NOX VOLUMEN 3 CAPITULO 9




BUENAS NOCHES, LES TRAIGO EL CAPITULO PROMETIDO, AUNQUE UN POCO TARDE SIGUE ESTANDO DENTRO DEL MARGEN.







CAPITULO 9



Las clases en la Academia Shade continuaron de manera pacífica: Después de la clase de maldiciones le siguieron, la de conjuros ofensivos, conjuros defensivos, y creación de familiares donde Jean destacó al crear un komainu de barro y piedra y animarlo para que siguiera sus órdenes.



En todas Jean decidió demostrar sus conocimientos y habilidades. Cuando ingresó a la Academia del Sol su estrategia era lo opuesto, la de no llamar la atención, pero ahora era necesario que aumentara su valor y pudiera contar con el apoyo del Director Rooscu.



En este momento se dirigía de regreso a su dormitorio. A su lado se encontraba la bella Wolvi Licaon que insistió en acompañarlo.




-Las clases son bastante interesantes, es un buen lugar para aprender-.



El joven inició la conversación.



-Asi es los profesores dejan que los estudiantes vayan a su propio ritmo. Además son mas abiertos de mente-.



-Seguro, algunas cosas que pasaron hoy, si hubieran sido vistas por algun paladín o caballero sagrado, ciertamente se alarmarían-.



-Tienes razón. Debo confesar que me impresionan tus habilidades y creo que los profesores piensan lo mismo-.



-Gracias-.



Entre esa atmosfera agradable Wolvi por fin tomó valor para preguntar algo que la había mantenido intrigada.



-Nox ¿Por qué salvaste a ese lobo?-.



Jean se quedó en silencio unos segundos antes de contestar.



-Hay dos razones para ello, la primera es que realmente me parece inconcebible intentar sacrificar un ser vivo para crear un familiar si existen métodos mejores que no requieren torturar a nadie. Hay decenas de familiares más poderosos que pueden ser creados sin dañar a nadie. El hecho que ese profesor intentara hacer algo así, demuestra su limitado conocimiento y capacidades y la segunda razón fue porque…-.



Jean volteó a ver directamente a los ojos de la doncella.



-La segunda razón fue porque parecía que sufrías-.



Wolvi Licaon desvió la mirada su rostro había enrojecido. 



Sintiendo que su cuerpo hervía y su corazón latía violentamente, decidió huir.



-Yo… buenas..noches… tengo que ir-irme a hacer unas co-cosas…Nos ve-vemos mañana-.



Tartamudeando se despidió.



-Entonces nos veremos mañana-.



El joven observó como Wolvi se alejaba. Después continuó su camino.




Al llegar a su dormitorio decidió darse un baño durante el cual sintió que lo estaban observando pero cuando intentó buscar la fuente de esta sensación pronto dejó de sentirla. 



Luego volvió a ponerse el uniforme de la Academia Shade, la razón era porque tenía inscripciones que la hacían resistentes  a las maldiciones y conjuros oscuros. Probablemente el Director Rooscu los mandó a diseñar así para que en caso de accidentes no haya tantos problemas.



Después de todo la Nigromancia y magia oscura podían ser muy  inestables en ocasiones.



Jean subió a un balcón localizado en el tercer piso, de sus ropas sacó dos polillas talladas en madera, y las baño con una gota de su sangre. Las efigies de madera comenzaron a moverse y volaron siguiendo las indicaciones de su amo.




Una iba dirigida hacia la Academia del Sol, el asunto con la profesora Seyd debía ser resuelto cuanto antes.



Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx




En la habitación de la profesora Seyd, una escena extraña tenía lugar.



La joven elfo estaba atada en su cama, totalmente inmovilizada, a su lado se encontraba su hermana mayor.



-Sina, ¿Has perdido la cabeza?-.




-No, simplemente estoy tomando medidas de seguridad. Hoy y mañana y los días que hagan falta me quedaré vigilando en tu habitación por si él intenta darte una nueva visita-.



-Entonces ¿Por qué rayos me tienes que atar a mí?-.



-Eso es obvio, para que no puedas ir a verlo-.



- Sip, definitivamente has perdido la cabeza-.



Sena sabía que debía esclarecer la situación lo más pronto posible, así que decidió sacar todo su arsenal.



-Hermana mayor quiero que me escuches atentamente, te juro por nuestra tribu y familia que todo lo que te diré es la verdad. Yo si dormí a lado de Jean Nox Crow…-



-¡Lo sabía!-.



-¡Espera a que termine de hablar! ¡Dormí a su lado pero no hicimos nada porque él estaba inconsciente! Lo único que hice fue pasarle mi energía para que pudiera recuperarse más rápido-.



-¿Y por qué estaban desnudos?. Explica eso-.



La directora le ordenó.



-Porque esa era la forma más eficiente, al aumentar la superficie de contacto mayores cantidades de energía pueden ser transferidas-.



-Pero tu dijiste que si era niño…-



En esta ocasión Sena fue la que interrumpió.



-Solo quise hacerle una broma, eso es todo. ¡Pero quien hubiera pensado que mi hermana mayor aparecería y convertiría una broma inocente en un mar de sangre!-



Desde que su hermana menor juró en nombre de su tribu y familia decir la verdad, Sina decidió escucharle. Aunque aun no confiaba en esas palabras al 100% tenía que admitir que ese escenario era realmente posible.



-¿Es en serio?-.



-Lo es, nunca había dicho algo más en serio Sina-.



-Pero él dijo que tomaría responsabilidad, si no hubiera pasado algo, ¿Por qué diría eso?-.



-Porque él es igual que tú, realmente creyó lo que le dije. Y por lo visto en vez de acobardarse como muchos hombres lo harían decidió tomar responsabilidad por sus supuestas acciones-.



Ahora el panorama se había hecho más claro.



-Oh…-



Fue lo único que salió de la boca de la directora. Se percató de que había perdido los estribos en este asunto, al final todo resultó ser un malentendido causado por su hermanita. 



Ella había sido realmente injusta con Jean Nox Crow.



-¡Ehhhhhhhhhhh! ¡Así que solo fue una broma! ¡Eso es terrible Sena Seyd! ¡Realmente no sé si reír o llorar! ¡En serio la directora casi me mata!-.




La voz de Jean resonó en la habitación.



Las dos mujeres se sobresaltaron.



-Jean Nox Crow ¿Dónde estás?-.



Sena volteó a ver a todas partes. Sina no sabía qué hacer, tenía sentimientos de vergüenza en su interior.




-Estoy en la Academia Shade, pero ahora mismo puedo hablar por medio de la polilla que está en el techo-.



Las dos mujeres dirigieron su mirada hacia la fuente del sonido. De pronto la Directora por fin pudo reaccionar.



-¿Dijiste que estás en la Academia Shade? ¿Por qué estás en ese lugar?-.



- Bueno, Directora, después de que usted me echó de la Academia con solo dos pequeñas almohadas por vestimenta. No tenía ningún otro lugar al que ir, afortunadamente el Director Rooscu me abrió las puertas de su Institución de par en par-.




Aunque esto no era 100% cierto Jean decidió hacer que su violenta Directora pensara que fue por su culpa. Esta estrategia fue efectiva, Sina ya estaba sintiendo arrepentimiento.




-Yo realmente lo siento Jean Nox Crow, cuando se trata de la familia realmente pierdo la cabeza. Espero que me puedas disculpar-.



-Mmm, me pregunto si será posible, aunque yo la disculpara, existe la posibilidad de que aún no halla creído en las palabras de su hermana. Y solo sea una táctica para que yo baje la guardia así usted tendría la oportunidad de… desaparecerme-.



La directora quedó en silencio.



-No seas así Jean. No sé si puedes verla pero realmente está reflexionando en sus actos, ella sabe que hizo muy mal, pero solo intentaba protegerme-.




Sena decidió interferir a favor de su hermana.



-Profesora Seyd, le recuerdo que todo esto pasó por su culpa.-.



-Lo siento mucho, tienes razón nunca más lo volveré a hacer-.



-No me refiero a eso profesora. Viéndolo desde otra perspectiva fue una buena broma. Lo triste es que por un momento pensé que tendría la fortuna de pasar la eternidad a lado de una mujer tan bella y carismática como usted-.



-¡Ehhhhhhhh!-.



Las dos mujeres gritaron sorprendidas. Las carcajadas de Jean resonaron por la habitación.



-Jajaja, es una broma-.



-¡Ehhhhhhhh!-.



Las dos mujeres volvieron a exclamar sorprendidas. Sena acababa de tener una probada de su propia medicina, Jean jugó con su corazón.



-Jean Nox Crow entiendo cómo te sientes. Ya he comprendido la situación y sé que eres inocente. Te prometo que no haré nada en tú contra. Así que con toda confianza ya puedes regresar-.



-Lo pensaré-.



-¿Lo pensarás? -.



La directora Seyd se dio cuenta que Jean estaba enojado, aunque en realidad él solo pretendía estarlo, era natural que no quisiera regresar.



-La Academia Shade es más agradable de lo que había imaginado, incluso el Director me otorgó unas lujosas instalaciones para que pudiera continuar con mis entrenamientos y experimentos. Debo decir que estoy muy comodo y a gusto. Regresar a la academia del Sol podría ser difícil después de todo no puedo tirar a la nada la amabilidad del Director Rooscu-.



La directora Seyd recibió un duro golpe. Jean Nox Crow tenía un pasado muy peculiar, era portador de innumerables secretos concernientes a la traición del Imperio de Deux y sus técnicas demoniacas. La Duquesa Xellar, su gran amiga, la había dejado a cargo para vigilar y proteger a este joven, junto con la capitana Marshall. El hecho de que los demás profesores se habían vuelto apegados a Jean, debido a su innegable talento, la ponía a ella en una situación precaria. 



También estaban aquellos manuscritos que Jean había creado sobre conjuros de destrucción masiva ¡De ninguna forma podría perder a Jean Nox Crow! ¡Sin importar que tenía que conseguir que volviera!.



-¡Si hay algo que quieras solo dilo, si esta en mi poder te lo concederé!-.



La anciana mujer empezó con sus negociaciones.



-Mmm..Lo pensaré. Pero no le prometo nada-.




Antes de que la directora pudiera añadir algo más, a través de la polilla una segunda voz se escuchó.




-Nox, ¿Cómo está mi alumno favorito? ¿Qué te pareció mi academia?-.



-Buenas noches, Director Rooscu. Me halaga al decir que soy su alumno favorito pero solo he estado un día aquí-.



-Jajaja, nada de eso. Los profesores están encantados contigo. Por lo que escuché restauraste varios conocimientos nigrománticos que se habían perdido con el tiempo-.



-Solo tuve la suerte de conocerlos-.



-No seas humilde, posees un gran poder pero también un colosal conocimiento. Estoy seguro que en unos años podrías competir para obtener un título de Arcano Mayor, si te parece yo te puedo instruir-.



-Sería todo un honor Director-.



-Muy bien. Cada noche hago una cena con mis alumnos más destacados. ¿Te gustaría acompañarnos?-.



-Ahí estaré Director, solo terminaré de atender un pequeñísimo asunto antes-.



-En ese caso apenas termines, ve a la dirección-.




Después de eso ya no se escuchó más la voz del Director Rooscu.




De vuelta a la habitación de la profesora Seyd. Las dos mujeres escucharon la extraña conversación en silencio.




-(¡Maldición! ¡Esto es terrible! ¡Tengo que hacer algo antes de que lo perdamos! ¡Debo pensar en algo inmediatamente!)-.



La directora estaba entrando en estado de Shock, la probabilidad de que tuviera éxito era casi nula, al fin y al cabo Jean se había referido al tema de regresar a la Academia del Sol como un “pequeñísimo asunto”.




Por su parte Sena también se esforzaba en pensar posibles soluciones, después de todo ella había ocasionado este problema.




Los que ninguna de estas dos mujeres sabía era que Jean solo se estaba vengando. Él ya había decido regresar en el mismo momento que se resolvió el malentendido, simplemente quería hacerlas sufrir un poco.




El plan original de Jean, de atender en la mañana a la Academia de Sol y en la noche a la Academia Shade no había cambiado.




-Bueno me despido Directora, Buenas noches a ambas-.



-Espera…-.



La comunicación finalmente se cortó. La polilla de madera salió volando por la ventana.



-Sena, todo esto es tu culpa-.



-Sina, lo sé, pero tú también tienes parte de la culpa-.




Las dos mujeres tenían expresiones graves.



Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx




Jean de pie en su nuevo hogar, no podía contenerse la risa. 



Ya se imaginaba la situación en la que las dos mujeres debían estar.



-(Después de cenar, le daré una visita a las ruinas. Le preguntaré al Director Rooscu sobre ello de seguro hay una puerta de entrada en esta Academia. Los siguientes dos días estaré ocupado sellando habitaciones y cazando a esos criminales.)-.



El joven inmediatamente se encaminó en ruta hacia la dirección.




Cuando llegó el Director le recibió con una amable sonrisa, dentro de su habitación todo había cambiado, ahora en medio se encontraba una gran mesa rectangular.Cuatro personas estaban sentadas, Wolvi, Zinn pert, un estudiante de cerca de dos metros de altura con un cuerpo fornido, y una señorita de cabello azul pálido.



Esta última persona le llamó mucho la atención, sus rizos estaban atados en dos coletas laterales, su rostro era exquisito y seductor, sus ojos parecían despedir de tanto en tanto una ligera llama casi imperceptible, su piel era ligeramente pálida azulada, pero extrañamente no daba la sensación de deberse a un problema de salud. Su  ropa también era llamativa, un vestido gótico de color azul profundo.



El otro integrante que Jean no conocía, además de su constitución física tenía un aspecto notable, sus pupilas eran verticales.



-Siéntate ahí Jean, yo haré las presentaciones-.




Siguiendo las instrucciones del director, Jean tomó asiento a lado de Wolvi.



Compartir en Google Plus

Acerca de David-A Gato

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios: