The Dragon king of Astarots. Capitulo 3: La extraña princesa

Hola de nuevo soy su amigo Simon con el tercer capitulo de la novela y nuevamente con un dibujo de parte de nuestros patrocinadores *redoble de tambores* cha chan es nuestra amiga Ueda Kaori, algunos se preguntaran como alguien tan buena como ella hace una expresión enojada, pues bien la explicación la sabrán mas adelante en el proximo capitulo.



Ha pasado una semana desde que llegamos y ya todos se han acostumbrado a los ejercicios y entrenamientos por parte de Bogdan y los guardia, también le tiene ya confianza a Bogdan por lo que la mayoría solo le dicen Dan, por otra parte Saito también a estado tranquilo después del duelo y no a provocado mas incidentes de esa naturaleza.
Mientras tanto yo me encontraba entrenando con el viejo Bogdan, el con su espada y yo con el cuchillo que me regalo la vez pasada.
- Insisto chico eres bastante bueno para pelear solo con un cuchillo contra una espada, incluso me doy cuenta que te estas conteniendo.
- ¿No es lo mismo para ti viejo? todos los días que e entrenado contigo te contienes bastante.
Hablamos mientras intercambiamos ataques.
- En mi caso estoy seguro de mi fuerza pero no se que tanta es la tulla,¿dime chico como te hiciste tan fuerte?.
- Nada en particular, estuve yendo varios años al dojo de la familia Aoyama y el jefe de la familia me reconoció rápidamente como un fuerte guerrero.
- ¿Eh? ¿Solo eso?.
- No bajes la guardia viejo.
En el momento que se distrajo con el cuchillo rompí la espada de Bogdan por la mitad.
- No me creo que solo hicieras eso.
- Cuando era mas pequeño el jefe de la familia mi vio enfrentarme a varios guerreros mayores que yo y gane, en ese momento me dijo que si quería casarme con su hija para ser en el sucesor del dojo, como no sabia realmente que quería decir con eso solo dije que si.
- Chico para que seas reconocido a tan corta edad enserio tienes mi respeto.
- Como digas.
Tras terminar de entrenar nos sentamos a descansar.
- Anciano la verdadera razón de mi fuerza es que quería proteger a alguien, pero al final no pude hacerlo.
Bogdan al ver mi actitud decidió no preguntar mas al respecto, después de eso llega Deisuke.
- Aniki mira, TORBELLINO DE FUEGO.
Deisuke alza un báculo que le dieron y de el empiezan a salir enormes llamas.
- Logre llegar a nivel diez y esta habilidad nueva apareció al mismo tiempo.
En la ultima semana todos han elevado sus niveles, el mas alto de todos en Riuyi con nivel catorce, por otro lado mi nivel es el mas bajo apenas llegando al cuatro.
- Bien con eso ya todos llegaron al nivel diez, con esto mañana podremos partir al calabozo.
- Viejo yo apenas e llegado al cuatro.
- Como dije al principio tu eres un caso aparte.
- Cierto aniki, aunque tu nivel es el mas bajo tus estadísticas son tan altas como las de Riuyi.
Aparentemente no estoy sujeto al aumento de estadísticas como los demás, estas simplemente pueden subir con entrenar.
- De todas maneras me voy.
- Esta bien aniki yo seguiré entrenando.
Regreso al castillo y me dirigí a la biblioteca para investigar un poco acerca de los atributos, la explicación que nos dieron fue que los atributos estaban unidos a la personalidad y alma de la persona.
El fuego era para personas con gran valor y sentido de la justicia.
El agua para personas frágiles e inocentes.
La tierra para personas fuertes pero irracionables.
El viento para personas libre  y curiosas.
Esos eran los cuatro atributos básicos ligados a los cuatro elementos, por otro lado también existían Luz y oscuridad, la luz representaba la pureza de la persona mientras que la oscuridad era todo lo contrario.
Por ultimo de los siete atributos se encontraba en vació, no se saben detalles de este por que solo uno entre un trillón de personas nace con ese atributo en especial, pero se cree que es la ausencia de los otros atributos y no tiene que ver con su personalidad.
- Sin embargo, ¿que es lo que hay dentro de mi?.
Decidí dejar eso de lado por el momento y me concentre en un libro que hacia referencia a las otras especies de las que nos hablaron al llegar a este mundo, lo tome por recomendación de Touma ya que dijo que podría llegar a ser indispensable.
Las siente potencias del mundo....¿Siete?.
Pensé para mi al ver el titulo, por lo que escuchar al llegar del rey ademas de los humanos había Demonios, Hombres-bestia y elfos, cuatro en total.
- ¿Eso quiere decir que habían otras tres de las que nos nos hablaron?.
Con intriga compense a leer el libro.
- "Humanos, al tener una cantidad de magia casi inexistente en comparación con las otras especies los humanos esta hasta el final en comparación a otras".
No me sorprendí con eso pero aun se sentía algo incomodo si se ponía en perspectiva nuestro mundo.
- "Hombre-bestia
Con sentidos desarrollados hasta el limite de la compresión se estiman que son la segunda especia mas fuerte en el aspecto físico, por encima de los humanos en todos los aspectos, caracterizados por parecer humanos combinados con distintas especies de animales, dentro de estas se encuentran los centauros, Lamias, Arpías, entre otros.
 Demonios.
Algunos también parecidos físicamente a los humanos pero con cuernos y algunos con cola representan una gran amenaza para todas las especies debido a su gran sed de sangre.
 Elfos.
Con gran afinidad a la magia y habitantes del Gran bosque de Fos, sin mucha información de ellos debido a que rara vez salen ademas de que no dejan entrar forasteros
Vam%$ro¼.
A Di$%ncia de l&# ╩o$bre-bÇstia ellos xy◄µj├♥aAi-¸D░H 2Dn♦q┼»±
╬ita═es.
S$% Ås0É!rit¶s de la naturales que Ê^â¡1w @orma".

No tenia mucho caso seguir leyendo ya que poco a poco las letras se volvía aun mas ilegibles por lo cual decidí dejarlo también ya que no tenia mucho sentido tratar de seguir leyendo.
- *suspiro* no tiene caso, la tecnología de imprenta no a sido inventada en este mundo no es de extrañar que los pocos libros que hay se encuentren en esta condición.
- ¿Es su mundo tan diferente al nuestro héroe-sama?
- Si, para empezar los libros no son escritos a mano así que.......¡!¿?¿?¡!.
Justo al lado mio apareció una niña de cerca de unos quince años de edad, pelo negro y con ropa que recordaba a la realeza.
- ¿Quien eres? no mas importante, ¿cuando llegaste?.
- Oh mis disculpas Héroe-sama, soy la segunda princesa Eleonora IV de Galart un gusto conocerlo.
Se levanta de donde estaba y hace una pequeña reverencia.
- Y con respecto a su otra pregunta e estado aqui desde el momento que llego, incluso e estado leyendo lo mismo que usted Héroe-sama.
- Tu no destacas mucho ¿verdad?.
- Me lo dicen muy a menudo Héroe-sama.
- Ya veo.
Corto la conversación para seguir leyendo pero ella se coloca al lado mio para leer lo mismo así que trato de convencerla para que me deje.
- Princesa.
- ¿Sucede algo Héroe-sama?
- Para empezar, no me llames héroe-sama, mi nombre es Shiro, Takamiya Shiro, y segundo, quiero que me dejes solo.
- ¿Takamiya Shiro-sama?
- Con Shiro vasta.
- ¿Shiro-sama?.
- Solo Shiro, S-H-I-R-O, Shiro.
- Shiro-sama.
Desistí porque comprendí que esto no acabaría nunca de seguir de esta manera.
- Como sea ¿podrías dejarme solo?.
- ¿Mi presencia es una molestia para Shiro-sama?.
- Si.
- Comprendo.
Ella se levanta y se va a otro lado por lo cual me dispongo a continuar con mi lectura, pero al cabo de unos minutos ya estaba de vuelta, un poco fastidiado cierro el libro y me levanto
- ¿Sucede algo Shiro-sama?.
- Nada en particular.
Devuelvo los libros a su lugar y salgo de la biblioteca para regresar al cuarto, al llegar al cuarto me recosté un rato hasta llegaron los demás de su entrenamiento, al verme Riuyi me hablo.
- Es extraño verte aquí tan temprano Shiro.
- Lo extraño es lo fácil que te has acostumbrado a este lugar.
- Es mejor a estar preocupado.
- Como sea me voy a dar un baño.
- Yo también voy.
- Creo que me uniré en esta ocasión.
- ¿Te nos unes Deisuke?
- Mas tarde los alcanzo Riuyi
Salimos de la habitación hasta donde se encontraban los vestidores de los baños, al terminar de desvestirnos entramos a un enorme baño estilo occidental, tenia piso de mármol, unas dichas y una enorme bañera que casi parecía piscina.
Tras terminar de lavarme y enjuagarme entre a la bañera.
- Estos baños no están tan mal pero me siguen gustando mas los baños japoneses.
- ¿Los baños son diferentes en su mundo Shiro-sama?.
- ...
Al lado mio se encontraba de nuevo aquella extraña princesa con la que me encontré en la biblioteca como si nada.
- ¿Sucede algo Shiro-sama?.
- ...
- ¿?.
- Nada.
Continué sentado en la bañera mientras la princesa permanecía al lado mio observándome esperando a que dijera algo pero la ignore todo el tiempo.
- Creo que ya es tiempo que salga.
- Lo acompaño Shiro-sama.
Me levanto y camino hacia los vestidores pero Riuyi y Touma no parecen darse cuenta de la chica, entramos y los vestidores y comienzo a ponerme mi ropa pero antes de eso la princesa me habla.
- Shiro-sama tome.
De entre sus cosas saca dos botellas de leche y me da una.
- Gracias.
- Vi que las chicas tomaban un poco al salir así que pensé que a Shiro-sama le gustaría.
- Eres muy considerada a diferencia de tu hermana, ademas de que también tienes diferentes proporciones.
- Siempre me e sentido orgullosa de mi cuerpo ademas... Onee-sama no siempre fue de esa manera.
- mmm.
- ¿No va a preguntar mas?.
- La verdad es que no me interesa para nada.
Me mira con unos ojos brillantes y una sonrisa en el rostro.
- Ademas princesa, podría vestirse de una vez.
- Ho~ ¿Shiro-sama se siente avergonzado?
- Existe algo llamado "sentido común","moral" y "decencia".
- Ho~.
- Me largo.
Salgo del baño y regreso a la habitación en donde encuentro a Deisuke leyendo algo, al verme se levanta.
- Bienvenido aniki.
- Ya regrese.
- mira aniki este libro que me dio Touma, habla sobre leyendas del continente prohibido.
Continente prohibido es un lugar al que nadie de ninguna especie se acerca ya que se cree que hay monstruos invencibles en el.
- Mira aniki esta es mi favorita, "la librería del conocimiento infinito" habla sobre una biblioteca que tiene todo el conocimiento de este mundo almacenado en ella.
Veo la portada del libro que era aparentemente vieja ya que estaba algo desgastada.
- Si lo quieres aniki puede leerlo yo ya lo termine.
- Gracias, lo leeré en mi tiempo libre, por cierto Deisuke deberías de irte a duchar pronto los baños ya van a cerrar.
- Cierto perdí la noción del tiempo, no vemos luego aniki.
Deisuke sale a toda prisa mientras yo guardo el libro entre mis cosas, ya que mañana después del desayuno dijo el viejo que saldríamos a un pueblo en el que se encuentra un Calabozo, después de eso me recuesto en mi cama hasta que me quedo dormido.
A la mañana siguiente me despierto con una sensación pesada y blanda sobre de mi.
- Ah~ Shiro-sama~ hay no~
Era la princesa que se encontraba sobre de mi, me levanto y la tiro al suelo.
- A Shiro-sama, buenos días.
Con una vena saliendo de mi frente abro la puerta de la habitación y la aviento fuera.
- No molestes.
Digo eso y cierro de golpe la puerta mientras la princesa se encontraba sentada en el suelo, volteo y veo a Deisuke despierto.
- ¿Aniki quien era esa?.
Aun con una vena en la frente le respondo.
- No viste nada ¿cierto?
- Pero ...
- No nada ¿cierto~?.
Veo como Deisuke traga un poco de saliva.
- N-no vi -na-nada.
- Así esta bien.
Después de eso nos dirigíamos a desayunar, en el camino revise mis estadísticas.


Nombre
Takamiya Shiro
Atributos
???
Genero
Hombre
Nivel
4
Clase
???
Sub clase
???
Ataque
208
Defensa
185
Vitalidad
175
Agilidad
190
Magia
156
Resistencia Mágica
160
HABILIDADES
  • Comprensión de idioma
  • Reflejos (pasiva)
  • ???
  • ???
Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

2 comentarios:

  1. interesante amigo sigue asi tienes talento veo que has leido novelas de este tipo tambien veo una combinacion de varios tipos y una gran originalidad de parte tuya sigue tu ritmo no te presiones como dijeron por aqui nadie te persigue para que vayas con prisas

    ResponderEliminar
  2. De verdad muy buena e graciosa por partes, yo por mi parte tengo una gran imaginación para buenas novelas propias pero no me puedo imaginar conversaciones o escenas explicitas como las tuyas, muy buena tu novela.

    ResponderEliminar