Kemono no Rekishi (獣の歴史) Volumen 2, Capitulo 12: El Dios Demoniaco Más Poderoso

Muy buenas a todos! soy TheEliXZ, wow ¿Cuantas veces he dicho eso?, bueno, aquí les dejo el capitulo 12 y final del segundo volumen de Kemono no Rekishi, espero que lo disfruten y esperen al tercero :)

                                                                     Capítulo 12
                                        El Dios Demoniaco Más Poderoso
 2 de enero, no he podido dormir, toda la noche ellas estuvieron disculpándose frente a la puerta de mi habitación, aún siguen, “¡Lo siento, lo siento!” se escucha tras mi puerta, quieren disculpándose causándome otro problema, pero creo que es hora de salir. Me levanto y me visto, muy despacio empecé a abrir la puerta, siguen de rodillas, están todas menos Shiro, ya que ella no hizo nada, no las perdonare hasta que restauren mi laptop y me den un celular, la laptop tiene arreglo, pero el celular está completamente hecho pedazos.
  -Déjenme pasar.- Ellas obstruían el paso.
Ninguna se apartó, todas estaban inmóviles susurrando “Lo siento”.
  -Oigan.- Me acerque a ellas.
Todas estaban dormidas, disculpándose en sueños al parecer, mierda, como pueden dormir y evitar que yo duerma al mismo tiempo. Di un paso largo pasando por arriba de Nana quien estaba en frente. Me dirigí hacia el baño.
  -Que enormes ojeras.- Dije mientras me miraba al espejo.
Me puse el lente de contacto negro que me regalo Nana, aun me es complicado hacerlo.
  -Nii-san ¿Pasa algo?- Escucho a Shiro detrás de mí.
  -Oh, Shiro, buenos días.- Al ver su cara noto que sus ojos están algo brillantes.
  -Qué raro, normalmente te asustarías si alguien te sorprende así. 
¿Lo hizo para asustarme?, ambos empezamos a cepillarnos los dientes.
  -Me asusta más que es lo que ellas me harían si bajo mi guardia.  
  -¿Tsuki-chan también?
  -Ella está bien, es mi novia, pero a veces me asusta, eso me recuerda que debía preguntarles algo ustedes… ¿De dónde se conocen? 
  -No lo recuerdo muy bien, solo la conozco, deberías preguntarle a ella.
  -Luego lo hare.
Terminamos de cepillarnos y salimos.
  -Nii-san, acompáñame.  
  -¿Dónde?
  -A mi habitación, hay algo que tengo que darte.
Ambos fuimos a la habitación de Shiro que queda al lado de la mía, eche un vistazo a mi puerta y ellas seguían ahí. Entramos a la habitación, Shiro va hasta su cama y recoge algo.
  -Ten.- Ella estira las manos y me entrega mi laptop.
  -¿Por qué tienes esto?
  -La repare, todos los archivos están bien y descuida no toque la carpeta “Estudios”. –Mierda vio eso.
  -¡Ah!... ¡Te quiero mucho hermanita! ¡Eres la mejor!- La abrace.
  -Nii-san, es vergonzoso.
  -Gracias, muchas gracias, tú no eres como esas desconsideradas, eres la mejor hermana.
La puerta se abrió repentinamente e hizo un estruendo chocando contra la pared.
  -Onii-chan…- Ella se ve que está a punto de llorar.   
  -¿Cómo viniste aquí tan rápido? ¿Qué no estabas durmiendo?- Dijo Shiro.
  -Sentí algo romperse en mi pecho y vine aquí por instinto, luego escuche eso y...
Ella comenzó a llorar, maldición ahora me siento mal.
  -No llores, por favor.
  -Y además te iba a dar esto.
Ella se acerca y muestra una especie de tabla más grande que su mano, parece un celular.
  -Eso es…
  -Un nuevo celular.
  -¡Wow!, ¡Gracias! ¡Te quiero mucho hermanita! ¡A ambas! ¡Son las mejores hermanas!- Las abrace a ambas.
Ella destruyo mi anticuado celular y me trajo un modelo bastante nuevo.
  -Vengan, les voy a comprar algo, lo que sea, para agradecerles.
  -¿Lo que sea?
  -Si.
Salimos de la habitación de Shiro y todas estaban frente a la puerta, las invitare ya que me siento de buen humor.
  -¡Hola pervertidas!- Dije con una sonrisa.  
  -¿Perver…
  -…Tidas?- Yumeko termina la frase de Tsukino.
  -¿Quieren venir?, estoy por ir a comprarles algo a mis dos pequeñas y lindas hermanitas.
  -¿Nos perdonas?- Pregunta Tsukino.
  -Digamos que a medias.
  -¿Cómo que a medias? Yo…
  -Tú eres mi novia y no hay problema con que me hagas eso, pero a veces… te pasas un poco y… das miedo. 
  -Sentí algo romperse en mi pecho.- Ella agacha su cabeza.
  -Es la segunda vez que me dicen eso.
  -Onii-chan, vamos.
  -Sí, vamos.
Y así salimos de la casa y nos dirigimos a un centro comercial. Tsukino se puso a susurrar cosas.
  -Le doy miedo a mi novio, soy mala, pero no puedo evitarlo, siempre esta con otras chicas y de vez en cuando se añade alguien más a la casa, pero no quiero ser mala, solo soy celosa, cualquiera lo estaría, pero ¿Por qué le doy miedo?
  -¡Oye!- Puse mi mano en su cabeza casi tocando sus negras orejas.
  -Yuki…
  -Cálmate un poco, no te lo tomes a mal.  
  -Yuki, ¿Soy mala novia?
  -No, a decir verdad tú tienes el derecho de estar celosa.
Aunque eres celosa en extremo y un poco violenta, claro que no se lo diré a la cara.
  -¡No estoy celosa!
  -Sí, sí.
Seguimos por el camino, Shiro y Haruka van de la mano conmigo, una de cada lado, y llegamos a nuestro destino, lo que vimos nos impresiono a todos, donde debería estar el centro comercial no había nada, solo un pedazo arrancado de tierra, pedazos del edificio y algunas llamas, cuerpos incinerados en todas partes, sangre y personas apenas vivas. Alguien está de pie en medio del lugar.
Es un hombre joven, o al menos su apariencia es la de uno, alas de demonio sobresalían por su espalda y pequeños cuernos que venían de su alborotado y rojo cabello, el gira su cabeza hacia nosotros mirándonos fijamente, sus ojos son de un color rojo puro, levanta su mano la cual está cubierta de sangre, en su palma un tatuaje igual al que tenía Shiro, tenía las uñas muy largas, su rostro tenía una aterradora expresión y una mirada asesina, el lleva su mano hacia su boca y lame la sangre con su larga lengua.
  -Oh… vinieron antes de lo que pensé.- Dijo él.
  -Lucifer-sama…- El tono asustado venia de Rin-san, quien estaba detrás de mí.
  -¿Lucifer?- Dije.
  -El mismo, veo los dos fallos están aquí también.- Me respondió el. 
  -¿Fallos?
  -Esas malas copias de Suzaku.
¿Se refiere a Yumeko y Shiro? ¿Cómo se atreve a decirles así? Justo delante de nosotros esta la causa de todo, ese maldito demonio, todos esas personas que mato e hizo sufrir, pensar en eso me llena de ira.
  -Yuki-sama…
Rin-san se apoyó en mi espalda, gire mi cabeza para verla y la expresión de miedo en su rostro hacia crecer mi ira.
  -Rin-san, tranquila, ¿Recuerdas que te dije que confiaría en ti?
Ella asiente.
  -Pues ahora confía en mí.
  -Siempre confiare en usted.
  -Bien, chicas, necesito que me ayuden en esto, no creo ser capaz de acabarlo solo.
  -En primer lugar no íbamos a dejar que lo hagas solo.- Dice Tsukino.
  -Yo también ayudare.
  -Haruka, pero tu…
  -Tengo sangre de Seiryuu una bestia legendaria como tú, debería ser capaz de hacer algo.
  -Bien, pero ten cuidado.
Ella asintió.
  -En vez de preocuparte por ella deberías preocuparte por tus piernas.- Dijo Lucifer.
  -¿Mis piernas?
Una recta línea y un enorme dolor empezó a sentirse en mis muslos, mi cuerpo cayó al suelo separado de sus piernas.
  -¡¡AAAAAHH!!- Deje escapar un enorme grito de dolor.
¿Cómo hizo para cortar mis piernas? ¿Qué hare ahora?, no puedo moverme.
  -¡Yuki!- Grito Tsukino.
Ella corrió hacia él, libero sus grandes nueve colas y lo ataco con cada una, él lo esquiva fácilmente.
  -Ah… si quieres saber cómo lo hice te lo diré, lo llamo “Filo” y puedo cortar cada cosa que quiera, pero debo esperar una hora para usarlo, es algo molesto.
Mis piernas empezaron a regenerarse, mi brazo derecho ardía, esta sensación… la he sentido antes, mi brazo estaba en llamas, literalmente fuego salía de mi brazo.
  -El poder de Suzaku eh… esto va a estar algo interesante.
Aun no puedo levantarme. Ellas están pelando contra él, Tsukino lo golpea con sus garras desde adelante, Nana le lanza puñetazos desde atrás, ninguna acierta, Shiro quien corrió rápidamente hacia el sujeto sus manos sin que se diera cuenta y Yumeko le dio una patada en el estómago. El parece no reaccionar, se libera y sujeta a Shiro de las manos y la lanza contra Yumeko, ambas chocas y caen al suelo. No puedo soportar ver esto, pero mis pies aún no se recuperan.
  -Tch, no quiero pelear con ustedes imitaciones, quiero comprobar al original, y para probar su máximo potencial solo debo matarlas a todas ustedes de una vez.
De su dedo índice de la mano derecha sale fuego negro, empieza a mover su dedo en el aire, se acerca a una persona que está en el suelo, una mujer mayor, él acerca su dedo y la toca, ella empieza a gritar de dolor y ruega por su vida, pero al ser tocada por su dedo el fuego negro encendió su cuerpo entero y la mato lentamente.
  -Apresúrate, esto fue una demostración de lo que les pasara a tus amigas, empezare por la chica kyubi.
Tsukino, maldición piernas, ¡Vamos!, regenérense. La pelea continuo, Haruka corrió por detrás de él y dio un puñetazo en su nuca, Lucifer no se lo esperaba, el cae hacia adelante y su rostro se estampa contra el piso, la fuerza de Haruka es impresionante, ella nunca había peleado.
  -¡Maldita! ¡Eso!… ¡Dolió!- Golpeo a Haruka en el estómago y ella escupe sangre.
Este es el colmo, no puedo simplemente ver esto, mis piernas se regeneraron, y el fuego en mi mano se fue, me puse de pie, corrí hacia él y di un golpe en su cara, lo golpee con tanta fuerza que empezó a sangrar.
  -No toques a mis hermanas, bastardo.
Él se levantó y me miro a la cara con una sonrisa.
  -Al fin viniste.
  -¡Muere!
Le di un rodillazo en el estómago y el me golpeo el rostro, parece que mi golpe no le hizo nada, en cambio a mí me duele mucho y me sangra la boca.
  -Pensé que serias más interesante. 
Empezó a golpearme el rostro muy fuerte, patada, puñetazo, rodillazo y cortes con sus garras. Él se detiene cuando algo lo golpea desde atrás, Tsukino dejo cortes en su espalda usando sus garras, él se voltea.
  -¡No golpees a Yuki!
  -¡Mocosa!
Él le da varios golpes seguidos en el estómago y el rostro hasta que queda en el suelo sangrando mucho. ¿Qué demonios estoy haciendo? ¡No me quedare viendo esto!
Él estaba de espaldas, mire mi mano y la cubrí con fuego como estaba hace rato, reuní toda mi fuerza en mi brazo derecho.
  -¡Oye! ¡Golpeas a mi novia frente a mí! ¡¡¿Cómo TE ATREVES?!! ¡¡TOMA!!
Él se voltea y recibe mi golpe en el rostro, sale disparado por el impacto dando vueltas mientras golpea el piso, al caer de espaldas es arrastrado como diez metros hacia atrás, su rostro se está quemando. Sigue vivo.
  -Niño, eso te costara la vida.
  -¿Eh?
Apareció a mi lado y susurro:
  -Ahora de verdad me enoje.
Levanta sus manos con filosas uñas y me ataca con ellas, unas manos me empujaron, caí al suelo y ella se puso frente a mi recibiendo el ataque de Lucifer.
  -Rin-san.
  -Yuki-sama.
Su traje de sirvienta está destrozado en frente mostrando todo y la sangre caía rápidamente desde ahí, ella cae al suelo y yo la tomo en mis brazos. 
  -¡¿Por qué hiciste eso?! ¡No puedo morir! ¡No me habría pasado nada!
  -No diga eso, ¿Acaso quiere olvidarse de algo importante otra vez?, además el sello que tiene, con eso podría matarlo, yo… yo no tengo nada que perder ni nadie quien lamente mi perdida.
  -¡No digas idioteces!, yo, ellas, todos, todos nosotros estaríamos muy mal si algo te pasara, ¡No hagas este tipo de idioteces.
Coloque mi cabeza cerca de su herida y comencé a llorar. Mis lágrimas caían sobre su cuerpo, así como ella dejaba caer las suyas al suelo. 
  -Oh… así que era cierto.- Dice Lucifer.
  -¿A qué te refieres?
  -Su herida, te podría haber matado pero quería comprobar el mito.
Al mirar su herida noto que está completamente curada. 
  -¿Mito?
  -Las lágrimas de fénix tienen poderes curativos, como gracias a ti comprobé ese mito me alejare y empezaremos a pelear de nuevo.
El ¿Me está dando una oportunidad?, después de ver lo que le hizo a Rin-san no dejare que viva. Él se aleja un poco, yo me pongo de pie y envuelvo mi brazo derecho en fuego. Necesito un nombre para esto, algo genial y en inglés. 
  -No estoy siendo amable, de igual manera voy a matarlos a todos.
Corremos el uno al otro, nos cruzamos y golpeamos nuestros rostros al mismo tiempo, él se descuida y pateo sus costillas, de seguro rompí algunas, Lucifer retrocede y luego se vuelve a acercar y patea mi rostro, caí al suelo, él se acercó y patee mentón, retrocedió un poco, me levante y le di un puñetazo y él lo sujeto, el me lanzo otro puñetazo y yo lo sujete, él tiene mi golpe y yo el suyo, ambos nos damos un fuerte cabezazo, nuestras cabezas están chocando y sangrando por la frente, estoy seguro de que él no se esperaba el siguiente golpe, reuní un poco de fuerza y con toda mi fuerza le di un rodillazo en la entrepierna, el me suelta y se retuerce de dolor en el suelo.
  -Qué manera más tonta de morir ¿No?
  -Eso, es… trampa.- Su voz es aguda.
  -Solo desaparece.
Cubro su cuerpo de fuego, luego de un rato hice desaparecer el fuego y su cuerpo estaba completamente negro y el viento lo despedazaba.
Al fin termino, el murió de la forma más patética posible, de un golpe en los huevos. Los golpes hicieron efecto cuando el poder de Suzaku iba disminuyendo, me desmaye como de costumbre. 
                …
Abrí mis ojos y me encontraba en ese raro lugar con Zeus y Brigid, ellos eran los únicos ahí, usualmente hay más dioses pero nunca dicen nada. El lugar estaba más destrozado que antes, ellos no me dijeron que es lo que paso.
  -Zeus.
  -Oh, estas aquí.
  -Claro, siempre que vengo es porque ustedes me traen.
  -Cierto, y bien…
  -Acabe con Lucifer.
  -Sí, lo vi, eso fue muy bajo, incluso para ti.
  -¡Oye!
  -Cuando estaban así, pensé que iban a golpearse mutuamente, no que le patearías las pelotas.  
  -Era mi única opción, si me movía solo un milímetro me golpearía y mataría, estaba muy débil, y como vi que mis piernas estaban libres solo lo hice.
  -Bueno, al menos lo mataste.
  -Sí, y… ¿Qué paso aquí?
  -Creo haberte dicho que no te incumbe.
  -Solo dímelo ¿Qué paso con los demás dioses? ¿Por qué el lugar esta así? ¿Qué son esos problemas a los que enfrentaron para terminar así?
  -Ya no va a haber más problemas en tu mundo, pensé que querías que todo terminara y vivir tranquilo ¿De verdad quieres involucrarte es otro problema? 
Es verdad que ya todo estará tranquilo, eso creo, pero el verlos así me hace enojar, yo todo lo que hice fue por mi familia y amigos, esto me incumbe porque… creo que Zeus y Brigid, no, los dioses han llegado a ser mis amigos, unos problemas mas no me harán nada, quiero ayudarlos si es posible. 
  -Sí, dímelo, no me importa involucrarme en otro problema, yo quiero ayudar a mis amigos.
  -¿Amigos…?- Brigid por fin habló.
  -Qué opinas ¿Le digo?- Zeus le pregunta a Brigid.
  -Díselo.   
  -Bien, bien.- Zeus deja salir un suspiro. -Bueno, ¿Sabes quién es Loki?
  -Si.- Le respondí.
  -Bueno, sé que es algo imposible según sus creencias que Zeus y Odín existan en el mismo mundo, pero si, ahora te explicare todo de los dioses para que entiendas lo que pasó. Los dioses nacemos de las creencias de las persona, cada religión tiene a su dios y este existe, pero no por sí solo, nosotros los dioses tenemos a nuestro propio dios, él es el dios de toda la existencia y no tiene forma física como nosotros, eso hace posible que diversos dioses existan, cada uno domina su religión, y esta sala el llamada “Centro” aquí se reúnen varios dioses de diferentes religiones para controlas todo lo principal del mundo, nosotros fuimos electos por “El dios de la existencia” quien deja una marca en nuestro cuerpo, los de aquí controlamos todo, espacio, tiempo, vida, muerte, dimensiones y realidades alternas. Ahora el problema, hace varios meses cuando se revelo tu control del poder de Suzaku quien era posiblemente la bestia legendaria más poderosa ha habido problemas en Asgard, el hogar de Odín, Loki, quien fue consumido por el mundo demoniaco, destruyo todo Asgard y asesino a todos los dioses, consiguió la forma de llegar aquí y nos intentó matar, Brigid y yo somos los únicos que quedamos, el no quiso interferir con Lucifer, así que vino aquí para robar el control de las dimensiones, él va a viajar a otra dimensión a buscar un tu alterno y robarle su poder, el robara el poder de todos los tú de dimensiones alternas e intentara quitarle el control total de todo al “Dios de la existencia”. Eso es todo.
  -¿Dimensiones alternas?
  -Sí, nosotros relacionamos las dimensiones con un triángulo, hay tres dimensiones y todas tienen alguna relación entre sí.
  -¿Por qué dijiste que no me incumbía?, esto pone en peligro toda la existencia es obvio que me incumbe, todo fue por mi causa.
  -Nosotros no dejaremos que lo haga.
  -¿Funcionara?, mira como está el lugar, si no pudieron entre todos, ¿Crees que podrán ustedes solos?, quiero ayudarles.
  -¿Estás dispuesto a viajar entre dimensiones, cambiar realidades, hacer lo imposible?
  -Deberías conocer el dicho “Nada es imposible” ¿No?
  -Eres raro ¿Lo sabias?
  -Me lo dicen mucho.
  -Bien, si es lo que quieres te dejare ayudarnos, pero nuestro poder se disminuyó cuando no volvimos así, preparar un portal de dimensiones será difícil, te avisaremos cuando tengamos problemas.
Asentí.
  -Debería irte ya, hasta luego.
  -Sí, hasta luego.
Al despertar vi una escena a la cual ya me estoy acostumbrando, Tsukino, Haruka, Nana, Yumeko, Rin-san y Shiro frente a mí, yo estoy en la misma cama de hospital, en el mismo hospital.
Espera, todas juntas son…
  -Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis…- Susurre.
Me levante de repente de la cama y dije:
  -¡Estoy viviendo con seis chicas!
  -¡¡¿Y ahora te das cuenta?!!
  -No, es que nunca me detuve a contarlas.
  -Idiota.- Ahora incluso Shiro se unió a su “Sincronización”
  -Saben con esa sincronización que tienen deberían formar un grupo de idols ¿No lo pensaron?, además Rin-san canta muy bien, la escuche cantar muchas veces mientras limpiaba y tiene una linda voz.     
Rin-san se sonrojo, de repente se escuchó el crujido de la puerta y la misma enfermera de siempre entra a la habitación.
  -¿Es un hábito tuyo caer desmayado o acaso te encariñaste conmigo?- Ella preguntó.
  -Emm… ambas- Tsukino me golpeó la cabeza.- ¡Duele!
  -Solo quería avisarles de que si ya despertó pueden irse.
  -Bien, vamos.- Dije.
  -Espero verte pronto Yuki-kun.
  -Seguro lo harás.- Tsukino me volvió a golear.- ¡Duele! ¿Por qué me golpeas? Solo lo dije porque me desmayo alrededor de cinco veces al día.
La doctora saco una risilla.
  -Cierto, doctora no se tu nombre.
  -Misaki, Misaki Tomoka.- Dijo entre risas.
  -Adiós, doctora Misaki.
Tsukino empezó a arrastrarme de la oreja y así hasta llegar a casa, entramos y me siguió arrastrando hasta su habitación.
  -Creo que estabas muy cariñoso con la doctora.- Dijo mientras se sentaba en su cama.
Yo me senté a su lado.
  -Solo bromeaba, no te pongas celosa por eso.
  -Pensé que solo me querías a mí.
  -Solo te quiero a ti.
  -Demuéstramelo.
Puse mi mano en su rostro y lo acerque al mío, nos besamos, el más largo y lindo beso que nos dimos, nuestras lenguas juntándose, rozándose una con la otra, la saliva que queda entre nosotros al separarnos, todo era hermoso, pero no tanto como el adorable rostro sonrojado de Tsukino y sus brillantes ojos amarillos.
  -Yuki…
  -Tsukino…
La tire sobre la cama y yo encima de ella, volvimos a besarnos, cada vez se sentía mejor, ella me abrazaba mientras nos besábamos, de repente se detuvo. Me detuve a mirar su pequeño y hermoso cuerpo mientras ella llevaba sus manos a mi rostro, ella me aleja un poco y empieza a quitarse la parte superior de su ropa dejando sus pequeños pechos a la vista.
  -Sigamos.- Dijo con una adorable voz.
  -Tsu… Tsukino… ¿Puedo?- Dije acercando mi mano a sus pechos.
Ella asiente con la cabeza. Comienzo a sentir la suave sensación en mis manos, a pesar de ser muy pequeños son muy suaves, se siente muy bien en mis manos, yo los movía y apretaba mientras ella me besaba, Tsukino dejaba escapar unos pequeños gemidos, ella con sus uñas empezó a romper mi camiseta dejando mi torso desnudo como el de ella, seguimos besándonos mientras toco sus pechos, son muy blanditos a excepción de sus pezones los cuales están muy duros, los apreté y ella gimió muy fuerte.
  -¡Kyaa~!
  -Tsukino…
  -Sigue.
La puerta se abrió de par en par e hizo gran ruido que hizo cuando golpeo la pared.
  -¡¡NO SEGUIRAN CON NADA AQUÍ SE ACABA TODO!!- Esa es la voz de Haruka.
Al girar veo a cinco personas extras que no deberían estar interrumpiéndonos, no ahora, me pregunto por qué esas cinco están tan tranquilas mientras miran a una pareja semidesnuda en la cama a punto de hacer “Eso”, es anormal que no reaccionen de algún modo, pero lo más frustrante es que perdí mi oportunidad.
  -Tsukino, olvidaste cerrar con llave.
  -Maldición.
  -Esto… ¿Por qué está mal? Somos novios esto es normal.
  -¡Hacerlo en la casa mientras viven con otras personas es indecente!- Haruka responde.
  -Yo… me voy a “Consolar” en mi cuarto y cerrare con llave.- Me levanté y me fui. 
Sobre “Consolar”, saquen sus propias conclusiones, yo me voy.
Y esa es la forma en la que acabo el día en el que probablemente salve al maldito planeta, no recibí mi maldita recompensa, denme un saco con millones, una casa para mudarme solo con Tsukino o por lo menos déjenme terminar lo que estaba empezando, que frustración.


Compartir en Google Plus

Acerca de TheEli-XZ

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios: