Antarus Capitulo 8: Oppai


Aquí Filias Itoster (no estan soñando de verdad estoy publicando), hace dos meses que no publico nada asi que decidi pasarme por a qui a dejar otro capitulo.

como es costumbre mi parte favorita del capitulo anterior:

"Uno de los guardias se acercó e intento tocar los voluptuosos pechos de Hilda, a lo que ella respondió acercándose a su oído y susurrándole.

- Mala idea – en cuanto termino de decirlo mordió la oreja del guardia y se la arranco sin titubear para después escupirla en el suelo, el guardia cubrió su herida con la mano mientras gemía."

Esa linda Hilda-sama siempre usando la violencia a que no es linda. Sin mas interrupciones aqui tienen el capitulo.

PD: Hasta que se le ocurrió publicar algo -Simon

Capitulo 8: Oppai

El camino al salón de bebidas era como cualquier otro que Antarus había visto durante ese día, a excepción de la tenue iluminación que provocaba la noche,  el pasillo pobremente iluminado dejaba pasar por entre los pilares que lo sostenían la hermosa vista de una luna roja colocada de manera precisa en el centro de la bóveda celeste que brillaba de colores azules y verdes.

Antarus se relajó mirando la escena hasta que recordó lo que estaba haciendo, la noche se había llevado el ruido en todo el lugar, por lo que el podía escuchar claramente las carcajadas provenientes de una habitación cercana a él.
Sobre las puerta doble había una pequeña placa de madera con una botella y un tarro chorreante de bebida grabados en el – este es el lugar héroe Antarus – dijo la criada con una voz apenas audible por el ruido de detrás de las puertas.

- Gracias, te puedes retirar – le dijo Antarus mientras se concentraba en las voces al otro lado de la puerta, pero no lograba entender lo que decían. La criada se retiró al momento en que Antarus abrió las puertas del salón de par en par. – Hola chicos, puedo acompañarlos un momento –
 El antes alegre ambiente del lugar de pronto ceso mientras todos los presentes miraban a Antarus, reinaba ahora un pesado ambiente proveniente de la ligeramente ebria Lirius que hacia insoportable estará ahí.

- Tu eres el héroe…- decía un chico mientras movía su mano tratando de atrapar algo en el aire - ¿Antarus? – por fin logro recordar el nombre pero no estaba muy seguro. - héroe, ven – agrego el chico a su lado mientras pasaba su brazo sobre el hombro de Antarus.

“¿Gemelos?” se preguntó Antarus al darse cuenta del parecido de los dos chicos.

- Apresurate queremos preguntarte algo – dijo uno de los chicos mientras se acercaban más a Antarus – ¿es cierto que pediste la mano de la princesa? – trato de decirlo en voz baja pero estaba tan ebrio que la pregunta se escuchó en todo el salón.

- Sí, si lo hice – respondió Antarus de manera despreocupada mientras todos escuchaban atentos la conversación.

- No me lo creo – el chico le contesto – imposible – agrego el hermano de este.

- Es enserio – les dijo a los chicos un poco molesto de que no le creyeran.

Antarus había escapado del agarre del chico pero este volvió a pasar su mano sobre su hombro y lo acerco para preguntarle  - Y... ¿Qué tan lejos has llegado con la princesa? acaso, ustedes, ¿ya lo hicieron? – de nuevo las preguntas que  se suponía que eran secretas estaban siendo escuchadas por todos.

Su hermano no agrego nada por primera vez en la conversación y todos en el bar cesaron movimientos con tal de escuchar la respuesta del Héroe, mientras este mantenía la tensión al estar en silencio.

- ¡Imposible! – Dijo burlándose de los chicos – Apenas y me encontré con ella, ¿Qué me creen que soy? – todos se relajaron un poco pero eso no dura mucho – Aunque  puedo decir que sus pechos son muy suaves – las palabras salieron de Antarus mientras este miraba su mano derecha apretándola ligeramente como si tuviera un muñeco anti-estrés en ella.

Todos estaban atónitos ante esas palabras – ¡¿tu tocaste sus pechos?! - dijo uno de los gemelos - los pechos de la princesa intocable – agrego el otro aún más sorprendido.

Antes de que los gemelos se recuperaran de la sorpresa y preguntaran por detalles, Lirius preguntó histérica – ¿eso… que…que… acabas de decir es v..v…verdad? –

- No, es mentira – Antarus se empezó a reír después de decir eso, la risa duro unos minutos.

- Un bromista, eso no te llevara muy lejos, ¡lo sabes! – dijo el caballero que se había mantenido en silencio todo el tiempo mientras calmaba a Lirius y la sentaba.

- Sí, lo siento – dejo de reír después de escuchar el regaño – no pude resistirlo –

- Aun así – le respondió el caballero – fue una buena broma – dijo mientras dejaba entrever como resistía las ganas de reír – sirvió un poco de licor en un vaso y se lo ofreció a Antarus.

Antarus lo miro un momento pero cuando decidió aceptarlo recordó por lo que estaba ahí – No bebo, pero gracias, por lo que estoy aquí es otra cosa –

- ¿Y que es esa otra cosa que ocupabas? – pregunto uno de los gemelos.


Antarus se movió y tomo asiento en una silla cercana – lo que necesito es información – se acomodó de manera dominante en la silla recargándose en la mesa frente a él, daba un cierto aire a la pose de Gendô Ikari. – y estoy seguro que podrán proporcionármela.
Compartir en Google Plus

Acerca de Filias Itoster

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Blogger Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario