The Dragon king of Astarots Capitulo 10.1: Epilogo



Bueno como lo había prometido amigos aquí esta el epilogo espero que les agrade y que nos sigan apoyando para seguir escribiendo en nuestra pagina.


---------------------------------------------------------

A pasado una semana desde lo del incidente en el pueblo y ya las cosas se han calmado un poco, Mio, Erina Yuki y yo hemos ayudado a la reconstrucción de las casas, casi como un milagro los daños fueron mínimos salvo algunas casas que fueron completamente destruidas.

- Sé que es un poco tarde pero me presento, soy Lax Hanfur, déjame expresarles mis más sinceros agradecimientos por destruir esa cresta que me había estado manipulando hasta ahora.

El Demonio que antes derrotamos se presentó ante nosotros como Lax, ahora al verlo tenía más o menos mi misma altura, su piel era morena, aun había algunos musculo pero ya no como los de antes, ahora tenía un largo cabello negro que le llegaba a los hombres, al verlo ahora podría decir que su edad no era muy diferente a la mía, quizás unos dieciocho años.

- No te preocupes, mas importante ¿Qué fue lo que te sucedió?

- Para serte sincero no estoy muy seguro, mis últimos recuerdos son de cuando vivía en mi pueblo en el continente Demoniaco, no tengo idea de cómo llegué aquí, y los recuerdos después de cuando se me puso la cresta también son confusos.

Por otro lado los habitantes del pueblo no lo reconocieron ya que es completamente diferente a su apariencia anterior por lo que pensaron que el también venía con nosotros, aunque el trato de explicarse de todas maneras no le creyeron así que se limitó a ayudar con la limpieza del pueblo, de igual manera los dos matones no lo reconocieron y huyeron.

- Enserio muchas gracias.

- Ya te dije que no te preocupes o más bien deberías de pedirle una disculpa a ella.

Señale a Mio.

- Aunque no recuerdo claramente todo por favor acepte mis más sinceras disculpas.

Lax se puso de rodillas y se inclinó ante Mio, al verlo ella volteo a verme mientras soltaba un suspiro.

- No te preocupes por eso.-

- Gracias por perdonarme, ahora bien.

Se levando para venir justo frente a mí para luego hincarse sobre su rodilla derecha y apoyarse sobre sus dos brazos izquierdos como si fuera un caballero.

- Como lo dictan las costumbres de mi tribu, a partir de hoy estoy a su servicio como pago por haber salvado mi vida.

- No lo necesito.

- …

- …

- …

- …

- Eh?

En el momento que lo rechace todo el mundo se quedó callado hasta que finalmente Lax dejo salir un pequeño ruido.

- ¿P-pu-puedo preguntar porque?

- Que te salváramos la vida, no, que estuviéramos aquí en primer lugar fue una coincidencia.

- P-pero aun así.

- Sin embargo…

Mientras Lax estaba quejándose sin dejar la postura en la que se encontraba Yuki lo interrumpió.

- ¿Qué te parece si te nos unes como compañero?

Agachando su cabeza de nuevo y apretando sus puños un poco Lax nos preguntó a las cuatro.

- ¿Están seguros? Los de la raza demoniaca no son muy bien visto por los humanos así que…

- Ah.

Lo había olvidado Erina no había mostrado su rostro una sola vez a Lax después del incidente, al recordarlo tire de la capucha de Erina para que pudiera ver.

- Como puedes ver no tenemos problemas.

- ¿Ella también es un demonio?

Al ver a Erina se sorprendido un poco pero después hiso una pequeña sonrisa y agacho su cabeza de nuevo.

- Muchas gracias por dejarme ser su compañero.

Un par de días más pasaron después de eso, ahora Lax también ayudo a la reconstrucción, de igual manera Erina se presentó ante los aldeanos como demonio pero ninguno se sorprendido mucho desde que ya habían visto a Lax.

Con ya la mayoría del pueblo en buenas condiciones decidimos ir a nuestro próximo destino, esa era la ciudad que albergaba un gremio de aventureros, la ciudad sagrada de Lasad o al menos así fue como la nombraron algunos aldeanos.

Antes de salir nos regalaron unas cuantas provisiones, mientras todo el pueblo nos despedía salimos rumbo a nuestro destino.

-----En el castillo----

-----Punto de vista de Deisuke----

Los preparativos para mi partida al lado de la princesa Eleonora, justo cuando me dirigía a la carrosa algo se empezó a mover entre mis cosas.

- ¡Frogy!

Era el Frogo que había encontrado en la mazmorra junto con aniki lo sé porque tiene un color rosa claro y unos cuernos, ese era el único con estas características.

- ¿Pero cómo lograste sobrevivir tanto tiempo entre mis cosas?

- Parece que tuvo una rica dieta en dulces Deisuke-sama.

Al ver dentro todo los dulces que había comprado en el pueblo y unos cuantos que aun tenia conmigo había desaparecido.

- Por cierto princesa ¿A dónde nos dirigiremos primero?

- A la ciudad sagrada de Lasad la segunda ciudad más grande después de esta, aunque el viaje nos tomara cerca de mes y medio así que no te impacientes.

- De acuerdo princesa.

- Además aprovecharemos y veremos los pueblos que quedan de camino a ver si hay alguna información sobre Shiro-sama.

Con Frogy agarrado en mi hombro ambos asentimos con fuerza y entramos a la carrosa.

- Solo espérame Shiro-sama pronto estaré con usted, luego aremos esto y aquello… aahh Shiro-sama hay no.

¿Estaremos realmente bien con una princesa como esta?
Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario