Kemono no Rekishi (獣の歴史) Volumen 2, Capitulo 10: Hermana Menor

Por fin!!!, he resucitado de mis cenizas para traerles otro capitulo mas de Kemono no Rekishi, lamento la tardanza xD, es miércoles si, pero como no podía aguantar hasta el lunes publique este capitulo ahora, los próximos capítulos van a seguir publicándose normalmente, los lunes.

PD: el capitulo nombra algunos eroges que... realmente existen, se los recomiendo :v

                                                                      Capítulo 10
                                                   Hermana Menor
    -Onii-chan, ven ya es hora.
Es navidad, todas están sentadas en la mesa y yo estoy viendo el caer de la nieve por la ventana del pasillo.
  -Yuki, vamos.- Dice Tsukino quien está a mi lado.
  -Vamos.
Fuimos hacia la cocina donde estaban todas reunidas, nos sentamos y empezamos a comer.
  -Bien, ahora los regalos.- Dijo Haruka.
  -Eh…
Eso me recuerda que no tuve tiempo para conseguir regalos.
  -Onii-chan ¿Pasa algo?
  -Bueno… lo que pasa es que no les compre ningún regalo, lo siento mucho.
  -No te preocupes por eso, después de todo lo que te paso hoy.
Ellas empiezan a intercambiarse regalos entre ellas y luego dejan cinco frente a mí. 
  -¿Son para mí?
  -Por supuesto.- Responde Nana.
  -¿Puedo abrirlos?
  -Claro.
Tomo una caja algo grande con un envoltorio color verde y un listón rojo.
  -Ese es mío.- Dice Rin-san.
Lo que había dentro era un juego de ordenador, más específicamente un eroge, cubrí rápidamente la erótica portada de una mujer sin ropa que tenía la caja con el envoltorio, ¿Por qué me dio esto?, le eche un vistazo al título “Love Love H Maid”, es bastante viejo, no sé qué me molesta más, si el hecho de la indirecta o el hecho de que ya tengo este juego.
  -Gracias Rin-san, lo atesorare mucho.
En una caja fuerte con todos los eroges, videos y revistas que están ahí, tratando de evitar que las demás lo vean lo guardo bajo mi camisa.
  -Me alegra que le gustase.
  -Ahora el mío.- Dice Nana.
  -¿Cuál es?
Nana señala a la pequeña caja color rojo con moño azul. Al abrirlo veo una caja mucho más pequeña y dentro de esta lentes de contacto, uno color negro y otro color rojo, los mismos colores que mis dos ojos.
  -¿Y esto para qué?
  -¡Como que “para que”!, para que ya no ocultes tu ojo y cambien un poco tu peinado.
  -Me gusta que mi cabello tape mi ojo, es parte de mí, ¿O acaso te molesta que tenga el pelo largo?
  -No es eso, solo ponte uno.
  -Bien, bien, pero ¿Cuál debería usar? Y ¿Cómo se usan?
Tome el lente rojo con mi dedo e intente ponerlo en mi ojo izquierdo.
  -¡Mierda!, eso dolió…- Al menos pude ponérmelo.
  -¿Por qué el rojo?
  -Quiero verme con ambos ojos rojos, ¿Quién me trae un espejo?
  -Yuki-Oniichan, no hace falta te sacare una foto.
Ella saca su celular, es uno de pantalla táctil increíblemente grande, ni siquiera cabe en sus manos, aunque sus manos son muy pequeñas. Con mi mano ladeo el cabello que cubre mi ojo derecho hasta detrás de mi oreja, luego sonrío para la foto y hago una “V” en mis dedos.
  -Ya está mira.
  -Bueno… no soy muy fotogénico.
  -¿De qué hablas? Se te ve muy bien.
  -¿De verdad?
  -Si.
  -Gracias…
  -Ahora ya tengo nuevo fondo de pantalla.
  -Espera, ¿Qué?
  -Este será mi regalo de tu parte.
Ella guarda su celular y yo cierro la caja con los lentes de contacto y me dejo puesto el rojo. Ahora ¿Cuál debería abrir?, tomo algo que parece ser un libro en un envoltorio azul con dibujos de nieve.
  -Ese es de mi parte.- Dice Yumeko.
Al abrirlo se confirmaron mis sospechas, era un libro, más bien era una novela ligera de terror, no entiendo que es lo que dice el título, pero creo que la leeré.
  -Gracias.
Creo que este es el regalo más normal hasta ahora.
  -Tiene un marca páginas en medio míralo. 
Al abrir el libro por la mitad me llevo una gran sorpresa.
  -¡E-Esto!... ¿¡Yumeko?! Esto…
La imagen del marca paginas era una foto de Yumeko en un traje de baño escolar ¿Por qué me daría esto?
  -¿Te gusta?- ¿Qué debería decirle?
  -Bueno… Si es… Bastante linda.
  -Me alegra que te gustara.
  -¿Qué es?- Dice Haruka mientras se acerca.
  -¡Nada!- Cerré rápidamente el libro.
Y pensaba que era el único regalo normal.
  -¡Onii-chan!, el mío.
  -Bien, bien, es este ¿Verdad?
  -Si.
Una caja con envoltorio rosa y moño rojo, parece tener un poco de brillo, todo esto es al puro estilo inocente de Haruka. Lo abro. ¡¿Qué demonios es esto?! ¡¿Haruka inocente?! ¡Acabo de ver que de inocente no tiene nada!, ¡¿Por qué me daría un eroge?! Es más, es el segundo eroge que recibo esta navidad, y este también tiene una indirecta en el título “Imouto Ijime”, en la portada había una chica levantando su vestido casi mostrando sus pechos. ¿Qué debería hacer?, no me gusta, tirarlo sería cruel y pero esto se puso raro, ¿Debería decir algo?, su rostro ansioso parece decir que sí. Haruka me dio un eroge cuando fue ella quien tiro casi todos mis eroges, revistas, videos ya más cosas.
  -Esto… ¿Me diste esto con algún tipo de doble sentido?
  -¿De qué hablas?
  -Nana, nada.
Lo pongo bajo mi camisa junto con el otro y agarro el otro regalo.
  -Tsukino, este es el tuyo ¿Verdad?
  -No, no tuve tiempo para comprar nada.
  -Entonces es de alguna de ustedes.
  -No, cuando vinimos estaba sobre la mesa y pensamos que era de Tsukino-san.- Dijo Yumeko.
El impacto que tuve al abrirlo fue muy grande, había una carta, el remitente era Shiro, y detrás de esta estaba adentro era la banda para el cabello que yo le había regalado a Haru, ¿Qué hacía ahí? ¿Por qué ella la tenía?, abrí la carta “Nii-san ¿Reconoces eso?, espero que no hallas olvidado nuestra ‘reunión’, así que ven a la playa  el 25 de diciembre a las 12, tendremos nuestro encuentro y si llegas a vencerme te diré de donde saque eso, ven solo”, mi respiración se había acelerado y mi cuerpo no se movía, no debo decirle a nadie, pero si quiero saber de Shiro lo que tengo que hacer es preguntarle a Tsukino sobre ella, ellas se conocían, Tsukino me está ocultando algo. 
  -¿Qué es?- Pregunta Haruka.
  -No es nada, me siento un poco cansado, iré a dormir.
  -Bien…
Aun con todas las cosas en mi camisa y la banda de Haru apretada en mis manos me dirijo hacia mi habitación, dejo todo sobre el escritorio y me recuesto sin poder dormirme.
                …
Son alrededor de las cuatro de la mañana, sigo sin poder dormirme, recuerdos sobre Haru pasan por mi mente. Haru es la persona que me ayudo cuando más lo necesitaba, hace como dos años atrás mi vida era totalmente diferente, aunque a veces me la pasaba bien, el 80% del tiempo me la pasaba encerrado en mi cuarto buscando maneras de poder dejar el mundo, pero un día ella entró a la habitación que se suponía cerrada, entro por la ventana aunque estaba en un segundo piso, ella se detuvo un momento a revisar mi destrozado cuarto y los cortes en mis brazos, ¿Por qué lo hacía? La razón la he olvidado, pero creo que era en parte por los abusos que recibía de la gente, las personas odiaban a las bestias, pero a mí me odiaban más que a nada, porque muchos de sus familiares murieron por culpa de fénix. Yo estaba sentado en la cama, Haru se acercó a mí y me dio una fuerte bofetada.
  -¡¿Qué crees que estás haciendo?!
No le respondí ni reaccione.
  -Yu-kun ¿Por qué te haces esto?
  -El que yo viva es un error, la gente me odia, mis padres… por mi culpa ellos #$$%#.- No puedo recordar que es lo que dije.
  -Es no…
  -Es mejor que me aleje de ellos, cuando me ven hacen lo posible por lastimarme, yo solo hago el trabajo por ellos.
  -Pero no debes hacerlo, cuando haces esto no solo te lastimas a ti, también nos lastimas a Haruka y a mí.
  -¿Pero que debería hacer?
  -Hazte fuerte.
  -¿Eh?
  -O te haces fuerte o te lastiman, tú elijes.
  -¿Hacerme fuerte? ¿De qué me serviría?
  -El lastimarte a ti mismo no tiene sentido, siempre dices que si desaparecieras todo sería mejor, pero… tu no quieres desaparecer, tu quieres que te encuentren.- Ella comienza a llorar y me abraza.
  -Sasaki…
  -Haru, solo Haru.
  -Gracias, Haru.
Creo que es verdad lo que dijo, solo quería que me encontraran y ella lo hizo, mi vida se tornó más pacífica y luego volví a ir a la escuela a la cual no iba hace como medio año, los abusos siguieron, pero me daba igual, la gente seguía odiándome, pero me daba igual, esa persona hizo que mis días sean divertidos, aunque a veces me molestaba, tanto que debido a un malentendido termine en un vestidor de chicas de primaria, Haru me molestaba por eso, decidió hurgar entre mis cosas y descubrió mis gustos sobre las chicas kuuderes, algunas personas se enteraron y me llamaron Loli-kuudere pervertido, aunque no me importaba, ¿Por qué estoy recordando en eso ahora?, bueno creo que es porque es parte de lo que Haru hizo de mí.
Ella… es quien me hizo ser quien soy ahora.  
                …
Empecé a caminar por la ciudad cuando eran las cinco de la mañana, ya casi son la doce, ya estoy llegando a la playa, puedo verla a la distancia, los malos recuerdos sobre aquel cumpleaños en el que paso eso cruzan por mi mente, está nevando, yo estoy vestido con unos jeans y una camiseta negra, esta helado. Una pequeña figura vestida de negro y con cabello largo viene frente a mí, es Shiro.
  -Ahora que viniste ¿Qué harás? ¿Dejaras que te mate? O ¿Me divertirás?
  -Shiro…
Saco la “Flame Sword” que está colgada en mi espalda y Shiro saca su bastón de una especie de estuche convirtiéndolo en una especie de espada estoque.
  -Así que vas a pelear… ven Nii-san.
Corrí hacia ella y lance un espadazo que ella cubrió, movió su mano alejando mi espada y me dio una fuerte patada en el estómago, yo retrocedo, ella me ataca clavando su estoque en mi hombro, antes de le lo sacara lo tome y le di una patada en el rostro dejándola en el suelo, realmente no me gusto golpearla, su estoque sigue clavado en mi hombro, lo quito y lo lanzo a su lado.
  -¡Vamos levántate!- Le dije.
  -¡¡COMO TE ATREVES A GOLPEARME!!
Antes de que me diera cuenta ella se levantó y estaba a mi lado, clavo su estoque en mi estómago, lo saco, me voltee y me dio un puñetazo en el rostro dejándome en el suelo, ella pudo haberme matado hace tiempo, pero solo se queda parada frente a mi mirando mi ensangrentado rosto. Dejando la espada en el suelo me levanto y golpeo su rostro, empecé a llorar, el golpearla también me duele a mí, ella retrocede, deja su estoque en el suelo y me devuelve el golpe.
  -¡Maldito!
Golpe en el rostro que le doy, ella me lo devuelve, estuvimos así por un rato, nos golpeábamos el uno al otro sin parar, ambos teníamos el rostro lleno de cortes, moretones, sangre y mejillas hinchadas, los golpes seguían, no íbamos a terminar hasta que alguien caiga.
  -¿Por qué no te rindes?- Me preguntó.
  -No lo sé.
Los golpes seguían.
  -¿Por qué no me matas?
  -Porque eres mi hermana y te quiero.
  -¡Cállate!
Sus golpes se hicieron más fuertes.
  -¡¿Cómo puedes querer a alguien a quien solo conociste ayer?! ¡¿Cómo puedes querer a alguien que intenta matarte?!
  -No sé por qué, pero siento que es porque antes ha pasado, la chica de la que me enamore intentaba matarme.
Cierto, Tsukino me dijo una vez que ella intentaba matarme constantemente cuando nos conocimos.
  -Nii-san…
Ella se detuvo cuando lance un puñetazo y cayó boca arriba a la nieve.
  -¡Shiro!
Sin más fuerzas, caí boca abajo a su lado.
  -Nii-san ¿Alguna vez quisiste morir?
  -Más de las que te imaginas.
Empezamos a hablar, ambos tumbados en la nieve de esa playa, escuchando el movimiento del helado rio.
  -¿Has muerto?- Ella pregunta.
  -Muchas veces.
  -¿Cuántas?
  -Demasiadas para contar.
  -Ah… sabes, yo jamás he muerto, trabaje como asesina para Lucifer y sus demonios, mate a mucha gente, pero nunca morí.
  -¿Por qué me dices todo esto?
  -Sabes, desde que me dijeron que tenía un hermano mayor quería conocerte, cuando me dijeron que debía matarte no quise, pero me pude negar ante ellos.
  -Shiro…
  -Mátame.
  -¿Eh?
  -Quiero sentirlo, de igual forma reviviré, solo mátame y no me volverás a ver jamás. 
  -Entonces no.
  -¿Por qué?
  -Yo quiero volver a verte, todos los días, vive conmigo, en mi casa, todas te recibirán bien.
  -Quisiera, pero por el sello que me pusieron no puedo traicionarlos.- Ella muestra su muñeca derecha que tiene el tatuaje de una estrella en un círculo.
  -Te lo quitare.
  -¿Cómo?
  -Si mueres todos los cambios en tu cuerpo desde heridas, cicatrices, marcas y efectos mágicos se irán y te vuelves más fuerte, pero el costo es una parte de tu memoria.- Zeus me dijo todo eso.
  -Entonces hazlo, rezare para no olvidarte a ti.
Me levanto con lo poco que me queda de fuerza y tomo mi espada, la tome con ambas manos  apunto al corazón de Shiro.
  -Te quiero, Shiro.
  -Yo también Nii-san.
Entierro la espada en su pecho atravesando su corazón, Shiro murió y yo me desmaye.
                …
Estoy despertando, alguien me está cargando, es Tsukino.
  -Tsukino…
  -Duérmete, estas muy débil.
  -¿Y Shiro?
  -En mi otro brazo.
  -Gracias.
Me volví a dormir.
Me despierto en una cama de hospital, me levanto y voy a la cama de al lado, ahí está Shiro, ella está despertando.
  -Nii-san…
  -Hola Shiro.
  -No… entiendo.
  -¿Qué no entiendes?
  -No recuerdo casi nada de mi pasado, por que mate a tanta gente, donde estuve viviendo, por que intente matarte, nada.
  -¿Recuerdas a los Dioses demoniacos?
  -¿Los que?, solo recuerdo a los Shinigami y a alguien llamado Lucifer.
  -Solo recuerdas a los Shinigamis y a Lucifer, a los demás los olvidaste, eso es algo bueno.
  -Nii-san ¿Viviré en tu casa?
  -Claro.
  -Debo cumplir con mi palabra.
  -¿A qué te refieres?
  -Sobre la chica de esa banda para el cabello.
  -Dime.- Casi lo olvidaba.
  -¿Sabías que ella es adoptada?
  -Si.
  -Bueno, su madre la encontró sola en la calle de bebé, ella no es humana, ese Lucifer la creo como experimento fusionando a un bebé humano con la sangre de un Shinigami, el experimento fallo y ella fue enviada aquí, cuando ella murió el robo y reutilizo su alma y la coloco en una niña de familia rica que murió en un accidente junto a sus padres, ella con el alma de esa chica revivió y es muy parecida a la chica de la banda.- Creo que se refiere a Yumeko.
  -Eso explica muchas cosas.
  -¡Onii-chan!- Haruka entra de golpe a la habitación.
  -¿Onii-chan? Nii-san ¿Quién es?
  -Es mi hermana Haruka, su familia de adopto de niño.
  -Onii-chan ¿Quién es ella?- Pregunta Haruka.
  -Mi hermanita Shiro.- Creo que me arrepiento de haber dicho eso, Haruka es muy celosa.
La aterradora mirada de Haruka hacia la fría expresión de Shiro creo un ambiente tenso.
  -Nii-san, no me gusta cómo me mira tú “Hermana falsa”.
  -¡¿A quién le dices falsa?! Yo soy su hermana y no tú, yo pase más tiempo con él.
  -Pero tú no eres su verdadera hermana.
  -¡Yuki-Oniichan!- Otro problema, Nana acaba de entrar.
  -¿Yuki-Oniichan? Nii-san ¿Cuántas “Hermanas falsas” tienes? Y ella es menor que yo.
  -¿A qué se refiere con hermana falsa? Y tengo 17 años.
  -Una loli viviente.- No pude evitar soltar una pequeña risa a lo que dijo Shiro.
  -No tiene nada de malo ser una loli, porque Yuki-Oniichan es un lolicon.
  -Desearía que tuviera siscon.- Volví a reírme, su sentido del humor es impresionante.
La puerta se escucha y de ahí entran Yumeko, Rin-san y Tsukino.
  -Hola.- Dicen a la vez.
  -¡Cuñada!- Dice Shiro, volví a reírme.
  -No me digas así Shiro, es vergonzoso.- Ahora recuerdo lo que tengo que preguntarles.
  -¿Se conocen?
  -Es una larga historia te la contare cuando lleguemos a casa.- Dice Tsukino.
  -Vamos Shiro.
  -¿Dónde?
  -A casa.
  -¿Qué ella vivirá con nosotros?- Dice Haruka.
  -Pues claro, ¿No crees que sería cruel dejar a mi pequeña hermanita de 13 años en la calle?
  -¿Cómo se llaman?
Todas dicen sus nombres excepto Tsukino.
  -Tú serás… Haruka-Neechan.
  -¿Neechan?
  -¿No estas feliz Haruka? Ahora eres una hermana mayor.
  -¡Espero que nos llevemos bien hermanita!- Haruka abraza a Shiro.
  -Qué cambio de actitud tan rápido.- Dije despacio.
Nos dirigimos a casa, Shiro empezó a vivir con nosotros y las cosas se calmaron por un par de días, ya casi es año nuevo, quiero que esta paz siga, pero mientras ese Lucifer siga vivo eso no pasara, debo hablar pronto con Zeus.

Compartir en Google Plus

Acerca de TheEli-XZ

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario