sus habitantes, habían niños jugando felizmente y adultos yendo de aquí allá y algunos iban directamente a los campos de cultivo. Ángel sólo quería ir a algún otro lugar hasta que ve a unos hombres presionando a unos aldeanos, solo puede seguir suspirando y dirigirse a ver qué ocurre y se encontró con la típica situación de extorsión la cual detuvo apenas llegar.

Movió su guadaña y la puso en el cuello del extorsionador y luego observó a su alrededor, al ver las reacciones de los aldeanos que le veían con miedo en sus ojos no sabe si detenerse.

-¿¡Qué crees que haces!? ¡Quita eso de sobre mí maldito idiota!- El hombre extorsionador se enfado.

-Dime, ¿Que es lo que está pasando aquí?- Preguntó Ángel.

-¡Niñato, lárgate de aquí y deja a los adultos hacer su trabajo!- Dijo el hombre.

-¿Niñato? Puede que tenga 100 años más que tu, pero eso no lo sabes… Puede que necesites aprender a respetar a los desconocidos- Dijo Ángel.

-¿Como no? Soy un aventurero rango B ¿Aún quieres enfrentarme? También estoy con él gremio de mercenarios- Dijo el hombre.

-¿Porque me dices todo eso, eres idiota? Rango B… pff como si importara, mercenarios… Creo que no se me acercarán para poder mantenerse vivos- Dijo Ángel.
El hombre no se había inmutado por aún tener la guadaña en su cuello, se estaba preparando un par de cuchillos con diseño persa, Ángel no había titubeado ante eso, el aire se heló en unos instantes pero la temperatura se normaliza después de un instante.

-El no vale la pena, vamonos rapido de este lugar sin causar problemas- Dijo Adrián.

-¿Que pasa, tus amigos deben defenderte?- Dijo el hombre.

Luego de un momento se convirtió en una estatua de hielo, Ángel se terminó yendo del lugar dejando todo tal y como estaba, no había recibido agradecimiento ni nada por el estilo pero no le importaba para nada. Decidieron salir del pueblo y marcharse al siguiente no sin antes intentar contactar a Leo.

(Venga sé que estás ahí, responde de una vez maldición) Intentando contactarlo por telepatía pero se frustra un poco al ser ignorado.

[Estoy en una situación complicada, dirígete a la capital Azais para unirte a una guerra a pequeña escala contra muertos vivientes, se que te encantaría participar en esto] Dijo Leo respondiendo con telepatía.

-¡Porque no lo dijiste antes!- Dijo Ángel.

Así fue como ordenó al equipo para ir a su tan añorada guerra contra <<zombies>> que siempre quiso tener, muy felizmente los dirige a la batalla que toma sección cerca de la capital del imperio. Aún con la felicidad de 2 de los miembros del equipo tanto Yuzuriha como Katherine sienten una extraña sensación al ir a una guerra contra muertos vivientes.
___________________________________________________________________________
El príncipe Rómulo había llegado a la capital del imperio, utilizando una montura de pegaso llegó para participar a la batalla mientras el resto de sus tropas iban en camino a la batalla, una vez se encuentra con su padre se inclina ante este.

-Padre, estoy aquí para unirme a la batalla- Dijo de formalmente.

-Veo que has llegado, pero no eres igual distinto a antes, aun te falta entrenamiento y un largo camino para seguir adelante- Dijo el Emperador.

El ejército ya había partido a la batalla contra el nigromante y su ejército de no muertos. Esto era algo que ensombreció a Rómulo mientras apretaba sus puños, no podía entender ni remotamente que era lo que quería su padre de él, lo cual le provoca muchos problemas a la hora de actuar; Su padre está en una con los consejeros acerca de la batalla que está ocurriendo en las cercanías de Azais.

-Bien, con eso debería ser suficiente para mantener a raya a la horda- Dijo el emperador una vez terminado el consejo.

Rómulo luego de vario intentos logró convencerlo de participar en la batalla; Saliendo del castillo montó al equino alado y fue a reunirse con sus tropas.
___________________________________________________________________________

Ángel no tiene la menor idea de cómo ha llegado hasta el lugar tan rápido, estaba golpeando su cabeza contra el suelo por no entender qué estaba pasando en esa situación tan extraña; Cuando recobro la compostura se lanzó al campo de batalla sin titubear ni un solo momento. Fue una entrada magistral mientras cortaba a los cadáveres con su guadaña sin requerir esfuerzo alguno, la guadaña guiaba sus movimientos y le daba cierto vigor cada vez que la usa.

(¿Todas las armas están malditas?) Se preguntó

Las hordas de zombies lanzan ataque contundentes de tal magnitud que provocaron que su equilibrio se perdiera por un momento; Adrián se unió a la batalla golpeando con su maza los cráneos de los no muertos los cuales se desprendían cuando el golpe les impacta de lleno. La horda de los muertos viviente se enfureció y comenzó un extraño frenesí.

Cabe destacar que solo son 1000 y es una pequeña porción del ejército actual el cual había aumentado enormemente hasta los 345000 no muertos, una cifra aterradora contando que en cierto sentido como estos aumentaban su destreza en el combate. Aunque actualmente no sean un desafío para esos 2 se empieza a notar como gradualmente cambian de patrones de ataques, era algo muy descabellado para ellos verlos actuar de forma tan extraña en sus ataques, casi terminan cayendo en la trampa pero dagas volaron hacia los no muertos que estaban por asesinarlos.

-Gracias… Creo que debería ir más serio esta vez, Adrián ¿Puedes protegerlas?- Dijo de forma calmada.

-Por supuesto que sí-.

Luego de eso la temperatura bajó en picada cuando descendió los -56°C y siguió bajando el hielo se forma rápidamente en los alrededores y en los no muertos, la temperatura siguió bajando después de alcanzar los -113 °C y parte del hielo era mágico por lo que no hubiera necesitado hacer descender tanto la temperatura, pero solo fue para que su efecto fuera aún mayor. Luego que Ángel acabara su ataque Adrián se dirige a los que no habían sido congelados y con su maza hace un barrido.

-Esto puede llegar a complicarse mucho Adrián ¿Aumentamos un poco el nivel?-

-Creo que por nuestro propio bien, deberíamos mantener un ritmo-

Charlaban mientras atacan sin piedad alguna a los no-muertos utilizando tanto magia como sus armas o herramientas para este trabajo.

-Deberían calmarse un poco, si continúan así estarán desgastes si la batalla dura más- Dijo Katherine.

-¿No saben donde se encuentra Leo? Debería estar aquí también…- Dijo Yuzuriha.

-El esta bien, ahora concéntrese en ustedes mismos- Dijo Skylar mientras cortaba a los zombies.

Así fue como continuaron repeliendo a la horda y su avance, tanto Skylar, Yuzuriha y Katherine estaban participando también pero no eran tan notables como ese duo. Habían diferentes tipos de zombies, había desde aldeanos hasta guerreros no muertos en aquel ejército que iba disminuyendo a pasos agigantados, pero constantemente llegaban más y más y en ocasiones los que ya habían sido derrotados regresaban de la tierra.
___________________________________________________________________________

El ejército enviado por el emperador llegó a su destino dirigidos por el hijo mayor del emperador, Alexander Magnus estaba al frente de sus soldados guiandolos al campo de batalla. Los soldados chocaron sus armas contra el ejército de no muertos escuchando el sonido de metal chocando. El ejército enviado por el emperador consta de 120.000 contra 210.000 no muertos, el resto del ejército de no muertos se dirige a interceptar las tropas de Rómulo y además que 5000 se dirigen hacia Ángel y los Skylords pero esto no lo saben.

En esta época el número de soldados del imperio se había reducido gradualmente; Los soldados lanzaban gritos de guerra mientras repelían a la horda principal que en su mayoría era de soldados no muertos, bajo esto el príncipe magnus sentía terror si la información que recibió era cierta, de dracolich en la horda de no muertos, pero estos dracolich no estaban presentes en el campo de batalla por lo cual creían tener una oportunidad de victoria.

-¡Mantened la formación! ¡escudos arriba!- Gritaba un sub comandante

-¡Arqueros listos señor!- Se le informó a el capitán de la misión

-¡Fuego!- Gritó ordenando a los arqueros.

Una lluvia de flechas de 20.000 arqueros de un total de 3 rondas cayó sobre los zombies, un total de 60.000 flechas y los arqueros se preparaban para la segunda oleada, pero reciben flechas del otro bando consecuentemente, se cubrieron con sus escudos y así comenzaron una guerra de desgaste mientras que los magos se encargan de los rituales de invocación y de ataque en general.

El príncipe Alexander Magnus encabezaba su ejército con fiereza, no era tan bélico como su hermano menor Rómulo o tan astuto como Casius su otro hermano menor, pero era alguien habilidoso a la hora de dirigir sus tropas, esto se demuestra justo ahora enmedio de la batalla mientras mantenía la formación falange para poder eliminar con más seguridad a los zombies.

-Príncipe Alexander se nos avisa que se acercan refuerzos de aliados, pero que serán interceptados por el enemigo antes de llegar aquí- Dijo un sub-comandante pasando el mensaje en plena batalla.

-Debemos concentrarnos en nosotros ahora, estamos en la peor situación… No, estamos en una situación que puede empeorar con facilidad- Dijo.

Se concentraron en su propia batalla, no podían darse la ligereza de ser devorados por un descuido. Pero después de unos minutos los zombis penetran sus defensas, los soldados empezaron a ser devorados por los no muertos, intentaron repelerlos sin tomar tregua de los cadáveres que se movían para devorarlos, si se viera desde el cielo se podría contemplar como si una granja de hormigas hubiera decidido matarse entre sí.
___________________________________________________________________________
En medio del bosque se podían vislumbrar las siluetas de 3 personas, esto ocurrió antes de la guerra contra el nigromante.

-Casi se me pasa por alto, ¿Cuáles son vuestros nombres?-

Preguntó Leo a las 2 chicas que le acompañaban, aunque bien puede averiguar todo sobre ambas prefiere no interferir con ellas de esa forma; Viéndose reacias a decir su nombre pero aceptando a regañadientes después de que una sensación extraña les afectará, la cual no era miedo, fui incitación lo que sintieron, querían atacarlo a como dé lugar y se embriagaban con imágenes de el joven que conocen como Andis frente a ellas cayendo muerto.

-Soy Karzis y ella es Elicys-

Karzis es la chica de cabello de color verde hizo las presentaciones mientras que la de color azul solo asintió con la cabeza es Elicys, lograron librarse de la extraña sensación que tenían luego de responder.

-Quiero decirles a ustedes 2 que lo lamento por actuar de esta forma, ya que mis compañeros no están aquí y por haber usado ese anillo dudo regresar por completo a la normalidad en un tiempo, espero que entiendan-

Un cambio de 180° en tan solo un momento le vieron con una cara estupefacta pero luego notaron que era solo una broma, sus ojos se reían de lo que dijo y luego soltó una carcajada.

-Creo que con eso está bien, aparte de eso ya les concedo nuevamente el derecho de atacarme pero sera bajo su propio riesgo-

Luego de que Leo dijera esas palabras tanto Karzis como Elicys se detuvieron a observar el joven frente a ellas detalladamente, claramente él era en extremo cauteloso o eso pensaron, si atacaran las armas no podrían pasar a través de sus defensas, daba la sensación de que un abismo les separa de poder hacerle aunque sea un rasguño.

Sin saber que todo lo que están sintiendo es porque Leo reduce sus puntos de vista para que lleguen a una sola conclusión, un odio absoluto hacia su persona pero que intenten alcanzarlo a como dé lugar.

-¿Qué quieres de nosotras?-

-¿Acaso no es obvio? Sinceramente creo que estoy siendo muy obvio-

-¿Quieres esclavizarnos? ¿Es eso verdad?-

-Si así lo ves entonces has algo al respecto, no es muy difícil que lances magia contra mi ¿O acaso me equivoco?-

Después de la pequeña discusión entre Karzis y Leo que era observada atentamente por Elicys quien mantenía una mano en la empuñadura de su espada buscando una oportunidad de atacar, cuando encontró una se abalanzó sobre él lo más rápido que pudo y con una fuerza que no deberían ser posible a simple vista.

*Kashim*

-¿?-

-...-

Ambos se quedaron en silencio observándose, lo que no habían podido ver en la noche se mostró ante sus ojos, como la ropa que llevaba funcionó como escudo para interceptar el ataque.

-¿Qué fue eso?-

-...-

-...-

Karzis incómoda por no recibir respuesta alguna se prepara para unirse a la batalla, pero entonces.

-Un momento por favor-

Frente a ella andis había detenido el combate, mientras Leo que no les había confesado su nombre recibió un mensaje de parte de la princesa.

[¿Leo? ¿Puedes oírme?]

[Sin ningún problema ¿Ocurre algo?]

[Necesito tu ayuda… No, el Imperio necesita tu ayuda, si puedes dirigirte a ayudar a mis hermanos te lo agradeceria mucho]

[Que extraño, ¿De qué forma de ayudar hablas?]

[Eso es… Quiero que ayudes en la guerra]

[Creo que estamos en una dirección distinta, si quieres orientación para saber lo que en verdad puedo hacer te la daré]

[Pero… ¿Tu no eres el más fuerte?]

Esta conversación entre Leo y Henrietta continuó por varios minutos hasta que por fin se decidió el final, la voz de la pequeña princesa era claramente desesperación por haberse enterado hace poco.

[Participare, pero quiero dejar en claro que voy a eliminar el problema de raíz, no quiero perder el tiempo]

[Muchas gracias]

[Pensar que todavía no eres mi esposa y me haces estos pedidos irracionales ¿Donde se encuentra esa persona tan problemática?]

[... Eh… Como decirlo…]

[¿No lo sabes verdad?]

[Pero el ejército se acerca a la capital, ¿No puedes ayudarnos?]

Era claro que había comenzado a sollozar, Leo se dio por vencido y dijo que si no podía encontrar al culpable resolvería el asunto con usar la violencia.

[Mucha… Muchas gracias… Sniff]

Luego de eso volvió a mirar a sus dos compañeras actuales y con una sonrisa les dijo.

-Parece que debemos ir a la capital, no se preocupen, les dire las razones y también le avisare al resto-

Le miraron de forma extraña al escuchar sus palabras, así fue como se unió a la cruzada contra el nigromante.
___________________________________________________________________________
pero antes de que la batalla comenzará, Leo estaba avanzando lentamente hacia un grupo de personas que llevaban puesto hábitos religiosos, las dos ex-ladrones, Karzis y Elicys estaban detrás de él observando de cerca.

-Ni se les ocurra intentar escapar mientras peleo, no logran nada más que iniciar un siniestro juego conmigo-

Dijo mientras se volteaba, luego volvió la vista a las personas con el hábito, había una en especial que tenía los ojos fríos; Todos retrocedieron alejándose de Leo el cual solo tenía una sonrisa en su cara, obviamente había hecho algo para hacer que todos retrocedieran de golpe, activo uno de los instintos más primitivos del ser humano, el miedo por sentir la muerte inminente.

-Vaya… Esas fueron reacciones muy rápidas-

-¿Que eres? Elige antes de ser eliminado por la gracia divina-

-Cuida tus palabras, yo no hice nada por lo que merezca ser eliminado, si es porque ustedes son cobardes que temblaron ante un depredador que obviamente no pueden superar… No tienen más alternativa que rogarme clemencia ¿No? ¿No es eso lo más inteligente que pueden hacer justo ahora?-

-Eres muy hablador-

-...-

Esta discusión entre Leo y una joven en su hábito fue claramente finalizada por el desinterés de ambas partes.

-Fuh… Mira, la princesa de este Imperio me pidió claramente que me encargara del problema, ¿Puedes dejarme pasar?... ¿O quieres que la humanidad se vea condenada?-

-¿¡De que estas hablando!?-

-Solo déjame pasar… No, se me ocurrió una mejor idea, ¿Puedes ver a estas dos detrás de mí? Pues quiero ver si se pueden enfrentar a tu grupo, si ganan podre pasar… No, no solo eso, tu vendrás conmigo también-

Leo observa claramente a la clériga de ojos grisáceos que estaba frente a él, la cleriga lo miró con sus ojos fríos pero su expresión no a cambio un ápice desde que se encontraron, mejor dicho, su falta de expresión no importa de lo que esté hablando.

-Que comience la fiesta-

Leo chasqueo los y se volteo para ir a donde están Karzis y Elicys, luego de poner las manos en los hombros de las chicas les susurra.

-No la asesinen a ella si saben lo que les conviene, si se dificulta puedo interferir ya que no hay ninguna regla que diga lo contrario-

Ellas entendieron claramente lo que él quería decir, pero cuando estaban apunto de partir él todavía no las había soltado.

-Una cosa más, solo puedo asesinar bajo circunstancias especiales, no les diré acerca de esas circunstancias pero no teñiré mis manos con sangre en este combate… O eso espero-

Luego de esas palabras libera los hombros de las chicas y se sienta en una gran roca que estaba cerca. Decir que saco varios bocadillos para ver el combate no sería un error, ya que eso fue lo que realmente hizo, no parece como si se vaya a mover de su lugar en un tiempo.

-Ustedes dos, si retroceden ahora les perdonaremos la vida-

-Callense y empiecen de una vez-

Ante la cleriga que iba a hacerle una propuesta Karzis y Elicys, Leo gritó exigiendo que comience la batalla.

-No hay de otra, no es que tengamos nada a favor de ese tal Andis, pero oponerse a él es algo que no veo posible en este momento-
-Nn, seríamos las primeras en matarlo si tuviéramos la oportunidad-

-Es una pena por ustedes… A ellas-

-Gracias Dios por hacer que esto empiece de una vez-

Leo soltó una frase mientras reía al ver como los compañeros de la inexpresiva chica de ojos grises se dirigen hacia Karzis y Elicys, eran un grupo de unas 20 personas y todos empezaron a usar magia con unos báculos; Secretamente Leo suelta un suspiro como si estuviera perdiendo su interés.

(Si llegan a hacer un centenar de rimas para una simple fireball yo mismo los matare… ¡Lo juro!)

Haciendo un juramento mental observó atentamente la batalla, Karzis comenzó a usar magia y la piel de sus atacantes se volvió pálida al estar envuelto en un humo negro, comenzaron a toser sangre y cayeron al suelo; Nuevamente Leo se pregunta porqué ella no uso eso contra él, resultaría muy efectivo si lo hace por sorpresa, luego recordó que estando siempre en alerta no hay mucho que ellas puedan hacer.

En el otro lado Elicys atacaba a los hombres con rápidos mandobles que cargan un poder extremo, posiblemente esté descargando su estrés(?). Leo cambia la dirección de sus visión a la mujer con la que habló antes.

Lo que vio fue un cabello liso de color celeste, corto hasta los hombros, ojos de color gris. Un bello rostro pese a la nula presencia de emociones, aunque tiene relativa baja estatura la acompaña un cuerpo esbelto y tonificado, pechos de tamaño mediano que sus ropas de color blanco, mezcladas con piezas de armadura ligera de color negro en el pecho, caderas, muslos, lumbar y una placa más ancha en el hombro derecho. En el sector de las caderas sus ropajes son más largos, dando la impresión de casi ser una falda hasta la altura de los muslos, pero pegada a la piel y con un corte en el lado del muslo izquierdo, donde a su vez tiene calzas de color negro. LLeva unas botas de color negro, no muy altas. Se tomó el tiempo para detallarla aunque estaba siendo atacado por unos látigo de agua, creyendo no haber escuchado ningún ruido cuando ella invocó la magia él simplemente la observo.

-¿No vas a esquivar?-

-Juraría que eres alguien que debe estar en la retaguardia, así que no hay necesidad de esquivar, tu poder no es suficiente como para herirme-

Ante esa corta charla el la observa nuevamente. A diferencia de otros magos o clérigos no utiliza un báculo, sino dos brazaletes que le cubren el antebrazo, que a su vez le sirven como piezas de armadura, cada cual con una gema distinta (Derecho, gema de color azul, Izquierdo, gema de color blanco), lleva una tiara, la cual a su vez tiene una gema de color amarillo. Actualmente está brillando la del brazalete derecho; cuando el látigo estuvo apunto de atacar a Leo fue detenido y no por la gabardina, una barrera en forma de espiral apareció a su alrededor disipando el ataque.

-¿No crees que soy realmente un monstruo? Desde que llegué a este lugar me lo estoy preguntando, ¿No lo crees Charlotte Francois?-

-¿¡Como sabes eso!?-

-Hahaha, es un secreto de este monstruo que tienes frente a ti-

Charlotte quedó atónita por un momento y se alejó del joven frente a ella, regreso a la retaguardia y comenzó a curar a sus compañeros.

-10 encarguense del mago, 7 de la espadachin, no se preocupen por él sujeto que está en la roca él no se moverá, los otros 3 quédense cerca-

-Roger-

Acatando las órdenes de Charlotte se dividieron para tratar con el enemigo, no estaban intentando tratar a Leo que estaba comiendo sus bocadillos mientras veía lo que pasaba.
Lo que fue muy sensato, él se estaba calmando mientras observa el combate tambaleando la cabeza a un extraño ritmo, la verdad tiene un ojo puesto en el combate frente a él y el otro en cómo sus compañeros enfrentan zombis, usando visión compartida con Skylar estaba al corriente de ambos campos de batalla sin problemas, otra pantalla apareció en su visión, un complicado rompecabezas que había empezado hace un tiempo, dando una estimación de que puede prestar atención a las 3 cosas.

-¿Cómo es posible? ¿No son extraordinariamente fuertes?-

-Estas bastante calmada, es algo fascinante que preguntes eso mientras estás en una batalla-

-No creo que tengas derecho a decirme eso-

La razón de este extraño diálogo es como las 2 chicas están de igual a igual con sus oponentes.

-No me mires así, nunca acordamos que no puedo participar indirectamente, así que mi palabra no se ve manchada-

-Eres una persona bastante molesta…-

Ambos discutían calmadamente mientras los ataques volaban a sus lados, la defensa de Charlotte estaba siendo erigida por los 3 magos junto a ella, la magia que venía a parar cerca de Leo comenzaba a arremolinarse a su alrededor, solo pasando a unos metros de distancia ya era capturada por un extraño torbellino y se detenía frente a él.

Mientras Elicys se movía entre el pequeño campo de batalla de forma rápida para atacar a sus oponentes de forma muy destructiva, la magia santa y la de oscuridad chocaban entre sí.

-Luz del mundo, destruye la oscuridad invocada por el mal de estos pecadores y entregales el juicio por sus actos, hasta el fin de los tiempos-

[Juicio del fin]

Las cejas de Leo se contorsionan un poco, La magia de Karzis fue anulada después de ese cántico y esferas le rodeaban, lo mismo sucedió con Elicys. En este momento puede ver que la situación está en su contra, pero como un verdadero tramposo, causa interferencia en la magia lanzada afectando la energía, tanto del hechizo como de sus alrededores.

(Oye, ¿Me escuchas? Deberías, usa la magia más fuerte que tengas, no te preocupes por ellos, la detendrán, pero en ese momento cambiaran de oponentes ¿Me copian?)

[...]

Sin recibir respuesta, el cántico de Karzis empezó, Leo solo dejo fluir el cántico con una cara agria, como si fuera un recuerdo de un oscuro pasado, aunque la verdad él tiene unos cuantos sin usar.

Al terminar el cántico, varias sombras tomaron forma en el mundo, no, más que sombras, eran una oscuridad absoluta. Tal como las órdenes fueron dadas uso su hechizo mas poderoso, pero hubo un paso muy conveniente, ignoraron por completo a Elicys.

-Concéntrese, no dejen que ese chico juegue con sus vistas-

-Tch… No seas así, ya estaban por caer-

-No se olviden de la espadachín del grupo-

-¡Roger!-

-Ustedes sí que están preocupados por esto-

Pero fue muy tarde, hubo otra interferencia, la energía de los alrededores era muy opresiva, Charlotte se mantenía compuesta, no iba a dejar que una nimidad nuble su juicio y empezó a purificar la energía de los alrededores, viendo al chico asentir para sí mismo con ese resultado era muy molesto.

-¿Usted es bastante prepotente no?-

-¿De qué hablas? Solo estoy… ¿Como decirlo? ¿Conmovido? Por tener la posición del mal por primera vez, es bastante divertido y refrescante ver las cosas desde un nuevo punto de vista-

-No logro entenderlo a usted-

-Algún día lo entenderás, solo cree que es posible, no te limites por solo esto-

Mientras ellos mantenían su conversación y brindan apoyo, Leo contrae su cejas, algo está llegando muy rápido a su ubicación, mientras que sus dos compañeras peleas, los ojos de él se vuelven afilados, aprieta sus dientes y la oscuridad aparece a su alrededor.

-Francois, los refuerzos están llegando. Que bien por ti ¿No?-
-¿Los refuerzos? Entonces él… Si él llega a este lugar, podemos encargarnos del nigromante… Y también de una cierta molestia-

-No digas eso, la persona realmente molesta es la que está por llegar, todavía a esta distancia lo puedo notar-

Pero esa “Distancia” que había existido, de varios kilómetros para su llegada, fue recorrida en unos pocos minutos, una existencia anormal había llegado ante ellos, humano de nacimiento, pero ahora está bendecido por un Dios de este mundo.

-Apóstol divino ¡En nombre de Dios, libre al mundo de esas criaturas del mal!-

-¿A mi?-

Respondió Leo a las palabras de uno de los hombres, observó atentamente a su oponente para luego chasquear  la lengua.

(Ahora, ataquen a su grupo mientras están distraídos, no se preocupen por el hombre que llegó)

[...]

Nuevamente no recibió respuesta, el hombre vestía una armadura de un color plateado y llevaba una espada en el cinto, llegó en un caballo blanco, también tiene una lanza y un escudo, pero esto no se comparan a los del coliseo, no sería fácil de romper aun utilizando su lanza pero...

-¡Gungnir!-

Con las palabras de Leo, que resonaron en los alrededores con sumo poder, la lanza apareció ante él, sacando un poco más de distancia activó la habilidad de gungnir, la cual irá a su objetivo una vez sea arrojada, con extremo poder en la lanza que no se sabe en qué momento fue arrojada y viajó toda la distancia hacia el hombre.

-¿¡!?-

Utilizando su lanza para repeler la del joven frente a él, pero siguió su objetivo, no logró ser frenada por ese bloqueo, aunque el hombre creía haber puesto poder suficiente como para destruirla, con su otra mano tomó su espada y con un intento de desviar todo el poder de ese ataque las dos armas chocan y se repelen, gungnir vuela 10 metros en el aire y cuando ha creído que se deshecho del problema, nuevamente viaja hacia él con una velocidad de mach 3, sorprendentemente la logró bloquear en todos los intentos, pero no parecía que se fuera a detener incluso estaba obteniendo más energía y los impactos eran cada vez más pesados.

Mientras pasaba eso, e intentaban apoyar a su compañero con magia, el grupo religioso fue atacada por las dos bandidas, causando que una sonrisa siniestra emerja en Leo.

-Charlotte, yo gano, mis compañeras derrotaron a los suyos-

-¿? Eso es trampa-

-Jamás fue acordado en las reglas del combate que eso teníamos que detenernos por un recién llegado, si ustedes se han distraído por ello, no es nuestra culpa-

La actitud que Leo ha tomado se puede decir que es sólo conveniente para él, pero este es el campo de batalla, nunca se acordó detener el combate por una situación así. Apretando su puño izquierdo mientras llama a gungnir a su mano, para luego llegar frente al jinete tirándolo del caballo con un golpe seco, no saben en qué momento pasó, solo ocurrió y el hombre cayó del caballo en el siguiente momento . Karzis terminó de noquear al grupo de hombres que se habían distraído por un ataque repentino de parte del chico. Elicys se movía hacia el grupo de Charlotte

-Andis ¿Puedes encargarte de él solo?-

-Ehh… No lo se hasta que lo intente-

Leo responde de forma honesta, tiene malestar hacia esa persona, es una extraña sensación que le grita ¡Peligro! con la suficiente potencia para romper sus tímpanos, no tiene la mayor idea del porqué, ahora está recuperándose, la fatiga de la regeneración desapareció por completo y ahora podía estar más tranquilo. Entrando en armonía con su entorno, como si el tiempo se vuelve cada vez más lento, su percepción de todo los alrededores se vio aumentada, pero pronto con un poco más de energía logró volver aún más lento todo, uso una habilidad de precognición en su enemigo. Todavia no esta a la altura de detener el tiempo para alcanzar a alguien así, esto no es velocidad, sin poder añadir más por ahora a su ataque corre hacia el hombre.
Pero fue detenido, nota que el hombre frente a él se volvió más lento, pero aún puede responder a sus ataque sin tomarse ningún problema, gracias a ampliar su percepción pudo notar como sus dos “aliadas” les iba bastante bien, pero esto se iba a poner difícil en un momento, por ello aparece una sonrisa en su rostro como si dijera “Otro duro rival” pero luego desapareció.

(Siento que me vuelvo un idiota de las peleas… Oh, espera, ya era un maníaco de las peleas, Skylar, si escuchas esto, te doy la misión de aprender la habilidad bajo “Código alfa” no se puede subestimar a las personas de este mundo)

(Tu mismo no podías, pero creo que estás listo, tardara un tiempo… Pero hay varias habilidades bajo “Código alfa”)

(Solo la principal, la primera en el listado, el resto a su tiempo, no debo forzarme demasiado)

El “Código alfa” son habilidades muy “versátiles” y hay un listado con 10 en total, o ese era el número la última vez que hizo revisión, él no puede forzar a sí mismo a aprenderlas, son habilidades maestras que toman tiempo y requieren mucha energía, excepto algunas de las más “versátiles” que son demasiado convenientes, las cantida de códigos es desde alfa hasta omega, para poder mantener su memoria de ellas, aún así Leo puede llegar a olvidar una que otra, también está el problema de falta de uso; Mientras estaba iniciando un plan con Skylar que también mantiene una batalla, está dando todo para frenar los ataques de espada de ese hombre que solo se había un poco más lento, bloquearlos también era laborioso, absorber parte de su energía, mientras redirige o disipar su exceso, tanto gungnir como Leo están absorbiendo sus ataques, pero hay mucha energía extra que aun se dirige a él, la armadura y la gabardina ayudan a disipar su impacto.

-Chico… ¿Quien eres? No, ¿Que eres?-

-Exagerado… No me gusta hablar en medio de la batalla, soy humano ¿No se nota? La pregunta es ¿Que eres tu?-

-Eres alguien bastante raro, chico, no vayas por ahí mostrando tal poder, te ganaras muchos problemas si no andas con cuidado-

-¿Porque tengo la sensación, de que esta batalla está de más?-

-Tu la iniciaste-
-La inició tu energía, no puedes andar por ahí tan enérgico, además da un sentimiento ominoso, que simplemente me desagrada-

El hombre mira al chico, nota como es bastante joven, en este país ya casi puede ser considerado un adulto, está intuyendo su edad entre los 14 a 16, una extraña vestimenta que lo hace lucir extravagante, con esa armadura cristalizada y esa prenda de la que emerge la “Extraña sensación” piensa que debería verse a sí mismo antes de hablar, y los puntos más importantes, su energía es muy grande para alguien tan joven, teme que sea una maldición en él, también está su arma, la llamada “gungnir” que es una lanza impresionante que también da una extraña sensación, pero más como si hubiera sido una parte de sí, continúa atacando mientras teoriza, ¿No sería interesante ver lo que este chico tiene que ofrecer? si en la enseñanza de las armas se les dice como “Una extensión del cuerpo” esta lanza lo llevó a un nuevo nivel.

Después de teorizar lo que es el arma en las manos del chico suelta un suspiro.

-Chico, esa lanza que tienes ahi ¿Me dirias que es?-

-No siento que seas confiable, aparte de eso tengo la sensación de que te diste el tiempo para estudiar mi estilo... No, más que eso, intentaste comprender la esencia de lo que soy ¿No es así? Pues continua, puede que aciertes, pero de mi parte mientras no confíe no diré nada, la verdad lo diría de no creer que eres una amenaza, culpa a esa extraña sensación que llevas a tu alrededor-

-Te volviste bastante hablador, para no gustarte hablar en batalla, tú también has estudiado mi estilo ¿Ahora vas a intentar sacarme información?-

-No era necesario esta pelea en primer lugar, creo haber comprendido quién eres, un santo o algo así, el grupo religioso se vio feliz por tu llegada, así que pienso que eres alguien amado por algún dios del lugar ¿No? También por tu forma de pelear con espada.

Al menos que sea algo de auto-aprendizaje dudo que haya alguna escuela con este estilo, incluso si note el... Bueno, la falta de estilo que tiene el príncipe Rómulo en una batalla, aunque él también parece de autoaprendizaje.

-Vaya, eres muy impresionante, ¿Pero acaso eres diferente? Una cosa es hacer tu arma una extensión de tu cuerpo, pero manejas de forma tan perfecta esa lanza que da miedo, es como si fuera una extensión de tu propia alma, algo bastante impresionante-

Continúan combatiendo mientras charlan, los efectos de alteración temporal se han detenido, no, se han anulado ya que no parecía poder frenarlo por más tiempo, ahora el combate se centró en velocidad, pero estaba claro que Leo estaba en un problema, aun así la pelea deja impresionado a las personas de los alrededores, a lo que Leo les informa a sus compañeras con telepatía que no deben distraerse hasta conseguir la victoria contra Charlotte. El combate llega a la velocidad límite de Leo, sus músculos le duelen, aunque solo han pasado 10 min, para él es un poco más que eso, esquivar, atacar, bloquear, atacar, se le dificulta contra el oponente frente a él, las chispas vuelan, las serpiente doradas que son la marca de Leo intentan consumir a su enemigo en un ataque de destrucción, pero más que una explosión.

Esta habilidad seguía siendo de bastante nivel para solo hacer el daño necesario sin sufrir alto riesgo de lesión, logró encontrar un agujero en las defensas del enemigo, pero nota que es una trampa, lanza una finta a ese agujero en su barrera, parecía que en verdad era un ataque, no, incluso si el enemigo intenta bloquearlo.

Poco a poco precognición se elevaba a su nivel, junto con las otras habilidades perceptivas activas, no se puede dar el lujo de enloquecer en batalla, ni volverse ebrio al exceso de poder en su cuerpo, debía mantener su cabeza fría y mostrar su férrea voluntad, un brillo verde esmeralda se muestra en gungnir para luego cambiar a rojo y dorado, el monstruo que funciona como gabardina empieza a utilizar su habilidad eléctrica para contribuir.

Gungnir absorbe los rayos rojos, y ahora la energía dorada y rojiza la cubre como una pequeña membrana, ahora comienza el verdadero contraataque. El hombre nota como el vínculo se había fortalecido, en lugar de arremeter de forma estúpida con su gran poder, ataque de forma refinada, con más calma, pero podía notar como fue un aumento anormal en verdad, su habilidad de batalla volvió a aumentar.

Si esto sigue así, y él sigue batallando por tiempo indefinido, se verá en un gran problema, pero ahora que quiere terminar el combate no puede, el chico mantiene la distancia óptima de su lanza y ataque en los momentos perfectos con un estilo difícil de seguir con la visión y de entender en medio de una batalla con tanta tensión.

Cualquiera que viera la batalla desde cerca, aunque hay unos cuantos espectadores, pueden apenas notar los pequeños movimientos del combate, esquivando por menos de una hoja de papel, bloqueando y contraatacando sin movimientos innecesarios, y todo esto a una velocidad que solo se siente residual, al punto que se puede ver una especie de vapor por calor, como en un espejismo en un desierto caluroso, la batalla era difícil de seguir, mientras que al mismo tiempo ellos debían mantenerse en movimiento en su propia "guerra" porque de no ser así recibirán una seria reprimenda.

-Andis... Es un monstruo, ¿Es magia ilusoria? Sera mejor creer eso-

-No Kar, eso que... apenas vemos, es real, aunque puedo seguirlo un poco, desde que esa luz apareció en la lanza ya no puedo seguirlo tan bien como antes-

-Concéntrese en sus propias peleas-

La reprimenda, que no venía de Leo, el ya no puede hacer algo como eso, mucho menos con palabras, era de parte de Charlotte, que está segura de su victoria, aunque admite estar sorprendida porque ese chico esté luchando con un apóstol, aun sabiendo que el apóstol se está conteniendo, nota como esta creciendo de más en este combate.

-Haah haah-

-¿Ya te cansaste?-

-No-

Incluso con su extraña habilidad que aprendió por auto reprimenda, [Mult. exp] no seguía el ritmo del hombre frente a él, puede que le tome unos días llegar hasta ese punto, en este caso, la experiencia, es solo experiencia, aunque se multiplica no es lo mismo que en un juego, en este caso es lo obtenido en cualquier situación en la que un humano ganaba una experiencia para sí, por medio de cualquier cosa, en este caso se ve multiplicada por la adaptación, y aún más por su percepción aumentada, sus límites rotos, y su precognición, aumentaban esta habilidad, la cual era en realidad una pequeña fusión de esas habilidades, si aun así no cree que llegue a hacer un daño serio a su enemigo en un buen tiempo, solo le queda una última cosa que añadir.

-Mi voluntad puede eclipsar cualquier estrella, mi voluntad es como el mar, siempre tiene un secreto oculto, mi voluntad es como el cielo, no encontrará límites mientras no piense que haya uno, por eso con mi voluntad puedo proteger, por eso con mi voluntad puedo luchar-

-¡!-

Después de esas palabras, la voluntad de Leo fue ejercida en la batalla, esto es un doble filo, incluso su propio cuerpo se romperá, aunque el siga de pie y peleando a causa de su férrea voluntad, cuando esta lucha termine no le pasara nada bueno a su cuerpo.

Pero su voluntad de ganar a hecho que su enemigo solo pueda defenderse, cada ataque está labrando un camino hacia su victoria, la cual no era posible antes, pero esto no es por algo cliché, no piensen en su voluntad como algo así, él ahora está luchando lo más serio que puede... No, incluso más que eso, y luego sabe que tendrá que resolver el problema con el nigromante, pero cuando estaba por dar el último golpe que terminará de construir su camino a la victoria de toda esa serie de ataques, algo pasó.

Sabía que después de construir el camino tendría que recorrerlo con sus propias fuerzas, pero esto fue negado por una espada, el hombre ahora iba enserio, lanzo un puñetazo a la armadura de Leo y el golpe le manda a volar, el hombre mira su puño que estaba sangrando, y ve la armadura intacta. Leo se levanta tambaleándose, logró activar su mejor defensa antes del impacto, la armadura está intacta, y el solo esta un poco fatigado, sonriendo para dejar escapar un suspiro mientras dejas caer sus hombros.

Se ha rendido, sabe que no puede ganar y si se fuerza un poco más acabará mal parado, él mismo piensa en esto como un acto de sabiduría, aprendió mucho en esta pelea, pero siente que no va a lograr utilizar lo aprendido en un tiempo.

-Charlotte, parece que gane-

El último acto de Leo fue contribuir en la batalla de Karzis y Elicys, por lo cual la misma Charlotte se ve muy enojada, pero luego se relaja.

-Perdiste contra el apóstol, es nuestra victoria-

-El solo es un tercer poder, el enemigo de tu enemigo no es tu amigo, recuerdalo-

-Chico, espero ver tu progreso pronto, pero has algo respecto a esa personalidad-

-Algun dia... Bien, Charlotte, tienes que acompañarme por el resto de mi viaje, no hablo de solo la siguiente batalla-

-¿Cómo es que esta pasando esto? Apóstol, ¿Puede hacer algo?-

-¿Tienen un acuerdo?-

-Si, ella no quiere cumplir su parte-

Este diálogo continuo, la más afectada fue Charlotte, aunque ella es bastante hábil, estos dos parecen ser expertos en ocultarse, sus caras de poker solo eran una máscara, se volvió una clara amistad y juntos estaban molestando a una "Compañera", dando a entender que son muy fáciles para aceptar a las personas, bueno, antes romper unos huesos para estar seguros de que eres fiable, parecía ser normal para estos dos. Como dice el dicho, pájaros del mismo plumaje vuelan juntos, y no parece haber equivocación en este caso.

-Andis, ¿No tenias algo por hacer?-

-Elicys tiene razón, debemos ir rápido, la capital debe estar por...-

-¿Quien dice que iremos a la capital? Este grupo tampoco sabe la ubicación, creo que los únicos que sabemos donde es la guarida del nigromante somos 3, el hombre, mi traje y yo, claramente-

-Chico ¿Porque cuentas a tu vestimenta?-

-Mis razones-

Los diálogos se hicieron más extraños hasta que se decidieron a ir juntos, la razón por la que el hombre llegó a este lugar antes era para recoger al grupo, la guarida tampoco está lejos de la capital, muy contrario a lo que el ejército de zombis hace creer, pero no está en dirección contraria a la capital, deberían llegar en pocas horas.

Capítulo 7

Ángel Cross lucha contra un ejército de muertos vivientes. Katherine a comenzado a utilizar una espada corta ya que las balas no serían útiles con la cantidad de zombis que ya aumentó al nivel que sólo es un desperdicio disparar. Adrián utiliza el garrote para enviar a volar a los zombis, Yuzuriha tiene dificultades ya que aunque sus dagas tienen diversos efectos no son muy eficaces y tiene que luchar cuerpo a cuerpo, donde su espada corta parecida a una kodachi parece ser muy efectiva contra los no muertos.
Skylar no parece tener ningún problema, cuando esta por ser atacada desaparece y reaparece con un contraataque, como si se teletransporta por todo el lugar es la más efectiva contra estos zombis. Katherine noto algo extraño, un olor que no era la putrefacción de los muertos, no, seguramente era el mismo olor, pero cargaba una sensación diferente, noto como skylar veía el cielo cada cierto tiempo. Otra cosa extraña es que no ha tenido que recargar su pistola a pesar de haber jalado el gatillo muchas veces ya, las balas que eran disparadas no dejaban un agujero en el cuerpo de los no muertos, era como si les rociaron agua bendita, comenzaban a retorcerse de dolor para luego llegar a ser polvo, muy similar al efecto de los cuchillos de Skylar.

Ángel continua balanceando su guadaña, no, más exactamente la guadaña toma una dirección y él solo la impulsa con su fuerza, cortando a la mitad los cuerpos de los zombis limpiamente. Mientras Yuzuriha usaba su espada de un solo filo parecida a una kodachi para cortar a los zombis con rápidos movimientos, las llamas no parecen ser muy efectivas, pero el corte limpio era más que suficiente.

Adrián estaba bateando, de forma literal a los no muertos que se acercaban, el números de los no muertos disminuían rápidamente mientras que los Skylords se acostumbraban a la batalla, tomando ya un ritmo desenfrenado para terminar con la última porción de solo 1000 zombis, pero entonces, una sombra apareció en los cielos, sí, es la razón de que Skylar viera al cielo constantemente.

-Al suelo- Gritó Skylar.

Todos se lanzaron al suelo inmediatamente, un haz de luz golpeó al dracolich haciéndolo estrellarse contra el suelo, Skylar había aparecido en el cielo y por su expresión, parecía que las palabras iban dirigidas al dracolich.

-¡Gyuuuuuuuuuaaaaaaaaa!- Rugió el dragón no muerto.

Un aliento tóxico comenzó a extenderse por su hocico, para luego dispara una rafaga de energia bastante sucia y desbalanceada hacia Skylar que lo estaba viendo hacia abajo, el orgullo del dragón no muerto era grande, pero su ataque no llegó a pasar por la barrera espiral, que al igual de Leo, se había vuelto visible a simple vista, el dracolich creía que Skylar era su único enemigo, craso error.

-No te sugiero ignorarnos- Dijo Ángel Cross balanceando su guadaña.

Creando una fuerza centrífuga increíble la hoja de la guadaña rompió los huesos increíblemente duros del dracolich ya que no eran fáciles de cortar, poder mágico y energía dracónica se arremolinaba alrededor del dragón cadavérico, relucientes escamas de energía comenzaron a aparecer para cubrir su cuerpo, en ese momento Adrián golpeó fuertemente con su maza el hocico del dracolich, es como si entre los tres estuvieran acosando al pobre dragón no muerto.

-Esto es fácil- Dijo Ángel.

-Es porque la flota principal está atacando otro lugar- Informó Skylar para luego quedarse profundamente callada.

-¡Gyaaaa Uuuuuuuu!- El orgullo del dracolich está siendo fuertemente herido.

El dragón comenzó a amasar una gran cantidad de energía, pero esta salió de su cuerpo como si alguien hubiera interferido, toda la energía escapó y el dragón lucía confundido antes de notar la pirámide invertida en la que se encontraba, Skylar nuevamente estaba interfiriendo con él, esta vez usó algo que él mismo Leo no suele utilizar, la verdad es posible que recuerde esto, pero prefiere usar solo la barrera espiral, y la pirámide normal, aunque normalmente no usa ninguna de las dos pirámides, Skylar utiliza normalmente las habilidades de código Delta sin problema alguno.

[Tu… Deja de interferir] Dijo telepáticamente el dragón.

[No] Respondió Skylar de forma rápida y cortante.

Luego una pirámide normal aparece alrededor de Skylar, absorbiendo la energía que fue liberada del dragón, guardia la mitad de la energía para usarla como muestra en algunos experimentos, el resto estaba siendo refinada para un ataque, el dragón que vio esto solo pudo decir.

[No eres humana ¿Que eres señorita?]

[... Un tulpa, o es así por ahora…] Dijo Skylar después de un tiempo.

Normalmente ella no respondería preguntas, pero a muy pocos, no, es prácticamente inexistente el número de seres inteligentes que aceptarían que ella fue creada por un humano.

[Eres muy poderosa, ¿Quien es tu creador?]
[Está en camino de conocer a tu señor]

[Señorita, usted demuestra una gran conexión con el sol, ¿Su creador también?]

Ante la pregunta extraña del dragón, Skylar hizo una auto revisión, si, su eficacia para absorber energía del mismo sol era mucho mejor que la absorción de la tierra, o de los humanos, eso es obviamente a causa de su creador, que le dio la eficacia de existir aún en su ausencia, normalmente no se puede absorber a tal grado.

[Todavía prefiero la de mi creador, siempre hace una refinación para mi]

[Ya veo, es normal tener tal fortaleza, pero, alguien tan fuerte y que se puede abastecer por sí mismo, ¿Nunca ha pensado en independizarse?]

[Se me haría posible, pero no es lo que quiero, me han dado a elegir hace mucho, posiblemente pueda existir por mi cuenta, pero quiero permanecer al lado de mi creador]

[Normalmente las creaciones muerden a su creador, causando la caída de este]

[No me importa lo que normalmente hagan, no tiene que ver conmigo, quiero permanecer aquí por una simple razón, me gusta estar aquí]

La normalmente callada Skylar, está teniendo una conversación con el dracolich, sobre si es posible que en un futuro llegue a traicionar a Leo Cross, aún con su charla, la batalla continua, el dracolich usa sus alas y cola para golpear y bloquear los ataque de los Skylords, y Skylar sigue preparando la energía sin ningún problema, Ángel intentó cortar la cola con su guadaña pero no tuvo éxito, la cola evitó el ataque para luego funcionar como látigo, Adrián bloquea el ataque de la cola.

[No pienses que esto sera suficiente] Dijo el dracolich telepaticamente

[La verdad… Es más que suficiente… Fue divertido… O eso diría él] Respondió Skylar.

Una gigantesca espada comienza a tomar forma desde los cielos, La energía condensada se estaba compactando hasta el nivel de una espada real.

[Ju… De esa misma forma nacemos… Morir así me resulta gracioso]

[Eres un Lich, no puedes morir, al menos que seas completamente purificado ¿No?]

[Señorita, ya te encargaste de ese problema]

[Esto es la despedida]

La espada física, que fue formada por energía cayó desde los cielos con un potente silbido, pero mucho antes de que el silbido terminara la espada ya había impactado ¿Porque él dracolich no esquivo? Ciertamente no podía, ¿Porque no realizó un último acto? Ciertamente, lo hizo, el último acto del dracolich, la tierra tiembla, una especie de nube, que obviamente era venenosa esta por el lugar, pero Skylar no lo tomo en cuenta, ella no tenía un sistema respiratorio para que fuera afectada por el aire venenoso, no, incluso llegaba más allá, ella no tenía posibilidad de ser lastimada por este aire, puede que sus actuales compañeros sí, pero ellos respondieron calmadamente a la situación.

Adrián estabilizó la tierra, los temblores se detuvieron poco a poco, Ángel fue a ver la situación de Katherine y Yuzuriha, Skylar comprimió el humo venenoso y lo guardo en otra dimensión, con eso se solucionaba el problema ¿No es así? La verdad todavía quedan unos pocos zombis, pero no es nada de lo que no puedan encargarse, incluso si los zombis eran cada vez mejores no eran mucho problema para algo que no puede ser asesinado de forma física.

Skylar guardó el cadáver completo del dracolich purificado, la recién creada… No, las marcas en la espada mostraban que era algo que ya existió, pero ¿Porque necesito energía para aparecer? ¿Habia requisitos? Skylar ignoro esto y guardó la espada sin darle importancia actual, después de todo, los problemas se solucionan uno por uno, siendo su creador él único que no sale de un problema, para entrar en otros diez, y él mismo crear cien.

-¿Terminamos de una vez?-

-Creo que no hace falta preguntar-

Adrián responde a la pregunta de Ángel mientras reanuda la cacería de zombis, a los minutos todos los zombis habían sido o triturado por un golpe de la maza o cortados por la guadaña.

-¿Ahora que?-
[Leo, terminamos aquí]

[Perdón, tuve que enviar a Gungnir a un trabajo, podemos reunirnos en el objetivo, justo donde estoy]

Leo se utiliza a sí mismo como marcador para indicar la dirección a la que debe ir, cabe decir que no fue necesario hacer nada, Skylar ya sabía su ubicación desde… Siempre, cualquier otra chica que supiera la ubicación actual de un chico en todo momento sería considerada una gran acosadora, pero para Skylar solo es natural.

Ángel Cross empieza a resoplar, observa la montaña de cadáveres… ¿No se transforman en polvo? Pues, parece que no regresaran al polvo de forma inmediata, quizás en unos cuantos años.

-Alejense un poco-

Skylar les dio la orden, todos retrocedieron, Ángel y Adrián ya sabían lo que iba a suceder, pero Katherine y Yuzuriha tenían cara de duda, Skylar chasqueo los dedos, un gatillo para desatar un infierno en la tierra, los no menos de mil cadáveres fueron quemados.

-Tu turno-

Dijo Skylar pasandole el turno a Adrián, él asiente con la cabeza, se concentra un poco, la tierra tiembla y comienza a abrirse una grieta que se traga a los cadáveres calcinados, luego la grieta se cierra sin dejar rastro, cabe decir, que tanto Katherine, Yuzuriha, Ángel y Adrián, estaban conteniendo las náuseas por el olor de carne putrefacta quemada.

-Después de esto… ¿Que hacemos?-

-Reunirnos con Leo-

Ante la pregunta de Ángel, Skylar responde como si fuera algo evidente, él se queda observando el cielo y luego asiente con la cabeza.
___________________________________________________________________________

Rómulo y sus tropas fueron frenadas por no muertos, pero hay algo más inquietante, nota como varios dracolich se encargan de frenarlos. Rómulo está en una situación crítica, pero no escapará solo por esto, decidió seguir adelante y no se detendrá por unos esqueletos de lagartos.

-Príncipe Rómulo, esto es demasiado peligroso, debemos retroceder, entonces…-

-No, seguiremos de frente, destruiremos su formación, ataquen sus alas, si no pueden mantenerse en el aire serán nuestros-

-...¡Si señor!-

El soldado no parecía haber aceptado del todo, da igual que tan monstruoso era Rómulo, un grupo de dracolich no sería fácil, pero Rómulo no titubeó en ningún momento, ¿Acaso debería retroceder? Este pensamiento nunca pasó por su mente, por el imperio daría su vida sin dudarlo, aunque sabe que no llegaría a ser el próximo emperador, realmente no le importa mientras el imperio siga vivo. Este es el comienzo de una batalla brutal entre vivos y muertos, incluso si la guerra a gran escala está en un lugar diferente, incluso si hay un pequeño grupo que juega con estos dracolich como si fueran lagartijas con alas, simplemente aplastarlas sin problema alguno, pero eso no era algo que pasaba por la mente de Rómulo, él en esta batalla, ve que el imperio pende de un hilo, necesita llegar y brindar apoyo a la tropa principal lo más rápido que puede.

-¡Marchen!-

La orden de Rómulo resonó en los corazones de los soldados, él era de la clase de lider que esta al frente para dirigir a sus tropas, los soldados se movieron por voluntad propia ya que querían obedecer esa orden, la orden que salvaría a su madre patria.

Las tropas chocan contra el ejército de zombis, sin darles la oportunidad de cambio de táctica ni esas necedades, una cruenta batalla donde las espadas cortaban la carne putrefacta y las lanzas traspasaban los cuerpos de los no muertos, Rómulo mandaba a volar a los cadáveres con su escudo y con su gladius se encargaba de hordas y hordas de los no muertos, que no podían reaccionar ante Rómulo, era ciertamente alguien que fue bendecido por Etrius, el Dios de la guerra venerado en el imperio Zetium, Rómulo se movía en el campo de batalla como si no le temiera a la muerte, con ímpetu que no se podía comparar a cualquier otro guerrero de Zetium.

Las hordas intentaban moverse de forma diferente y tomar el flujo de la batalla, pero esto era imposible, los soldados bajo el mando de Rómulo no les importaba que les pasará luego, solo les importaba dar su vida por el imperio, porque si Rómulo, aún estando bendecido y siendo un príncipe del imperio cargaba al campo de batalla sin importarle cualquier otra cosa ¿Porque ellos no pueden? ¿Algo se los impide? No, no hay ninguna fuerza sobrenatural actuando sobre ellos, el miedo, que seguramente sí podría ejercer sobre ellos… Fue cortado junto con los zombis, estos soldados se enfrentarían a todo lo que les hiciera frente.

Los dracolich vieron que Rómulo estaba afectando mucho esta batalla, tomaron la decisión de eliminarlo, cuatro dracolich intentaron lanzar su aliento pero… Un destello en el cielo les impidió cumplir su cometido.

-¿Esto es?-

El destello viajó hasta Rómulo que iba a ser atacado por los dracolich, Rómulo pudo entender lo que el destello era, pero tiene una cara de desagrado, si, la persona que ahora está apoyando… El objeto, que está apoyando a Rómulo Magnus es.

-Ha sido un tiempo ¿Que tal te ha ido? Mal si te envio apoyo, usa a Gungnir por favor-

-...-

La cara llena de rabia de Rómulo era evidente, se negaba a utilizar a Gungnir, ignoró la lanza que flotaba frente a él y atacó a los dracolich que habían descendido con su gladius.

-Pero que débil eres ¿Que parte de aceptar no entiendes?-

-¡Callate!-

Los soldados solo escuchaban los gritos de Rómulo hacía una lanza, aquellos que vieron el combate en la arena saben muy bien quién es él dueño de dicha arma, pero notan como Rómulo está discutiendo con alguien, posiblemente el dueño del arma.

-Ignora las palabras del maestro, ¿Que es lo que harás de ser así?-

Una voz diferente vino de la lanza y apareció un ojo en el extremo pluma, Rómulo tuvo cautela, los dracolich estaban confusos, ni los muertos vivientes se atrevían a dar un paso, era un sentimiento… Impotencia, sentirse impotentes ante este objeto… No, ante este ser.

Rómulo intento ignorar a Gungnir y seguir adelante, golpeó con su gladius los huesos del dracolich, pero no era suficiente. El dracolich respondió utilizando sus garras, pero fue frenado, su esquelética garra fue traspasada por algo.

-Eres débil, tal como dice el maestro, pero tu debilidad radica en una sola cosa, no tomar las oportunidades que se te presentan-

-Silencio-

-Con esa espada, esta batalla será tu perdición, luego el ejército principal caerá, mi amo derrotara al nigromante justo cuando vea que es más conveniente, entonces se puede apoderar del imperio por tu debilidad-

-¡!-

Esto era ciertamente… Algo de temer, Rómulo no confiaba en el dueño de Gungnir, pero la lanza frente a él le demostró que no puede morir hoy, ni mañana, no puede morir mientras hay una persona así que quiere poner su mano en el imperio que tanto ama.

-¿Qué pasará si acepto?-

-Entenderás una forma de… Ganar-

Rómulo envaina a su gladius y tomá a Gungnir, para él esta era el arma de una persona un tanto extraña, ciertamente no le agradaba la idea.

Rómulo se para enfrente de los dracolich con Gungnir en su mano derecha, luego de eso, tiene un sentimiento extraño venir del arma en cuestión.

-¿Qué crees que haces?-

-Sabes, se dice que un espadachín se vuelve un maestro cuando su espada forma una parte de su cuerpo… Así es también con el resto de armas… Pero en este caso, las armas creadas por maestro podemos llevar fácilmente las cosas a un nivel diferente-

Rómulo no entendía a qué se refería dicha lanza con “Un nivel diferente” Pero la sensación seguía siendo extraña, él no quería sentir algo así.

-No bloquees el enlace, normalmente la persona es la que controla el arma, en casos raros es al revés, pero ambas… Son débiles, son formas débiles de luchar, todos aquí presentes son débiles-

-No digas cosas por tu cuenta-

-Incluso sus armas son débiles, su lanzas, espadas, y escudos son débiles, nunca alcanzarán todo su potencial, las personas que portan esas armas tampoco lo lograrán… ¿Quieres ser débil?-

Rómulo no entiende porque los dracolich no atacan, la verdad no entiende porque el resto no se mueve de su lugar, pero cuando voltea, ve a sus tropas con caras impotentes, sufriendo por su debilidad, él secretamente solo pudo maldecir a un chico, al dueño de Gungnir.

Rómulo decidió cargar contra los dracolich, utilizando el extremo pluma golpeó al dracolich con ferocidad, el dracolich salió de la parálisis en la que se encontraba y atacó a Rómulo, todos volverían a pelear, posiblemente Gungnir los podía haber dejado como blancos inmóviles, pero eso parecía ir en contra de sus principios.

Rómulo seguía atacando constantemente, bloqueando los ataques del dracolich cuando eran imposibles de esquivar y contraatacando nuevamente, era algo simplemente increíble, el mismo Rómulo siente como sus ataque son potenciados, puede saber cuándo es mejor atacar o bloquear, es algo meramente increíble, no se siente manipulado, es un balance perfecto… No, todavía no ha llegado a ese nivel.

Pero Rómulo sentía que la diferencia era abismal, él creía que había alcanzado un nivel perfecto pero…

-Esto no es lo suficiente… Todavía estás lejos de alcanzar la perfección-

Estas palabras fueron duras para Rómulo, que se había visto entrenado por muchos años y bien versado en el arte de la guerra, que le digan que estaba lejos de alcanzar la perfección en algo referente a el campo de batalla era un duro golpe.

Pero aún continúa luchando, los dracolich atacan ferozmente, los soldados no sólo repele sino que destruyen a las hordas de zombis como si no fueran un problema, guiados por Rómulo atacan a los dracolich con magia y flechas, los ataque se centran específicamente en las alas de huesos.
Esto no era muy efectivo contra lo dracolich, pero si les hacia daño, se notaban las alas que las alas, que era una de las pocas partes que conservaba algo de carne apunto de ser destruidas, aunque el dracolich usa magia para mantenerse en el aire, eso no quiere decir que las alas eran solo adorno, eran necesarias. Cuando finalmente fueron destruidas, los dragones no muertos cayeron, Rómulo comenzó un frenesí de golpes, estos eran mortales para los dracolich que se veían destruidos con facilidad por la lanza.

Los dracolich al observar una inminente derrota, simplemente hicieron lo que cualquier criatura haría, intentar sobrevivir, aunque ya estaban muertos no querían ser destruidos. Ellos tenían un objetivo y una misión que cumplir para satisfacer al nigromante.

Así los dracolich entraron en un frenesí de destrucción, era imposible no temer a estos dragones cuando solo se centraban en el caos, pero Rómulo seguía atacando, como si no fuera de importancia como iban de aquí a allá, aunque si lo vio realmente molesto, tomó a Gungnir con fuerza y comenzó a romper las patas de los dragones no muertos, Gungnir no veía ningún problema por hacer algo así, la verdad, posiblemente si Leo la hubiera lanzado con la misión de destruir a toda la horda de dracolich hubiera sido bastante fácil, pero sabía que su amo tiene un motivo por el que no tomó la ruta sencilla.

Los dracolich lanzaban diferentes ataques a Rómulo, tal y como Leo en su primer combate, pero ninguno le hizo efecto, éste destruye sus patas y los esfuerzos de los dracolich son destruidos, era algo realmente frustrante para esos dragones pero ya no podían hacer más, saben que aún hay una forma de que su objetivo sea cumplido.
___________________________________________________________________________

Alexander Magnus se encontraba en una encrucijada, los dracolich habían llegado y bombardearon al ejército, la invocación se retrasó, los zombis luchaban cada vez mejor, era algo inquietante, él no sabía porque pasaba algo así. De dónde sacaban fuerzas los no muertos, sus movimientos cada vez eran mejores, ya no sabía qué hacer.

-Señor, se acercan refuerzos-

-¿Eh?-

-El príncipe Rómulo está llegando-

Fueron interrumpidos momentáneamente por una lluvia, tanto de flechas como de magia ¿Cómo era posible que usarán magia? Nadie lo sabía con certeza, pero los refuerzos no eran lo suficiente como para hacerles mejorar, un segundo bombardeo de toda una flota de dracolich era la señal de su problema, el bombardeo traspasó la barrera que fue invocada por los magos, esto era simplemente un infierno, humo venenoso flotaba en el aire funcionando como un arma química, lo peor es que era inflamable, los dracolich hacían esto para bombardear con más eficacia a los soldados.

-No vamos a soportar-

-Señor, no podemos retirarnos-

-Lo se, ahora debemos salir de esta de algún modo-

Dieron la orden de marchar al frente y aplastar al ejército de no muertos con una división, dividiendo las hordas de zombis, para luego rodear y exterminar de manera definitiva, pero… Los dracolich no les dejaban utilizar sus tácticas, era una situación agria para el ejército del imperio Zetium.

-¡Un tercer ataque!-

Gritaron los soldados al ver a los dracolich prepararse para un bombardeo, pero… Un haz de luz apareció y uno de los dracolich perdió altitud, estrellándose contra el duro suelo, nuevamente el destello, otro ha caído. Los soldados se veía consternados ante esta situación, era realmente algo inquietante, pero pronto escucharon algo que los alivió un poco.

-¡Llegaron los refuerzos!-

El príncipe Alexander se veía confuso, se preguntaba qué fue lo destruyó a los dracolich, entonces el destello aparece nuevamente, esta vez intentaron ver qué era, lo que vieron los dejó aún más en duda.

-Es eso… ¿Una lanza?-

-Si, señor-

-...-

La lanza que podía derribar dracolich sin problemas, desterrarlos del cielo como si reclamará su territorio, era ciertamente un arma temible, aunque los dracolich seguían activos en combate ya no bombardean a las tropas desde la seguridad de los cielos. Alexander se preguntaba si habían conseguido invocar a los arcontes… Pero estaba en un error.

Cuando ven a un pegaso volar por los cielos y la lanza regresar a manos de este conocido guerrero todos se quedaron callados, una de la razón por la que no pueden enfrentar a los dracolich en el cielo es porque otra raza ya ha reclamado ese territorio, eran pacíficos, pero no aceptarían que otra raza tenga esa ventaja abismal, en la última guerra, todos las tropas de jinetes, tanto de dragones como de pegasos a hipogrifos fueron destruidas por dicha raza, muy pocos soldados tenían estos animales amaestrados para uso militar y era bajo un riesgo tremendo.

Pero esto era algo que no le importaba a una persona, al príncipe del imperio Zetium, Rómulo Magnus, que se apoderó de los cielos en esta guerra, el arma en su mano viaja a una velocidad increíble, agujereando a los dracolich y dejando una estela plateada a su paso.

Rómulo descendió hasta el lugar donde creyó que estaría el líder… Su hermano Alexander Magnus, que estaba consternado por el arma tan destructiva que ha conseguido su hermano Rómulo.

-Hermano, no es momento para perder el tiempo, hay que luchar-

-Tienes razón-

Luego de eso, Alexander dio la orden de ejecutar la estrategia que no habían utilizado a causa de los dracolich, dividieron a las hordas de zombis y les impidieron cualquier acto, ya no podían darse el lujo de dejarlos hacer un cambio extraño, poco a poco los números de los zombis bajaban, varios soldados exterminaron a los caídos dracolich, los magos bombardearon a los zombis y las flechas llovían, sin los dracolich, este hubiera sido el resultado, pero muchos zombis eran extrañamente hábiles, y cada vez se volvían más y más hábiles era realmente molesto.

-¡Arqueros! ¡Fuego!-

-¡Magos! ¡Fuego!-

La batalla había cambiado de curso con la caída de los dracolich, los magos finalmente terminaron su invocación trayendo a varios arcontes al campo de batalla, solo que estos veían el arma en manos de Rómulo de forma extraña, pero aún así cumplieron con su deber.

Los soldados arremetieron contra los no muertos con vigor, pero sin exponerse a mucho daño, no permitirían que esta oportunidad de victoria se les escapará fácilmente. Las mazas aplastan los cráneos de los desprotegidos no muertos, las espadas un poco más medievales de algunos soldados de alexander cortaban a los no muertos, cabe mencionar que Rómulo guiaba el ataque bajo la estrategia de Alexander.

La luz bañó el campo de batalla, era como ácido para los zombis que quedaban, estos terminaron desapareciendo por la flamas de los arcontes y la batalla se dio por terminada.
___________________________________________________________________________
Al llegar a una gran mansión, el apóstol se acerca a la puerta y la revisa por un segundo, comprobando que no haya ninguna trampa, para luego intentar abrirla, como no quería destruir nada de forma innecesaria desistió.

-Está cerrada-

-Estaba cerrada-

Dijo Leo Cross mientras presionaba su mano derecha contra la puerta, está proyectando una variación de ondas, las constantes ondas hacen vibrar la puerta y en una momento a otro las ondas eran visibles, desde sus manos se proyectaban las mismas ondas en la puerta como las que verías al dejar caer unas gotas en un vaso con agua. Pero las ondas eran constantes y cada vez iban más rápido, la puerta no resistió y fue enviada a volar.

*Paf* *Paf*

Son las palmas de Leo chocando entre sí como si dijera “Trabajo terminado”, luego sacó el guantelete de la dimensión de bolsillo y lo equipo a su mano izquierda, Leo no estaba seguro de si iba a pelear o no, posiblemente con el apóstol aquí le sería muy difícil pelear.

-Bueno, ¿Acaso pensaban tocar el timbre?-

-... Muchacho, no hagas esas cosas-

-No me digas que pensabas tocar el timbre-

El hombre procedió a ignorar a el joven frente a él, simplemente pensaba en Leo como alguien que gozaba de su plena juventud para causar desastres, pero no le gustaría tener que enfrentarlo de nuevo, un joven problema seguramente tendrá compañeros problema.

___________________________________________________________________________
Leo Cross está en una gran mansión, de frente a frente con el dueño de la propiedad, Leo estaba ciertamente tranquilo, como la calma antes de la tormenta.

-Negociemos un poco-

Fue lo único que le dijo al nigromante hasta ahora, desde que había llegado no dijo ni una sola palabra.

-¿Que negocios?-

-Bueno, tienes una persona muy interesante ahí, quiero combatir con ella-

-Muchacho, ¿Hay algo mal contigo?-

-La verdad es que… No, no hay nada mal-

El nigromante veía a Leo como si hubiera escapado de algún psiquiátrico, pero luego volvió a su mirada original, el que respondió a Leo fue el apóstol. El hombre que había llegado junto a un grupo de la iglesia, si, un apóstol del Dios de una nueva religión que estaba naciendo en el imperio Zetium.

-Muchacho, debes reconocer cuando debes pelear y cuando no-

-No digas estupideces-

Leo estaba sonriente, tan sonriente que daba miedo, esa sonrisa acaba de aparecer en su rostro y era algo que helaba la sangre, incluso el apóstol retrocedió, pero luego dio un paso al frente.

-No tienes tu arma principal, no debes pelear-

-¿Cuando dije que no podía pelear sin Gungnir?-

-...-

El apóstol estaba en shock, pero él reconocía que era una locura enfrentarse a “ese” enemigo. “Ese” enemigo es un semidiós, la mano derecha del nigromante, un semidiós que ha revivido gracias a él.

-¿Eres joven e impertinente?-

-¿Eso importa? Oye, acepta la negociación, pelearé contra tu as, claro que debemos balancear la batalla primero-

-De ser así, no recibirás ayuda de ninguno de ellos-

-No importa mucho, como trato no usara sus poderes de semidios, peleará como un no muerto-

-No es suficiente lo que ofreces chico-

-Qué te parece esto, no usaré ninguna de mis creaciones-

-¿?-

El nigromante no sabía a qué se refiere el joven frente a él con “Sus creaciones” Pero asintió, de todas formas no iba a perder, y sería algo entretenido de ver, la actitud de este nigromante es bastante negligente, aceptar tan fácilmente solo por la seguridad de ganar.

-¿Eso es todo?-

Preguntó el joven frente a él, el nigromante… Herios asintió con la cabeza, luego una hermosa joven paso al frente, su edad cuando era mortal llegó hasta los 26 años, luego murió en batalla y Herios procedió a revivir de forma inmediata por motivos sentimentales. Herios era un genio en magia, y había conocido a la semidiós… Reli.

-¿Empezamos?-
-...-

-Dejame revisar… Oye, se vale que no use ni mis creaciones ni ayuda de compañeros, pero, ¿Si no es un compañero ni una creación es válido? ¿Verdad?-

El nigromante y la semidiós observan al chico que estaba sonriendo mucho… Luego se estremecieron preguntando a sí mismos si iba a usar una deidad…

-No se preocupen… No es algo tan bueno… La verdad califica como algo malo para mi salud… Denme 5 minutos para convencerlo, y otros 5 minutos para no ser destruido…-

-¿?-

Todos en la habitación fruncen el entrecejo ante las extrañas palabras, Leo se había sentado en el suelo con las piernas cruzadas, no parecía que fuera a hacer algún movimiento. La semidiós… Reli lo observaba consternada, ¿Cómo podía simplemente quedarse ahí?.

Después de cinco minutos Leo abre los ojos, parece inusualmente frescos, todas sus heridas han desaparecido, su energía no solo se ha estabilizado, sino que se ha mejorado.

-Muy bien, empezaremos en 5 minutos, así que prepárate-

Dijo sacando su espada de otra dimensión, esta vez era para convencer a “Ese” alguien de dar apoyo, aunque era ciertamente riesgoso, a Leo no le importaba mucho. Reli al ver la espada se preparó inconscientemente, pero Leo no se movió.

-Nada dice que debes esperarlo-

-Si…-

La bella voz de la semidiós se pudo escuchar en asentimiento, tomó su espada de un metro entre sus dos manos y entonces atacó a Leo, pero fue bloqueada por un movimiento de la espada de este, Leo abrió los ojos y estaba sonriente.

-Si quieres empezar ya… Pero por favor, hazlo seriamente ¿Quieres?-

-...-

La semidiós… Reli no respondió, pero comenzó a atacar con mandobles, los ataques, si se comparan con alguien… No, no había punto de comparación, eran extremadamente fuertes, Leo borra la sonrisa de su rostro, cambiando a una seriedad digna de la batalla.

Con movimientos refinados, Reli bloqueaba los ataques de Leo como si se hubiera acostumbrado a él, pero Leo tomó la espada por la falsa guarda utilizando como una lanza corta la gran espada, luego de eso con un rápido y firme juego de manos realiza un mandoble.

-Oye, la espada está un poco pesada ¿La puedo volver un poco más ligera?-

-¿?-

-Tomaré eso como un si-

Leo comenzó a controlar un poco la gravedad, pero solo en el rango de su espada, también eliminó las restricciones cerebrales por completo ya que necesita un poco más de fuerza en los golpes, antes de llegar, Leo se puso el guantelete articulado en su respectiva mano izquierda, por alguna razón le hace sentir mejor, y es fácil de usar, Comenzó un aluvión de golpes que no se podía comparar con su anterior esgrima, bloqueando los ataque de la semidiós, esquivando y atacando con sutiles pero confusos movimientos.

Tomando en muchas ocasiones la espada por la falsa guarda, las descargas eléctricas empezaron a recorrer el filo, aunque esto desactiva su control gravitacional, la gabardina reacciona y el filo es revestido en descargas eléctricas de una tonalidad carmesí.

Reli bloqueaba los ataques del joven frente a ella, para luego contraatacar implacablemente, la velocidad a la que ocurre esta batalla solo la pueden seguir tres de los espectadores Elicys, Herius, y el apóstol, al resto ya les dio nauseas ver esa velocidad anormal.

Los destellos y chispas volaban con el choque de ambas armas, el chisporroteo de la electricidad que cubre la espada de 1.70cm de Leo suelen saltar directo a la semidiós, pero ella lo bloquea sin problema, no parece ser muy afectada por ello. Leo esquivaba los ataques de la semidiós por intuición mientras contraataca con un estilo que ella nunca había visto, lo cual era algo ventajoso, de no ser por la velocidad, fuerza, e incluso la experiencia en batalla de esta semidiós no muerta.

Las espadas chocan constantemente, pero, hay una invasión en la gran mansión… Leo y la semidiós no prestan atención y continúan su batalla, Leo es superado en el momento más crítico, cuando iba a contraatacar después de bloquear un frenesí de mandobles, la absorción de la energía cinética era buena ahora que se había añadido el guantelete, repartiéndose entre Leo, el guantelete, la gabardina y la armadura. Pero el corte en diagonal que paso a través de sus bloqueos y era imposible de esquivar hizo un corte superficial en su brazo, Leo contraataco con varios mandobles y tomó la guarda falsa para intentar una estocada.

Reli, llevaba una armadura de cuerpo completo, pero aún así se movía como si no sintiera peso, se aburre rápidamente, pero, la estocada que no era prevista, como la mayoría de los ataques de ese chico frente a ella había rozado su mejilla, una sensación quemante que no era por la electricidad fue sentida, ella… Contraatacó sin tregua.
___________________________________________________________________________

Capítulo 8

La batalla continuaba, incluso con la llegada de Skylar y el resto de los Skylords, que tuvieron que presentar como los compañeros del chico que actualmente está peleando contra una bella mujer.

-Leo… Peleando contra una mujer… ¿Cómo pasó esto?-

-Quien sabe…-

Ante la pregunta de Ángel respondió una Skylar que veía atentamente la batalla, posiblemente ya sabe el resultado, pero parecía extrañamente deprimida, puede que por no poder participar.

-Entonces ustedes son los compañeros de…-

-Wooh, ¿Más bellezas? ¿Que clase de protagonista eres?-

-Creo que es un antagonista-

Ante la pregunta de Adrián, que iba dirigida a Leo, nuevamente la que respondió fue Skylar que sabe como Leo consiguió que ellas fueran sus compañeras de viaje… Pero Adrián y Ángel se preguntan cuál es la razón de eso.

-¿No van a ayudar?-

-¿Cuantas veces preguntas eso?-

Skylar solo quería ver lo que pasaba, ellos… Realmente era un momento crítico.
___________________________________________________________________________

Leo fue enviado fuera de la mansión de un golpe, su oponente cargo inmediatamente contra él y lo hizo impactar contra el duro suelo de piedra de los alrededores de la mansión creando un cráter en el proceso, pero se levantó de inmediato empuñando su gran espada y atacando con vigor, los ataques de ambos creaban ondas de choque al golpearse entre sí, la semidiós… Reli ataca de forma perfecta, refinada, sin el más mínimo error en sus bloqueos, la imagen residual que deja su espada al golpear al joven frente a ella… Casi es como si usara cinco espadas a la vez.

Continuaron en una cruenta batalla, moviéndose a gran velocidad por los alrededores, la figura de Leo parpadea cada vez que ajustaba un paso dimensional para un corto teletransporte, pero la figura de Reli desaparecia y volvia a aparecer para atacar, comenzaron un frenesí destruyendo los alrededores, el sonido de las espadas chocando resuena por el mundo y lo hace temblar, la tierra tiembla con cada ataque de Reli y el cielo ruge con cada mandoble de Leo, la batalla no se podía llamar humana, entre un mortal con habilidades sobrenaturales y un inmortal que lleva el título de semidiós no muerto.

Reli veía hacia abajo al joven, con cada aluvión de golpes que Reli enviaba a él, era demasiado como para que lo bloquee o lo esquive, esto se salió de control con un Leo cubierto en sangre, pero Reli empezó a sentir dolor por todo su cuerpo, una luz parecía rodear la cabeza del chico, Reli chasquea la lengua y decide terminar con esto, pero no sería tan sencillo ahora, a menos que use su fuerza completamente.

Leo se sentía más ligero, incluso si sus vasos sanguíneos se estaban rompiendo, si sus músculos le gritaban que no seguirán y si sus huesos crujían cada vez que bloqueaba, siguió atacando sin tregua, como en una guerra sin cuartel se atacaban mutuamente, nubes de tormenta comenzaban a formarse en el cielo, la señal de un semidiós, la pelea se salió de control.

Leo golpeaba con su guantelete cada vez que entraba en combate cercano, los relámpagos lo vestían como un manto, el fuego empezaba a nacer de él, sus ojos tenían determinación, la aurora que tiene en su cabeza, la corona fue activada para debilitar a su oponente y las llamas divinas purifican al no muerto, pero los efectos no eran tan grandes, se acercó lo suficiente y golpeó con su izquierda en el centro de la armadura de su rival, pero el golpe no la movió, ella pateó el costado de Leo, cada vez que ella lanzaba un ataque, Leo activaba su barrera en espiral y la electricidad servía para que ella no fuera tan temeraria con sus golpes pero aún así, traspasó todas las defensas y Leo pudo sentir que el golpe le rompió varias costillas.

Usando sus músculos al máximo atacaba a su oponente, precognición para bloquear sus ataques, regeneración para curarse lo más rápido posible, corona y relámpagos para frenar a su rival, un estilo inexistente para confundirla y tomar oportunidad, pero el combate que iba a una velocidad indescriptible, junto con esa rival que solo parecía un poco herida por la purificación de corona era una razón de que apretara fuertemente los dientes.

(Un poco más, solo duren hasta que mi enemigo caiga)

Pensó Leo para sí mismo, en un momento… Su visión se oscureció, era un golpe de parte de la semidiós que no había sido bloqueado ni esquivado, porque no era posible, Leo vuela al ras del suelo y es golpeado nuevamente en medio de su vuelo por la empuñadura de la espada de su rival, formando otro cráter en el suelo y rompiendo un poco su armadura.

Reli lo veía desde arriba, lo pateó sacándolo del cráter y enviándolo al cielo, un semidiós sin restricciones, que no estaba atado a las mismas causas que debilitan actualmente a Leo Cross, que no siente dolor por ataques que no sean divinos o con motivos de purificación, que no tenía de qué preocuparse si su corazón explota por llevar todo al extremo más alto, golpeó a Leo que caía desde los cielos, una explosión sónica se pudo escuchar cuando su puño impacto en la armadura, Leo se estrelló contra el suelo como un impacto de meteoro.

-Esto a terminado-

Dijo la semidiós encogiéndose de hombros, pero tenía una sensación extraña, una ola de llamas fue a tragarla, cuando se dio cuenta la ola ya estaba sobre ella, pero se deshizo de la ola con solo un movimiento de su espada, la tormenta había comenzado, la fuerte lluvia caía y golpean fuertemente el cuerpo de Leo, que se había levantado, tensiono sus piernas y despego los relámpagos rojos le envolvían, su espada estaba cubierta por ese brillo rojizo pero ahora era como un metal líquido, se había destruido y Leo la derritio y la hizo tomar forma nuevamente ahora se mantiene por Leo, su forma es dada por él.

Chocando contra la semidiós que previo el ataque y lo bloqueo… O eso creía, la espada de Leo fue cortada, pero llegó hasta la semidiós, la que esquivó al notar peligro, esta espada ya no era un objeto físico, incluso si su calidad antes estaba garantizada por ser acero al carbono, ahora eso no importaba, y había algo en la espada aparte de eso, algo que le dijo que no se dejara tocar por esa hoja aparte de solo ser una aleación derretida.

-...-

Leo seguía en silencio, tan solo blandía su espada y ella hablaba por él, era una señal de destrucción para el semidiós no muerto, la espada era problemática, incluso si intento deshacerse de ella era como un látigo… No, era multiusos desde un principio, ahora era como una forma de vida, bloquear ya no tiene sentido para ninguno de los dos, solo debían hacer el mayor daño al otro.

Leo tenía graves heridas por todo el cuerpo, pero no le tomo importancia, desactivó la sensación de dolor, aunque necesitaba sentir dónde estaba herido para regenerarse ahora no importaba, tenía heridas por todo el cuerpo, así que la dejo como una curación leve e imprecisa, para poder concentrarse en el enemigo frente a él, que con cada ataque hacía temblar la tierra por su fuerza, estaban en una mansión un poco alejada de una ciudad… Pero los terremotos y la tormenta asolaron esa tierra.

Las nubes oscuras y densas que bloqueaba el cielo estaban cargadas con relámpagos, Leo está utilizando atmokinesis, para apuntar los relámpagos hacia ellos, se puso en riesgo para ganar, no sabe si el traje lo salvara de los relámpagos que él mismo está cargando en el cielo para liberarlos como aquel fenómeno meteorológico de un país de sudamérica.

Claro, él no estaba tan dispuesto a permanecer ahí de ser así, está esperando el momento preciso para liberar los relámpagos de esas densas nubes, los ataques que se lanzaban el uno al otro eran feroces, los golpes de la semidiós enviaban a Leo al cielo, es su oportunidad.

Los rayos caen contra la semidiós como si fuera lluvia, pero Reli ya se había movido del lugar, era una imagen residual dejada por una velocidad extraordinaria, nuevamente golpeó a Leo que estaba cayendo, esto le mostró que de haber disparado eso contra ambos… El único afectado sería él, golpeó árboles que adornaban el camino a la mansión rompiendolo mientras se estrellaba con el duro suelo cubierto de raíces, el daño era molesto para moverse, aunque ya no sentía dolor y tenía una descarga de adrenalina junto con dopamina para disfrutar el momento, el que no pueda moverse de forma estable le molestaba un poco.

-¿Aún no quieres rendirte?-

-...-

Leo con su espada de 1.70cm en sus manos, cargó nuevamente contra la semidiós, para él no había razones, no había una razón para ganar, ¿Que ganaría por obtener la victoria? Eso era algo que no le importaba actualmente, se estaba divirtiendo a lo grande, su competitividad que no fue demostrada contra el apóstol fue mostrada aquí y ahora, este era un reto de verdad, él no dejaría pasar esta oportunidad de ejercerse a sí mismo al completo.

-¡¡¡!!!-

Reli fue golpeada fuertemente en un instante, la rodilla de Leo chocó contra su armadura y esta fue abollada, Reli fue enviada a volar al ras del suelo esta vez, Leo con su único pie en la tierra hizo tensión en la punta y salió disparado como un misil cuando libero esa tensión contra el suelo, ahora apareció sobre de la semidiós ella veía al joven… Noto algo diferente… El brillo en sus ojos, una felicidad notable… No, el brillo en él era lo extraño, aunque sus ojos estaban felices, y sus labios formaban una sonrisa, había algo aterrador, algo que noto cuando el puño del joven golpeó nuevamente su armadura… Su mano… No estaba sangrando incluso cuando rompió la armadura con su mano desnuda.

Un aura rodea a Leo Cross, pero esta no es su aura usual, él se sentía más fuerte, rápido, enérgico, pero algo intentaba tomar control de él, pero todavía estaba a un nivel estable así que lo ignoro, tal y como seguía ignorando sus heridas. La semidiós solo pudo ver al herido Leo y chasquear la lengua, el chico se había vuelto más problemático que antes, ella uso su velocidad para aumentar la fuerza del siguiente golpe, utilizando la inercia añade aún más a su fuerza y el corte que debía partir a Leo Cross lo había alcanzado, el mandoble había llegado hasta el joven pero… Él no se movió.

La fuerza que debió haberlo partido por la mitad incluso con sus barreras y equipamientos y separados las dos partes limpiamente en un corte perfecto, porque aún con ese poder la semidiós había ejecutado un ataque perfecto, pero aún así, él lo detuvo con su mano izquierda, el guantelete recibió muy bien el ataque, pero hubo algo más, otra vez la sensación extraña, no era solo la aurora que la estaba quemando, un poder que desde un punto de vista gradual, sería lo opuesto a la aurora y su luz que purifica las impurezas.

-Tu… ¿Quieres morir?-

-...-

La semidiós se dio cuenta de que nunca recibiría una respuesta en esta situación, aunque tenía la fuerza suficiente para liberar su espada, la mano derecha golpeó la hombrera destruyendola con suma fuerza, su puño se había apretado hasta el límite, si la sangre brotaba de él es por esta razón, traspasó las limitantes de su cuerpo que le garantizaban seguridad, la alta tensión en sus músculos los había roto, Leo tenía el antebrazo… No, los dos antebrazos destruidos, los huesos se rompieron, los músculos se rasgaron, sus órganos… su estómago estaba lleno de su propia sangre, su corazón está bien, está forzando la respiración a los pulmones, pero esto no se nota, la sonrisa sigue ahí, como si no le pasará nada en lo absoluto, incluso su rodilla… No, eso está bien, lo que sí fue daño son los músculos de sus piernas, pero sus huesos están bien con excepción de su tobillo izquierdo.

-No, no es solo si quieres morir, la pregunta es ¿Cómo sigues vivo?-

-...-

Leo no se movió, la espada que era sostenida por su mano izquierda comenzó a vibrar del mismo modo que la puerta, los trozos de metal volaron en todas direcciones junto con la onda de choque… Leo… No se movió… La metralla lo golpeó, pero “eso” que lo hace aguantar. “Eso” que bloquea el ataque que debía haberlo matado, le comenzó a pasar factura como una fuerte fatiga mental… “Eso” tiene ego… “Eso” quiere tomar el control ahora que ha sido llamado… Pero Leo lo bloquea, es como si un abrieras un chorro, él intenta ajustar la cantidad de agua que libera el chorro pero, por su inexperiencia haciendo esto no lo consigue completamente… En otros casos, por diversos motivos, no, en este caso, Leo no resiste completamente el poder latente que quiere tomar el control.

Leo vuelve a moverse, tomando la cara de la semidiós en un movimiento y plantando su cabeza en el suelo al momento siguiente, la semidiós fue sorprendida, pero… Golpea a Leo con toda su fuerza, sin importarle si muere, sin importarle la barrera de rayos, sin importar la aurora, sin importar el extraño poder, lo golpea con más de la fuerza suficiente para matarlo, ejerciendo su fuerza como semidiós y no como un no muerto, Leo fue enviado al cielo, ella había peleado a ese nivel por ciertas habilidades que aprendió mientras era un no muerto y su equipamento, no contaba como habilidad de semidiós, incluso la tormenta que representaba a semidioses fue invocada por el chico, no por ella.

Las heridas de Reli vuelven a la normalidad, ella misma lo noto, no puede absorber la energía del chico con sus habilidades de muerto viviente, pero él también intentó absorber la energía de ella, obviamente se lo impidió.

-¡Deja de bromear! ¡Que demonios eres!-

-...-

Reli, frustrada por ese joven impertinente lo golpeó con su mano derecha equipada por un guantelete que se podría considerar como tesoro nacional en la cara ejerciendo la fuerza de una semidiós más la potencia del guantelete, pero el golpe nunca llegó a su cara. Él veía fijamente la mano que estaba a pocos centímetros de su propia cara, Reli no entiende que esta pasando, la confusión le impide ejercer eficientemente su poder, la espada del chico regresó a su mano, literalmente voló a él, ella vio venir el ataque y lo intentó bloquear con los brazales, que también eran al nivel de un tesoro nacional, la verdad es que toda su armadura lo era, ejerciendo la bendición de un semidiós ella creía que el ataque no sería un problema, subestimando al chico, que aún estando al borde de la muerte sin razón aparente, seguía peleando, la espada choca contra los brazales, cabe mencionar… El corte nunca llegó, el metal derretido la envolvió como un látigo y entonces, de la misma forma que manipular un látigo fue lanzada a tierra con una velocidad que superó la barrera del sonido cuando estuvo apunto de chocar con la tierra.

Esta batalla a una velocidad inhumana… Incluso el sobrehumano Leo debería estar muerto ¿Porque no ha muerto? Fácil, la perdida de sangre está siendo solucionada por “Eso”. Ese poder sobrenatural, que supera al Leo Cross actual estaba controlando la situación magníficamente bien, no va a dejar morir a Leo, “Eso” tienes sus propias razones, pero si Leo fuera atacado demasiado fuerte… Si su corazón se detiene… No, posiblemente el poder sobrenatural haría que la sangre bombee.

Pero Leo ya decidió acabar con esto, salió del éxtasis en el que se encontraba y solo pudo descender con cuidado, todo su cuerpo… Estaba horrible, él debería morir pronto si no recibe tratamiento, aunque debió haber muerto hace mucho en batalla.

-Gracias por ayudar… Aunque sabes que prefiero seguir siendo mortal… Deja de usar tus habilidades para mantenerme vivo, es demasiado extraño-

Dijo Leo, como resultado cerró el grifo, el poder cesó, y él cayó al suelo, su energía es un desastre, sus vasos sanguíneo están rotos, aunque los principales estén un poco bien aún se veía el daño, él procedió a regenerar las cosas más importantes con cuidado, el cuidado que no tuvo “eso” ya que podría haberle hecho estallar el corazón en error, los huesos tardarían varios días en recuperarse.

Aparte “eso” y la aurora hicieron desastres en su energía y parte de sus heridas en su cuerpo son a causa del rechazo de ambas, Leo no tenía planeado usa la aurora, pero como no tuvo tiempo de hacer las preparaciones para la otra habilidad tuvo que conformarse, incluso a sí pudo mantener algo estable la cooperación entre ambas virtudes.
Pero… El combate no ha terminado, la semidiós ya está sobre él, nunca se dijo cuando terminaría la batalla, sobretodo en esta guerra sin cuartel donde una de las condiciones ya fue rota.

-Tu… Ya responde-

-...-

-¿Será así hasta el final?-

Reli apretó los puños, los guanteletes crujían por la fuerza ejercida, ese chico en el suelo, cubierto de heridas… ¿Es humano? ¿No es un semidiós como ella? ¿No es el apóstol de algún dios? ¿Quién es él? Todas esas preguntas pasaban por su mente pero… La desechó todas y cada una de ellas.

-Pues muere en silencio-

-Nunca moriré en silencio-

-Eres un… Necesitas que alguien te eduque-

-¿Te ofreces?-

-No… Sería una lástima darte falsas esperanzas-

-¿Donde se fueron tus heridas?-

-Eso no tiene importancia ahora-

-... Si tiene, me interesa saber cómo esa cantidad de heridas puede desaparecer tan rápido-

-Quizás lo descubras en la otra vida-

-No pasará-

-¿Cómo estás tan seguro?-

-Porque yo gane… Solo seguí luchando porque era divertido-
-...-

Ahora era el turno de Reli de guardar silencio, en su mente se preguntaba cómo alguien llegaba a este extremo por mera diversión… Se preguntaba qué clase de persona haría algo así, Leo al ver esa mirada… Solo pudo sonreír con ironía mientras se curaba el mismo, su energía inestable… Tardará un tiempo en curarse por completo.

-¿Que pasa? Creí que querías hablar-

-Responde a la pregunta-

-¿Si quiero vivir? Pff… No hace falta decirlo, si, me gusta estar vivo, pero no le temo a morir, y busco más y más emociones que me hagan sentir bien, placer… Por así decirlo, satisfacción por aprender algo que no sabía, la emoción de enfrentar a alguien fuerte es… Algo asombroso, por lo que no me importa si al final quedo en este estado, eso quiere decir que valió la pena-

-Eres joven, ¿Aun así no piensas en ti mismo? Seguramente hay cosas más seguras que ir y retar a alguien que puede matarte-

-Si quisiera estar seguro… Viviría en una burbuja… Eso no es algo que quisiera… Simplemente mi forma de ser me lo impediría, me gusta mi situación actual-

-¿Estar casi muerto es de tu agrado? Puedes vivir con normalidad… No, con ese talento en peleas sería un desperdicio ¿No es así?-

-¿Vivir con normalidad? ¿A qué te refieres? Hay muchos más fuertes que yo en el mundo, tu eres prueba de eso… Y lo del talento… Bueno… No es como si pudiera negarlo-

Leo muestra autocomplacencia, la verdad es que no se sabe si hay alguien en su mundo original a su nivel que aún sea considerado mortal o que no haya muerto y pasado a los libros de historia, pero en este mundo, Leo está seguro de que hay muchos que pueden dejarlo en una situación como la actual o inclusive peor.

-¿Quieres ser el más fuerte?-

-Error, quiero pelear contra los más fuertes, ser el más fuerte no es posible, siempre habrá alguien más fuerte que tú y de no ser así, da por seguro de que esa fuerza durará poco-
-¿Cómo puedes estar seguro?-

-No es cuestión de estar seguro o no-

-Te contradices-

-Soy un guerrero de la justicia que lucha por la paz y defiende a los inocentes-

-¿A qué vino eso?-

-Dijiste que me contradecía, te di la razón-

-Que forma más extraña de dar la razón a alguien… Pero esto es el fin-

-¿Alguien te dio permiso?-

-No-

Reli pisa la cabeza de Leo, cuando esta por aplastarlo, es detenida por la persona que menos espera.

-Reli, no hace falta matarlo, fue entretenido mientras duro, además matar al ganador es injusto-

-... Esta bien… Pero sabes lo que puede pasar-

-Eso no importa por ahora… Él ganó, debemos escuchar al ganador-

-Amo este lugar…-

El comentario de Leo que se había salvado de la muerte… No, todavía estaba muy cerca de morir, pero está aliviado, aunque se pregunta qué sucede con su crecimiento acelerado, pero lo dejo pasar también.
___________________________________________________________________________

Los que estaban observando la pelea… Aparte del primer grupo eran los Skylords que habían llegado apenas empezar, Ángel y Adrián veían la pelea apretando los dientes… Aunque posiblemente no quieran participar, Skylar… Solo observaba atentamente, Katherine… Estaba azul… Yuzuriha… Se puede decir que se colocó unos ojos de cristal, aunque de todas formas no sigue el ritmo, Karzis… Se replantea si “Andis” es mortal o no, Elicys… Ella si quiere participar, pero perdió de vista los movimientos que se hicieron más y más destructivos, el apóstol… Intentó detener la pelea muchas veces y muchas veces fue detenido por Skylar… Charlotte veía todo con un rostro inexpresivo, los hombres de la nueva religión estaban rezando(?) posiblemente, por último, el nigromante, el hombre de unos 30 años de edad… Cuando estaba vivo, veía la pelea con ojos afilados, como los de un halcón.

Como resultado, todos se sorprendieron porque Leo no haya muerto, incluso si no pasaron ni 5 minutos de pelea… No, puede que sea por esa misma razón. Karzis, Elecys y Charlotte observan a Leo, creen que es su oportunidad, pero… Se levanta como si no pasara nada... No, estaba levitando, no podía ponerse en pie.

-Leo… Deberías tener más cuidado…-

-Algún día tendré cuidado Ángel, algún día que no es hoy… Pero no te preocupes, estaré bien-

-¿¡Estar bien!? ¡Apenas te sostienes!-

-Parece que al fin y al cabo si se preocupa…-

-Hasta yo me preocupo, es simplemente una locura… Sabes que hay formas más fáciles de ganar-

-Adrián… Soy de la clase de persona que no le gusta la ruta fácil-

-Pues lo pareces, incluso deberías hacer las cosas con más cuidado como dice Ángel-

-... Estoy vivo, es lo que importa-

-Por ahora ¿Mañana será lo mismo?-

-No… Después de todo descansaré un poco, luego continuaré con el viaje-

-... *Suspiro* No se puede ganar si no escuchas…-

-¿Dijiste algo?-
Leo estaba sonriente… Aunque cubierto de sangre, solo está flotando porque Skylar lo mantiene en el aire. El nigromante se acerca al grupo, preguntando a sí mismo si verdaderamente se llevan bien o no.

-Bueno, ¿Qué desea él ganador?-

-Puedes ser… Sirvientes por el resto de la eternidad, ya que ninguno de ustedes son mortales-

-Pero tu si lo eres… Solo por lo que dure tu vida-

-Tch… Trato hecho-

-¿¡Que clase de acuerdo es ese!?-

La pregunta vino tanto de los hombres de la iglesia, como de Katherine que no pensaba que las cosas se tornaran así. Leo aceptó el trato a regañadientes reconociendo poder morir en cualquier momento.

-Muchacho, ¿Sabes lo que pasara ahora?-

-Déjame arreglar ese problema-

-¿Sabes a qué me refiero?-

-¿Es el imperio no? Es fácil… Creo-

-Eres bastante extraño… Pero me imagino que es por ser joven-

-Lo que digas-

-¿Ya no tienes problemas de hablar?-

-Ahora tengo un siervo que puede protegerme perfectamente bien-

-... Creo que tienes un problema con tu sociabilidad-

-Para nada, solo debo asegurarme de los factores de riesgo-
-Eso quiere decir que no eres un suicida-

-¿Ves a esas personas de ahí? Descuenta a los dos idiotas y a la de ojos de oro y plata, si lo haces verás que no pueden llegar a protegerse de alguien como tu, yo solo quiero asegurarme de que mis compañeros estén a salvo, el que yo también pueda estar bajo esa protección es secundario-

-Si, eres bastante hablador, no hay problema muchacho, la verdad quiero saber lo que te depara el futuro, por eso evitare un conflicto innecesario como el de la última vez, pero mantente vivo, al menos finaliza el mes sin estar al borde de la muerte-

-No prometo nada, tu tambien hablas mucho, no tienes nada que juzgar en mi-

-Uhm… Déjame ver ¿Esas chicas te acompañan por su propia decisión?-

-Tch… Sabes que no-

-Entonces… No, la verdad no hay nada que juzgar en eso, ellas al menos podrán escapar cuando bajes la guardia-

-Pff, yo no bajó la guardia en esas cosas, ellas pueden intentar escapar, pero yo no soy el que las vigila-

-Eres verdaderamente un demonio…-

-Gracias-

-¡No es un halago!-

-De todas formas no me gusta recibir halagos de personas de mi mismo sexo, alabanzas quizá-

-Alguien por favor… Que regrese a este pobre muchacho al camino correcto-

-Tus súplicas han sido escuchadas, pero como estamos faltos de personal, se pospondrá hasta nuevo aviso-

-Tu…-
El hombre solo se dejo caer de hombros, era verdaderamente un chico bastante problemático, pero sería interesante ver a dónde le lleva el destino, así es como piensa el apóstol de la nueva religión.

-Bueno… Si, debo contactarme con…-

Leo recordó el porqué estaba aquí en primer lugar, contactarse con la princesa Henrietta no debería ser un problema incluso para el fatigado Leo, incluso Gungnir ya debió haber terminado su parte del trabajo era lo que pensaba.

[Hola, ¿Me escuchan? Un, dos, tres, cambió, princesa ¿Estás escuchándome?]

[Si… Aún me sorprende este tipo de comunicación…]

[Tarea terminada, ahora puedes estar tranquila]

Dijo Leo mientras leía el informe de Gungnir… ¿Una lanza no puede dar informes? Pues Gungnir informó el progreso de Rómulo, la eliminación del ejército de no muertos y también… De la existencia conocida como arcontes, fue un trabajo fructífero. Luego estaba Skylar… Que dijo que se lo contaría dentro de poco, pues mantenía una conversación con Katherine y Yuzuriha.

[Eso es fantástico]

[Aunque Rómulo hizo la mayor parte del trabajo]

[¿Mi hermano? ¿Trabajaron juntos?]

[No pidas imposibles, si me ve seguramente intentará cortarme en rebanadas]

[... Posiblemente… Mi hermano haría eso… Solo si lo enojas…]

[Ya lo hice enojar lo suficiente]

[Tienes razón]

Leo una vez le informó a la princesa Henrietta que su trabajo había terminado, se despidió y cortó la comunicación. Luego le pidió al nigromante que le dijera su nombre.
-¿ahh? ¿Solo eso? Herius, con eso es suficiente, de ahí en más no importa-

-Esta bien, no me importa mucho, con eso basta-

-¿Porque siento que acabo de hacer algo que no debía?-

-Es tu imaginación-

-... Eso espero-

-Deberías presentarte tambíen-

Dijo Reli bastante seria al respecto, Leo volteo a ver a el grupo de la nueva religión, hay algunos a los que le diría su nombre, pero no confía en todos.

-Vamos a reunirnos en otra habitación de ser así, tu, puedes venir, te ganaste mi confianza-

Le dijo al apóstol, el apóstol sólo se señaló a sí mismo y asintió después de ver que era en serio… ¿Cuales son los requisitos para ganar la confianza de este muchacho? Se preguntaba el apóstol creyendo que Leo confio demasiado rápido en él, pero recordando que es solo un joven impulsivo lo dejará pasar con un sermón. La verdad, el apóstol es bastante joven, no debe pasar de los 30, pero algo en él es más viejo y sabio, una persona verdaderamente peculiar.
___________________________________________________________________________

Leo está riendo con total libertad, una vez regeneró sus costillas pudo reír cuanto pudo… Hasta que se dañó los pulmones nuevamente, luego procedió al asunto principal mientras reparaba sus pulmones.

-Muy bien, ante ustedes esta Leo Cross, líder de los Skylords, además de ser alguien odiado por un total de dos millones de personas, es un gusto conocerlos-

-La presentación más extraña que has hecho… No, hace unos años-

-Ángel… Se que tu todavía estás afectado por eso, pero mi pasado se queda muerto y enterrado-

-Jajajaja, si, tambien recuerdo que Ángel es el más afectado por ello… Incluso lo sigue estando-

-¿De qué hablan? Diganme-

Leo y adrián hacen referencia al lado chuuni de Ángel, pero es algo de lo que Leo no quiere acordarse. Después de mantener esa conversación por un tiempo innecesariamente largo y cambiando cada dos por tres de tema, retomaron la reunión.

-Bueno, somos solo un grupo de aventureros-

-¿Eso es todo?-

-Un segundo… ¡Nos diste un nombre falso!

Preguntó Elicys, Karzis se dio cuenta de que “Leo” les dio un nombre “falso”, pero el solo negó con su mano para luego decirles la razón.

-Uno… Tienes razón en que no confio mucho en ustedes, pero el nombre no es falso-

-¿Nos diste el real?

Preguntó Karzis mientras veía al resto, nadie parecía dudar de eso, así que lo tomo como verdad. La siguiente en hablar fue Reli, Leo no preguntó su nombre porque ya lo había escuchado.

-¿Qué eres exactamente?-

-Un humano, mortal-

-Eso es falso-

-Dije la verdad, soy humano y soy mortal-

-Los humanos no deberían saber esas cosas-

-¿Que cosas?-

-Vampirismo-

-Ahh, eso, tch… Bueno, fue por causa de usar eso contra un no muerto…-

-Entonces no eres humano-

-La verdad… De donde vengo no es tan anormal, humanos ciertamente mortales poseen esa habilidad, que no lo sepan es otra cuestión-

-... Ahora, las habilidades de arcontes-

-Los humanos podemos alcanzar un nivel de iluminación elevado, cuando eso ocurre la aurora alrededor de la cabeza es una muestra de que es alguien que alcanzó la iluminación ¿No es así?-

La pregunta del final iba dirigida al apóstol que asintió con la cabeza e hizo una demostración.

-Pero él es un apóstol…-

-Pero es mortal, también es humano… ¿No?-

-Exactamente-

Reli queria preguntar sobre algo más pero, Skylar se levanta de su asiento y se dirige a Leo.

-Es suficiente, ahora debes descansar, me encargare del resto-

-Pero no tengo sueño…-

Antes de que comenzaran una discusión sobre ir a dormir, Leo no debería siquiera estar hablando tan naturalmente, entonces, su vista se ve nublada y cae en la oscuridad. Skylar se sentó en el mueble en el que está Leo… Actualmente inconsciente, era un mueble de alta calidad, como el resto de muebles y adornos de la mansión… Aun así Herius muestra un desagrado total a decir su apellido.

-Ahora que está dormido…-

Skylar acerca sus labios a los de Leo y comienza a besarlo, por un momento parecía que Katherine quería levantarse pero algo lo impide, una fuerza sobrenatural. Skylar separa sus labios de los de Leo, con su mano izquierda en la mejilla derecha de Leo y la mano derecha en las costillas, las heridas comienzan a curarse.

-... El beso fue para curar sus heridas ¿No es así?-

-...-

-Responde-

-...-

Skylar no respondía a las preguntas de Katherine, Ángel y Adrián se preguntaban qué clase de relación tienen, Herius, Reli y el apóstol solo lo dejaron pasar, y tanto Charlotte, Yuzuriha, Karzis y Elicys no parecía interesarles en absoluto.

-Bueno… ¿Ahora que?-

-Deberíamos esperar un tiempo, sería malo que se hiciera más daño-

-... Tienes razón-

Ángel preguntó incómodamente, Herius parecía querer decir algo ahora.

-... ¿Lo llevaras a otra habitación?-

-En un momento-

-Uhm… Pueden revisar la mansión si así lo desean-

-Entendido-

-También… Necesito que la señorita me explique que es el objeto que se acerca… No, que es lo que se acerca-

-No debes preocuparte-

-... Aunque digas eso…-

Reli se pone en guardia ante el preocupado Herius, pero Skylar sigue curando a Leo con solo tocarlo. El “objeto” llegó a la habitación, la lanza platinada estaba levitando en medio de la habitación, Skylar tomó a Gungnir a la guardó en otra dimensión.

-Señorita, necesito una explicación más detallada de quienes son ustedes más que simples aventureros-

-¿Puedes explicarte?-

-Qué eres exactamente-

Skylar está manteniendo la conversación de una forma casual, pero ahora sacude la cabeza.

-No hay importancia en eso-

-Si que la hay-

-Realmente, no importa-

-No puedo sacarte esa información… Es una lastima-

Skylar termino de curar curar las costillas de Leo, para luego levantarse y hacer levitar a Leo también.

-Me disculpan por un momento-

-Está bien, sería malo si no lo llevas a descansar-

Skylar sale de la habitación llevando a Leo con ella, Ángel se encoge de hombros, él sabe que ahora es el que está al mando.

-Muy bien, ustedes ¿Quienes son exactamente?-

Preguntó Ángel a las tres mujeres, que estaban intentando lanzar un ataque a Leo, pero la misma fuerza sobrenatural que había impedido a Katherine levantarse también les afectó.
-... No tenemos porque resp…-

-No soy tan buena persona como para dejarlo pasar siempre-

Dijo Ángel apuntando su guadaña hacia ellas, eran lindas y todo, pero Ángel piensa que la familia es importante, además él mismo estaba un severo intento de calmarse.

-Puede que Leo les haya intentado hacer algo-

-¿Intentado? Él es un…-

-Puedes seguir diciendo eso, una vez lo conozcas mejor-

-¿Solo han estado con él por cuanto? ¿Un día, dos?-

-Él es un…-

-Realmente no es momento de peleas-

Dijo Katherine interrumpiendo a Ángel y Karzis, aunque ella no sabía nada de la chica, algo le dice que ella no era alguien normal, pero que no estaba al nivel de Ángel.

-Kathie tiene razón, no es momento para que te pelees con ellas Ángel-

-Lo que digas-

-Posiblemente tengan sus razones-

-¿Ustedes son los compañeros del muchacho?-

-Si-

-Deberían entender que… Ellas están a la fuerza con él-

Los ojos de Ángel y Adrián por poco se salen de sus cuencas, pero mantuvieron la compostura… Por 20 segundos.

-Ese maldito…-
-¿Lo matamos?-

-¿No estaban de su lado hace un segundo?-

-Él se está creando un harem con chicas cautivas, aunque realmente no estamos enojados por eso, es por el hecho de que nos dejará así sin más para hacerse un harem-

-Si, pero… ¿Significa que también podemos?-

-Detenganse ustedes dos-

Los gritos de Katherine no podían detener las fantasías de los dos adolescentes, ellos ya estaban en otro mundo... Realmente no podían ser detenidos.

-¿El muchacho es como ustedes?-

-Si, incluso puede que sea peor-

-Aunque no es tan chuuni como Ángel-

-¿A qué viene eso?-

-Creo… Que esto saldrá de control pronto-

-*Suspiro* Ángel, Adrián, detenganse un momento-

Katherine intentaba detener a los dos idiotas, el tercer idiota suicida está durmiendo en otra habitación. Skylar regresa a la habitación notando el escándalo y solo puede encogerse de hombros al notar la razón.

-Debo tomar mi licencia-

-...-

Charlotte veía al apóstol salir de la puerta, pero no hubo cambio de expresión en su cara, ella ya había aceptado que era imposible que él la ayudará. Skylar solo regresa a su asiento como si no tuviera nada de qué hablar, Ángel y Adrián seguían hablando de trivialidades.

-¿Debemos seguir aquí?-

-Para nada-

Respondió Skylar a la pregunta de Katherine, Herius sale de la habitación, siguiendo con Reli, luego Karzis y Elicys, Ángel y Adrián también salieron, solo Charlotte se dirigió a Skylar.

-¿Qué es exactamente Leo? ¿Cómo alcanzó la iluminación?-

-Deberías preguntárselo a él directamente-

-...-

Luego de eso ella también sale de la habitación dejando solamente a Skylar y Katherine.

-No puedo proteger a estos niños…-

-No había nadie a quien proteger en primer lugar-

-¿Cómo puedes decir eso?-

-Es solo la realidad, si no te gusta, siempre puedes esforzarte y tomar las riendas de la situación-

-Tu… Puede que nos llevemos bien-

-Imposible-

-¿Ehm? ¿¡Porque?-

-Solo bromeo, tengo que descansar yo también-

-Entiendo-

Así, la habitación quedó vacía, Skylar parecía extrañada al salir, frunciendo el entrecejo por un minúsculo momento, la hermosa chica volteo a ver la habitación vacía, pero no había nada, así que lo tomó como algo sin importancia.
___________________________________________________________________________
Capítulo 9

Ángel paseaba por la ciudad cercana a la mansión, se dirige al gremio de aventureros que Herius le había informado, intentará ser calmado esta vez mientras hace las misiones. Entrando en el gremio para ir directamente al cartel de misiones, tomará una de rango A para poder seguir subiendo, un grupo se le acerca.

-Jajaja, esta loco, tomar una misión de rango A él solo-

-Dejalo, quien sabe que pueda hacer-

-Pero no parece tan fuerte-

-Escuche que algunas personas pagan para poder llegar a un rango superior…-

-Él debe ser uno de ellos ¿Que es eso que llevas ahí niño?-

-¿No empieza a hacer frío?-

Ángel… Un poco enojado y reprimiendo sus ganas de convertirlos en paletas heladas, sale para realizar una misión de caza de Wyverns, Ángel está seguro de que no tomará mucho tiempo.

-Realmente está loco-

-¡Te estamos hablando!-

-¡Mocoso!-

Ángel, que había salido del gremio de aventureros se detuvo un segundo, el suelo bajo su pies se congeló para luego agrietarse, los hombres retrocedieron pero uno sigue acercándose sin problemas.

-Venga, no seamos así con el chico, está yendo a su funeral-

Un hombre de cabello rubio y ondulado con ojos azules se acerca a Ángel, parece tomárselo todo de forma calmada. Ángel no tuvo problemas en alejarse, mejor dicho, corrió con todo lo que tiene, como si hubiera sido espantado por algo.
-... Creo que… Lo asustaste-

-Pero… ¿Cómo?-

-... Piensalo…-

Los hombres le hacían ver su error al acercarse de esa forma… Cuando se dio cuenta quedó pálido.
___________________________________________________________________________

Ángel seguía corriendo hasta la montaña en la que había sido avistado el Wyvern, normalmente sería teletransportado hasta el lugar, pero decidió correr… Mejor dicho cuando se dio cuenta ya estaba corriendo a una velocidad impresionante de 40 km/h, la fricción del viento no existía en ese momento mientras él acelera aún más, la gravedad era débil, dio un salto y alcanzó los 10 metros, aterrizando sin problemas disminuyendo la velocidad de la caída con el viento, ya podía avistar la montaña rodeada de un extenso bosque.

Si alguien lo viera correr así, seguramente sería ignorado creyendo que no podía ser posible… Una especie de sup*rman vestido de azul oscuro y negro, llevando una guadaña cubierta en varias capas de tela gruesa que recibió en la mansión.

Una vez llegó al bosque, varios monstruos de aspecto draconiano estaban ahí, Ángel desviste la guadaña de las telas, y las deja en la rama de un árbol, luego se enfrentó a los monstruos cortandolos antes de que tuvieran oportunidad.

-Esto es problemático-

[Requiem of Darkness]

Grito Ángel como si fuera el nombre de una habilidad, la luz desapareció del bosque, cortando a los monstruos desde la oscuridad con su guadaña.

[Dark World]

Siguió nombrando habilidades un tanto chuunin mientras todos sus alrededores caían más en las sombras, pero él puede ver perfectamente bien entre esta oscuridad. Cortando a los draconianos monstruos mientras se abre paso a la montaña a una gran velocidad.

Cortes con una fuerza monstruosa, mientras gira en el aire aumentando la fuerza centrífuga en los cortes. Ángel ve en esta oscuridad con una excelente visión nocturna, sus ojos verde esmeralda tienen un pequeño brillo como el de un depredador, cuando un monstruo veía el brillo de sus ojos, Ángel ya había tomado su vida, realmente alguien aterrador con una fuerza y velocidad sobrehumanos y habilidades que le permiten luchar en la oscuridad, aunque debe prepararse, cuando ya toma la costumbre puede pelear perfectamente bien.

Los cortes en reversa, cuando repasa a un enemigo y gira para dar con él, dando a la guadaña el efecto de un palo de golf para aumentar el golpe, el monstruo era asesinado sin problemas por esos métodos, luego se detuvo, frente a un monstruo bastante grande que parecía aún poder ver en este estado.

-Hmm… No, no eres quien busco-

Dijo Ángel y tomando la guadaña con ambas manos con fuerza, corto al monstruo que intentó esquivar instintivamente, era como un cazador, la línea entre quien es el monstruo entre Ángel y los draconianos seres estaba bastante difusa, no les había dado ninguna oportunidad de resistir.

Ángel llega al nido del Wyvern, el dragón está dormido, no le ve importancia a que hacer ahora, toma su guadaña con una mano, y golpea el suelo, el dragón despertó.

-[End of the world] versión [Ice age]-

Dijo Ángel, mientras la temperatura de los alrededores caía en picada, el dragón lanzo una llamarada de fuego, pero una barrera esférica cubría a Ángel, las llamas calientan las paredes y el suelo de la cueva, pero esa temperatura estaba desapareciendo, como si alguien ajustará la temperatura de la zona, parte del calor no pudo ser cambiado, las llamas se congelaron dando el efecto de un bloque de hielo en llamas, el dragón nota la congelación e intenta lanzar otro aliento.

Pero un fugaz Ángel había aparecido detrás de él, con la guadaña preparada para realizar un corte en su cuello con la fuerza suficiente como para ignorar sus duras escamas, el dragón se tira al suelo para escapar, pero Ángel gira sobre sí mismo aumentando la fuerza centrífuga para cortar al dragón desde arriba.

Nuevamente el dragón esquiva el mortífero ataque, es un dragón de unos 5 metros, con escamas rojas, alas del doble de su tamaño y bastante ágil. La energía aplicada en el golpe fue conservada por la guadaña.

Ángel cae refinadamente en el suelo y adopta una pose que le haría lucir genial según cualquiera que lo viera, aunque posar siendo el único presente un dragón que quiere matarlo es algo extraño.

-Bastante bien, pero la temperatura ya afecta los alrededores-

Dijo Ángel, la temperatura seguía bajando, los huevos que había en el nido se congelarían dentro de poco… Ángel frunce el ceño al ver hacía los huevos. El dragón nota esto y bloquea la visión de Ángel.

-Tch… Lo dejaremos hasta aquí por hoy, seguramente él dirá algo como “Podría haber sido útil” Un momento… Creo que se me ocurrió algo-

El dragón no podía entender a que se refiere el chico frente a él, pero Ángel empezó a pensar en los beneficios que traería matar al dragón o no, para luego decir.

-Serás mi nueva mascota-

Sin duda el chuunin conocido como Ángel Cross se había replanteado entre matar al dragón o volverlo su mascota, después de todo nada se lo impediría según él, es poco probable que Leo o Adrián reaccionen por un dragón, sobre todo cuando ellos, tanto Ángel, como Adrián como Leo simplemente disfrutan de su vida, de una forma bastante criticable.

[-----------------]

El dragón soltó un rugido en desaprobación, se demuestra claramente que Ángel y Leo son villanos que hacen lo que quieren.

-Mira el lado positivo, más vendrán después de mi, ellos no te dejarán con vida, además creo que puedo reclamar la misión con solo “deshacerme del dragón” ¿Que te parece ahora? ¿Realmente crees poder derrotarme? No me hagas reir-

El dragón se veía cada vez más ofendido por esas palabras, posiblemente Katherine lo regañe en momentos como este, pero ahora Ángel estaba solo, podía hacer lo que quiera, aunque es alguien tranquilo en general, muchas veces le dan estos ataque chuunin.

-¿Aceptas o no? Si no lo haces morirás y perderás todo, me llevare tus tesoros-

[Suficiente]

-Finalmente, me estaba cansando de mantener el contacto telepático activo-

[¿Los humanos se volvieron tan insolente?]

-Si fueras más fuerte estaría bien que hables de esa forma, pero no das esa sensación-

[Poder…]

-Te falta mucho de eso, aunque admito que eres rápido para escapar ¿No es así?-

[¿Cómo te llamas?]

-¿A qué viene eso?-

[Debo saber quién será mi jinete]

-¿Entonces aceptas?-

[Si, por mis hijos y tesoros, aceptó la solicitud]

-Eso fue… Más fácil de lo que esperaba…-

[¿Que esperabas?]

-No es que… Nada, soy Ángel Cross, sere tu jinete hasta que mueras-

[¿Ya sabías de los jinetes de dragón?]

-No… No exactamente…-

[Quieres decir… Mi jinete es malvado]

-No lo veas de ese modo-

[Soy un dragón, puedo vivir por más tiempo]

-Pero tu orgullo impedirá que tu jinete muera-

[Entonces si sabes al respecto]

-Es algo evidente-

[Eres un humano interesante, está bien, iré contigo]

Dijo el dragón, una luz baño a Ángel, el vínculo se había formado, Ángel subió al lomo del dragón.

[Deberías esperar a transportar las cosas primero]

-Por eso vamos a buscar los mantos que deje al entrar al bosque-

[¿Sabías que esto pasaría?]

-Para nada, las había usado para cubrir mi arma mientras iba por la ciudad-

[Ya veo, ciertamente es un arma peculiar]

Dijo el dragón acercándose a la entrada de la cueva, extendió sus alas y concentró su energía para volar. El dragón despegó a los cielos con Ángel es su espalda, normalmente no se dejara montar por nadie, pero había convertido a este chico en su jinete actual. Haciendo acrobacias en el aire hasta que deciden ir a buscar los mantos.

-¡Eso estuvo genial!-

[No tenías esa actitud antes]

-Verse genial es un punto principal para atraer chicas-

[No puedo discutir eso]

El dragón y el chuunin… Ángel recogieron los mantos y volaron nuevamente a la cueva, recogieron el tesoro del dragón y despegaron a la mansión, luego vendrian a por los huevos.

Una vez guardaron el tesoro regresaron, el dragón había puesto guardias en los alrededores para proteger su nido, los monstruos draconianos habían hecho su trabajo esta vez. Tomaron los huevos con cuidado de no destruirlos en un descuido y nuevamente despegan al cielo, eran cinco huevos en total, fueron cuidadosos en el viaje con los huevos que eran más grandes que los de un avestruz.
___________________________________________________________________________

Mientras descendían podían ver que Adrián había regresado, Ángel lo saludo desde el lomo del dragón, Adrián… Los ignoro y entro a la mansión sin darle importancia al dragón.

-Creo… Que tiene un shock… Ya regresará-

[No lo hará]

-No seas pesimista al respecto-

Aterrizaron y Ángel llevó los huevos al interior de la mansión guardandolos en su habitación como refugio temporal, él aún no exploró toda la mansión, puesto que no tenía la urgencia de hacerlo, posiblemente haya un lugar mejor para conservarlos, pero se preocupara por eso luego.

-Los huevos… ¿Tienen algún requisito para eclosionar?-

[Eclosionan dentro de un mes]

-Con que solo falta un mes… Bueno, me voy a la ciudad, ya les avise a todos que no te maten-

[Como si fuera tan fácil matarme]

-En esta mansión, casi todos podríamos matarte por separado… Bueno, 6 de 11 podemos-

[... ¿Por separado? ¿Quieres decir que 6 personas que viven en esta mansión pueden matar a un dragón por su cuenta?]

-Puede que sí, si ese dragón eres tu, solo necesita 3… No 2 minutos, eso es tiempo suficiente para que se aburran y te maten-

[¿¡Se supone que yo soy el monstruo!?]

-Bueno… Cuando vives con una semidiós… Ella da miedo-

[¿¡Una semidiós!?]

-Si…-

Ángel se dirige nuevamente a la ciudad luego de responder, además de añadir “Si puedes seguir vivo estaría bien” dejando al dragón en un estado shockeado.
___________________________________________________________________________

Una vez volvió a la ciudad, esta vez con la guadaña a simple vista ya que los mantos estaban calentando los huevos, se dirige al gremio otra vez, para preguntar si la eliminación del dragón era la única forma de completar la misión. Cuando entró al gremio, nuevamente el grupo lo recibió, pero esta vez había mujeres en el, pero Ángel sentía que era una trampa y fue directamente con la recepcionista.

-Quisiera preguntar algo referente a mi misión actual-

Le dijo a la atractiva recepcionista de forma galante, después de todo, ninguna de las mujeres de la mansión lo dejarían intentar ligar, algunas porque dan miedo, otras porque te matarían… No, la verdad es que todas dan la sensación de que te mataran, menos Skylar, Katherine y Yuzuriha, aunque Yuzuriha posiblemente este en un punto gris, Skylar desaparece con cada intento solo para asustar, y Katherine tiene complejo de hermana mayor, Ángel está seguro de que Leo diseño esto para que les fuera difícil intentar algo.

-La misión de supresión de Wyvern ¿Ocurrió algún problema?-

-Ohh... Si, por accidente adiestre al dragón-

-... Ya veo...-

-¿¡Por accidente hizo que!?-

-Claro~ Yo tambien adiestro dragones por accidente~-

Nadie creía las palabras de Ángel Cross... Pero él solo los ignoro, la recepcionista debe verificar si eso es verdad.

-¿Una prueba? Claro, porque no-

(Hola, necesito que vengas a la ciudad por un momento)

[Entendido]

-Listo, viene en camino-

-... Perdón por las molestias...-

La recepcionista tampoco se cree que alguien adiestre a un dragón por accidente, no... La verdad nadie creería algo así, pero Ángel estaba tranquilo, como si no le importara nada en lo absoluto, salió del gremio cuando creyó que su compañero había llegado, el batir de las alas era algo que los aventureros no podían ignorar, ellos veían a la bestia con terror.

-Gracias, ahora ¿Hay alguna recompensa?-

-... Un momento...-

Dijo la recepcionista que había salido a comprobar la situación, parece que hablara con sus superiores al respecto, después de un tiempo ella regresó y le confirmó un recompensa, Ángel pidió al dragón volver a la mansión con telepatía. El hombre de cabello rubio y ondulado intentó dar una explicación respecto a lo que pasó antes, Ángel al ver no dijo ni hizo absolutamente nada.

-Sobre lo que pasó antes, creo que hubo una confusión-

-Esta bien-

-¿Tienes algún partido?-

-Los Skylords, no somos muy conocidos para ser rango A-

-¿Eres rango A?-

-Si ¿No se nota?-

-... Pareces solo un chico con ropas caras y una guadaña...-

-... ¿Quien dice eso?-

-Ellas-

-No hay problema-

Dijo Ángel cuando vio a las mujeres que el hombre señaló, pero luego recuerda que tiene que hacer otra misión, esta vez es cantidad, un centenar de monstruos se había agrupado en las cercanías, espera no tener que darles techo esta vez, puesto que incluso el sería regañado si lleva un centenar de monstruos.

(Quizás... ¿Puedo aprender el almacenamiento dimensional?)

Era una de las muchas habilidades que Leo había explicado, pero sus explicaciones son largas, aburridas, y ya escucho más de las que habría deseado escuchar en una vida, lo peor es que se sentía como si te explicara como respirar, era algo realmente pesado para Ángel y Adrián, por eso Leo tenía más habilidades, él las recolectaba, pero Ángel llevó las suyas a un nivel superior, digno de alabanza, Adrián también es lo mismo, la única habilidad de Leo que cuenta cómo maestría es su barrera, incluso si puede crear más tipos con el otro centenar de habilidades, aunque Ángel sabe que Leo seguramente solo tiene unas 20, luego solo las dividió en sus propias sub ramas como si se tratara de un árbol de habilidades de un videojuego.

Intentando recordar el proceso, luego de que recordara todo intento hacer que su mano pase a través de las dimensiones, debía mantener la energía, ya que si cortaba el suministro perdería la mano, luego intentó almacenar algo, tomo la bolsa de oro que tenía a su costado y la dejó en la otra dimensión para luego intentar sacarla, se puso pálido al ver que no podía abrir la dimensión de bolsillo... Luego de varios intentos consiguió abrir la dimensión, lo que le alivió un poco... Pero ahora no consigue la bolsa.

-Maldición...-

Dijo mientras rebuscaba la bolsa, se preguntó si él mismo podía entrar a buscarla... Decidió no hacerlo, después de 5 minutos de lucha constante para encontrar la bolsa de oro finalmente lo logró, soltó un suspiro de alivio y se fue al mercado a comprar comida, recuerda que el punto de estas habilidades es practicarlas constantementes para poder dominarlas, Adrián, Leo y Ángel tiene una cierta característica, incluso si olvidan que tienen esa habilidad, con solo recordar de qué va pueden recuperarla, para Leo que tiene demasiadas como para entrenarlas todas esto es una bendición, para Ángel que normalmente juega videojuegos por horas y horas también, lo mismo para Adrián.

-Vamos... ¿Me estas siguiendo?-

-Quiero conocer a tus compañeros-

-¿Quieres unirtenos? Ok-

-¡Nunca dije eso!-

-Mi hermano tiene una extraña política de conseguir personas, tú servirás de algo, mínimo como escudo de carne-

-¡Tu y tu hermano son demonios!-

-Posiblemente-

-¡Porque no lo niegas!-

-¿Hay algo que negar?-

-...-

El hombre ciertamente quería unirse a los Skylords... Pero ahora no está muy seguro de hacerlo, simplemente ver como serian sus compañeros es algo que lo hace retroceder.

-¿Ustedes trabajan en equipo no?-

-Depende, ¿Cuantos enemigos? Si trabajamos en equipo, pero son solo unos calentamientos, un bocadillo antes del plato principal-

-¿Porque hablas así?-

-Tengo hambre-

Ángel está vaciando los puestos de comida, extraña comer pizza mientras juega algún videojuego de peleas sangrientas, nadie sabe cómo es que le puede dar hambre pensando en algo así, pero simplemente es él, aunque Leo muchas veces conseguía algo lo suficientemente perturbador para quitarle el hambre a él y Adrián.

-¿Como es el resto?-

-Dejame decirte, seguramente no quieres unirte a nosotros, por tu salud no te lo recomiendo, nuestro supuesto líder casi murió ayer-

-¿¡Que le paso!?-

-¿Quieres saberlo?-

-Tu dices que eres realmente fuerte, ¿Entonces como tu lider casi muere?-

-Ese terco no muere, ni morirá, incluso si lo golpean contra el suelo creando un cráter, si quieres saber más debes unirtenos-

-...-

Al hombre ahora le da curiosidad, pensando si el líder de su equipo era humano o no, su curiosidad siempre le había llevado a hacer cosas alocadas.

-¿Hay bellas mujeres?-

-Desiste, es mi sugerencia-

-¿A qué te refieres?-

-No es buena idea intentar algo con ellas, si lo intentas, te mataremos, intentalo con alguien que no sea nuestro conocido-

-Ustedes son muy violentos...-

-Para nada, si fuera violento habría destruido este lugar cuando ustedes me molestaron-

-... ¿Destruido?-

-Toda la ciudad-

-¡Si son violentos!-

Ángel seguía comprando todo lo que veía, pero aún así no le hizo mucho daño a su billetera, su posible nuevo compañero le preguntaba cómo tenía tanto dinero si lo desperdicia de esa forma.

-¿Eso es un tienda de armas?-

Su posible nuevo compañero asintió a la pregunta, sabe muy bien que seguramente comprará… Posiblemente la tienda y los trabajadores, se había comenzado a preguntar cómo es que personas así pueden formar un grupo, la verdad es que se pregunta si se pueden llevar bien entre ellos.

Ángel entró a la tienda de armas para verificar el precio de las armas que habían encontrado en la mazmorra, es atendido por una chica que parece ser la gerente, es bastante linda, Ángel rápidamente se pone entre su posible nuevo compañero y la chica.

-Bienvenidos-

-Si… Quiero que me muestre su mejor mercancía-

Ángel lo dijo claramente con intenciones de negocios, pero en su mente sono pervertido, sobretodo por el cuerpo bien formado la encargada y su bella cara, pero pronto sacudió esos pensamientos y se calmó, no debe dejarse ganar.

-Venga por aquí~-

-Esta bien-

-¿Porque vienes a esta tienda? ¿Algún arma en específico? Parece que eres un usuario de guadaña y a decir verdad es de… Esa guadaña… ¿Me dejas verla un segundo?-

-Claro, solo que no intentes sostenerla, no podrás-

-¿eh? ¿Lo dices enserio?-

-Si, mis compañeros no pudieron levantarla una vez yo la tomé, uno de ellos también tiene una maza peculiar-

-Ya veo-

La encargada de la tienda de armas comenzó la revisión de la guadaña.

-Hmm… Tiene un buen filo, es fácil de maniobrar… Esta maldita…-

-Lo suponía-

-¿Aún así la sigues usando?-

-No puedo usar otra cosa-

La cara pálida de la encargada mostraba que era enserio, la verdad Ángel ya no siente poder usar otra arma, en parte por la maldición, en parte por forma de ser chuunin, lo cual no debería contar, pero es lo que empezó el problema.

-Eso parece bastante malo-

-¿En qué consiste la maldición?-

-Hacer que el usuario caiga en un frenesí de locura y odio… A corta su vida para aumentar su filo… También su durabilidad aumenta-

-Ya veo-

-¿Porque no pareces preocupado?-
-La verdad es que… No me afecta mucho, lo de robo de vitalidad conozco a alguien que puede encargarse, lo de locura… Bueno, soy un poco afectado, pero solo cuando la uso en combate-

-... Eso es impresionante-

-No es para tanto-

-...-

El posible nuevo compañero sentía que sobraba en esta situación, él normalmente coquetea con las chicas que ve, pero esta vez no esta seguro de hacerlo, él chico al que está acompañando es capaz de domar a un wyvern, pero se imagina que no debe ser enojado, por nada del mundo, la verdad es que tiene razón.

-Bueno, ¿Tienes algo que sea similar?-

-Si, déjame mostrarte-

Dijo la bella encargada mientras buscaba unas armas similares, Ángel cree que posiblemente pueda usar las armas que sean similares a la guadaña. La encargada de la tienda regreso con distintas armas, una de ellas era una hoz atada a una cadena con un peso en el otro extremo de la cadena.

(¿Qué hace esto aquí? Como era…)

Ángel intenta recordar el nombre pero no se le hace posible justo ahora, la encargada le trae varios modelos diferentes pero todos son la misma arma.

-¿En qué se diferencían?-

-Hierro, bronce, acero y plata, respectivamente, pueden ajustarse encantamientos si así lo deseas-

-¿Encantamientos?-

-Es cuando hechizas un arma para mejorar sus características, en algunos casos con escrituras-
Ángel recuerda la lanza de su hermano, los diferentes idiomas y simbología que están cubriendo completamente el arma.

-¿Hay algún límite?-

-Depende del material y la persona que realice el encantamiento, se dice que diez es el máximo registrado-

-¿Estás segura de eso?-

-Está confirmado-

-*Suspiro* Pues… Juro haber visto una con mucho más, incluso puede que haya más de lo que se ve a simple vista-

-¿De qué hablas?-

-Nada, puede que solo yo tenga una equivocación-

-Si hubiera alguien capaz de lograr algo así ya habría sido tomado por el imperio-

-Posiblemente, ¿Cual es el precio?

-4 de plata, 6 de plata, 14 de plata y 20 de plata respectivamente-

-¿Cuanto es por un encargo?-

-Depende si dispones de los materiales o no-

-... Me llevaré el de plata-

-¿Desea algo más?-

-¿Tienes días libres?-

-No muchos~ Pero puedo hacer algo al respecto-

Ángel estaba bastante feliz de escuchar eso, su posible nuevo compañero estaba revisando la tienda, pero no parecía que fuera a comprar nada, así, Ángel acordó una cita con la encargada de la tienda.
___________________________________________________________________________
Capítulo 10

Ángel se movía por la ciudad siendo seguido por su posible nuevo compañero, ya no le tomaba importancia a ser seguido por alguien a todos lados. Alguien tropieza con Ángel, pero él ni se movió por el golpe, pero un grupo no estaba feliz por eso.

-¡Oye tu! ¡Fijate por donde andas!

-¡Discúlpate en este momento!-

-¡Mira! ¡Está tan asustado que no puede hablar!-

Ángel solo puede resoplar, mientras intentaba ignorar a los sujetos, pero secretamente bajaba la temperatura de los alrededores, él sabía que esto no terminaría bien, pero alguien lo detiene.

-Venga, vamos a llevarnos bien-

-¡Silencio ricitos!-

-¿¡Que la niña no se puede defender!?-

(Esta guadaña… ¿Acaso creen que es un adorno?)

Pensaba Ángel, se dio cuenta de que una sombra se acercaba por su costado, procedió a apagar las luces al hombre que intentaba atacar lanzando su guadaña hacia él. El hombre que se acercaba atrapó la guadaña pero no pudo mantenerse en pie, Ángel lo patea en el suelo mientras observa al resto del grupo, recogiendo la guadaña con sus pies, para luego levantarla y tomarla con su mano.

-Sigamos-

Dijo Ángel sin voltear a ver al grupo, su posible nuevo compañero dijo "Si..." para continuar siguiéndolo, el grupo de hombres le bloquearon el camino, Ángel seguía intentando mantenerse calmado pero... Le atacaron con una espada corta. Ángel tomó el brazo del hombre que lo atacó con la espada corta y entonces... Rompió el brazo con hacer presión con sus dedos, los gritos del hombre posiblemente se escucharon por toda la ciudad, luego de eso Ángel lo levantó con una mano y lo lanzó hacia el grupo, el resultado fue... Un lanzamiento de bolos, todos los pinos cayeron.

-Sigamos-

-Ok...-

Ángel siguió caminando por los alrededores de la ciudad y llegó a una zona más oscurecida, en el sentido de no parecer un buen lugar para vivir, pero su posible nuevo compañero lo hizo salir de ahí. Ángel decidió volver al gremio a por su recompensa, después de todo es la razón por la que sigue en la ciudad.
___________________________________________________________________________

El gremio de aventureros lo recibió en júbilo, pero Ángel los ignora por un momento hasta recibir 50 piezas de oro, luego toma la misión de rango A, después de todo no le permitían tomar otra misión hasta terminar la actual, ahora si podía salir de la ciudad, pero se detuvo a coquetear con las chicas aventureras que eran bastante lindas, su posible nuevo compañero sacó una guitarra Ángel frunce el ceño por un segundo, pero luego lo ignoro, comenzó a tocar una canción bastante alegre, parecía llenar la energía de todos los aventureros en el lugar.

-Ya veo... Es un support-

-¿?-

-Nada...-

Las chicas aventureras le observaron con duda un segundo, luego decidió ir a terminar su misión para regresar a la mansión, pero es detenido por su posible nuevo compañero.

-Tome una decisión, me unire a los Skylords-

-Eso fue... Demasiado sencillo-

-¿A qué te refieres?-

-Mi hermano necesito extorsionar al resto-

-...-

Aún así, el bardo pervertido que manoseó a las aventureras y fue abofeteado no parecía desistir de unirse, una vez se presentó con el nombre de Gin y oficialmente a los Skylords bajo el lider de repuesto, no, posiblemente solo el líder, ya que el líder real siempre estaba siendo atendido por sus heridas. Una vez se unió oficialmente, Gin quería participar en la misión con Ángel, pero este insistió que era innecesario.

-Tienes que trabajar en equipo-

-Estamos de vacaciones-

-¿Cuando formaron el partido?-

-Hace unos días...-

-¿¡Entonces cómo pueden tomar vacaciones!?-

Ángel suspira, no cree que sea buena idea, pero lo deja acompañarle para que sepa a que nivel debe estar en este equipo.
___________________________________________________________________________

Diferentes tipos de monstruos se reunieron cerca de la ciudad, mínimo un centenar, Ángel giraba su guadaña mientras se acercaba caminando, entonces, tensiono sus piernas y despegó, con un corte vertical asesina a un monstruo con apariencia de lobo, con un corte en regreso asesina a un monstruo de apariencia humanoide, comenzó una rafaga de cortes asesinos mientras los monstruos iban a por él, usando a un monstruo parecido a un oso como plataforma aplastando su cráneo con su mano, para luego lanzar al monstruo de más de dos metros contra el resto, nuevamente volvió a usar su guadaña para realizar cortes a los que saltaban hacia él.

Comenzó a ir a mayor velocidad por todo el lugar, cortando a monstruos con apariencia de reptil y a serpientes de un ojo, usando el reverso de la guadaña para romper los cráneos de un golpe y el filo para separar los cuerpos limpiamente, la masacre no hacía más que comenzar, corriendo hacia los diferentes monstruos, rotando en el aire luego de un salto y cortando a cinco con ese giro.

-[End of the world] version [Age ice]-

La tierra comenzó a congelarse, la temperatura había descendido en picado, los monstruos tipo reptil se volvieron más lentos, pero los tipo lobo, humanoides, oso, y otros bastante amorfos estaban relativamente bien al principio, Ángel saltaba por todo el lugar para cortar y aplastar a todos, varios lobos saltaron a su espalda, pero el roto, tomó firmemente su guadaña entre sus poderosas manos, cortó a los lobos partiendolos por la mitad, los pedazos salieron disparados en direcciones diferentes por la fuerza del corte, Ángel seguía cortando a todos, comenzó a formar guadañas y hoces para usarlas como soporte en saltos rápidos y aveces tomarlas para asesinar a algún monstruo lanzandolas hacia ellos, las guadañas de hielo lanzadas giraban ferozmente y se enterraban en los cuerpos, incluso había monstruos con forma de conejos, pero ellos fueron repartidos en dos por la fuerza de los lanzamientos de aquellas guadañas de hielo, que a veces hacen regreso como boomerang para continuar con su macabro trabajo.

Era obviamente telekinesis para mover las guadañas lanzas un poco, el giro seguía al filo de la guadaña, giraban en cualquier dirección, algunas incluso se ajustan en el aire para regresar, los monstruos estaban aterrados, pero las guadañas comenzaron a girar alrededor del grupo en sentido de las manecillas del reloj. Ángel seguía cortando a los monstruos aumentando la fuerza centrífuga de la guadaña.

Con su velocidad aparecia detras de ellos, los monstruos solo veía la sombra que aparecía por un momento y entonces ya era muy tarde para hacer algo. Aumenta aún más el poder en la guadaña con su propia fuerza, no hay monstruo presente que resista, ni los que parecen armadillos o tortugas, Ángel hacia rotaciones en el aire y cortaba a monstruos tipo armadillo en dos, luego balancea la guadaña sobre su cabeza para conservar la fuerza centrífuga y cortar a un monstruo tipo oso de dos cabezas, luego la movió a un monstruo frente a él, la guadaña parecía haber fallado, pero Ángel la sujeto y la colocó el filo de forma que cortara a un monstruo con forma de lobo, era el más grande de los lobos aquí, fue cortado sin problemas, como si la guadaña estuviera mortalmente afilada.

Era un demonio en el campo de batalla... No, en el campo de ejecución del que los monstruos no podían escapar, en un ataque enloquecido, Ángel aplastaba los cráneos de algunos con la fuerza de sus piernas, luego cortaba al monstruo en su lado contrario en una rotación, la guadaña ya cargaba potencia inimaginable para estos monstruos, era verdaderamente injusto, incluso si era una misión de rango A de uno contra cien, mínimo necesitas mil para enfrentar a ese monstruo de la guadaña, las serpientes de un ojo ya habían sido completamente congeladas, los demonios de aspecto reptiliano habían sido repartidos en dos una vez congelados.

Todo esto era presenciado por Gin y un grupo de aventureros que no creían que Ángel pudiera con todos ellos, pero incluso parecía que no se esforzaba, notaban los levantamientos del polvo cada vez que saltaba diez metros en el aire para rotar mientras cae, como si se centrara en el estilo mientras los elimina... Se discutían si era un rango A, seguramente debería ser un rango mínimo S.

Ángel no solo aplastaba con un toque, si no que causaba congelación al tocar a un monstruos, las partes destruidas por su fuerza eran congeladas como si el rey del hielo los tocara, la guadaña que seguía cortando a los monstruos que habían descendido a una veintena, realmente parecía que esto era sencillo para Ángel.

-[Dark World] [Requiem of darkness]-

La oscuridad invadió la zona, como si alguien hubiera apagado las luces, los monstruos que podían ver en la oscuridad apenas podrían ver el brillo de los ojos de aquel depredador, cuando ya era demasiado tarde, si no era un corte de la guadaña eran pateados por las poderosas piernas o aplastados por uno de sus brazos para ser inmediatamente congelados por el toque, que hacía que estallen en pedazos de hielo si el golpe era demasiado fuerte, la luz regreso al mundo, los monstruos habían sido exterminados, Ángel estaba cubierto de su sangre de los monstruos, algunos pedazos de carne seguían cayendo del cielo por los cortes de la guadaña.

-Eso fue...-

-Guaaa-

Algunos aventureros comenzaron a vomitar, no solo por ver los cadáveres, sino ajustar su vista a esa velocidad... No fue posible, vomitaron por el mareo. Ángel seguía batiendo la guadaña causando una tormenta de viento desde esta, los vientos cortaban los cadáveres, para luego ser detenida de forma brusca, el filo toco la tierra y causó una división en esta, cabe decir que varios cadáveres fueron cortados por la guadaña que había sido detenida.

-E... Eres... ¿Humano?-

-Si-

-¿Lo dices... Enserio?-

-Si-

Ángel llevaba la guadaña en sus hombros, luego recordó que tendría que limpiar, los cadáveres se elevaron y lo siguieron, todos, los que habían sido aplastados o cortados o inclusive congelados hasta la muerte, le seguían, como prueba de que Ángel los había matado, llevándolos a la ciudad para que puedan comprobar que completó la misión, los aventureros le veían con horror en sus ojos, Ángel creía que esto no era nada, los monstruos no le habían enojado después de todo, así que podría haber sido peor sin duda alguna.

-¿A.. As.. Así son todos... Los Skylords?-

-Para nada-

-Ya veo...-

Ángel le responde de forma inmediata a Gin, los murmullos de los aventureros comenzaron, se negaban a creer que casi enfadar a alguien así, posiblemente hubieran terminado como los monstruos, era lo que discutían entre ellos, pero desde aquella vez en la que Ángel congeló a una persona para proteger a otras, y lo habían visto con terror, entendió que se le hacía difícil hacer algo así, posiblemente si le enojan hará algo como cortarlos en pequeños pedazos, pero no le gustaría hacerlo.
___________________________________________________________________________

Ángel estaba en el gremio de aventureros, todos lo trataban bien... Puede que demasiado, Ángel había tenido que desmantelar los cadáveres, cabe decir que en la desmantelación, los cadáveres fueron dispersados sin tener que ponerles una mano encima, fue algo verdaderamente aterrador, los cadáveres siendo despedazados y conservo todos los pedazos, guardandolos en otra dimensión junto a las bolsas de comida... Él espera poder tomar todo después.

-Voy a vender algunas de las piezas en el mercado-

-Ya veo... ¿No debías regresar?-

-No ha pasado nada, de ser así ya me lo habrían notificado-

-Eso es... Impresionante-

Gin no sabia que decir, Ángel seguramente pelearia de igual a igual con monstruos rango S o superior en su mente, la verdad no sabe como se pudo unir tan fácilmente a un equipo así, la verdad otras de las cosas que le sorprende es que Ángel no parezca particularmente cansado. Ángel ha hecho uso de... Cryokinesis, dynamokinesis y telekinesis, solo con 3 habilidades sobrenaturales había logrado una hazaña, aunque él es lo suficientemente fuerte actualmente como para romper un brazo a un oso en las vencidas, pero nadie quiere ver eso, la verdad, Ángel está decepcionado de los monstruos... Esperaba algo más fuerte, así que tiene planeado tomar misiones de rango S para acelerar las cosas.

-¿Vas a tomar otra misión?-

-Mis compañeros saben que estoy bien, así que no hay prisa por regresar-

Dijo Ángel mientras iba nuevamente al cartel de misiones, esta vez a por una de rango S, aunque intenta convencer a la recepcionista de dejarlo tomar una de rango superior, ella parece preocupada, pero habla con el gerente para pedir algún permiso especial.

-El gerente ha dado la aprobación, ¿Cuantas personas van a participar?-

-Creo que solo yo-

-No hagas una locura-

Gin estaba preocupado, ya no va a por una de rango S sino por SS, con un permiso especial, no sabe bajo qué circunstancia podría terminar su nuevo compañero e intenta convencerlo de recibir ayuda, pero Ángel solo le hace una señal con la mano de que se preocupa demasiado.

-Vas a morir-

-No, creo que entendi, la verdad hubiera sido mejor enfrentarme a un ejército de mil, en lugar de un centenar-

El poder se le había subido a la cabeza, pero no es nada de lo que preocuparse, el mismo Ángel se da cuenta de que algo anda mal, decide ir de compras antes de partir, esta vez se dirige a una droguería, pensando que encontrará cosas como poción y similares por si las cosas salen mal, la farmacia está llena de diferentes artículos, y una bella encargada, esta vez Ángel mira raro por un segundo, pero es solo porque se sorprende en la cantidad de bellezas que hay en la ciudad.

-Oye-

-¿Si?-

-Puedo conseguir algo que me cure en caso de emergencia ¿Verdad?-

Esta es la conversación que ocurre entre Ángel y ... frente a la encargada de la farmacia, Ángel no quiere ser descortés, solo que le resultaba bastante incómodo no saber qué decir.

-En esta tienda tenemos muchos medicamentos que pueden ayudarlo-

-ohh, ¿Es así? ¿Cuanto por 20 monedas de oro?-

-¿Eres un aventurero? De ser así, 10 pociones medio-

-Estaré bien con eso-

Así Ángel termina la transacción, esta vez prefiere ir primero a la misión, pero aún así acuerda una cita con ella, aunque no está seguro de cuánto duren estas "vacaciones". Continuo hasta la salida de la ciudad, el lugar es un poco alejado, a pie, incluso a él le tomaría unos días, así que decidió llamar a su dragón, luego de unos minutos el dragón de 5 metros y escamas rojas había llegado, Ángel se sube a su lomo.

-No creo que sea seguro esta vez, será mejor que te quedes aquí si no quieres morir-

-Así no funciona un equipo-

-Ya dije que estas son mis vacaciones, si quieres trabajo en equipo espera hasta que terminen-

-¿Que paso para tener esta clase de vacaciones?-

-Como dije, son solo vacaciones hasta que el suicida de mi hermano se recupere-

-Tú también eres algo suicida-

-Para nada, pero no hay nada divertido en que los jefes de las mazmorras mueran tan rapido-

-¿A qué te refieres?-

-Solo que tengo un mal sabor de boca por los monstruos débiles que hay en los alrededores-

-Es solo eso... Posiblemente haya otras cosas que puedes hacer, como recolección...-

-Las haré luego de esta misión-

-Si es que sobrevives-

-Ahora sé lo que siente el cada vez que hace algo-

Ángel se despide y despega a los cielos montando al wyvern de 5 metros, la verdad es que a caballo el viaje debería durar unos cuantos días, la velocidad a la que ahora viaja en mucho mayor y no tiene obstáculos en algún camino. Esta vez el dragón tiene una montura bastante cómoda.

-¿Te la dieron en la mansión?-

[Si... Nunca había visto a alguien tan aterrador]

La verdad, es que el aura de la mayoría de personas que viven en esa mansión es extremadamente fuerte, pero en algunos como Reli, Herius y Karzis, es extremadamente aterrador, aunque no hay forma de que Karzis pueda asustar a un dragón así que queda descalificada, dado que solo Reli y Herius tienen poder suficiente para algo así. Después de volar por unas horas llegan a su objetivo, la eliminación de una bestia de rango SS, Ángel espera una buena pelea o al menos domesticarla, después de todo ese poder puede ser de utilidad en alguna situación futura.

[Ya estamos por llegar]

-¿Cómo lo sabes-

[Siento el peligro de volar por este lugar]

-Oh, ahí está-

Un monstruo, de unos 15 metros se movía por el lugar, con un resistente exoesqueleto, 3 cabezas, 6 patas y pisadas que hacen temblar la tierra, Ángel no puede ver cómo eso se compara a monstruos rango S, aunque no haya visto muchos del mismo rango, el dragón decide advertirle de todas formas algo importante.

[Ese monstruo... Está por evolucionar, por subir de rango según humanos]

-¿Se hará más fuerte?-

[Eso depende de la ruta que tome su evolución, lo peor sería si obtiene inteligencia]

-Bueno, puedes regresar a casa si así lo deseas-

[¿¡Enloqueciste!? ¡Eso no es algo que puedas enfrentar solo, ademas si tu mueres yo también!]

-Es bueno escuchar que estás dispuesto a acompañarme hasta la muerte, pero... Solo me gustaria morir junto a la mujer que amo-

[¿¡A qué viene eso!?]

-Parece que nos notó-

[...]

El dragón comienza a hacer acrobacias en el aire para esquivar extrañas esferas de luz, unos giros y luego estabilizarse mientras aumenta la altura, Ángel no se preocupa por el frio de elevarse más y más, ni la falta de oxígeno que puede llegar a ser un problema para un humano común, pero él no es alguien común. Ángel se volvió un jinete de dragón, como tal cuando está con su dragón es mucho más fuerte y resistente que antes, el dragón hace un giro para descender en picada contra el monstruo, comenzando a preparar magia draconiana para lanzar su aliento característico, Ángel solo sostiene con firmeza su guadaña con una mano y las riendas con la otra, antes el frío del ascenso no le afectaba, ahora el calor de descender tampoco le hacía daño, su cuerpo conservó su temperatura normal ya que él mismo lo mantuvo así.

-¡Roooooooooaaaaaaaaaaaaaaaaaa!-

El rugido de las 3 cabezas parecía que podía desestabilizar su balance en el aire pero, no ocurrió, Ángel cortó el fuerte viento, y aunque fueron atacados por el increíble ruido parecido a escuchar el motor de un avión a solo un metro de distancia siguieron cayendo en picada contra el monstruo, el cual abrió sus fauces, sus cabezas pelearon entre sí para ver quien se quedaba con el bocadillo, entonces el aliento del dragón fue lanzado, esto no era fuego, era solo poder dracónico comprimido en su garganta y expulsado a toda potencia, una de las cabezas sintió el peligro y cerró la boca, el ataque colisionó contra ella, pero el daño visible fue reparado poco a poco, la bestia empezó a moverse a gran velocidad por todo el lugar, lanzando esferas de luz hacia el dragón que lo había atacado.

Era bastante rápido, y su capacidad de recuperación era molesta, el exoesqueleto que tiene como armadura solo empeoraba las cosas, su tamaño también era demasiado como para pensar en que le podria hacer algun daño, Ángel se preguntaba si le dieron la misión correcta por primera vez.

[Esto es grave, parece que está en las etapas finales de su evolución]

-Es una lastima-

[¿Porque?]

-No vivirá para poder disfrutar esa evolución-

[Aveces das miedo chico]

-Un dragón no debería decir que un humano da miedo-

Mientras ellos dialogaban, el monstruo saltó para intentar alcanzarlos, las maniobras evasivas fueron implementadas para esquivar una posible muerte, el monstruo rugió con furia por no poder alcanzar al dragón en el cielo, Ángel se preguntaba que era necesario para hacer que un monstruo llegue a este nivel.

[No te desconcentres chico]

-Llámame por mi nombre de ser así-

[Ángel Cross concéntrate en la pelea o morirás]

-La última parte es innecesaria, cortemos, aplastemos, quememos o congelemos sus cabezas, también simplemente destruirlas, pero hagámoslo rápido-

[Es algo fácil si lo pones de ese modo]

-¿Puedes ver en la oscuridad?-

[Si, es obvio ¿Porque la pregunta?]

-Porque le apagaré las luces... [Requiem of the darkness] [Dark world]-

Todo en un radio de 100 metros fue cubierto por la oscuridad, pero los grandes ojos del monstruo emitían un brillo, Ángel se deshizo de todos los fotones de forma absoluta esta vez, el monstruo y su dragón ya no podían ver, pero él guiaba al dragón por contacto telepatía y contacto empático. El monstruo intentaba salir de la oscuridad, pero no lo lograba, incluso si corría en una misma dirección con todo lo que tiene no podía escapar, como si la oscuridad le siguiera, vio un destello a su izquierda y luego una luz lo cegó, la oscuridad regresó de forma inmediata luego de eso, el destello volvió a aparecer a su derecha.

-¡Roooooooooooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!-

Las dos cabezas que fueron atacadas rugieron con furia y confusión por no saber dónde estaba el enemigo, cosas como la sed de sangre o sentir presencias no iba a funcionar, Ángel interferia en esto, después de todo, no trataba sólo de un cúmulo de oscuridad lo que los rodeaba, era confusión, miedo, desesperación, todo eso para nublar los sentidos del monstruo que aún intenta defenderse de forma instintiva, Ángel sabe muy bien de alguien que usa sus reflejo para atacar y bloquear, después de todo era su hermano, Ángel cortaba cuando podia, si fuera visible, se vería una aura alrededor del filo de la guadaña, pero actualmente eso era imposible. El monstruo no podía ni ver sus propias patas, y sus esferas de luz no afectan en la oscuridad.

[Ángel Cross, esto es un método...]

[No es perfecto, mis compañeros podrían destruirlo, además, estoy dando todo por mantener esto, cuando no pueda más da por seguro de que la luz regresara y sera nuestro fin]

[¿Cuanto tiempo falta?]

[30 segundos]

[Eso no es muy motivador]

Atacaban constantemente las cabezas, de forma que no pueda regenerarse a la misma velocidad de los ataques, Ángel sabe eso, si un enemigo se regenera, solo debes atacar hasta que su regeneración no pueda seguir el ritmo del daño, lo cual es bastante peligroso para su hermano Leo.

La luz regresó, el dragón y el monstruo están cegados por un momento, pero el dragón se siente más ligero... Ángel Cross había saltado del lomo del dragón, estaba dando giros en el aire mientras balancea la guadaña para aumentar la fuerza centrífuga, en un instantante estaba directamente sobre una de las cabezas, aplicando toda su fuerza, habiendo desconectado los límites del cerebro sobre los músculos y utilizando dynamokinesis para aumentar aún más su fuerza, corta la cabeza de la derecha.

[Quemalo]

Le grito al dragón, que procedió a quemar la carne del monstruo, algo le dice a Ángel que sería peligroso no hacerlo, pero ahora está cayendo al suelo a una gran velocidad, intenta sostenerse a sí mismo y flotar para no morir, lo hace despacio, sabe muy bien que si lo hace bruscamente morirá por las fuerzas G por frenar a tal velocidad.

-¡Roooooooooooooooooooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!-

El rugido más estridente hasta ahora, Ángel tiene sus tímpanos rotos a causa de esa bomba sónica que era el rugido de la bestia, su habilidad se volvió inestable y comenzó a caer de nuevo, pero su dragón reacciona y lo atrapa entre sus garras salvandolo de una posible muerte. Ángel nota que su guadaña terminó cayendo a tierra, por suerte el suelo no se dividió ya que el filo no toco la tierra.

[Esto es un problema]

[¿Que pasa?]

[Su evolución ha comenzado]

[Si, es un gran problema… Acercame a tierra un poco, recogeré mi guadaña y lo intentaremos de nuevo]

[Dudo que funcione dos veces]

[¿Tienes algún otro plan?]

[¿Puedes volver a cegarlo?]

[No lo creo… Eso cansa mucho…]

El dragón desiste de intentar otra estrategia, puesto que la evolución del monstruo está en proceso, deben eliminarlo antes de que eso suceda, puede ser muy riesgoso dejarlo ir. Volando nuevamente para buscar la guadaña, cuando están a pocos metros del suelo, la guadaña vuela hasta Ángel, luego retoman los cielos, ya que el monstruo intentó devorarlos cuando habían descendido.

[Ahora]

Dijo Ángel a través de telepatía antes de saltar, cuando estaba cayendo, el monstruo lo notó y abrió sus fauces devorando a Ángel de un bocado, el dragón no se lo puede creer, pero entonces, varios cortes empiezan a aparecer en el cuello del monstruo, hasta que la cabeza se desprende del cuerpo. Ángel siguió rotando por un tiempo, pero esta vez lanzó la guadaña hacia el cielo, el dragón procede esta vez a salvar a Ángel primero, pero una esfera de luz casi impacta contra él, causando que tenga dificultades para salvarlo, así que priorizo cauterizar la herida, para luego salvar a Ángel, realmente duda que esto funcione una tercera vez.

-¡Rooooooooooooooooooooaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaar!-

El monstruo dispara incontables esferas de luz y comienza a moverse por todo el lugar, casualmente toma dirección a la ciudad para iniciar la huida, Ángel, una vez sido rescatado por su dragón y tomando su guadaña, la cual continúa girando en la palma de su mano. El monstruo avanza a gran velocidad, y Ángel y su dragón le siguen de cerca, las esferas de luz son disparadas en todas direcciones, la irregularidad con la que son disparadas las hace difícil de esquivar, algunas inclusive dan curvas extrañas, por lo que no es para nada fácil.

Lo peor sería la velocidad de este monstruo, que aún con su gran tamaño es muy rápido, poco a poco los deja atrás, el dragón tiene dificultades para seguirle el ritmo mientras esquiva, Ángel intenta cortar una de las esferas lanzando su guadaña contra ella, duda mucho que sea destruida, como resultado del corte, la esfera explotó.

[Me encargo de la defensa, tan solo llega hasta él]

[Esta bien]

Ángel hizo a la guadaña actuar como escudo… Contraataque contra las esferas de luz que iban hacia ellos, la velocidad del dragón aumento para poder alcanzar al monstruo. La bestia estaba enloquecida, habiendo perdido 2 de sus 3 cabezas, comenzó a correr en cualquier dirección mientras saltaba y disparaba más esferas de luz, para luego retomar la ruta a la ciudad.

[No atornilles conmigo]

El dragón responde a los sentimientos de Ángel aumentando su velocidad, hasta que finalmente le alcanzan a unos 30 kilómetros de la ciudad, el monstruo reacciona y una extraña luz lo empieza a cubrir, calcinando los alrededores, luego cuchillas de luz y esferas fueron disparadas, las cuchillas hacen curvas más fácilmente que las esferas, era un verdadero problema, pero consiguieron pasar a través para poder llegar hasta la bestia.
[Ahora]

Esta vez el aliento fue el primera ataque, el monstruo quedó paralizado por un momento por un impacto del aliento draconiano comprimido, Ángel salto del dragón, creyó que podía llegar a cortar la última, pero no fue así, la extraña luz volvió a envolver al monstruo, Ángel está por ser calcinado.

-¡Como si pudieras detenerme con eso!-

Ángel entonces usó la guadaña en una rotación junto con el resto de su cuerpo, Ángel ya había hecho disminuir su temperatura y llegó hasta el cuello de la bestia, pero cuando iba a cortar.

*Tiiing*

El sonido de algo bloqueando se escuchó,  Ángel estaba atónito, intentó congelar el lugar por sí el frío llegaba a afectar a la bestia, pero fue inútil, la bestia volvió a avanzar, Ángel cortaba desesperadamente pero los cortes no cargaban poder alguno.

-¡No atornilles conmigo!-

Dijo, esta vez utilizó la suficiente fuerza como para romper sus propios huesos por la presión ejercida por los músculos… Como resultado solo corto la mitad del cuello, Ángel creía que esto era una broma, mientras intentaba usar más poder en el siguiente corte, pero la bestia se regenero extraordinariamente rápido.

-Tch… ¡Como si te dejara!-

Esta vez, con su aura en la guadaña y una energía extraña que ya rodeaba el filo, utilizo mucho más energía, torciendo su cuerpo para cortar, pero nuevamente solo llego a cortar la mitad del cuello.

[¿Necesitas ayuda?]

-Obviamente-

[Entendido]

Ángel volvió a intentarlo, sus huesos no se habían roto por algún milagro, pero esta vez, utilizó la suficiente fuerza como para comprimirlos por la presión de los músculos que se desgarraban, también usando energías espirituales, pero sintió una diferente de las que había usado antes, no le presto mucha atención, exprimio hasta la última gota de poder en su cuerpo para este corte.

El resultado fue… El cuello cortado, Ángel desmayándose por el exceso de energía, recordando a Leo que le advirtió que si usaba más de la cuenta podría llegar a tener una combustión espontánea, pero ahora solo quiere descansar. El dragón rápidamente lo salvó y cauteriza la herida en el cuello de la bestia.

Ángel está agotado, durmiendo apenas realizar el corte ya que no tenía la energía para mantenerse, el dragón está sorprendido por su jinete, aunque notó que vivía con monstruos este chico era mortífero en cuestión de poder puro, regresando al suelo para luego contactarse con los residentes de la mansión.

[Necesitamos una habitación para este chico, también que alguien venga a buscar el cuerpo de la bestia]

-Nos encargaremos de eso de forma inmediata-

El dragón sintió un escalofrío, la semidiós no muerta… Reli estaba sobre el cadáver de la bestia, ella no usó todo su poder en el último combate, la verdad, ella sigue sorprendida de su propia forma de actuar en esa pelea, con esos sentimientos aún rondando en su mente, ella tomó el cadáver de la bestia y lo arrastró hasta la mansión, cabe mencionar, que ella ya había recogido las cabezas, era verdaderamente alguien de temer.
__________________________________________________________________
Capítulo 11

Rómulo Magnus fue llamado un héroe en la última batalla, hoy celebran en la capital del imperio Zetium la victoria de esa batalla con una fiesta, él no está seguro si darse el crédito, después de todo su orgullo no lo deja tomar el crédito, pero no le quedaba de otra que aceptar.

-El príncipe Rómulo Magnus ha llegado-

Los aplausos de los invitados inundan el área del salón de 100 metros de diámetro, los invitados parecían querer acercarse a saludar pero Alexander Magnus los detiene por un momento, él quería hablar con Rómulo sobre lo que ha pasado. Rómulo no era alguien común, pero influir de esa forma en una guerra de tal magnitud era inimaginable, Alexander seguía buscando información de cómo llegó a pasar algo así, para que un solo hombre influya en una guerra.

-Rómulo… Hermano, debemos hablar-

-No hay nada de qué hablar hermano-

-No importa lo que digas, tu no tenias el poder de influir en una guerra-

-Eso no importa ahora-

Mientras seguían discutiendo, ambos se acercaban hasta el emperador, la princesa Henrietta y el príncipe Iferus ya estaban ahí. Rómulo no sabía que podría llegar a suceder ahora, él no era muy aceptado, incluso bajo su condición.

-Así que Rómulo salvó al imperio... Pff-

-No deberías decir esas palabras-

-¿Porque no? Si es algo absurdo-

-... Dejalo-

Alexander intentaba frenar a Iferus de continuar, pero Rómulo entendió que era algo absurdo que él pudiera hacer algo así, sobretodo estando bajo las condiciones del hombre bendecido por el dios de la guerra Etrius, sobretodo por los castigos que se le han puesto por el emperador, siendo para el público la oveja negra de la familia. Iferus al contrario, es un joven talentoso, el hijo menor del emperador y para el público su “favorito” pero esto es gracias a los múltiples talentos de Iferus, él y Rómulo son el agua y el aceite, cada vez que se reúnen algo sale mal, o es por Iferus intentando algo extraño lo que provoca que Rómulo intente matarlo, o es por un riña a causa de la boca de Iferus, la cual no conoce sus límites.

-¿Querías ganar el amor de padre? ¡Ja! Como si alguien como tu pueda lograr algo así, todos sabemos que esto acabara pronto-

-...-
-¿Porque tan callado? Normalmente ya me habrías matado ¿El último castigo te hizo blando?-

-...-

La sangre de Rómulo iba en estado de ebullición por todo su cuerpo, pero debe comportarse, ahora es el héroe del imperio, no puede atacar a su hermano en una fiesta, sobretodo al “favorito” del emperador. Henrietta, como hermana de Rómulo, intenta calmarlo, Alexander y Iferus son medio hermanos de ambos, siendo Alexander el hijo de la segunda concubina, Rómulo y Henrietta de la tercera, mientras que Iferus, a pesar de ser menor que Rómulo es hijo de la primera esposa, que se creía que no podía dar a luz.

Aún así, el imperio Zetium es una meritocracia, Rómulo había ganado mucha atención por la última guerra, los soldados lo alababan por salvarlos de la muerte, sus propias tropas lo veían como un líder a seguir a cualquier lugar que ordene. El emperador entra al salón, bajo las presentaciones del consejo, Rómulo se acerca hasta el emperador.

-Por la victoria en la última guerra, Rómulo Magnus, mi hijo, se entregarán distintas condecoraciones, puedes pedir algo que deseas-

-No hace falta padre, lo hizo por el bien del imperio, además, el nigromante aún no ha sido encontrado-

Rómulo está disgustado por la indulgencia de su padre en estos momentos, pero parece que el emperador le da la razón con sus ojos, cabe mencionar, la razón es que sus consejeros le priorizaron terminar este caso desde las sombras. El emperador también desea encontrar al causante de ese posible golpe de estado y ejecutarlo, pero a sabiendas de que es un nigromante, es muy difícil encontrar a alguien así, además su rastro ya ha sido borrado.

Las condecoraciones de Rómulo, son… Más tierras en su poder, una espada que es un tesoro nacional en el imperio y un deseo, el que él quiera, mientras esté en los límites de su padre el emperador. Pero Rómulo quería rechazar esto, ya era problemático encargarse de una ciudad mientras entrena a sus hombres, pero no lo dejaron rechazar.

-Me pregunto si usaras ese deseo para salvar tu cuello algún día-

-¡Iferus!-
-Solo doy una posibilidad-

La mala personalidad de Iferus hacia Rómulo era de notar, los invitados murmullan entre sí, Rómulo los empieza a saludar a todos, aunque será problemático si Iferus continúa con su acto infantil. Rómulo saludo a los importantes invitados, hasta que el rey de el país vecino se presentó ante él.

-Es un honor Rómulo Magnus, ¿Me permites un poco de tu tiempo?-

-Sería un honor-

Rómulo se apartó un poco del salón para acompañar al rey, el rey parecía algo tenso, estaba vestido con un traje formal de los inicios de la edad media, se quedó frente a Rómulo por un tiempo, sus arrugas se habían marcado más por lo que parecía mucho más viejo de lo que realmente es.

-Quiero decirte Rómulo Magnus, salvador del imperio, que posiblemente lo hiciste en vano-

-¿¡Que!?-

-No es que vaya a atacar al imperio, pero la nación en los cielos entró en guerra con la de los mares, los no humanos van a la guerra y posiblemente el imperio se vea envuelto en eso, ¿Acaso creíste que la poca preparación era natura?-

-Nunca, conozco bien las fuerzas del imperio, esa batalla debió haber sido sencilla desde un principio… Con que una guerra entre las naciones no humanas… ¿Los del sur también participan?-

-No lo sabemos con certeza, pero cambios se avecinan, más rápido de lo que podemos notarlos, ignoremos que somo de naciones diferentes, vamos a sobrevivir como humanos, si los que tomaron los mares y los cielos van a la guerra nosotros seremos afectados por ello-

-¿Cómo es que padre no ha dicho nada?-

-Posiblemente los consejeros lo retienen de hacer algo así, después de todo, las preparaciones son bajo la mesa, para cuando llegue el momento sobrevivir. Debes saber algo Rómulo Magnus, si esto ocurre, el imperio será el primero en caer, solo por daño colateral-

Rómulo aprieta los puños, también suceden problemas internos en el imperio, posiblemente Iferus intente tomar para sí todo, o eso es lo que intuye Rómulo, se ha dado cuenta de que empezó a controlar a algunos de los miembros del consejo, justo ahora no hay forma de que puedan solucionar esta situación si no terminan las discordias internas.

-Luego de que el imperio caiga, posiblemente mi reino le seguirá, debemos detener esto, pero sin las personas adecuadas no será posible ni soñarlo-

-Lo haremos posible, nunca dejaré que el imperio caiga, no si puedo luchar, no si estoy vivo-

-Amas a tu madre patria, eso es bueno, me retiro, el resto de la información… Para otra ocasión, ya no podemos seguir con este diálogo Rómulo Magnus-

-Si rey Kalas Walmir III-

Rómulo nota que Alexander e Iferus se acercan, el rey solo les dio un corto saludo para retirarse, Alexander le pregunta a Rómulo de que hablaba con el rey, pero Rómulo no respondía a las preguntas. Alexander se estaba enojando un poco por la actitud actual de Rómulo, pero Iferus soltó la boca nuevamente.

-Seguro piensa traicionar al imperio, atacar con ayuda del rey y volverse el emperador-

-... Basta, quiero matarte, pero… No iré contra el imperio, tu y yo somos diferentes-

-Por ello tienes que recurrir a algo así para poder tomar el poder-

-Eso dependerá de los méritos de cada uno, además, los antiguos emperadores no se molestan porque asesine a mi hermano menor para tomar el poder-

-Ves, quieres ir contra el próximo emperador-

-Todavía no lo eres, tampoco eres el que lleva más méritos entre nosotros-

-Basta, deténganse en este momento, Rómulo, sabes muy bien lo que puede llegar a pasar, Iferus, aprende a mantener la boca cerrada-
Iferus no le toma importancia a las palabras de Alexander, se retira sin darle importancia, con solo 17 años… Solo para ser un idiota con una gran boca, Rómulo no lo asesina en varias ocasiones porque es un chico astuto, que logró poner al emperador de su lado, además por sus múltiples talentos, a esta edad de 17, ya tiene más concubinas que su hermano mayor Alexander.

-Debes controlarte Rómulo, por tu propio bien, sabes como terminara esto si intentas algo contra él-

-No tienes que recordarmelo, pero… Eso no evita querer asesinarlo-

-No deberías pensar así, será mejor que te calmes, o el héroe será ejecutado-

-¿Puedo pedir asesinarlo?-

-¿Realmente lo estás pensando?-

Rómulo sabe muy bien que Iferus es el que envió a los asesinos, a pesar de ser talentoso en todo, incluso como mago no puede derrotar al bendecido Rómulo en una batalla de frente, pero Iferus muy pocas veces lucha de frente, mucho menos contra Rómulo.

Rómulo quiere retirarse de la fiesta, necesita pensar sobre lo que dijo el rey, además de calmar sus ansias de matar a Iferus, normalmente Rómulo no perdonaría al que ponga un dedo en la familia del emperador, pero si es Iferus, puede llegar a ser bastante indulgente con respecto a su asesino.

-Héroe, ¿Realmente te iras ya?-

Dijo Alexander mientras estaba rodeado de mujeres, Rómulo se uniria, pero su mente está ocupada, debe buscar una forma de proteger al imperio de la próxima guerra, posiblemente una charla más con el rey, o con su padre le sea de utilidad, pero ahora realmente no puede hacer eso, el rey ya se había retirado y el emperador tenía que estar presente en la fiesta hasta su final, Rómulo es el único que dio una excusa para poder salir.
___________________________________________________________________________

Rómulo se dirige a su recámara en el palacio imperial de la capital de Zetium, mientras está por entrar en la habitación escucha un forcejeo, proveniente de la habitación de Henrietta, la puerta cerrada es derribada de un golpe, Rómulo encuentra a Iferus intentando forzar a Henrietta que tenía una espada corta en la mano, hay signos de lucha en todo el lugar. Rómulo aprieta los puños hasta el punto en el que podría pulverizar una gran roca, se acerca a Iferus con ojos llenos de furia. Este chico no aprende, la mayoría de las veces que esto pasaba se escapaba de alguna forma milagrosa, pero sin lograr nada, Rómulo balancea su puño contra Iferus, que esquiva con gracia.

-Eres realmente molesto, ¿Tienes algún oráculo que dice cuando tu hermana está en peligro?-

-¡Callate!-

Rómulo lanzó otro golpe, pero Iferus seguía esquivando, esto no era algo como “La furia nubla tus habilidades” es solo la habilidad de Iferus para esquivar es mucho mejor, no es que Rómulo no pueda tomarle el ritmo, la verdad puede hacerlo a los pocos segundos, hasta que Iferus empiece a notar su vida en peligro.

-Sabes que no puedes tocarme-

Rómulo lanzó otro golpe, ignorando las palabras del molesto Iferus, que se preparaba para usar magia, hasta que una roca lo golpea desde un costado, era la magia de Henrietta, Iferus se queda paralizado por un segundo, para luego estallar en furia.

-Tu… ¡Maldita! ¡Solo termina de entregarte a mi!-

-¡No!-

-¿¡Acaso crees que tienes opción!? ¡Ja! ¡Como si dejara a alguien hacerlo, tu eres mía!-

-¡Solo cállate!-

Dijo Rómulo mientras intentaba atrapar a Iferus. Henrietta estaba muy asustada de Iferus, ella no sentía nada más que miedo hacia él, desde que la intentó violar hace 5 años, fue la primera vez que Rómulo golpeó a Iferus casi matandolo, pero él no desistió de intentarlo, posiblemente ella tenga algún trauma, por eso fue una sorpresa cuando aquel joven no la hizo sentir temor alguno, incluso si estaban solos en la misma habitación, era totalmente diferente, Henrietta tomó la espada corta y se posiciono al lado de Rómulo, enfrentará a sus demonios sin dar marcha atrás.

-¡Ya ustedes no pueden contra mi! ¿¡Acaso no saben!? ¡Los dioses me han favorecido, Rómulo ya no es el único bendecido!-

-Si llego a ser emperador… Borrare a ese dios-

-¡Como si pudieras!-

Un remolino de poder mágico rodea a Iferus, Henrietta dispara otra roca con magia para detenerlo pero Iferus la detiene con una mano y la rompe con la presión de sus dedos, Rómulo se preguntaba qué dios había bendecido a Iferus, pero el poder mágico desaparece en un instante.

-Ya veras, nadie podrá amarte, solo yo, todos te odiaran-

Riendo, de una forma un tanto estrafalaria, mientras amenazaba a Henrietta. Rómulo se prepara para un ataque certero, pero es detenido, una extraña sensación recorre su cuerpo, un tanto asquerosa, pero su bendición trabajo para eliminarla.

-Me retiro esta vez, la próxima vez, seré yo el que te matara-

-Callate-

Otra roca es lanzada contra Iferus, que la esquiva con facilidad, incluso si todos los ataques eran mortales él los esquivó como si no importara dicha velocidad, pero Rómulo se pregunto porque no simplemente los recibe, posiblemente puede recibir daño. Rómulo desenvaina la espada que es un tesoro nacional del imperio Zetium,  Henrietta se concentra para lanzar magia de una pequeña formación, la habitación era un pequeño santuario para la magia de Henrietta, así que ella contaba con esto para protegerse de Iferus, pero no había sido suficiente.

-¡Ya basta, es la última vez que lo diré!-

Alexander había presentido que algo iba mal cuando vio que Iferus, Rómulo y Henrietta no estaban en el salón, creyó que había sucedido de nuevo y llegó hasta aquí, ya que tenía que detenerlos de hacer algo estúpido justo ahora.

-No es necesario, tomaré mi licencia-

-Rómulo, baja la espada-

-...-

-¡Rómulo baja la espada!-

-...-

Rómulo bajo la espada con una mirada de desprecio hacia Iferus, Rómulo quería picar en pequeños pedazos a Iferus, quemarlo y dispersar las cenizas en algún lugar alejado del imperio, incluso borrarlo de la historia, pero esto no era el deseo que podía pedir al emperador, era realmente molesto para Rómulo no poder pedir eso.

-Realmente, no entiendo porque no puedo matarlo-

-... Sabes muy bien que no aceptaran tus razones-

-...-

Los dientes de Rómulo rechinan por la presión, se retira mientras su sangre seguía hirviendo, él quería terminar con esto, pero las discordias internas solo empeoran el futuro del imperio, si una guerra inicia y pueden verse afectados, no tienen tiempo de matarse entre sí.

Rómulo se dirige a su recámara, una vez dentro cerró la puerta con brusquedad, pero sin usar la suficiente fuerza como para destruirla, necesitaba calmarse, pensar con calma como debía avanzar de ahora en adelante.
___________________________________________________________________________

Henrietta regreso a su habitación, siempre que esta en el palacio principal duerme con la espada corta a su lado, incluso si ella no es capaz de hacer algo malo a alguien, eso no significa que no pueda protegerse sola, Rómulo la incito a tener la espada con ella y Elius le enseño como usarla, ella tiene muchos compañeros, pero siempre que es Iferus el que intenta algo, todos ellos tienen dificultades, incluso si actúan como Rómulo, sin importar quien sea, asesinarlo, pero Henrietta no tenía miedo respecto a otras personas, aunque cierto chico tambien se acerco a ella, fue muy diferente que Iferus.

Incluso decidió ayudar a Leo Cross, que parecía no confiar muchas personas, pudo sentir que él no era tan malo, la verdad, no pudo sentir maldad de Leo, ese chico no iba a hacerle daño, él era fuerte y audaz, pero sentía que era alguien que podía hacer cualquier cosa, incluso si era enfrentar a Rómulo de frente, Henrietta llegó a sentir atracción por Leo Cross, no porque él podía protegerla, sino por su forma completa de ser, hablar como si todo fuera posible, incluso cuando tenía la vida de Rómulo en sus manos, él no lo asesinó.

Iferus, por el contrario, parece que podría asesinar a Rómulo si llega a tener la oportunidad, tampoco puede sentir que él sea confiable desde los eventos de hace 5 años hasta ahora, siempre que veía como Iferus humillaba a sus propios hermanos con palabras mientras que se cubría con el mismo padre de ambos, incluso en aquellas ocasiones logró convencerlo. La misma Henrietta no sabe cómo es posible eso, ella vive una vida feliz siempre que está alejada de Iferus.

-Me preguntó si… No, usarlo a él de esa forma… Él confía en mí, no puedo pedirle algo así-

Henrietta no sabe qué hacer, realmente ella es alguien inocente, que tiene facilidad para confiar en los demás, también tiene un autoestima alto, es una princesa que se mantiene digna en todas sus tareas, incluyendo ayudar a Rómulo con los procesos de su ciudad, pero cuando se trata de algo así, donde parece que no tendrá nada de importancia lo que le suceda, es simplemente algo estresante, no sabe si puede pedir a Leo Cross algo así, el joven que decidió cumplir con ella en todo momento, el que depositó su confianza en mantener la ciudad Ambrosía a su cargo y a cambio cumpliría cualquier cosa que pida.

Henrietta sabe de historias de genios que cumplen deseos, pero no sabe si pedir algo así, cuando pidió que terminara la guerra contra los no muertos, al tiempo después no sabía qué hacer, pero él completó esa misión, incluso consiguió que Rómulo fuera reconocido, pero Henrietta no sabe si él está bien, Rómulo tampoco quiere hablar de lo que pasó en el campo de batalla, siempre que Alexander o ella le intentaron preguntar esquivó las preguntas con respuestas vagas, como si su orgullo hubiera sido herido de verdad, pero no como Iferus hace unos minutos, parecía ser algo a un nivel existencial, algo alcanzable de lo que no se había dado cuenta.

-Yo… Yo puedo, solo le pediré ayuda en una verdadera emergencia-

Henrietta hablaba para sí misma, en la habitación vacía, ella solo estaba intentando conciliar el sueño, no puede dormir, siente que algo le impide dormir, una sensación extraña que le da escalofríos, Henrietta activa un pequeño santuario de una formación mágica cercana, esta sensación aparecía de vez en cuando, pero su antiguo maestro de magia había encontrado una defensa para ello, siempre que la sensación aparecía activaría el santuario de la formación e iba a poder dormir, o así era antes, esta vez la sensación no desapareció.

-¿?... Era él, el causante de esto-

Henrietta ató los cabos sueltos, ella creía que era meramente un trauma, pero ahora, que el santuario que debía darle paz mental fallaba, y tambíen Iferus ganó más poder, pudo darse cuenta de que era un hechizo dirigido a ella, tomó la formulación del hechizo y añadió un fortalecimiento que había estudiado junto con su antiguo profesor de magia en casos de emergencia.

-Con esto debería bastar… No, un poco más-

Henrietta cambio la formulación de un círculo con varios círculos pequeños dentro entrelazados por líneas, por un cubo y espirales dentro, entrecruzadas de forma de estrella de 36 puntas perfectamente alineadas pero… La formulación se rompió, ella dio un pequeño salto al ver la formulación rota y humo negro saliendo.

-... Esto no debería pasar…-

[No debería, ¿No es así? Pequeña]

-¡!-

Una voz de mujer se escuchó en la habitación, Henrietta se puso en guardia, pero no pudo mantenerse de pie por mucho tiempo.

[No deberías hacer eso, es tu culpa solo por no aceptar a Iferus]

-¿Quien eres?... ¿Que quieres?-

[Complacer a Iferus, sólo cae por él ya]

-No-

[Niña, no te recomiendo que vayas en mi contra]

-No, no aceptaré eso-

[¿Quieres saber quien soy? Soy… Serni]

El nombre hizo recorrer escalofríos por todo el cuerpo de Henrietta, ella no sabía porque algo así estaba aquí.

[No intentes gritar, a menos que quieras perder la hermosa voz que tienes]

-No, no, no, no, no…-

Henrietta se negaba a creer esto, es solo un sueño… No, de ser así el santuario debería evitarlo, esto era real, Henrietta intentó tomar la espada mientras se concentraba para lanzar magia de mayor nivel al que había usado antes.

[No servirá, ahora pequeña perra solo acepta]

-¿Porque?-

[Creí haberlo dicho ya, aunque esto no me agrada más que a ti, pero por Iferus puedo hacer la vista gorda]

-...-

[¿Ya aceptaste tu destino?]

-No puedo-

[¡Escucha! ¡Esto no es porque yo lo quiera! Pero él sí]

-¿Mi decisión no importa?-

[No, meramente es algo sin importancia]

-... Pero… Yo no lo amo-

[¿Que vas a saber sobre eso?]

-Con mayor motivo rechazo esto, además, ya hay alguien más, no lo voy a traicionar-

[¿No sabes que todos los hombres son iguales? Claro, con excepción de Iferus]

-No puedes decir algo así-

[Sí puedo]

-No puedes obligarme-

Los ojos dorados de Henrietta cargaban una determinación inimaginable, ella no sabía de dónde venía exactamente la voz pero si algo sabía era que no debía hacerle caso.

[Lindos ojos… Realmente sería una lástima… ¿Preferirias perderlos o que nadie pueda verlos nuevamente? Te daré tiempo para pensar]

-...-

Henrietta entendía la amenaza, aunque no sabía si podía llegar a contar como una emergencia que Leo podría solucionar, teme que si le da el aviso él muera, esta voz, que se presentó bajo un nombre imposible de recordar por lo aterrador que era, no sabía si Leo podría sobrevivir a algo así.

[Tienes a alguien ¿Quien es?]

-¿No dijiste que me darías tiempo?-

[... Maldi… Está bien, volveré cuando… Las lunas se tiñan de rojo, no tendrás más tiempo]

-...-

Henrietta se mantuvo callada, sabe muy bien que no debe ir en contra de esta voz, pero no quería aceptarlo, simplemente era algo que no podía aceptar. Henrietta no volvió a escuchar la voz, las lunas teñidas de rojo… En menos de un año este evento llegará, pero Henrietta no puede decir nada en contra, es un largo tiempo, pero bastante corto dependiendo de la situación… Ella espera encontrar una solución para entonces.
___________________________________________________________________________

En la ciudad de Ambrosía, que había sido varada en un mundo diferente, las personas que habían estado llevando una vida cotidiana, ahora estaban teniendo que vivir en este nuevo mundo. En una habitación había varias personas reunidas.

-¡Maldición!-

-Ya cálmate, encontraremos la forma-

-Me niego a participar en el juego de ese maniaco-

-No hay otra forma de regresar a nuestro mundo-

-Eso es algo estupido-

-¿Prefieres quedarte aquí sin hacer nada?-

-... No, pero no sabemos si él puede hacernos volver-

-Es mejor que nada-

Así, los dos chicos llegaron a un acuerdo, pero ellos notan algo más, había alguien escuchándolos, una chica que vivía con ellos, entró en la habitación con una cara bastante enojada.

-Se los pediré de forma amable… Callense-

-...-

-...-

-Mucho mejor-

Dijo mientras se iba, los dos chicos estaban aterrados, la chica que entró en la habitación era su hermana mayor, ella realmente los golpearía si hacen algún ruido, así que continuaron esta conversación con un bolígrafo y papel.

[Eso estuvo cerca]

[Creo que… Necesito ir al baño…]

[Idiota, si abres la puerta te matara]

[Debo intentarlo, puede que no lo escuche si no hago mucho ruido]

[¿Qué flores quieres para el funeral?]

[No importa mucho]

El chico que iba al baño a sabiendas del riesgo, es también el que inició los gritos que despertaron a su hermana, es de 1.69 de estatura, cabello negro y ojos color café oscuro dando la ilusión de ser negros en ciertos casos, con su hermano de lo mismo, excepto que mide 152 de altura, tienen 16 y 14 años de edad.

El chico de 1.69cm de alto observo por la ventana, siempre había toque de queda a estas horas, bueno, desde que se hacían las 19:00 pm, pero había unas cuantas personas en la calle frente a él, no eran oficiales de policía ni militares, eran civiles… No, eran terroristas… En este momento, a causa de estar en otro mundo, las cosas como teléfonos se volvieron inservibles, por no hablar del internet, así que no tenía manera de comunicar a la policía… No, no tenía manera de comunicar a nadie sobre esto.

Parece que saquearon una tienda, parece que era una joyería, el chico no tenía idea de porque saquear una joyería, ya que tampoco se les permitía salir de la ciudad, saquear ya no debería tener sentido alguno, serían encontrados tarde o temprano ya que su sistema no podía mantenerse en este lugar. Todavía hay energía eléctrica en Ambrosia gracias a un reactor, por ese motivo las vidas del hospital habían sido salvadas… Bueno, solo algunas, más de la mitad de pacientes han muerto.

-Ese maldito...-

El chico solo podía maldecir al que los había traído aquí jurándose partirle la cara si tuviera la oportunidad, por eso planea escapar de la ciudad, encontrarlo y hacer que todo vuelva a como era antes, se decía a sí mismo que no iba a dejar las cosas como estaban.

-Debe haber alguna forma-

Mientras estaba en el baño el chico murmuraba, no tenía idea de cómo llegar hasta el causante de todo esto, pero sí sabía algo, el nombre del culpable, que se había hecho público para todos.

-Maldito seas Leo Cross-

Así, ese nombre era maldecido todos los días y todas las noches, inclusive en los sueños y al despertar, era como un culto extraño aunque nadie lo pensaba de esa forma, el nombre sería maldecido posiblemente hasta que todo esto acabara… No, posiblemente por más que eso.

Luego de regresar del baño, encuentra a su hermano dibujando algo, era una espía rusa bastante famosa en el cine.

-Creo que no tienes tiempo para eso-

[¡Estas demente, si hablas te mataran!]

-Ella ya debe estar dormida-

-Entonces, ¿Cómo lo haremos?-

-Mañana, mañana nos iremos de aquí, iremos tras él y lo obligaremos a que nos regrese a nuestro mundo-

-¿Cómo lo obligaremos?-

-...-

Parecía como si el chico hubiera dado un pequeño salto al escuchar eso… Él no lo había pensado por completo, ciertamente ahora no debe sólo pensar cómo salir de la ciudad, también el tiempo que será necesario para encontrarlo, también el cómo podría obligarlo, esto se volvió un dolor de cabeza para él.

-¿No lo pensaste?-

-... Eso…-

-¿Sabes lo peligroso que hubiera sido?-

-¿Cuando cambiamos los papeles?-

Así, esta conversación continuó hasta despertar nuevamente a su hermana mayor, siendo golpeados y con lágrimas saliendo por sus ojos, decidieron continuar en otro momento esta planeación, después de todo puede que no vivan para contarlo si siguen así, los dos chicos durmieron esperando al día siguiente y su oportunidad de escapar.
Compartir en Google Plus

Acerca de LESU JESDS

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios: