Dead Memories Capitulo 2

Hola a todos amigos y amigas aqui les traigo el segundo capitulo de la Historia de zombies, como algo adicional al final de los capítulos pondré las imágenes de los personajes actualizándolos para cada capitulo, kukuku por ultimo para los que esperan la novela de antarus aqui un pequeño anuncio, actualmente filias se encuentra trabajando en ella y preparando algunas cosas asi que esperenla pronto............. probablemente.


-------------------------------------------------------------------




Capítulo 2: Preguntas y respuestas

-¿Dónde estoy?

Veo a mí alrededor y parece una escuela.

-¿Que hago yo aquí?

Volteo en contra de mi voluntad y veo a alguien al lado mío hablándome pero no le escucho.

-¿Pero qué sucede porque no escucho nada?

Me percato que estoy moviendo la boca pero tampoco escucho le que estoy diciendo.

-¿Qué es esto tan confuso?, estoy moviendo la boca pero no escucho mis palabras.

A lo lejos veo a una niña menor que yo acercándose hacia mí, esta se pone al lado mío y empieza a hablar pero de igual manera no escucho sus palabras-

-Joder, ya nada tiene sentido.

El sujeto al lado mío se levanta y empieza a caminar después la chica lo sigue, después este voltea y dice.

-Apúrate Saímon que ya es tarde.

-¿Saímon? ¿Ese es mi nombre? espera ¿A dónde te diriges? por favor dime quien soy.

Trato de perseguirlo pero todo se empieza a tornar oscuro, de repente me doy cuenta que estoy en un cuarto.

-¿Pero qué demonios? ¿Un recuerdo? ¿Quiénes eran esos?

Trato de moverme pero me doy cuenta que algo me lo impide.

-Carajo ¿Otra vez amarrado? no puedo despertar sin estar amarrado o qué?

Empiezo a sacudirme como loco tratando de liberarme, pero alguien entra y me apunta con un arma en la frente.

-Maldita sea sabía que era imposible que alguien saliera ileso de ese infierno.

-Espera, cálmate, hablemos de esto civilizadamente.

-¿Estas vivo?

-Pues claro que estoy vivo, no me estaría moviendo de no ser así.

-Entonces vez y dile eso las cosas que te estaban persiguiendo amigo.

-Coño no me lo recuerdes.

Miro atentamente a la chica que parece ser de unos diecinueve o Veinte años, con estatura promedio, un largo y sedoso cabello pelirrojo, ojos azules como el mar, y vestida con un traje del ejército que traía la bandera de Francia bordad en un lado-.

-Todo tu encanto lo mata ese traje de soldado que traes puesto.

Me agarra de la camisa totalmente enfadada.

-Otra broma como esas y te dejo de nuevo donde esos infectados.

-Bueno ya cálmate niña, era solo una observación, no tienes por qué molestarte.

Me suelta.

-Ya que estamos un poco más calmados porque no me dices quien eres.

-Está bien, me llamo Escárlet y soy parte de una brigada de fuerzas especiales envidas desde Francia para encontrar al científico llamado Denier.

-Enviada desde Francia dices, entonces donde nos encontramos en este momento?

-Pero que preguntas estamos en nueva york, es que quedaste estúpido del cansancio o qué?.

-Si te soy sincero el problema no es que este estúpido, sino que simplemente no tengo ningún recuerdo.

-¿Me estas jodiendo?, este no es el momento de que hagas este tipo de bromas estúpidas.

-No estoy bromeando amiga, desperté de repente en un hospital amarrado a un tubo y sin ningún recuerdo.

Me mira muy seriamente.

-Sé que tal vez no me creas pero es la verdad.

-Esto simplemente no puede ser, quien es tan estúpido como para perder todos sus recuerdos en medio de este apocalipsis.

-Pues al parecer yo, bueno mi anterior yo.

-Con un demonio, te salve porque creí que me serias de ayuda para cuando llegara a San francisco.

-¿A san francisco?, para qué demonios quieres ir a un lugar que queda a cuatro mil seiscientos setenta y cinco kilómetros de aquí.

-Parece que sabes muy bien la distancia que hay de aquí a allá.

-Que te puedo decir lo que se aprende bien se queda aún sin recuerdos.

-Entonces dime, siquiera puedes tomar un arma?

-¿Te parece que seguirá vivo de no ser así?, además si no es mucha molestia me podrías desamarrar ya?

-Oh lo siento, se me había olvidado.

-¿Y para que me amarraste en primer lugar?.

-Estabas siendo seguido por esas cosas y pensé que te podía haber mordido y no quise arriesgarme, además de que los ojos rojos que tienes igual que esas cosas no ayudaron mucho.

Saca su cuchillo y corta las cuerdas.

-Gracias me empezaban a doler las manos.

-No hay de que compañero.

-Bueno y retomando nuestra platica anterior, no me parece que Denier sea un nombre muy americano.

-No porque él es un científico de la división francesa.

-¿Y porque se encuentra en san francisco?

-Cuando el virus inicio, él se ofreció como voluntario a encontrar la cura, pero se necesitaba una muestra del primer paciente que mostro tener esta enfermedad, por lo cual se dirigió a san francisco donde había iniciado el brote del virus.

-¿Porque carajos decidieron ir a ese lugar, si era obviamente el lugar con más infectados?

-En ese momento todavía no se expandía mucho el virus, por lo cual se pensó que se podría aislar y erradicar rápidamente.

-Y déjame adivinar , no salió como lo esperaban verdad?.

-No, y además se perdieron la vida de muchos científicos importantes para la investigación.

-Y porque irían a rescatarlo, sin es evidente que para este punto eso tipo ya está muerto, o al menos como una de esas cosas.

-Es lo que todos creerían, pero hace un par de días llego una transmisión de auxilio de su parte, y ya que él era uno de los científicos importantes se llevó a cabo un plan para su recuperación.

-Y de nuevo este no salió bien ¿me equivoco?.

-Es como te lo imaginas apenas desembarcamos nos vimos rodeados por esas cosas y fui la única que sobrevivió, además de que me vi forzada a encerrarme en este lugar para que no me atraparan.

-Y si es así porque fuiste a salvarme?

-Escuche un gran alboroto y pensé en la pequeña posibilidad de que alguno de mis otros compañeros se las ingeniara para escapar, pero parece que no.

-Bueno y donde se supone que estamos encerrados?

-Estamos en una base militar americana, aunque parece que nunca se llegó a usar ya que se encontraba todo prácticamente nuevo cuando llegue.

-Dices que fuiste enviada desde Francia verdad?, eso quiere decir que la infección aún no ha llegado hasta ese lugar verdad?.

-Exactamente, pero no solo Francia, Italia y España también siguen resistiendo entre otros.

-Por el momento eso me basta para quedar más o menos al tanto de lo que sucede, así que déjame resumir todo lo que me dijiste, planeas cruzar un país entero, pero no un país cualquiera uno en el que se inició toda esta pandemia, para rescatar a un científico posiblemente muerto, que se encuentra en el epicentro de todo lo que está sucediendo ahora, y ver si con suerte consiguen crear una cura para esto, déjame decirte que eso simplemente suena a suicidio.

-Di lo que quieras, pero si existe al menos la más mínima posibilidad de acabar con esto bien valdrá la pena este sacrificio.

-Bueno dejando eso de lado ¿porque no simplemente no fueron directo a san francisco?

-No nos podíamos dar el lujo de gastar muchos recursos, puesto que aún continúan resistiendo como te dije y se tiene que gastar lo mínimo posible.

-Bueno y cuál es el plan para que lleguemos a san francisco?.

-Espera quieres decir que…

-Exactamente te ayudare a hacer lo que tengas que hacer y solo te pido una cosa a cambio.

-¿Y qué es lo que quieres?

-Solo una cosa, que me ayudes a recuperar mis recuerdos.

-¿Sabes que yo no puedo hacer nada al respecto verdad?

-Lo sé, pero me sirve de pretexto para no dejarte a un lado.

-Ya entiendo tratas de hacerte el hombre fuerte.

-No es eso.

-¿Entonces qué es?

-Mira, no tengo ningún recuerdo, no sé quién soy ni de dónde vengo, pero si se una cosa, desperté en un mundo que se está viniendo abajo y tu estas tratando sola de restaurarlo, no sé cuáles sean tus razones para hacerlo o que es lo que te impulsa, pero no puedo dejarte ir sola, no sé si tengo a donde ir o a donde regresar pero al menos puedo ayudarte en esta locura que estas por hacer.

Me mira con el ceño fruncido.

-Está bien no te detendré.

-Bueno y como dije antes ¿cuál es e l plan?

-El plan es viajar a san francisco, llegar y volarle los sesos a todo lo que nos retenga, rescatar a el científico, tomar algún helicóptero para regresar aquí más rápido, subirnos al barco que nos llevara de regreso a Francia y esperar a sinteticen una cura para que todo esto acabe, alguna duda?.

-Solo una ¿qué pasa con las armas y la munición?

-Ese es el único problema, después de rescatarte no me quedo mucha munición y no puedo entrar a la bodega de armas del lugar porque se necesita una especie de llave electrónica.

-Si se trata de eso llévame a donde la bodega y veré que puedo hacer.

Salimos del cuarto y nos ponemos en camino a la bodega de armas.

-Por cierto olvide preguntarte, sé que no recuerdas nada pero, que hay con tu nombre?

-No estoy muy seguro pero creo que es Saímon.

-Muy bien pues encantada de conocerte Saímon.

-El gusto es todo mío Escárlet.

Nos estrechamos las manos y seguimos caminando hasta llegar a la bodega.

-Aquí estamos, esta es la bodega y esa la cerradura electrónica que te decía.

-Déjame ver… creo que ya lo tengo, Escárlet préstame tu arma.

-¿Para que la necesitas?

-Tu solo hazme caso.

Me da su arma aun con duda y entonces le apunto a la cerradura y le disparo.

-Pero que has hecho idiota ahora es prácticamente imposible abrir la bodega.

-Tú solo calla y mira.

Me dirijo a la puerta y la abro.

-Pero qué demonios no podía ser tan fácil, llevo tres malditos días tratando de descifrar esa cerradura y tú solo con volarla abriste la puerta.

-Y dime se te ocurrió tratar de abrir la puerta antes de ponerte a jugar con esa cerradura.

-No pues al verla deduje que estaría cerrada.

-Pues no lo estaba, nunca lo estuvo.

-Espera que tratas de decir con eso.

-Tu dijiste que parecía que este lugar nunca se usó puesto que todo estaba como nuevo, eso quiere decir que tampoco se llegó a poner la cerradura y la puerta estuvo abierta todo el tiempo mientras jugabas con la cerradura.

-¿Entonces para qué demonios volaste la cerradura?.

-Para que no se pudiera llagar a cerrar, porque si se cierra esta puerta ahora si estaría muy difícil abrirla, además de que tenía ganas de romperla.

-Eres un maldito loco.

-Y me lo dice alguien con un plan suicida.

-Cállate que me queme la cabeza como abrir esa mierda y un idiota sin memoria viene y me dice que siempre estuvo abierta.

-No es mi culpa que no se te ocurriera abrir la puerta.

-Mejor cállate y entremos.

Entramos y vemos armas de todo tipo en ese lugar, después volteo a ver a Escárlet que tiene una ligera sonrisa en el rostro.

-Esto nos servirá de mucho, pero ahora el problema es que todo esto no cabra en mi auto.

-No creo que ese sea un problema.

Quito una sábana gigante y debajo de ella se encontraba un gran tráiler modificado.

-Genial yo no sé conducir esa cosa y tú?

Me acerco y entro a la cabina del piloto.

-Creo que sí, pero el problema es que no tiene gasolina.

-No hay problema, le sacamos la gasolina a mi auto y se la ponemos a este.

-Hay dos problemas con eso, uno, lo que trae tu auto no alcanzaría para llegar a san francisco en esta cosa ni siquiera para dejar la ciudad, y dos, aunque de milagro tuviera suficiente gasolina esta no nos serviría puesto que estos tráileres utilizan diesel y no gasolina común como la de tu auto.

-¿Estoces que sugieres?

-Debería de haber una bomba de gasolina para esta cosa por algún lugar en esta base.

-Está bien tu busca la dichosa bomba de gasolina mientras yo cargo las armas.

-Aye sir.

-Que fue eso?

-Ni idea solo se me escapo.

Salgo de la habitación y me pongo a buscar por todo el lugar hasta que veo algo que llama mi atención.

-Pero qué extraño, nunca me imaginé que encontraría una cruz en una base militar, aunque esta es un poco rara ya que tiene lo que parece ser algo con forma de gota de color rojo.

De repente me viene un flash a la mente.

-¿Qué demonios es este mal presentimiento? bah por ahora no importa será mejor que encuentre la bomba de gasolina si no quiero tener un tiro en la cabeza por parte de Escárlet.

Sigo buscado hasta que finalmente me encuentro la bomba de gasolina y unos botes para llevarla al tráiler, rato después de terminar todos me dirijo donde esta Escárlet.

-Ya está todo listo, el tráiler está cargado y podemos partir en cualquier momento.

-Bien hecho ahora solo debemos comer y descansar para partir por la mañana.

Salimos de la bodega y nos dirigimos a una cocina.

-Valla pero qué bonito lugar, enserio esta era una base militar?

-Que importa si lo es o no, me ayudo a sobrevivir así que da lo mismo.

Veo que se recoge el cabello y empieza a sacar ingredientes.

-¿Que estás haciendo?

-¿Pues que parece? es la cena.

Al poco rato me sirve un plato que fui capaz de reconocer.

-Je, ¿Pero que tenemos aquí?, esto me recuerda al de la película de la rata cocinera.

-Cállate y comételo, aunque quizás no sepa muy bien te ayudara a recuperar fuerzas.

Lo pruebo y me quedo si habla.

-Esto esta jodidamente delicioso.

La miro con una sonrisa en el rostro y ella solo aparte la mirada sonrojada y se pone a comer.

-Mentiroso esto quedo salado.

-¿Te parece? a mí me gustó mucho.

Terminamos de comer, recogemos todo y me voy a acostar al cuarto en que desperté.

-Bueno este ha sido un mejor día que ayer, pero no logro sacarme de mi mente este mal presentimiento, lo mejor será descansar un como mañana será un día difícil.






Compartir en Google Plus

Acerca de z. dignovis

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario