NOX VOLUMEN 4 CAPITULO 8


HOLA FIELES LECTORES DEBIDO A CIERTA SITUACIÓN ( ENCONTRÉ UNA NOVELA MUY BUENA PARA LEER) ME DISTRAJE BASTANTE Y NO PUDE ESCRIBIR. PERO ESPERO PRONTO PONERME AL DÍA CON LO QUE LES DEBO. AÑADO UNA NUEVA ILUSTRACIÓN DE JEAN, CREADA POR JOAX KUN.








Capítulo 8




Por fin después de haber reclutado a la mayoría de las bestias mágicas que deseaba, Jean citó a Liz y a la profesora Seyd, cerca de una playa cercana a la Academia.




-Liz te llamé para que hagas un contrato con las bestias mágicas que he reunido. Las reglas del torneo especifican que en cada batalla se debe hacer cuando menos una invocación, cualquier tipo es permitido-.



-Estoy emocionada, si Jean los reunió deben ser bestias mágicas interesantes-.



Liz visiblemente estaba emocionada. Sena Seyd se acercó hasta quedar a lado de Jean y le habló al oído.



-Espero que no hallas traído criaturas peligrosas-.



Jean no le respondió, él solo río con nerviosismo.



-Bueno, primero te presentaré a Polly-.



-¿Polly?-.



Tanto Sena como Liz preguntaron al unísono.



-Polly es un guacamayo arcoíris que se ha salido de la norma, antes de mostrárselo por favor les pido que no lo juzguen por su apariencia-.




-Jean ¿A qué te refieres con que se ha salido de la norma?-.




Sena comenzó a preocuparse, Jean decidió ignorarla por el momento, con un movimiento de su mano un círculo mágico apareció frente a él y de este salió el ave llamada Polly, quién inmediatamente volteó a ver a Jean.



-Polly quiere una galleta-.



El joven sacó de entre sus ropas una galleta y se la arrojó al ave, quién la atrapó en el aire.



-Liz ¿Qué te parece?-.



Jean le pidió su opinión ya que ella se quedó en silencio observando como el guacamayo multicolor devoraba la galleta.



-¡Kyaa! ¡Qué lindo!-.


Aliviado Jean dejó salir un suspiro.



Posterior a explicarle varios detalles, Liz hizo un contrato con Polly.



La segunda bestia, aunque de hecho eran muchos pero peleaban como uno solo, llamó la atención de la profesora Seyd. Cuando Jean les invocó dentro del mar el agua pareció llenarse de vida, saltando de un lado a otro a toda velocidad apareció un cardumen de peces voladores.



-Saluden a Legión-.



-¡Que increíble!-.



La luz del sol se reflejaba en sus escamas y provocaba una hermosa ilusión.



-Son muchos pero por su naturaleza su trabajo en equipo es soberbio, se mueven como si fueran una sola mente y cuerpo. Después de leer las reglas del torneo me enteré de que algunas batallas serán en el agua, pienso que ellos serán muy útiles-.



-¿Jean donde conseguiste esos peces voladores?-.



Sena estaba impresionada, esas bestias mágicas eran raramente vistas.



-Me los encontré en mar abierto, un Megalodon quería comérselos, así que hice un trato con ellos-.



-Ya veo…-



Liz sin perder tiempo cerró el contrato con las bestias mágicas.



-Y ahora le toca el turno a…ahora que recuerdo nunca pregunté por su nombre-.



Un tercer circulo apareció y de el surgió una ave envuelta en fuego.



-¡Un Fénix!-.



-¡Jean eso no es una bestia mágica! ¡Es una bestia sagrada! ¡Esto es ridículo!-.



-Poll…Fénix. Esto es penoso pero ¿podrías decirme tu nombre?-.



-¡Estabas a punto de decirme pollo frito! ¡¿No es así?!-.



-Vamos, vamos. No te molestes, no es para tanto-.



-Yo soy Félix, ese es el nombre que mi padre y madre me pusieron-.



El Fénix declaró con orgullo.



-Sabes Félix, creo que tus padres no tuvieron mucha imaginación para ponerte un nombre, solo le cambiaron una letra a  “Fénix” y además parece nombre de gato…-



-En condiciones normales me enfadaría por ese tipo de comentarios, pero a veces yo también pienso lo mismo…



-Bueno creo que nos estamos saliendo del tema, ella es Liz, por favor protégela de ahora en adelante-.



Jean tomó a Liz de los hombros y suavemente la empujó hasta quedar enfrente del ave sagrada.



-¡Mucho gusto en conocerte, yo soy Liz, una amiga de Jean!-.



Con gran nerviosismo, la hermosa doncella se presentó.



Félix la observó por unos instantes, ante su mirada Liz comenzó a temblar ligeramente. Por fin el ave sagrada habló.



-Será un honor protegerla Señorita Liz. Siéntase libre de darme órdenes de ahora en adelante-.



Con una ligera reverencia Félix declaró. Después de sellar el contrato el Fénix desapareció.



-Y esos son todos espero que te sirvan de ayuda Liz-.



-¡Muchas gracias Jean! ¡Ya que has hecho mucho por mí, me esforzaré al máximo en el torneo!-.



-Es bueno verte feliz. Ahora que les parece si vamos a comer algo para celebrar-.



-Estoy de acuerdo-.



Jean volteó a ver a Sena  quien no respondió a su proposición. Ella aún seguía en su mundo incapaz de comprender como Jean había convencido a una bestia sagrada de obedecerle.



-Se…Profesora Seyd ¿Está bien?-.



-Si…creo que sí-.



-En ese caso le gustaría acompañarnos a comer, yo invito-.



-Está bien, no tengo ninguna otra obligación por el día de hoy-.



Cuando los tres se estaban preparando para dejar el lugar, alguien les interrumpió. Una pequeña ardilla bajó de un árbol cercano  y se interpuso en su camino.



-¡Esperen un momento!-.



-¿Una ardilla que habla?-.



-¡Qué bonita!-.



Ignorando a las dos mujeres la ardilla le habló a Jean.



-Mi nombre es Patri, por favor permíteme a mí también proteger a tu hembra-.



-¿Mi hembra?-.



Jean ligeramente aturdido preguntó por inercia.



-Creo que ella se refiere a Liz-.



Sena respondió en lugar de la pequeña ardilla. Liz al escuchar eso se desmayó debido al aumento súbito de su temperatura corporal. Recuperando la calma Jean por fin pudo recordar a Patri.



-Si no me equivoco tú estabas en esa isla enferma-.



-¡Sí! Esa era yo. Gracias a ti la isla nuevamente está llena de vida, diversos animales ya la ocuparon. Todo es como antes-.



Patri respondió con un tono lleno de alegría.



-Ya veo, y ¿Qué haces aquí? ¿Necesitas algo?-.



-Quiero agradecerte por todo lo que hiciste-.



-No tienes que agradecerme, lo que hice fue debido a un capricho mío eso es todo. Tus sentimientos e intención es suficiente.-



-¡Por favor! ¡Yo insisto! Déjame proteger a tu hembra-.



-Liz no es mi hembra…-



-¿No lo es? ¿Aún no te has apareado con ella?-.



Liz quien había vuelto a despertar volvió a desmayarse al escuchar esto.



-Patri, mejor cambiemos de tema.-



-¡Hey, Jean! ¡¿Por qué no negaste lo que ella dijo?!-.



Sena preguntó ligeramente alarmada.



-Agradezco que quieras ayudarme pero podría ser muy peligroso para ti-.



-No me importa, además no moriré fácil. Aunque no lo parezca yo podría pelear con igualdad contra el Fénix que apareció antes-.



Jean la evaluó, el poder interno de Patri ciertamente era igual de grande que él de Félix.



-¿Estás segura?-.



-Definitivamente-.



-Entonces está bien, por favor protege a mi hem…por favor protege a Liz-.



Jean aclarándose la garganta disimuladamente corrigió su frase cuando estaba a la mitad de ella.



-Será un honor-.



Patri respondió con convicción.



-¡Jean, estuviste a punto de decir “mi hembra”! ¿No es así?-.



-No sé de qué habla profesora Seyd-.



De esta forma Liz consiguió una bestia mágica de cada elemento básico. Aire, Fuego, Agua y Tierra. Estas cuatro bestias mágicas sin duda causarían una gran sorpresa en el torneo.




Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx



El anciano Wilkens se encontraba en su casa tomando el almuerzo. En ese momento fue interrumpido por uno de sus sirvientes.



-Amo, el mayordomo principal de la familia Nox Crow ha venido, él quiere hablar con usted-.



-¡Hazlo pasar inmediatamente! En un momento iré a atenderlo-.



El anciano hombre aumentó la velocidad con la que engullía sus alimentos, pasados unos segundos se dirigió al salón de recepción de invitados.



-Hola  ¿Qué te trae por aquí? ¿Ócurrió algún problema?-.



-Amo Wilkens disculpe las molestias, hoy he venido por esto-.



El mayordomo de la familia de Jean le mostró  al noble un cuaderno grueso forrado con piel de color purpura.



-¿Qué es eso?-.




-Esto es una reliquia de la familia Nox Crow, existen dos libros como este, unos es para mujeres y el otro es para hombres. Antes de que lleguen a la edad del matrimonio, el padre le entrega este libro a su hijo, y la madre a su hija. En si se supone que contiene las tradiciones y otras cosas importantes acerca de la familia-.



-¿Se supone?-.



-Solo con la sangre de un miembro de la familia Nox Crow el libro se abrirá, así que nadie mas puede leerlo-.



-Ya entiendo, pero ¿Por qué me lo traes a mí?-.



-Como le dije este libro se entrega de padre a hijo, y el amo Jean no… usted es el amigo más cercano y confiable de la familia, a mí me gustaría entregarle este libro a mi amo, pero siento que usted es el más indicado-.



-Será un honor entregarlo yo mismo, si no me equivoco en unos cuantos meses él cumplirá 17. Su abuelo se casó a los 17 años a pesar de que su padre se oponía, si Jean es como su abuelo, ciertamente debo entregarle el libro a tiempo.-



-Gracias Amo Wilkens le agradezco su ayuda-.



-No tienes que agradecerme, esto es una de las pocas cosas que un viejo como yo puede hacer-.




Al día siguiente Wilkens salió del Reino de Ignis en dirección hacia Ciudad Lux.


Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx




En cierto dormitorio dos jóvenes se encontraban descansando. Esa noche para variar la rutina Jean decidió quedarse a dormir en su cuarto de la Academia del Sol.



-¿Hay algo que quieras decirme, Jean?-.



-¿Ya vas a empezar a molestarme, Carmil?-.



-No tengo la intención de molestarte, es simplemente que mis instintos me dicen que hiciste algo muy, muy malo-.



- No he hecho nada ilegal, es grosero que me trates como a un criminal solo porque tus instintos te lo dicen. (Creo que debo perfeccionar la maldición de borrado de memoria, o aumentar la cantidad de recuerdos que elimino… no, si hago eso y me paso podría causar que Carmil regrese a su infancia)-.



-Lo siento tienes razón, pero aun así no logro quitarme está sensación de que olvidé algo muy importante-.



-Es solo tú imaginación, deberías relajarte de vez en cuando, el trabajo de presidente debe ser agotador, con todo lo que hay que preparar antes del torneo de los druidas no me extrañaría que colapsaras en cualquier momento-.



Jean decidió cambiar de tema. Con gran desconfianza Carmil dijo.



-Esto es muy extraño-.



-¿Qué cosa?-.



-Hablaste como si estuvieras realmente preocupado por mi-.



-Bueno no se puede evitar, supongo que ya me he acostumbrado a ti para bien o para mal-.



-Eso es muy cruel, es como si me dijeras que soy una molestia-.



Jean se quedó en silencio.



-¡Hey! ¡Al menos por lástima, niégalo!-.



-Lo niego-.



-¡Ahora no es el momento! ¡Acabas de declarar que realmente me tienes lástima! ¡Eso solo hace que me sienta muy mal!-.



Carmil reclamó con lágrimas que se asomaban desde las esquinas de sus ojos.



-Vamos, no te pongas a llorar por algo como eso. Si tus admiradoras se enteran, la imagen cool que tienen de ti se caería en mil pedazos-.



-Yo no tengo admiradoras-.



-No mientas, todos saben que varias señoritas se mueren por estar contigo-.



-Aunque eso sea cierto no estoy nada interesado-.



El rostro de Carmil se cubrió de rubor al escuchar lo que su compañero de habitación le decía.



-Carmil, es lindo cuando el rostro de una señorita se ruboriza pero cuando es el de un hombre me dan ganas de noquearlo para que aprenda a comportarse-.



-Eres es un salvaje, ese tipo de comentarios hacen que me pregunte qué clase de educación recibiste de niño-.



-Bueno mi maestro Gerald me enseñó a tratar a las mujeres como  el tesoro más maravilloso que existe en este mundo-.



-Estoy totalmente de acuerdo con lo que tú maestro te enseñó, debe ser un hombre muy sabio-.



-Él también me dijo que trate a los hombres como las peores alimañas que existen en este mundo-



-¡¿Qué rayos pasa con esa retorcida visión del mundo?!-.



Ignorando el reclamo de su compañero, Jean le preguntó.



-¿Carmil, existe alguien que te guste?-.



-Ah… no sé-.


-¿Si tú no sabes entonces quién?-.



-El corazón es algo complicado-.



-Supongo que sí-.



- ¿Y a ti te gusta alguien?-.



Carmil le regresó la pregunta a su compañero.



-Sí, varias mujeres-.



- Esa una respuesta digna de un mujeriego-.



-Y eso ¿Qué tiene de malo? Me haré responsable de cada mujer que tome-.



-¡¿Cómo que qué tiene de malo?! ¡¿Acaso no tienes vergüenza?!-.



-Sigo sin entenderte-.



Inocentemente Jean le respondió.



-¡Un hombre solo debería tener una única esposa!-.



-¿Según quién?-.



-¡Según la moralidad y las leyes de muchos países!-.



-Ya veo, bueno en mi defensa diré que yo crecí en la religión de los druidas donde la poligamia está permitida, así que no veo ningún problema respecto a eso-.




Ante esa respuesta Carmil no sabía cómo responder, ciertamente la situación de su compañero se encontraba en una zona gris en la que Carmil no tenía ninguna experiencia.



-Y además si ellas están de acuerdo no debería haber algo que lo impida. ¿No crees?-.



Después de pensar por unos momentos Carmil habló con un tono serio.



-Jean recuérdame nunca presentarte a mi hermana-.



-¿Tienes una hermana? ¿Es hermosa? Por alguna razón ya que no quieres que la conozca mis deseos por conocerla han aumentado un 300%, ya que tú eres un niño bonito debo esperar que tu hermana halla heredado los mismo genes-.




Con una sonrisa ligeramente burlona Jean declaró sus intenciones.



-¡Ni se te ocurra pervertido! ¡Ya sé lo que estás pensando! ¡Nunca, Nunca te la presentaré!-.




-Vamos Carmil no seas así. Yo soy el último miembro de mi familia así que tengo el deber y deseo de repoblar mi linaje, si tu hermana lo desea no me importaría…-




Jean no pudo terminar de decir su frase, Carmil se levantó desde su cama y le lanzó un uppercut al rostro.



-Solo estaba bromeando Carmil, eres tan denso que no captas ninguna broma-.



Jean detuvo el golpe de Carmil.



-¿Una broma? Cuando lo dice alguien como tú no suena a broma. Ponte en mi lugar y te darás cuenta-.



-Mmm, tienes razón si tuviera una hermana y alguien me dijera eso también querría romperle los huesos. Para disculparme que te parece si te invito a cenar-.



Jean dijo eso mientras esquivaba los certeros golpes de su compañero.



-¿Invitarme a cenar? Eso me suena a una trampa-.



-No seas tan desconfiado-.



-Está bien, ahora que lo dices no he comido nada desde el desayuno-.



-En ese caso vayamos a un buen lugar-.



-¿Seguro que puedes invitarme?-.



-Seguro, con las misiones ilegales y legales que he hecho, y además con la venta de los objetos que he obtenido en el laberinto tengo suficiente para vivir holgadamente.-.



Desde que el rango y nivel de Jean subió a Mitril, los trabajos que recibió aumentaron drásticamente. Jean estaba agradecido ya que no quería depender completamente de la recolección de impuestos y venta de productos de las tierras de las que estaba a cargo.



-Cuando iniciamos esta conversación dijiste que no habías cometido nada ilegal y ¡Ahora estás hablando de misiones ilegales!-.




-Te amargarás la vida si te preocupas por esas pequeñeces-.



-Me rindo, tú  ganas. Ahora vayamos a comer-.



Exasperado Carmil decidió ceder, después de todo era una batalla perdida.

Compartir en Google Plus

Acerca de David-A Gato

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

22 comentarios:

  1. aveces no se si carmil es hombre o no :v
    pd: gracias por el cap

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mujer, e leído tantas novelas y los personajes como ella se usan mucho, se disfrizan com o hombre por alguna cuestión , lo mas seguro familiar

      Eliminar
    2. Quien sabe, quizás nuestro señor Gato quiere atraer al publico fujoshi.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¿Rimuru? Es un hombre asi que ni creo que sea esa ¿Cuál será?

      Eliminar
    2. Rimuru no tiene un cuerpo con rasgos femeninos? a pesar del alma de hombre y ser un slime androgino

      Eliminar
    3. En realidad es asexual, aunque puede ser hombre o mujer si quiere... espera... ¡Es un Ditto!

      Eliminar
  3. Gracias por el capitulo, espero los capitulos mas rapido.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Estoy satisfecho... Ahora a por el capítulo 9!!!!!!

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJAJA ese Jean es todo un caballero que toma responsabilidades, mi nivel de respeto ha subido.

    ResponderEliminar
  7. buen capitulo muchas gracias espero el próximo con ansias.

    ResponderEliminar
  8. Que paso con esta novela? Ya no suben caps

    ResponderEliminar
  9. muy interesante, añadida a favoritos, espero k no sea de esas k tardan 3 meses en sacar un cap, tendre fe :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. RIP a tus esperanzas, esta es de las de 9 meses sin caps... :'(

      Eliminar
  10. por que eres tan cruel dios, por que nos abandonas hace tiempo que no sale un capitulo por que estando tan buena esta historia

    ResponderEliminar