The Dragon king of Astarots. Capitulo 5: Explorando el calabozo parte 2

Hola a todos soy de nuevo yo con un capitulo mas y como siempre tenemos un nuevo dibujo de *redoble de tambores* cha chan, es el pequeño Frogo, este monstruito llamo la atención de nuestra artistas y se dio un poco de tiempo para dibujar (se que dije que no tenia mucho tiempo pero aun así se libero un poco para hacerlo) espero que les agrade.





Hay se encontraban tres estudiantes rodeados por tres monstruos llamados Spintals, una chica con cabello rubio y atuendo de maga, un chico con cabello oscuro sosteniendo una estada y…

-¡Kaori!

Bogfan que por un momento se quedó paralizado rápidamente intento ordenarles a los caballeros y estudiantes que atacaran pero los Spintals no eran los únicos, varias docenas de monstruos de otros pisos también se dirigían a ese lugar haciendo que los demás estudiantes se encargaran de contrarrestarlos, en ese momento Bogdan me hablo.

-Chico necesitare de tu ayuda para recatar a eso tres que se encuentran acorralados.

-Aun si pedírmelo lo hubiera hecho viejo.

-Bien dicho.

Sin perder tiempo Bogdan corre a uno de ello y lo toma por el cuello, al mismo tiempo yo con mi cuchillo acorte la distancia entre yo y el spintal que tomo Bogdan, en respuesta el spintal se retuerce liberándose del agarre de Bogdan y mandándome a volar con su cola en un solo movimiento, mientras estaba en el aire di un giro y aterricé a unos dos metros, justo cuando quería acortar la distancia de nuevo otro de los Spintals trato de embestirme mientras abría sus fauces que dejaban ver varias filas de colmillos, apenas logrando agarrarlo con mis dos manos y poniendo toda mi fuerza en las piernas para que no me envistiera lo cual fue inútil ya que de todas maneras termine contra la pared aun sosteniendo sus fauces.

- No dejare que me comas sin dar pelea.

Mientras aun sostenía al monstruo con ambas manos mire de reojo para analizar la situación en la que se encontraban, Riuyi, Touma, Deisuke y lso demás chicos de la clase se encontraban conteniendo a los monstruos desesperadamente, Bogdan estaba peleando mano a mano con otro de los Spintal, por otro lado el tercer espintal se encontraba atacando a Kaori y los otros dos chico que estaban con ella, Kaori que ya se encontraba exhausta y herida al igual que los otros dos ya no podía dar pelea.

Viendo la situación en la que nos encontrábamos rápidamente en un solo movimiento libere mi mano derecha en la que se encontraba el cuchillo, lo metí a la boca del monstruo y lo clave desde adentro atravesando su cráneo, al recibir tal impacto el spintal se sacudió como loco para liberarse, aferrándome al cuchillo clavado para no caer puse mi pie derecho en la mandíbula inferior y metí mi brazo mano izquierda para agarrar con ambas manos el cuchillo para jalar de él, apoyando el pie derecho para empujar para abajo mientras con ambas manos jalaba el cuchillo el cual empezó a cortar el cráneo hasta que finalmente lo partió por la mitad dejando escapar un ruido ahogado y sangre hasta caer al suelo y desaparecer en un humo negro.

Al desaparecer el monstruo algo había quedado en el suelo, era un cuchillo exactamente igual al que tenía, al verlo dije.

-Así que de aquí lo saco el viejo.

Rápidamente tome el cuchillo para ir a salvar a Kaori, al verme ella dio un grito.

-¡Shiro cuidado!

Antes de que Kaori terminara de gritar mis “Reflejos” se activaron, en ese momento con mi ojo izquierdo note varias pequeñas espinas que se encontraban cerca, al ver un poco más note que las espinas salieron de la punta de la cola del otro Spintal que ya se dirigía a mí, evitándolas de alguna manera para evitar que se enterraran varias realizaron cortes en mi ropa y piel, en ese momento los “Reflejos” se desactivaron y el Spintal me envistió y mandándome a volar contra la pared.

Dejando salir algo de sangre de mi boca me levanto para enfrentarme al Spintal con cuchillos en ambas manos, mientras intentaba tomar postura para atacar de nuevo el Spintal que estaba atacando a Kaori llega mordiéndome mi brazo derecho, aunque no me rompió aun podía sentir como mi carne era desgarrada con sus filosos colmillos.

Abriendo las fauces para mandarme a volar el otro Spintal me recibe con su cola enterrándome las espinas de esta.

Después de eso la pelea se volvió muy unilateral recibiendo embestidas y latigazos por parte de ambos Spintals hasta el punto en que empecé a escupir mucha sangre, al cabo de unos minutos me encontraba contra la pared totalmente lleno de heridas y sangre apenas manteniendo mi conciencia a flote.

- ¡Shiro! ¡Shiro!

A lo lejos y con mi visión algo borrosa podía ver a Kaori que gritaba desesperadamente mi nombre mientras se encontraba herida en el suela, en ese momento ya me había resignado a morir mientras mi conciencia se desvanecía.

- ¿Vas rendirte?

- ¿Eh?

Repentinamente una voz sonó en mi cabeza haciéndome reaccionar.

- ¿Vas a dejar que alguien más muera a causa de tu debilidad?

- Yo…

- ¿Te rendirás tan fácilmente?

- Y-yo…

- ¿Acaso no es también alguien importante para ti también?

- No puedo…

- ¿Y por eso ellos tienen que morir?

Enfoco de nuevo mi vista y veo a la chica de cabello rubio, al chico de cabello negro y a Kaori heridos justo detrás de los Spintals.

- YO…

- Levántate.

- YO…

- ¡Y PELEA!

Aprieto ambos cuchillos que aún se encontraban en mis manos mientras retomo la postura para pelear, cruzo ambos brazos y empecé a sentir un enorme calor que cubría mi cuerpo, al contrario de lo que sentía podía ver al exhalar el vapor que salía de mi boca.

- Aun no he perdido.

Digo eso al mismo tiempo que los Spintals de nuevo se me mueven hacia mí para continuar con la gran cantidad de combos de ataque que ya llevaban pero esta vez fue diferente, sin vacilar un solo momento esquivaba a ambos mientras que con los cuchillos rebanaba su piel por lo que dejaron de atacar por un momento.

- ¿Qué esperan? Venga a mí.

Digo esas palabras y comienzan su ataque de nuevo, en ese instante escuche un pequeño susurro en mi mente, una sola palabra que no dudaría en mencionar.

- ¡INCINERATE!

(NOTA lo dice en inglés para que suene aún más badass)

Mientras los dos monstruos se acercaban el calor de mi cuerpo se volvió aún más intenso, la sangre me hervía del calor, mientras ambos cuchillos se ponían al rojo vivo hasta prenderse en fuego.

Rápidamente corrí asía ellos pasando justo entre los dos causándoles una herida diagonal a cada uno.

Antes esa escena mis compañeros, Kaori, incluso Bogdan quedaron incrédulos, los cuchillos que antes se encontraban perdidos en llamas se destrozaron y solo había quedado la empuñadura en mis manos, deje salir un suspiro mientras volteaba a ver a los dos monstruos que ahora estaban desesperados por apagarse el fuego que salía de las heridas dejadas por los cuchillos.

- Quémense hasta la muerte.

Repentinamente toda la fuerza abandono mi cuerpo causando que colapsara, antes de caer al suelo Kaori llego corriendo para atraparme.

- ¿Estas bien Shiro?

- De alguna manera.

Me levanto de nuevo mientras mi apoyo en Kaori con el dolor de las heridas de nuevo en mi mente.

- ¿Los otros dos también están bien?

- Sí.

Volteo a ver y la chica de cabello rubio y el chico de cabello negro ahora están viendo lo que queda de uno de los Spintals que fue carbonizado hasta la muerte, al desaparecer en humo negro dejo también un cuchillo que querían recoger, en ese preciso momento la cueva empezó a temblar.

- ¿Ahora que está pasando?

Dijo Kaori mientras yo buscaba la causa del temblor, al ver bien el otro Spintal que aún se encontraba desesperado se estaba estrellando contra las paredes del calabozo que a causa de su enorme fuerza empezaron a caer rocas del techo causando los temblores.

Evitando las rocas tratamos de llegar donde se encontraban los demás, mientras avanzábamos lentamente a causa de mis heridas una gran roca callo causando que el suelo de la caverna empezará a desmoronarse, atrapados por la sorpresa la rubia y el chico de cabello negro quedaron atrapados por el desmoronamiento causando que cayeran en un enorme abismo que parecía no tener fondo.

- Demonios, tenemos que apresurar el paso Kaori.

Maldiciéndome en mi mente por dejar que ambos cayeran trate de ir más rápido para evitar que quedáramos atrapados también, nuevamente mientras avanzábamos “Reflejos” se activó dejándome ver que una enorme cantidad de piedras caería sobre los dos, rápidamente analice mis opciones lo cual me llevo a una sola respuesta.

- Kaori…

- No hables Shiro ambos saldremos de esta.

- Lo siento.

Usando toda mi fuerza restante suelto a Kaori y la empujo lo más fuerte que puedo a donde se encontraban Bogdan y los demás.

- Gracias por todo Kaori.

- ¡SHIRO!


Mientras daba un salto hacia atrás para evitar las piedras Kaori gritó hasta que finalmente una pared es formada separándonos. Después de que la pared se creara el desmoronamiento se detuvo haciendo que dejara salir un suspiro. 

- Tal vez exagere demasiado.

Logro ponerme de pie torpemente y empezó a caminar por el suelo que aún quedaba cerca del borde del enorme abismo que se creó tratando de encontrar una salida.

- Kukuku, no puedo creer que de verdad los vencieras.

Mi mente se detuvo un instante al escuchar la voz de esa persona.

- Eso que me dio la princesa sí que era muy efectivo no solo atrajo a todos esos monstruos sino que también que también atrajo a esos tres jefes, maravilloso simplemente maravilloso.

Alzo la mirada para confirmar mis sospechas, era Saito el que se encontraba hay de pie con una sonrisa sínica en su rostro.

- Pero debo decir pobres de esos dos que cayeron a ese abismo, dime Shiro ¿Acaso no te sientes mal por ellos?

Observo el abismo detrás de mi mientras me maldigo nuevamente.

- Cállate.

- Kukuku ¿Qué fue eso? ¿El gran Takamiya Shiro ha sido afectado por mis palabras? ¿O es que siente culpa por no lograr salvarlos aun después de todo ese esfuerzo?

En ese momento Saito se me acerco y me encesto un golpe en el estómago.

- Sea cual sea la razón ¿Por qué no vas y les haces compañía?

Muy afectado por el golpe doy unos pasos torpes hacia atrás hasta que resbale con el borde del abismo y cayendo a él.

- No te preocupes Takamiya yo cuidare de tu preciada Kaori de hoy en adelante kukuku.

A medida que empecé a car mi conciencia se desvaneció por el golpe causado con Saito.

- Adiós Takamiya, quizás logremos vernos de nuevo, ¡En el infierno! Kukukuhahahaha.

Logro ver cómo se va del borde del abismo riéndose frenéticamente, con mi último aliento atino a decir en voz baja.

- Eso ya lo veremos.

Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario