Antarus Capitulo 9: Soy un Ser de Otro Mundo


Filias Itoster reportándose con el noveno capitulo de Antarus, como les esta pareciendo hasta ahora.

El momento favorito de capitulo anterior es:

"Antarus se movió y tomo asiento en una silla cercana – lo que necesito es información – se acomodó de manera dominante en la silla recargándose en la mesa frente a él, daba un cierto aire a la pose de Gendô Ikari. – y estoy seguro que podrán proporcionármela."

Ese antarus puede parecer serio, quien lo hubiera esperado.

PD: Dos capitulos la misma semana, Señores el fin del mundo esta cerca -Simon



Capitulo 9: Soy un Ser de Otro Mundo

La sala se mantuvo en silencio poco después de las palabras de Antarus, pero con sus siguientes palabras la atmosfera desapareció completamente – antes de todo, hagamos las presentaciones – tenía una sonrisa tonta en su cara mientras decía esas palabras.

Justo después de procesar todo lo que Antarus dijo, todos en el salón mostraron rostros de incomprensión. Ignorando eso, Antarus, prosiguió con lo que había dicho.

- Mi nombre es Antarus de la Rosa Sangrante, soy un civil normal y corriente y mi mayor deseo es gobernar el universo – sus palabras fueron acompañadas por una sonrisa llena de sinceridad, que fue respondida por risas de todos los presentes.

- Eres demasiado gracioso, me llamo Ralf Dlorias y él es Flar Dlorias, magos de clase alta, nuestro sueño es ser los mejores magos del mundo.

“¿Magos de clase alta?” se preguntó Antarus pero decidió guardarlo para después.

- Mi nombre es Hog, solo Hog, soy un caballero usuario de hacha, mi sueño es convertirme en un burgués con una gran fortuna –

- Mi nombre es Lirius Alar-Font, soy un caballero y… ¡¿espera, porque rayos tengo que hacer esto?! – expreso Lirius mientras se levantó con una expresión de molestia por ser incluida en algo tan ridículo

- Vamos no arruines el momento, Lirius – dijo Hog convenciéndola de continuar.

- Mi sueño es ser el caballero más fuerte y defender los Ocho reinos de Instares – estaba un poco apenada por sus palabras, pero nadie hizo ningún comentario estúpido más por miedo que por respeto.

La única que faltaba de presentarse se había mantenido en silencio, cuando Antarus la observo se dio cuenta de que era la misma chica que lo había ayudado cuando peleo contra el dragón, incluso llevaba su capucha puesta como aquella vez.

- Me llamo Bell Riverock, soy una maga – dijo con voz tan baja que Antarus apenas pudo oírla – mi… mi sueño es… - se podía oír como su nerviosismo la hacía tartamudear – mi sueño es ser un gran mago y hacer muchos amigos – después de decir eso utilizo su capucha para esconder su rostro.

- Vamos no seas tímida, quitate la capucha – dijo Antarus mientras se acercaba y se la quitaba.

- ¡No! – gritaron los demás al unísono, pero era demasiado tarde

Cuando la capucha callo una brillante cabellera color chocolate apareció, pero eso no era lo más impresionante, si no las puntiagudas orejas que asomaban por esa cabellera. Ahora que la capucha no estaba se podía vislumbrar mejor su rostro, con unos ojos ligeramente mas alargados que los de una persona común, una complexión delgada y ligeramente puntiaguda que daba en conjunto un rostro lleno de mística belleza.

Por primera vez en todo su tiempo ahí (tres días), él se quedó sin palabras, lo único que podía salir de su boca fueron unas simples palabras – ¡Una elfa, es una elfa! – miro a los demás chicos en busca de una confirmación mientras su cara se mantenía congelada y su mente celebraba todo lo que podía. Ella se ruborizo ante la mirada atónita de Antarus e intento huir de ahí – ¡espera!, por favor – dijo Antarus mientras sostuvo su mano lo que la hizo ruborizarse aún más, ella se giró frente a él para poder zafarse de su agarre pero el, rápidamente se hincó en una rodilla – te casarías conmigo – todos los presentes se quedaron atónitos, mientras Antarus se mantenía quieto y Bell intentaba articular palabras.

- Yo… yo… eh – él se levantó y se acercó un poco a ella, coloco un dedo sobre los labios de ella para que parara de hablar.

- espera – dijo de manera calmada – no me respondas, por favor, piénsalo un poco – la guio de vuelta a su asiento y él se sentó en el suyo – ¿podemos proseguir?-

Ante tan inesperado suceso la primera en recuperar la cordura fue Lirius, se levantó frenética y saco su espada para apuntarla de manera amenazante a Antarus. – primero pides una esclava con pechos grandes, después pides a mi hermana y me obtienes a mi como tu caballero personal – Lirius se veía enojada y su mirada reflejaba la intensión de cortar con esa espada – y no bastándote con eso, le pides a Bell que sea tu esposa, acaso no tienes la más mínima pisca de decencia – acerco la espada al pecho de Antarus mientras recitaba la última frase.

- ¡espera! – Dijo Hog mientras la sujetaba y alejaba de Antarus – no cometas una estupidez – 

- dejame, solo una vez, solo lo rebanare una vez – imploraba Lirius como un niño pidiendo un dulce.

Mientras todo eso sucedía, Antarus se mantenía pegado a su asiento y en completo silencio, muerto de miedo, ese fue el momento en que se dio cuenta que una mujer podía ser más atemorizante que un gran dragón.


…………….

- Ya te tranquilizaste – pregunto Flar a Lirius que ahora está en su asiento y con su espada envainada.
- Entonces, ¿podemos proseguir? – pregunto Antarus que se había recuperado nomas la espada había sido devuelta a su funda.
- Si – respondió Lirius – pero me explicaras todo esto después – 
- Cielos, ¿Qué eres? ¿Mi esposa? – Aun comprendiendo lo peligroso que era enfadarla soltó un comentario estúpido, lo cual hizo que ella se ruborizara – Necesito que me explique todo sobre este mundo – dijo Antarus antes de que ocurriera algo que enojara de nuevo a Lirius.
- ¿Sobre qué cosa? – pregunto Hog
- Sobre este mundo, por supuesto – respondió Antarus inmediatamente – como ya deben haber supuesto, yo soy un ser de otro mundo –


…………………..

- en resumen – dijo Lirius – eres una persona de otro mundo que viajo a este por métodos que desconoces, apareciste en medio de la batalla contra el monstruo, lo venciste y terminaste aquí – decía con un tono neutral de desinterés, mientras lo miraba fijamente – no te creo nada – dijo mirándolo aún más como si fuera solo un bromista.

- Bueno, me creas o no, esa es la verdad – la ignoro y volteo a ver a los demás – exceptuando a ella, ¿Quién más no me cree? – Los gemelos levantaron la mano, mientras Bell y Hog parecían dudar entre levantarla o no – pues es la verdad, una de las pruebas es la ropa que vestía, y por cierto ¿podrían devolvérmela?, ese tipo de tela no es producida aquí y menos con esa calidad – empezó a divagar pero pronto se concentró en lo que estaba diciendo – bueno espero que me crean, lo importante ahora es que necesito información –

- ¿Qué tipo de información quieres? – pregunto Hog
- primero ¿Qué tipos de razas existen? – pregunto Antarus en cuando le fue posible.

- Bueno están los humanos, los elfos y los tritones – dijo Hog mientras los enlistaba. Antarus espero a que prosiguiera pero no siguió hablando.

- ¿tan pocos?, eso es decepcionante – dijo Antarus un poco desanimado - ¿pero hay más seres pensantes además de esos? – pregunto

- bueno, esos serían los crepusculares, son monstruos pensantes de todos los tipos que habitan en lugares donde la luz del sol no puede llegar.

- ¿cuantos dragones hay? – pregunto Antarus
- ¿Dragones? – la cara de Hog daba a entender que no entendía lo que le quería decir.

“parece que no conocen esa palabra” reflexiono Antarus, ya se le hacia extraño que pudieran hablar el mismo lenguaje, tal parecía que algunas palabras no existían en este mundo.

- el monstruo que vencí, en mi mundo lo llamamos dragón – eso pareció resolver las dudas de Hog.

- no lo sabemos, aparecen y desaparecen por más o menos cien años, eso ha sucedido por miles de años –

- ¿cuánto queda para que desaparezcan? – él no quería pelear contra otro dragón, pero le gustaría poder ver uno sin que su vida corra tanto peligro.

- unos treinta años más o menos – respondió Hog después de hacer algunos cálculos con las manos

“aún queda suficiente tiempo” pensó el mientras escuchaba a Hog.

- creo que con eso será suficiente por hoy, tengo algunos asuntos pendientes, así que me voy, con su permiso – los chicos se mostraron un poco extrañados con su comportamiento demasiado formal, él lo ignoro y se dirigió a Bell – sobre lo de casarme contigo, no estaba bromeando, esperare tu respuesta – con esto último hecho salió de la habitación.


Una vez que el dejo la habitación todos relajaron su cuerpo, habían estado demasiado preocupados por todo lo que él había dicho, Hog sirvió licor a todos mientras Lirius dando un trago profundo pensaba en todo lo sucedido “todo esto me dejo más confundida que antes, ¿Quién rayos es este chico?” se preguntó de nuevo intentando armar el rompecabezas pero faltaban demasiadas piezas en el.

Compartir en Google Plus

Acerca de Filias Itoster

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario