Dead Memories Capitulo 1

Hola a todos amigos, como ya les habia dicho en la pagina de facebook hoy lanzare esta historia de zombies que había escrito hace un tiempo, solo aclaro que podría ser algo pobre en comparación y también algo grosera en lo que respecta

Sin mas por el momento se los dejo.


------------------------------------------------------------------------

E hecho esto tantas veces que ya no tiene significado.

¿Por qué lo sigo intentando?

¿Qué caso tiene?

Al final todo es lo mismo.

No.

No siempre es igual.

Cada vez estoy más cerca.

Seguro que esta vez lo lograre, no me puedo dar por vencido tan pronto.

Esta es mi última oportunidad.

Pero lo hare diferente esta vez.

Solo espero no arrepentirme.

------------------------------------------------------------------------

Capítulo 1: sin recuerdos


Despierte repentinamente en un lugar extraño.

-¿Qué demonios?, ¿Dónde diablos me encuentro?

Trate de levantarme pero mis manos están atadas a un tubo.

-¿Pero qué carajos sucede porque me encuentro amarrado?

Reviso a mí alrededor y alcanzo a ver una navaja de bolsillo.

-Creo que eso me servirá por el momento.

Estiro mis pies tanto como puedo hasta que finalmente logro arrastrarla y en un movimiento la golpeo en dirección de mis manos aun amarradas.

-Solo necesito cortar estas cuerdas y quedare libre.

Después de unos segundos logro cortarlas y me levanto.

-Pero cuanto tiempo llevo aquí mis mulecas ya están moradas de tanto estar amarradas.

Me pongo a analizar la situación pero me doy cuenta de algo.

-Joder no recuerdo ni la más mínima cosa, joder no recuerdo ni mi nombre, bueno mientras no sea un nombre estúpido como Juancho o Disney landia podre vivir tranquilo, por ahora mejor saldré de aquí.

Empiezo a recorrer unos largos e iluminados pasillos que parecen ser de un hospital.

-Pero que rayos hago en un hospital? Por la forma en que me encontraba no creo que sea un paciente o algo por el estilo.

Sigo caminando y noto un olor a putrefacción en todo el lugar.

-Pero que es esta peste uno no se imaginaria que un hospital oliera de tal manera.

Tras seguir caminando veo lo que parece ser una salida pero al mismo tiempo noto mucha sangre esparcida y lo que parecía ser cuerpos en descomposición.

-¿Pero qué demonios? creo que antes de salir será mejor que investigue un poco para ver si encuentro a alguien en este lugar que se empieza a poner cada vez más tétrico

Me alejo de la salida y dirijo mi atención a un elevador.

-Parece que en lugar no tiene muchos pisos así que esto será rápido, además cual es la posibilidad de no encontrar a una persona por lo menos.

Eso fue lo que pensé pero aun después de revisar muchas habitaciones no se encontraba rastro de ninguna persona en el lugar, en lugar de eso no paraba de encontrarme cuartos salpicados con sangre, cuerpos en descomposición o armas de todo tipo y munición.

-Ahora sí, no puedo hacer caso omiso a lo que acabo de ver ¿pero qué clase de hospital es este?

Entre a un cuarto y me encuentro con un espejo.

-¿Este soy yo? Bueno creo que es obvio que si puesto que no hay nadie más en este cuarto.

Me quedo un momento analizándome y viendo la ropa que utilizo en ese momento.

-Con solo verme me doy cuenta de unas cosas, uno esta bata rota y manchada de sangre me puede hacer suponer que tal vez yo fuera un doctor en este lugar, y dos, que también es posible que no lo sea puesto que también traigo botas y lo que parece ser un chaleco anti-balas.

Aparto mi vista del espejo y salgo de la habitación.

-Por el momento no le debo de dar demasiada importancia y solo debería concentrarme en encontrar a alguna persona por aquí.

Sigo buscando por lo que resta el edificio pero no encuentro a nadie, pero a punto de rendirme veo a una enfermera-

- A por fin.

Por alguna razón me escondí instintivamente y me puse a verla desde lejos, rápidamente me di cuenta que algo estaba mal puesto que su ropa estaba toda manchada de sangre.

-Que carajos ¿cómo demonios no vi eso?

Al terminar de verla me doy cuenta de que le falta un brazo entero y que se está tambaleando de forma torpe.

-Creo que será mejor que me aleje de ella o lo que sea que sea eso.

Trato de alejarme sin apartar la mirada para que no me fuera a sorprender mientras me escapaba, pero no me doy cuenta y tiro accidentalmente un montón de cosas.

-Pero que mierda como es que estas cosas salen de la nada cuando intentas huir sin hacer ruido.

Al dirigir de nuevo mi mirada hacia la enfermera esta ya está al tanto de mi presencia por lo que empieza a correr en mi dirección de manera violenta.

-A la mierda la delicadeza yo me largo de aquí.

Volteo y me echó a correr en dirección a las escaleras mientras esa cosa me persigue.

-¿Porque coño el camino es tan largo es que las leyes de la física nunca funcionan cuando tratas de escapar o qué?

Llego finalmente al primer piso pero antes de que logre ponerme en dirección a la salida esa cosa se me abalanza y caigo al piso.

-Demonios parece que esta tipa está en sus días.

Trata de morderme pero la aparto de mí con una patada pero esta rápidamente se reincorpora sin dejarme tiempo siquiera de levantarme.

-Joder no estoy buscando una relación seria en este momento así que porque no lo dejamos solo como amigos.

Se precipita en mi dirección rápidamente y yo solo alcanzo a deslizarme un poco, pero en eso noto el cadáver de lo que parecía ser un policía con un revólver en la mano.

-Ojala y la suerte este de mi lado y esta cosa aun contenga una maldita bala.

Se la quito y apunto en dirección a esa cosa que se lanza de nuevo hacia mí, en un solo movimiento le posiciono la pistola justo en la frente y disparo.

-Muere maldita te dije que no estaba en busca de una relación seria.

Le vuela toda la cabeza en pedazos y quedo todo salpicado.

-Enserio ¿qué coño está sucediendo aquí?

Miro el arma y reviso cuantas balas tiene, acto seguido solo me empiezo a reír de los nervios.

-No sé si fue suerte o si el maldito de dios está de mi lado, pero ese era el último tiro que tenía esa arma cargada.

Volteo a ver el cadáver del oficial.

-Gracias amigo me has salvado la vida ahora si me permites buscare a ver si no tienes más munición.

Lo empiezo a esculcar y le encuentro unos poco de munición, después de revisar su camisa noto que tiene una especie de recorte de periódico.

-Vamos a ver creo que esto al menos me pondrá un poco al tanto de lo que sucede.

Saco el recorte y lo empiezo a leer.

-Diecisiete de agosto del dos mil diecinueve, un nuevo virus está azotando a américa, este hace a las personas muy violentas y agresivas, el gobierno buscar encontrar una cura pero esta se tardará en ser producida y los militares no pueden contener a todos los infectados se recomienda no salir de sus casas.

Dejo el recorte y noto que hay otro más y lo leo.

-Primero de septiembre del dos mil diecinueve, el virus ha contaminado ya a casi toda la población de américa y ahora este empezó a brotar en algunos países europeos y aun no hay noticias del antídoto.

Dejo ambos recortes de lado me pongo a pensar.

-Rayos ¿qué demonios es esto? adonde he venido a parar y sin una mierda de memoria, si hay más de esas cosas será mejor que me prepare.

Me pongo a revisar otra vez el edificio entero pero esta vez en busca de armas y munición y lo reúno todo en un cuarto.

-Bien vamos a ver que encontré, tengo el revólver del policía y munición que encontré en otros cuerpos con el mismo uniforme, dos escopetas, una M4 con quince cartuchos y escopeta SPAS 12 con doce cartuchos, un par de katanas y un machete, cielos pero qué clase de gente viene a este hospital y como mierda se me que son cada una de esas armas, va da lo mismo ahora me las tengo que ingeniar para llevarlo de una manera u otra.

Me percato de olor putrefacto de nuevo y noto que soy yo.

-Pero antes me cambiare esta ropa y me limpiare un poco.

Me limpio un poco el cuerpo y me cambio la ropa que tengo, me pongo un pantalón limpio y unas botas que encontré de mi talla, me pongo de nuevo el chaleco anti-balas y entonces veo una bata negra.

-Es un poco tétrica pero me servirá para llevarlo todo.

Me la pongo y acomodo las armas para su rápido agarre y recarga.

-Esto no parece ser muy pesado tal vez era un soldado o algo así ya que esto no me dificulta para nada el movimiento.

Meto las manos a uno de mis bolsillos y noto algo.

-Je, jeje, jejeje, el maldito que tenía este traje seguramente era todo un friki.

Eran unos guantes con púas metálicas bien afiladas.

-Creo que este es el momento de salir con todo el estilo de rambo.

Salgo del hospital pero lo que veo me deja simplemente atónito, una gran cantidad de esas cosas se encontraban alrededor de la zona y solo me quedo mirando en la calle.

-Bueno aun no es muy tarde para regresar al interior del hospital y atrincherarme dentro.

Trato de regresar adentro sin perder de vista a esas cosas para que no me tomaran por sorpresa pero me poco con algo a mis espaldas y volteo.

-Mierda.

Era un maldito auto al cual le empieza a sonar la alarma.

-Esta vez estoy completamente seguro que ese auto no estaba en ese lugar hace un segundo, es que siempre que trate de no hacer ruido una mierda saldrá de la nada para cagarme la vida, o este es el maldito precio que le puso dios a la bala que me salvo hay dentro.

Veo de nuevo a todas esas cosas que ya se dirigían hacia mí.

-Pues ya que mierda importa si quieren un trozo de mi vengan les meteré un revólver por el culo.

Saco la revólver y empiezo correr, pero no hacia ellos, no soy tan pendejo, agarre y corrí por un camino que estaba vacío.

-Sería totalmente estúpido sentirse rambo o termineitor en estos momentos, así que les dificultare todo a esos malditos.

Sigo corriendo y le disparo a varias de esas cosas impactando directamente en su frente.

-Soy un maldito dios con esta puntería que tengo.

Saco munición y recargo en un solo movimiento.

-Mierda quien sea que yo fuera sabía hacer muchas cosas.

Seguí corriendo por un buen rato más pero comenzaba a cansarme, además de que la munición del revólver se me estaba acabando y tanto las escopetas como las katanas permitirían que me rodearan rápidamente.

-Joder, mierda, joder, maldita sea, ¿Cómo cojones me metí en esto?, perseguido por una maldita horda de muertos vivientes que me quieren devorar vivo, este no ha sido mi maldito día de suerte, carajo.

Me quedo sin munición para la revolver.

-Joder al menos aun sirve para pegarles

Ya bastante cansado me desplomo en el piso sin aliento.

-Este es mi maldito fin, ni siquiera se quien rayos soy

Estaba a punto de rendirme cuando me doy cuenta de que me salpico sangre.

-¿Pero qué rayos?

Volteo y veo un auto modificado en el cual este alguien disparando una metralleta y acabando con varios de esas cosas y se detiene justo frente a mí.

-Vamos sube rápido.

-¿Pero quién eres?

-Acaso eso importa ahora, sube rápido o muere hay donde estas.

-Me has convencido.

Abro la puerta rápidamente y me subo, apenas estoy dentro arranca dejando atrás a esas cosas.

-Pero que cansancio.

Me quedo dormido mientras estoy sentado en el auto.

Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario