Kemono no Rekishi (獣の歴史) Volumen 2, Capitulo 11: El Raro Comienzo Del Año

Muy buenas a todos, soy TheEliXZ con otro capitulo mas de Kemono no Rekishi.

                                                                      Capítulo 11
                                          El Raro Comienzo Del Año
Ya es año nuevo, son las 5:00am del 1 de enero del 2037, estoy con Tsukino en su habitación, ambos estamos sentados en la cama, ella me está contando cosas que pasaron desde que nos conocimos.
  -Así que no fue solo Haruka quien destruyo mis cosas… privadas.
  -No las necesitas.
  -Bueno…
  -Yuki.- Ella me interrumpió.
  -¿Qué?
  -Bésame.
  -¿Eh? Está bien.- La bese.
  -De esa forma no.
  -¿Entonces cómo?
  -Usa tu lengua.
  -¡¿Qué?! ¡Espera! Eso…
  -Hazlo.
La bese como me pidió, nuestras lenguas se juntaban y tocaban entre sí.
  -Es mi primer beso así ¿También el tuyo?- Dijo ella.
  -Bueno…
  -Creo que eso es obvio ya que casi siempre solo me besas a mí.- Ese “Casi” me hace sentir mal.
  -De hecho no es mi primer beso así.
  -¿Eh?
  -¿Tú estabas cuando pelee contra el Shinigami en casa de Yumeko?
  -Si.
  -Bueno, ella me beso ¿Verdad?
   -Si…- Dice con un rostro molesto.
  -Bueno… ella fue mi primer beso así.
Ella se para repentinamente de la cama y pone un terrorífico rostro, empezó a murmurar.
  -Debo aprovechar ahora que está durmiendo, le cortare el estómago y tirare sus entrañas por la ventana, luego me dehesaré del cadáver en un rio, pero primero cortare sus pedazos en trozos muy pequeños…
  -¡Oye cálmate!- Me levante y la sujete de un hombro.
  -Si vuelves a besar o tocar a otras chicas te cortare la mano y destrozare la boca.- Se regenerarían rápido, pero suena aterrador.
  -Tsukino, tú sabes que no lo hago porque quiero.
  -Soy muy consciente de que ellas te provocan y que tú eres un hombre, no puedes resistirte fácilmente, ahora ellas son el problema tengo que hacer algo al respecto porque si no…
Mientras ella seguía hablando sola empecé a ver su habitación, bastante ordenada, su cama era bastante cómoda y casi no puedes resistirte el dormir, pero lo de al lado de la cama me sorprendió, licor, una botella de licor, vacía, estaba junto a su cama en el suelo.
  -Tsukino ¿Bebiste eso?
  -Solo un poco.- Dice rascándose la mejilla sonrojada.
  -¡No debes beberlo, eres menor de edad!
  -Solo quería comprobar su sabor.
  -¿Quién te dio eso?
  -Rin.
Eso explica muchas cosas.
  -Por ahora solo recuéstate y duerme un poco, es tarde.
Corrí las sabanas y la acosté en su cama.
  -No tengo sueño.
  -Si lo tienes, solo duerme.- La cubrí con la sabanas.
  -¿Dormirías conmigo?
  -¡¿Qué?! Esto… ¡Yo tengo mi propia habitación!
  -Pero está en el último piso y tú tienes miedo de las alturas.
  -Bueno…
  -Ven.
Ella corre un poco sus sabanas y golpea el colchón con su mano indicando que me acueste a su lado. Bueno, cuando ella se duerma me iré. Me acosté a su lado, ella se voltea hacia mí y me abraza.
  -Buenas noches, Yuki.
  -Buenas noches.
Pensé en irme mientras ella dormía, pero quien se durmió primero fui yo.
                …
Estoy despertando, mi cuerpo esta apretado fuertemente con los brazos de Tsukino impidiendo que me mueva, duele un poco, por alguna razón no tengo puesta mi camisa, hace frio y mis labios están súper secos.
  -Tsukino, levántate.- Le dije.
  -Solo un poco más.
No puedo mover mis brazos debido a la fuerza con la que me abraza y siento algo frio en mis pies, parece metal y hace que no pueda moverlos.
  -Levántate.
  -Déjame dormir.
  -Bien… me iré a ver a otra chica si no te levantas.- Dije con un tono de broma.
  -¡No lo harás!- Repentinamente se puso de pie sobre la cama.
  -¡Que rapidez!, oye… ¿Qué hay en mis pies?- No podía destaparme porque mis brazos estaban adormecidos.
  -¡Lo siento mucho!- Ella se inclina.
  -¿Por qué te disculpas?
  -Hice cosas raras anoche debido al licor, ya no beberé, y lo de tus pies son esposas.- Ella parece ser de las que recuerda lo que hicieron cuando estaban borrachas, ¡Espera!
  -¡¿Esposas?!
  -No quería que te escaparas.
  -¡Tsukino! ¡Quítamelas!
  -Buscare la llave, debe estar en la comida de Yui.
  -¡¿La comida de Yui?! ¡¿No pensaste que podría comérsela?!
  -Es por eso que la puse ahí, no te preocupes, esa gata es rara, no se la comerá.
  -Bueno… tráeme un vaso de agua, mis labios están secos y me duelen por alguna razón.
  -Eso también es mi culpa.
  -¿Eh?
  -Te bese alrededor de 350 veces anoche, mientras dormías.- Es sorprendente como lleva la cuenta.
  -Eh… espera ¡¿Cuántas?!
Ella salió corriendo de la habitación dejando la puerta abierta. Luego Rin-san pasa a la habitación, aparentemente viene a limpiar, pero no me ve hasta después.
  -¡Señor! ¡U-Usted!
  -Rin-san, hola.
  -¡E-Ella! ¡¿En verdad lo bebió?! ¡¿Lo hicieron?! ¡Y además uso las esposas!- Su actitud tímida hace que parezca otra persona, es la primera vez que la veo así.
  -No es eso.- Dije con una sonrisa.
  -¡En verdad lo lamento mucho, no pensé que ella se atrevería!- Ella se inclina.
  -La verdad no pasó nada, no te disculpes.
  -Ahora mismo le quitare las esposas.
Ella viene caminando hacia mí, pero si darse cuenta pisa la botella de licor que estaba a un lado de la cama, tropieza, cae y rueda sobre la cama, choca conmigo y luego ambos caemos al suelo, ella cae encima de mí, ninguno esta lastimado, pero al caer nos dimos accidentalmente un beso, sus labios eran muy suaves y tenían sabor como a fresas.
  -Yagami-sama…- Ella esta sonrojada y yo también lo estoy.
  -Rin-san, esto… moriré si me ven.- Quise alejarla un poco pero mis brazos siguen inmóviles.
  -Solo un poco más, Yuki-sama.- ¿Yuki-sama?
  -Yuki, encontré la llave.- Maldición, Tsukino llegó.
¿Eh?, Rin-san ya no estaba, pero aun la sentía encima de mí. 
  -¿Yuki?
  -Aquí abajo, me caí. 
  -¿Estas bien?
  -Si no me paso na-mmm…
Mi boca fue tapada con algo, esta sensación, este sabor, ¿Los labios de Rin-san? Entonces… ¿Es invisible?, su lengua paso por mi boca y rozaba en contra de la mía, Tsukino está tratando de encajar la llave en la cerradura y no se percata de lo que está pasando. Tsukino abre las esposas, Rin-san deja de besarme y se baja de encima de mí.
  -Listo, ¿Te puedes mover?
  -Si.
  -Bien, Haruka, Furukawa, Nana-san, Rin y yo iremos a un templo ¿Vienes?
  -No, yo me quedo.
  -Haruka me había dicho que nunca ibas, así que me lo esperaba.
  -Bien.
  -Solo falta Rin, no sé dónde está, bueno yo la buscare, tu… cámbiate ¿Si?- Ella se va.
Me paré y mire hacia abajo. Rin-san lentamente hizo presencia, ahora puedo verla.
  -¡Por dios no tengo pantalones! ¡¿Cuándo me los quitó?! 
  -Yuki-sama, eso…- Su mirada baja por mi torso hasta mis boxers.
  -¡Es porque acabo de despertarme!- Dije cubriéndome la entrepierna.
  -Me disculpo por lo de hace rato, me deje llevar por el momento, yo…- Ella se inclina, se puso tímida otra vez, su rostro esta sonrojado y su voz es temblorosa, no parece ella.
  -Hablas… ¿Del beso?
  -Si…
  -No te preocupes, ahora ve, te están esperando.
  -Bien, nos vemos pronto.
  -Nos vemos.
Se escucha el sonido de la puerta cerrándose y ellas se van. Yo me dirijo a la ducha y empiezo a quitarme la ropa.
  -Nii-san, ¿Puedo bañarme contigo?- Shiro se escucha detrás de la puerta.
  -Está bien.- Somos hermanos, no le veo problema, antes siempre me bañaba con Haruka.
  -¿De verdad?
  -Sí, pasa.
Ella entra y comienza a desnudarse, ella es muy pequeña, en muchos sentidos.
  -Guíame hasta la ducha.- Dice ella.
  -¿Por qué?
  -¿No ayudarás a una pobre niña ciega?
  -¡¿Eres ciega?!- Lo había deducido antes, pero al ver como se movía y peleaba pensé que no era así.
  -Claro que lo soy, pensaste que el bastón solo era un arma.- De hecho, sí.
  -Y como…
  -Tengo una habilidad que me permite ver solo por 5 horas y para volver a usarla debo esperar otras 5 horas, usarla me cansa mucho, pero aun así soy muy buena oyente.
  -¿Es magia?
  -No lo es, pero tampoco sé que es.
  -Eh…
  -Eso me recuerda que jamás en mi vida me vi a un espejo, o al menos no lo recuerdo.
  -Te aseguro que eres hermosa.
  -Nii-san… Gracias, ¿Puedo lavar tu espalda?, solo dime donde está.
  -Aquí, ven.
La acerco hacia mí y ella empieza a tocar mi espalda.
  -Tu espalda es muy grande.
Shiro empezó a lavarme la espalda. Ella se resbaló y se apoyó a mi espalda.
  -¡S-Shiro!- Siento sus pequeños pechos en mi espalda.
  -Lo siento.- Ella me abraza.
  -Shiro este…
  -Tener un hermano es genial, ya no me siento sola.
  -Shiro…
  -¿Por qué demonios no tienes siscon?- Ella murmuro.
  -¿Dijiste algo?
  -Nada~, metámonos a la bañera.
La guio hasta la enorme bañera y ambos nos metemos, a pesar de ser muy grande Shiro no se despega de mí, “Onii-chan”, un recuerdo de mí y Haruka de niños cruza por mi cabeza, recuerdo que ese día estábamos en la bañera y ella me preguntó “Onii-chan ¿Te gusta mi cuerpo?” ella tenía la misma edad de Shiro en ese entonces, su pregunta me sorprendió, ¿Quién preguntaría eso a esa edad?, luego de mirar por un rato el infantil y pequeño cuerpo de Haruka  yo respondí “Si” y creo que desde entonces me han interesado las lolis.
  -Nii-san ¿Te gusta mi cuerpo?
  -¿Eh?- Déjà vu.
  -Te pregunte si…
  -Ya escuche, ya que esa pregunta me trae algunos recuerdos.
  -¿Cuál es tu respuesta?
  -Si.
  -¿De verdad?, tal parece que un lolicon no le tiene piedad ni a su hermana.
  -¡Me haces parecer un enfermo!
  -Oye Nii-san, ¿Te besaste con Haruka?
  -Bueno… no fue un beso, fue respiración boca a boca.
  -Eso cuenta, así que has besado a casi todas las chicas de esta casa excepto a mí y Rin-san.
  -Bueno… por un accidente, bese a Rin-san hoy.
  -¡¿Eehh?! ¡¿Soy la única que queda?!
 -Oye, ¿No querrás?...
  -Pero incluso besaste a Haruka.
  -No fue un beso, y ¿Haruka? Dijiste que la llamarías Haruka-Neechan.
  -Solo la llamare así cuando ella este, porque si no se pone irritante y no me deja hacer cosas contigo.
  -¿Cosas? ¿Cosas como qué?
  -Cosas como ¡Esta!- Ella salta hacia mí y me besa.
La tome de los hombros y la aleje.
  -¡Hey!
  -Ahora ya son todas.
  -¡Shiro!- Le doy un golpecito en la frente.
  -¡Estamos de vuelta!- El grito de Haruka viene de la entrada.
  -¡Onii-chan!
  -Me estoy bañando.
  -¿Y Shiro-chan?
  -Está conmigo.
  -¡¡¿QUEE?!!
La puerta del baño se abre repentinamente golpeando contra la pared, Haruka está ahí viendo a Shiro quien está abrazándome.
  -Hola, Haruka-Neechan.- Ella es una maldita actriz, finge que el beso no pasó. 
  -¡¿Qué están haciendo?!
  -Nos bañamos, no es nada raro, somos hermanos.- Le dije.
  -Entonces yo…- Está quitándose el yukata.
  -Creo que ya eres algo grande para bañarte con tu Onii-chan.- Dije antes de que terminara.
  -Pero, pero…
  -Además ya terminamos, salgamos Shiro.
  -Bien.
Salimos de la bañera y Haruka se queda ahí mirándome.
  -¿Qué pasa?
  -¡O-O-O-Onii-chan! ¡¡PERVERTIDO!!
  -¡¡AAAAAAHHHHHH!!
Ella me lanzo con una botella de champú, y para mi mala suerte golpeo con muchísima fuerza mi lugar más sensible, el dolor era inimaginable, caí al suelo y quede inmóvil.
  -¿Qué fue eso? ¡Yuki!, ¡E-E-Eso!
  -Yuki-sama ¡¿P-Por qué esta?!
  -Yagami-san, ¡¿Pero qué?!
  -Yuki-Oniichan, ¡Wow hace tiempo que no la veía!, pero parece estar sufriendo.
Me desmaye, no sin antes mostrarme desnudo ante todas.
                …
Abrí mis ojos y no me esperaba lo que vi. Estaba en la sala de los dioses, los tronos estaban muy destruidos, había sangre en todos lados, cuerpos despedazados y los únicos que estaban ahí eran Zeus, Brigid, quienes aún parecían niños y una chica algo alta que esta de espalda, tiene alas como de demonio, pero ¿Quién es? 
  -¿Qué sucedió aquí?
  -Niño, esto no te incumbe, queremos alejarte de este problema.
  -Esto… ¿Lo hizo el sujeto que los volvió niños?
  -Sí, los demás dioses… bueno, solo sobrevivimos cuatro dioses incluyéndome.
  -Zeus…
  -Sabes, lo que quería decirte es otra cosa.
  -¿Qué es?
  -Lucifer, él ha estado destruyendo muchas ciudades cercanas a la tuya, en persona, ira a buscarte.
  -Oye, ella es…- Señale a la chica.
  -Parece que me descubriste.
La chica se voltea, reconozco esos grandes ojos azules y su largo cabello rubio, trae muy poca ropa y sus senos son enormes, ella es…
  -¿Ai-chan?
  -Sí, y soy la informante de Zeus, ya que soy una súcubo me infiltro fácilmente en el mundo de los demonios.
  -¿Súcubo?
  -Sí, Yagami-senpai, ¿Sabías que tu haz logrado lo imposible?
  -Bueno… hice muchas cosas que parecían imposibles, pero ¿A qué te refieres?
  -Generalmente las súcubos seducen a los hombres, pero tú has logrado que una se enamore.
  -¿Eh?- Me sonroje.
  -Sabes, yo…
  -Podrías parar, tengo que hablar algo importante con el niño.- Dice Zeus.
  -Bien, bien.
  -Niño, debes tener mucho cuidado y estar al tanto de la situación, tu ciudad ya fue reconstruida ¿Verdad?, no querrás que se vuelva a hacer pedazos.
De hecho gracias al avance tecnológico la ciudad fue reconstruida en pocos días. Zeus tiene razón, no debo tranquilizarme ahora, ahora cuando salga de aquí les avisare a todas.
  -Entiendo, ahora me iré.
  -¡Espera!- Dice Ai-chan.  
  -¿Eh?
Ella se acercó y me beso, ¿Qué sucede hoy?, tres besos en la mañana de tres chicas diferentes, sin contar las infinitas veces que Tsukino me beso dormido.
  -¿Y eso?
  -Solo quería besarte.- Esa no es una razón suficiente.
  -Bien… adiós.
  -Espera.
  -¿Ahora qué?
  -La sirvienta de tu casa, ella estaba relacionada con Lucifer antes, ten cuidado.
  -Rin-san…- Murmure.  
Desperté. Estaba en mi habitación, vestido, me levante de la cama y salí a buscar a las demás. Primero voy hacia la habitación de Tsukino, toque la puerta.
*Toc* *Toc*
  -Tsukino, soy yo.
  -¿Eh? ¡¿Yuki?! ¡Espera, ya voy!
Se escuchan cosas cayendo, luego de cinco minutos ella abre un poco la puerta, apenas puedo ver su rostro y ella no me está mirando, su rostro está muy sonrojado, sus orejas de “Gato” se mueven rápidamente, su respiración esta acelerada y está sudando mucho.
  -¿Tsukino? ¿Tienes fiebre?- Tome su rostro con mis manos y gire su cabeza a mi dirección, luego puse mi mano en su frente.
  -No me pasa nada.- Su voz es temblorosa.
  -Estas caliente ¿Segura que no estas enferma?
  -Muy segura.
  -Bien, ve ahora a la sala, yo buscare a las otras, debo decirles algo.
  -Bien…
Ella se va y yo voy hacia el cuarto de Yumeko, al llegar toque la puerta.
  -Yumeko, abre, soy yo.
  -¡S-Si! ¡Ya voy!
Ella abre, pero tampoco me ve a la cara y esta sonrojada.
  -¿Qué sucede?
  -Ve a la sala, debo decirles algo.
  -Bien, las demás están en sus habitaciones, yo le avisare a Haruka-san.
Me dirigí a la habitación de Nana y empecé a tocar.
  -Ya voy~- Ella abre.
  -Nana, ve a la sala, debo decirles algo.
  -Claro.- Ella se ve normal.
Bajo al segundo piso donde están las habitaciones de Shiro y Rin-san. Mientras bajaba me encontré con Rin-san quien estaba limpiando.
  -Hey, Rin-san.
  -¡S-S-S-Señor! ¿Qué sucede?- Ella esta sonrojada y esta tímida hace rato.
  -Ve a la sala que debo decirles algo.
  -¡E-E-Entendido!- Ella se va corriendo.
  -Nii-san ¿Yo también debo ir?- Me sorprendo al escuchar una voz detrás de mí.
  -¡Waah! ¡No me asustes! Y ¡Si, ven! 
  -Bien, y… yo también te diré algo, algo que paso mientras dormías.
  -¿Mientras dormía?
  -Luego te lo diré.
Ella toma mi mano y caminamos hasta la sala, todas están ahí.
  -Y… ¿Qué debías decirnos?- Dijo Nana mientras me sentaba.
  -Bueno, conocí al informante de Zeus, es una chica de primero, es Ai-chan.
  -¿Ai-chan? ¿Muruyama Ai?- Dice Haruka.
  -Sí, ¿La conoces?
  -Es de mi clase.
  -Bueno, al parecer Lucifer destruyo algunas ciudades de alrededor, seguramente murieron muchas personas.
  -¿Lucifer-sama? ¿En persona?- Dice Rin-san y luego tapa rápidamente su boca.
Eso me recuerda lo que Ai-chan me dijo de ella.
  -“¿Lucifer-sama?”, ah, acabo de recordar que ella dijo que Rin-san tenía algo que ver con lucifer ¿Es eso cierto?
  -Rin.- Dice Tsukino.
  -Ciertamente es raro que ella haya estado con Yumeko, ella debería saber que murió, y era la única persona en la casa además de Yumeko, además es maga, no creo que sus padres hayan contratado a un mago, ni aunque fuera casualidad.- Dijo Nana.
Los ojos de rin muestran lágrimas las cuales empiezan a caer despacio hacia su mejilla. Di un fuerte golpe en la mesa y dije:
  -¡Basta! ¡Dejen de acusar así a Rin-san! ¡Ella no trabajaría para el!
  -Detente, no me defiendas.- Rin-san hablo.
  -Rin-san…
  -Yo…si trabajaba para él.- Dijo llorando.
  -Rin-san, ¿Por qué?
  -“Blue Phoenix Project”, es el nombre asignado al proyecto que consistía en revivir a una niña humana usando el alma de la chica parte Shinigami y un fénix artificial hecho con sangre de demonio y ADN de Shiro-sama, esa vez el Dios demoniaco más poderoso fusiono la ciencia y la magia, yo fui asignada vigilar y proteger a ese proyecto, es decir a Yumeko-sama.
  -Entonces… todo este tiempo ¿Nos estuviste engañando?- Pregunte.
  -¡No es así!, yo realmente estoy con ustedes porque me salvaron, gracias a ustedes soy libre, mi familia, era la rama familiar de magos más poderosa y reconocida, un día Lucifer llego, los asesino a todos excepto a mí, con la condición de que obedezca todas sus órdenes, me negué y me aprisionó por años, hace poco me libero y coloco en mi un sello como el que tenía Shiro-sama, pero no estaba vinculado a mi vida, estaba vinculado a la vida de Yumeko-sama, su muerte traería mi libertad, pero mi trabajo era protegerla, si no la protegía ese Shinigami me mataría, no me quedaba opción, cuando ustedes llegaron ambos problemas se fueron, el Shinigami jamás apareció y Yumeko-sama murió y el sello se rompió, realmente estoy agradecida con usted Yuki-sama, pero supongo que ahora debe odiarme ¿No?
Sin decir una palabra me levante de la silla y me dirigí hacia Rin-san, quien estaba sentada frente a mí, las demás estaban anonadadas por lo que dijo, nadie decía nada, cuando llegue frente a ella la abrace y acaricie su cabeza.
  -Tonta, jamás te odiaría, lamento haber dudado de ti, te juro que jamás lo hare, nunca.
  -Yuki-sama.
Ella cayó en llanto sobre mi hombro, yo seguía acariciando su cabeza, ella me abrazo muy fuerte y luego el silencio se rompió.
  -Rin-san, nosotras tampoco dudaremos de ti, tu vida fue aprisionada junto a la mía y es en parte mi culpa el que sufras.- Dijo Yumeko.
  -No es su culpa Yumeko-sama, no se culpe.
  -Rin, como Yuki te dijo, no dudaremos de ti ¿Cierto?- Dijo Tsukino.
Todas asintieron y Rin-san lloraba más fuerte sobre mi hombro.  
  -Has sufrido mucho por su culpa, si se llega a aparecer yo mismo me encargare de ese maldito, vengare a tu familia, no, vengare a todos los que asesino e hizo sufrir, me vengare por todo lo que nos ha hecho pasar, y cuando todo termine, viviremos tranquilamente.
  -Señor…- Ella sonríe.
  -Bien, bien, basta de dramatismo y discursos, Nii-san te tengo que decir algo.
  -Ah, es cierto, es de lo que paso mientras dormía ¿Eh?
  -Sí, sí, veras…
  -¡No lo digas!
  -Cuando te desmayaste en el baño active mi visión y todas, se quedaron mirando si hacer nada, luego de mirarte un rato ellas se peleaban por quien te vestiría y llevaría a la habitación, jugaban piedra, papel y tijeras, gano Tsuki-chan y ella te vistió, y ella “Accidentalmente” toco… una parte de tu cuerpo y luego comenzaron a pelearse otra vez, luego de que todas te besaran dormido, incluyéndome, te cambiaron juntas, todas arrastraban tu cuerpo por todas partes tratando de llevarse tu cuerpo inconsciente a sus habitaciones, luego caíste por las escaleras y se rompió tu celular, decidieron llevarte a tu habitación y cuando Haruka-Neechan salió al final rompió tu laptop arrojándola al suelo.
  -¡No fue a propósito!- Dice Haruka excusándose.
No dije una sola palabra, me quede impactado imaginando la escena, muevo mi mano hacia mi cabeza y siento un gran dolor, tenía un chichón, revise debajo de mi camiseta y estaba lleno de moretones. Mi laptop, mi celular, fueron destruidos, pero por poco y estas pervertidas destruyen mi pureza, por fin escogí las palabras correctas y grite:
  -¡¡NO SOY ME USEN DE ESA MANERA, NO SOY UN MALDITO JUGETE, USTEDES!! ¡¡PERVERTIDAAAAS!!, ¡¡DEVUELVANME MI CELULAR Y MI LAPTOP!!
  -¡¡Lo sentimos!!
Todas se paran frente a mí y se arrodillan con la cabeza en el suelo, la interrupción de Shiro ha quitado el triste ambiente que había en la sala con uno totalmente raro, pero Rin-san parece ya no preocuparse por ello y eso me pone bastante feliz.
Ah, qué forma de empezar el nuevo año.  

Compartir en Google Plus

Acerca de TheEli-XZ

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios:

  1. gracias por el capítulo no se si soy yo o esto tiene algo raro// -¡¡NO SOY ME USEN DE ESA MANERA, NO SOY UN MALDITO JUGETE, USTEDES!! //

    ResponderEliminar