NOX VOLUMEN 4 EPILOGO


HOLA A TODOS QUERIDOS LECTORES AQUÍ FINALMENTE LES TRAIGO EL EPILOGO DEL CUARTO VOLUMEN DE NOX. EN ESTE EPILOGO QUISE HACER UN MARCADO CONTRASTE EN LA NATURALEZA DE JEAN. LES ACONSEJO QUE LEAN LAS PALABRAS QUE JEAN DIJO CUANDO SE TRANSFORMÓ EN GEHENA Y LAS COMPAREN CON LAS PALABRAS QUE DICE EN ESTE EPILOGO CUANDO LO CONFRONTA SENA SEYD. SIN MAS LES AGRADEZCO POR SEGUIR MI HISTORIA.




Epilogo



El director Rooscu dedujo acertadamente que Jean había sido arrastrado a una dimensión personal, con lo cual puso manos a la obra preparando un ritual para forzar una entrada a dicha dimensión y así poder auxiliar a Jean, sin embargo su ayuda no fue necesaria, Jean apareció lentamente frente a él, el joven aún estaba en su forma de espíritu, solo que ahora se encontraba bañado de sangre, misma que se estaba evaporando debido a las flamas que cubrían su cuerpo.



-Jean. Esa sangre. ¿Estás herido? Déjame tratar tus heridas-.



-Estoy bien, director Rooscu. Esta sangre es de la demonesa, ya he terminado con ella. Sin embargo esto no ha llegado a su fin-Jean hizo una pausa y fijó sus ojos en la distancia antes de continuar hablando- puedo sentir que una terrible batalla se está llevando a cabo en mar abierto, me gustaría creer que no hay ninguna relación entre estos eventos pero las cosas nunca son fáciles, iré a ver qué está pasando, ustedes deberían prepararse-.



Extendiendo sus alas Gehena voló hacia la distancia, dejando preocupados a todos por sus palabras.



Jean estuvo volando cerca de media hora y finalmente divisó una flota de barcos acorazados envueltos en llamas a medio hundir así como una multitud de cadáveres con rasgos horribles, el joven sabía que todos eran personas que se habían fusionado con un demonio, sin duda alguna soldados del imperio.



Después de revisar el lugar con extrema cautela se percató de que solo había una persona con vida, la cual se encontraba sentada frente una mesa empapada de sangre, estaba vestido con ropas extrañas pero lo que más extrañó a Jean no fue sus vestimentas sino el hecho de que estas estaban intactas a pesar de que la persona estaba rodeado de un infierno de fuego, sangre y cadáveres.



Jean inmediatamente reconoció a tal figura a pesar de ser la primera vez que le veía personalmente por medio de libros y otros textos ya había leído y visto fotos sobre él . Esa extraña persona era el arcano número 0, el director Rooscu también era uno de los grandes Arcanos y aunque no se había retirado todavía, debido a su edad ya no era tan activo como antes, sin embargo Hatty era un arcano activo y el más fuerte de todos.



-Buenas noches Vizconde Jean Nox Crow, yo soy Hatty y no soy un enemigo y antes de que preguntes estoy aquí por qué afortunadamente mientras vine a ver el torneo de los druidas me enteré de que un general del imperio y sus tropas querían atacar ciudad Lux y vine a hablar sobre la paz y el amor con ellos. Si no es mucha molestia ¿Considerarías sentarte y hablar conmigo por un momento?-.



-¿De qué quieres hablar conmigo?-.



-Por supuesto que quiero hablar de negocios. Verás hay algunos puestos de Arcanos Mayores que están vacantes y estoy buscando personas que puedan ocupar dichos lugares. Me parece que contigo he encontrado lo que buscaba-.



-Yo solo soy un estudiante-.



-Si tú eres solo un estudiante entonces yo soy el hombre más cuerdo del mundo y eso ahora que lo pienso sería algo malo yo no quiero ser una persona cuerda en lo más mínimo, así que tú no puedes ser solo un estudiante normal-.


-¿Por qué yo?-.



-Sé de dónde vienes Jean Nox Crow, conozco lo que hiciste tanto en ciudad Lux como  en la ciudad acorazada, tanto las cosas oficiales como no oficiales, y viéndote ahora convertido en un espíritu de fuego solo me convence aún mas de que serías un buen arcano mayor, por cierto se me estaba olvidando ¿Qué pasó con la demonesa que apareció en la isla?-.



-La decapité y esparcí sus vísceras-.



-Maravilloso, un estudiante normal se hubiera defecado en sus pantalones pero tu hiciste algo mucho mejor-.



-Me siento agradecido pero estas sobreestimando mis habilidades-.



-Difícilmente te estoy sobreestimando, Gehena es tu nombre de espíritu, ¿no es así?-.



-Si-.



-He escuchado más ese nombre que tu nombre humano, las cosas que se dicen de ti son bastante intrigantes, sobre todo lo que los espíritus de fuego y oscuridad murmuran-.



-Los rumores solo son eso-.



-En ese caso me arriesgaré y tomaré por verdad esos rumores. ¿No te gustaría ser un Arcano Mayor?-.



-¿Por qué quería ser uno? Eso suena a muchos problemas-.



-¿No quieres destruir al Imperio de Deux? Yo si quiero por cierto, el emperador y yo tenemos diferencias irreconciliables, él quiso sacrificarme pero mi madre me protegió, pudimos escapar pero mi madre falleció por sus heridas. Como ves mi historia no es muy distinta a la tuya Jean Nox Crow-.



-¿Cómo puedo estar seguro que tu historia es verdad o que esos son tus verdaderos sentimientos?-.



-Porque tengo esto-



Hatty extendió sus brazos  hacia el cielo tras lo cual lentamente apareció una increíble cantidad de cabezas cercenadas.



-Observa bien Jean, todas estas son cabezas de generales del imperio y de otras personas importantes, las he recolectado personalmente durante los últimos 500 años. Estas particularmente son especiales- Hatty apuntó a un grupo de cabezas, separadas del resto-. Hace más de diez años cuando el imperio hizo un llamado para terminar la guerra, yo sabía que era una trampa pero nadie me hizo caso, conociendo mi odio por el imperio incluso me prohibieron asistir para que no arruinara las pláticas de paz, pero al final dicha reunión de paz solo fue una mentira ¿No es así? Jean. Tú estuviste ahí y lo viste con tus propios ojos, los verdaderos colores del imperio de Deux, incluso sacrificaron a personas de su bando para que no sospecharán los demás países, pero debe ser aburrido que te cuente una historia que ya conoces, lo importante que debes conocer, es que ese mismo día asesiné en secreto a todos los embajadores del imperio de Deux que habían sido enviados para convencer a los líderes mundiales de acudir a tal trampa ¿Alguna de estas cabezas no se te hace familiar?-.


Sin dejar de poner atención a Hatty, Jean revisó las cabezas y para su sorpresa como Hatty dijo reconoció un rostro, Jean recordó cuando era niño como un hombre bien vestido acompañado de un mensajero de la reyna acudió a su casa para hablar con su abuelo, aunque solo lo vio por unos momentos nunca olvido el emblema del imperio que ese hombre portaba en sus ropas, después de que paso ese incidente en el barco Jean juró que ese hombre sería uno de los primeros a los que el asesinaría por haberlos llevado hacia una trampa pero parece que ya no sería necesario.



-Ese de ahí ¿Cómo murió? ¿Solo lo decapitaste?-.



Jean apuntó la cabeza del hombre que había reconocido.



-Ese de ahí le quite toda la piel, luego lo puse a hervir y finalmente le corté la cabeza-.



-¿Por qué no forzaste su confesión?-.



-El imperio no es tonto en el momento en que intentaran confesar algo o alguien intentará usar artes misticas en ellos les explotaría la cabeza además de que probablemente la informacion que tendrían dificlmente sería importante.-En este punto Hatty cambio su tono a uno mas amigable-. Jean no tienes nada que perder y sí mucho que ganar, como un arcano mayor tendrás increíbles privilegios, riquezas, pero sobre todo conocimiento, la biblioteca del concejo de arte místicas está llena de toda clase libros y textos, además después de tu incidente de nudismo les has dado a muchos nobles que no tienen nada que hacer el pretexto perfecto para fastidiarte, pero si tomas el puesto que te ofrezco no solo no pensarán en molestarte sino que intentarán apelar a tu lado bueno, también serviría para disuadir al clan Nirven de que sería mala idea hacer algo-.



Jean se quedó en silencio por unos instantes pensando en los pros y contras, en si sería todo una trampa o si Hatty estaba siendo sincero.



-Aceptaré con una condición-.



-¿Cuál?-.



-Algún día tal vez te tenga que pedir un favor y sin importar que, quiero que lo cumplas-.



-Juro que cumpliré cualquier petición que me pidas con excepción de tomar mi propia vida o la de alguien inocente y como las palabras se las lleva al viento, le pido a la diosa Themis que sea testigo de mi promesa, si llego a faltar a mis palabras por 500 años seré castigado en el  Tártaro-.



Hatty cambió totalmente su comportamiento errático y contradictorio, poniéndose de pie hizo un juramento e hizo una reverencia, inmediatamente frente a él una gran mano apareció la cual sostenía un pergamino, después de que Hatty tomó el pergamino con un profundo respeto, la mano desapareció. El loco desenvolvió el pergamino, se mordió el dedo meñique de su mano izquierda hasta que sangró luego mojó el pergamino y después se lo arrojó a Jean.



-Esta es la promesa que te hago, es unilateral así que no necesitas firmarlo, puedes quedarte el pergamino como garantía-.



Jean revisó el contrato y se dio cuenta de que no había trampas. Con una sonrisa sincera el joven respondió después de guardarse el contrato entre sus ropas.



-Creo que nos llevaremos muy bien Señor Loco-.



-Yo igual espero eso, pero no necesitas dirigirte a mí como Señor, simplemente llámame loco o Hatty-.



El arcano cero respondió con la misma sinceridad.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx




Los caballeros de la isla fueron desplegados hacia los cuatro puntos. El director Rooscu y la directora Seyd así como varias personas con habilidad pusieran defensas mágicas alrededor de la isla esperando por si las palabras de Jean se volvían realidad.



Un poco más de una hora después Jean regresó acompañado  por un hombre extraño, localizando al director Rooscu y a la directora Seyd, tanto Jean como Hatty aterrizaron enfrente de ellos. Una vez en tierra el joven deshizo su transformación regresando a su habitual apariencia y tamaño mientras que Hatty se acercó a los directores quienes lo reconocieron inmediatamente.



-Hola Shade. Hola Sina. Veo que las cosas no se complicaron por aquí-.



-Hatty si estabas por aquí ¿Por qué no interveniste?-.



La directora Seyd cuestionó al extraño arcano.



-Estaba ocupado deteniendo a una flota de acorazados que venían a destruir esta ciudad-.



-¡¿Qué dijiste?!-.


Al enterarse de tal evento los directores no pudieron evitar alzar la voz.


-Afortunadamente Jean se encargó de la demonesa y yo hice lo mío con los demás literalmente ahora son comida de los peces, desgraciadamente su líder se me escapó, esa perra sacrificó a sus tropas para escapar además de usar un reliquia divina-.



-¿Quién era el enemigo Hatty?-.



Rooscu presionó para obtener más información.



-Oficialmente un grupo que no tiene que ver con el imperio de Deux, extraoficialmente fueron los desgraciados del imperio de Deux, específicamente uno de sus generales de las sombras, pero como todos saben el imperio niega la completa existencia de tal organización-.



-¡¿Qué rayos están pensando al intentar atacar esta ciudad?! ¡¿Aquí solo hay estudiantes?!-.



La directora Seyd se encontraba completamente indignada.



-Jean Nox Crow ¿A dónde te diriges?-.



Viendo que Jean se estaba apartando de la multitud Leil Rewn quién estaba llegando se acercó a él.



-Iré a ver  a Liz-.



-En ese caso déjame acompañarte-.

Los dos partieron hacia la sede de los caballeros, después de haber avanzado un tramo Jean le hizo una pregunta.



-¿Qué es lo que realmente quieres?-.


Jean decidió ser directo con ella no había forma que, la líder de los caballeros de la ciudad la cual se llevaba tan mal con él quisiera acompañarle de buen manera.



-Quiero conocer todo lo que sabes sobre este evento, espero que cooperes conmigo. Esta ciudad antes pacifica ha estado bajo cosas desastrosa en los últimos meses, no creo que ninguno de estos eventos sean coincidencias-.



-¿Y qué harás cuando sepas que es lo que está pasando?-.



-Tomaré las medidas que sean necesarias para defender mi ciudad-.



-En ese caso, no se absolutamente nada-.



-¡No juegues conmigo Jean Nox Crow! ¡Deja de hacerte el listo ya me tienes harta! Por una vez ¿podrías hacerme las cosas mas fáciles?-.



-La extraña persona que estaba hablando con el director Rooscu y la directora Seyd ¿Sabes quién es?-.



-¿Que tiene que ver él con lo que pasó aquí?-.



-Solo respóndeme si sabes quién es o no-.



-No sé quién es-.



-Él es Hatty El loco, el arcano número 0 del concejo de artes místicas-.



-¡¿Qué!?!-.



-¡¿Qué hace una persona tan importante como él aquí?!-.



-Esa es tu respuesta Leil, si alguien tan importante como él se encuentra aquí significa que esta situación no es algo que una autoridad local como tú pueda manejar, mi consejo es que mejor no te involucres-.



-Aunque me digas eso no puedo abandonar mi deber-.



Armándose de valor Leil se mantuvo firme en sus convicciones.



-Admiro tu valor pero estás ciega a la realidad del mundo, eres débil, tus caballeros son débiles mejor deja estos asuntos en manos de personas más capacitadas-.



Enojada Leil le respondió ofendida.



-¿Y tú te crees más capacitado? Solo eres un desgraciado enfermo sediento de sangre y muerte-.



-Así es Leil Rewn no estás del todo equivocada en tus palabras pero sí te quedaste corta, muy corta diría yo pero sin importar que me digas eso no va a cambiar que eres débil.-.



-¡Eres un imbécil Jean Nox Crow!-.


Leil se puso enfrente de Jean y le dio una bofetada.



-Leil Rewn deberías tener cuidado con tus acciones-.



-No tendré respeto por una persona como tú-.



Desafiante Leil le respondió a Jean mientras lo miraba a los ojos. De pronto sin saber por qué Leil cayó de rodillas y un terrible miedo inundó su ser, Jean caminó a su lado observándola con unos ojos carentes de vida sin decir nada y se fue dejándola en ese lugar. Jean no tenía  tiempo para discutir.



Una vez que el joven estuvo lejos por fin Leil salió de su trance, un sudor frío empapó cada rincón de su uniforme.



Finalmente sin el atraso de Leil Jean llegó hasta la sede de los caballeros de la ciudad donde se reunió con Liz quién aún estaba inconsciente pero no duró mucho tiempo y viendo a Jean cerca de ella inmediatamente le abrazó y se puso a llorar, cuando se calmó sorprendió a Jean con sus palabras.



-Jean, por favor sal conmigo-.



Por un momento esa proposición salida aparentemente de la nada sorprendió a todos los presentes, pero inmediatamente aceptaron eso como algo totalmente lógico. Jean Nox Crow era un hombre fuerte, valiente y confiable, él protegió a Liz sin titubear, además era un Anima, un mortal que había sido aceptado por los espíritus como uno de ellos, para los druidas ese era uno de los más grandes honores, al ver a Jean ya no veían a un simple joven sino a un poderoso espíritu de fuego, si él se convirtiese en el consorte de su futura Gran druida definitivamente no solo no se opondrían sino que celebrarían dicha unión.



-Liz, has pasado por mucho, has estado bajo una increíble presión, ahora no estas pensando bien,tomar decisiones en un estado de confusión no es buena idea, podrías arrepentirte al día siguiente, así que mejor descansa y pon en orden tus pensamientos-.



-No me arrepentiré Jean-.



Liz miró a Jean a los ojos, el joven pudo ver que no había duda en ellos lo que hizo que tuviera pensamientos conflictivos.



-Liz en unos días será luna llena, te esperaré y si para entonces no has cambiado de parecer repíteme las mismas palabras, te prometo que te escucharé seriamente-.



-¿Me estás rechazando?-.



-Solo quiero hacer las cosas bien, eso es todo-.



Aunque los druidas querían que aceptara a Liz también estuvieron de acuerdo con las palabras maduras de Jean, ella sufrió un intento de asesinato de parte de alguien de su misma familia, era natural que estuviera en shock , cansada física y mentalmente, tomar una decisión tan importante como elegir al compañero de toda la vida no era algo que se debiera hacer en esas condiciones.

Xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx





-¿Por qué no aceptaste su propuesta?-.



Jean había sido citado por Sena en un claro del bosque.



-Estoy seguro que escuchaste lo que le dije a Liz, tengo muchas cosas en que pensar. Además no rechacé su propuesta-.



-Es verdad, no la rechazaste pero hacerla esperar hasta la próxima luna llena es algo cruel sobre todo si al final tu respuesta será no. ¿No te sientes culpable al arrancarle la paz auna hermosa y noble doncella que está completamente enamorada de ti?-.



-Es complicado-.



-¿Complicado? ¿Qué puede haber de complicado en tomar una mujer y formar una familia? Eso es algo tan natural como respirar. Ella es un buen partido para ti y tú tampoco estás tan mal-.



-Supongo que eso fue un cumplido pero debo decir que las relaciones humanas son más complicadas que eso, Sena. Además aún somos jóvenes. Hay muchas cosas que tú no entenderías-.



-Eso me ofende puedo parecer una mujer risueña pero no soy una tonta he vivido lo bastante como para saber que estás actuando mal. Así que no te burles de mí-.



Sena se defendió ligeramente enojada. Ante esto Jean mostró una leve sonrisa.



-No te considero tonta en lo más mínimo y tampoco me estoy burlando de ti, es solo que realmente no sé qué hacer-.



-Me decepcionas Jean, no deberías actuar así, los humanos no tienen una larga esperanza de vida por eso deberías aprovechar el tiempo al máximo, ¿No quieres ser feliz? ¿No quieres tener a tu lado personas que te amen? ¿No quieres tener hijos? Si sigues así te quedarás solo-.



-Sena Seyd por favor no digas más…-



- ¿Ella no es de tu gusto?-.



-Ella es hermosa por dentro y por fuera, ese no es el problema…-.



-Entonces ¿A que le tienes miedo?-.



-Déjame en paz por favor-.



Con una mirada triste y con pesar Jean le hizo una petición a Sena pero ella le ignoró.



-No te dejaré hasta que me digas. ¿A que le tienes miedo?-.



Jean se tapó los oídos como si no quisiera escucharla y le dio la espalda.



-Vete, déjame solo, no tengo porque contestar tus preguntas-.


Sena rodeó a Jean hasta quedar frente a él y repitió la misma pregunta al mismo tiempo que agarraba los brazos del joven y los separaba obligándole a escucharle.



-Dime ¿a qué le tienes miedo?-.



Viendo la mirada seria de la bella mujer Jean decidió responder.



-Yo tengo miedo de perderla-.



-¿Miedo de perderla?-



La respuesta de Jean sorprendió a la bella elfo. El joven apoyó su espalda en el tronco de un árbol y lentamente se resbaló hasta quedar sentado en el suelo, escondió su rostro entre sus piernas, fue solo entonces que respondió con una voz suave pero llena de dolor.



-Yo no soy bueno para nadie, solo soy falso oro que con su falso brillo atrae a los demás. Soy como una llama que quema a las criaturas que son fascinados por ella, soy un pedazo de basura, sin la fuerza suficiente para proteger lo que amo, mi mente no está bien, mi corazón está roto en incontables pedazos y muchos de ellos se han perdido para siempre haciéndolo incapaz de sanar algún día, mi alma es lo peor, está podrida, corroída por el deseo de venganza que me embarga. El odio es lo único que me impulsa a seguir adelante y a veces, en algunos días ni siquiera el odio me mueve y simplemente no sé qué hacer, a veces solo quiero morir . Lamento decepcionar a Liz, lamento decepcionarte a ti, lamento decepcionar a todo el mundo pero esto es quien realmente soy-.



Jean hizo una pausa. Sena impresionada escuchó lo que el joven decía mientras este lloraba y vio como en el suelo caían lágrimas, en ese instante se arrepintió de haber presionado a Jean hasta ese punto sin siquiera saber lo suficiente de él. Sena solo se había puesto así porque apreciaba tanto a Liz Wildwind como a Jean y quería que fueran felices, lo que ella dijo anteriormente sobre la vida corta de los humanos y como no debían desperdiciar su tiempo era algo en lo que realmente creía. Cortando su proceso de pensamiento Jean continuó  sacando lo que había dentro de él.



-No merezco a Liz, ni a Sila ni a Wolvi, yo no merezco a nadie. Tuve familia y la perdí, dos veces la perdí. La primera vez era un niño débil que no pudo hacer nada más que dejar que me arrebatarán todo lo que tenía. La segunda la perdí por mi estúpida arrogancia, me creí fuerte y la realidad me demostró que solo soy una hormiga, fue mi culpa pero ellas pagaron, todos pagaron  y lo perdí todo…las perdí…los perdí… fui feliz de nuevo y lo volví a perder todo…todo lo que llego a amar lo pierdo… he engañado a Liz, a Wolvi y a Sila … solo postergué las cosas y les di falsas esperanzas, incluso me he engañado a mí mismo planeando como hacer florecer nuevamente la sangre de mi familia empujándome a actuar valientemente cuando es más que obvio que no me atrevo a hacer nada al final. Actúo como si nada pasara pero no es verdad. Tal vez es como dices Sena, si sigo así realmente me quedaré solo…pero eso es algo que merezco sin lugar a dudas-.



En ese instante Jean alzó su rostro y Sena horrorizada vio como finas lágrimas de sangre se derramaban de los ojos del joven. Sin poder soportar esta escena instintivamente se acercó a Jean, se hincó y le abrazó con fuerza, intentando consolarle.




-Lo siento mucho Jean, hablé como si comprendiera todo, yo fui la que te trató como un tonto, realmente lo siento, no debí abrir la boca-.



-No tienes que disculparte, solo querías ayudarnos, eso lo puedo entender…-.



Con una voz débil Jean le respondió. En respuesta Sena lo abrazó con más fuerza.



Tras unos largos minutos por fin el joven dejó su llanto, cansado física, mental y emocionalmente, Jean se durmió.



Sena entonces cargó a Jean y se lo llevó fuera del claro hacia su hogar.


Compartir en Google Plus

Acerca de David-A Gato

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

8 comentarios:

  1. Simplemente genial
    Gracias por el capitulo y esperando el próximo volumen

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el capitulo, solo una duda planeas continuar con la historia? o por ahora la pausaras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jesus, en respuesta a tu pregunta puedo decirte que pienso continuar a la brevedad con el volumen 5.

      Eliminar
    2. Gracias Gato no sabes la ilusión que hace, te sigo desde el primer volumen y créeme que no ha sido una decepción en lo absoluto, espero con ansias el próximo volumen.

      Eliminar
  3. Esta fue muy SAD 😢, una obra maestra gracias por el epilogo y a esperar el siguiente volumen ojala no sea hiautus de meses. Gracias 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dylan, no habrá hiatus. Ya tengo escrito algo del volumen 5.

      Eliminar
    2. Muchisimas gracias otra pregunta si no fuera mucha molestia seguira pausado walpurgisnacht o lo vas a continuar.

      Eliminar
  4. Familia...

    Acabo de leer el epilogo del volumen 4 de Nox...

    Chulada¡¡¡

    ResponderEliminar