Antarus Capitulo 3: Asamblea con el Rey


Filias Itoster reportándose, aquí el capitulo de esta semana, por fin se empezara a presentar a los personajes. 

Como dije en el capitulo pasado, estaré publicando mi momento o frase favorita, aquí el del capitulo pasado: 

"lo logre, una muerte honorable espero que quede grabado en la historia", pensó mientras su consciencia se desvanecía,  "espera" recordó "nunca dije mi nombre"

PD. También fue esa mi favorita -Simon

Sin mas que decir, espero que disfruten de la lectura.


Capitulo 3: Asamblea con el Rey



- ustedes, mis grandes guerrero  que han  regresado de la misión más peligrosa de sus vidas obtendrán grandes riquezas por sus esfuerzos – Proclamó con imponente voz un hombre con una corona de oro incrustada con grandes y bien cortadas gemas de distintos colores.

Vestía ropas de tela que se notaban de alta calidad, sus manos llenas de anillos con gemas de la misma calidad que su corona. Y en su mano derecha una copa del más fino y transparente cristal, lleno de un líquido azul brillante. Todo eso se complementaba con el trono en el que estaba sentado lleno de brillantes decoraciones.

Parecía el rey del lugar, – ¿quién de ustedes, nobles guerreros dio el golpe de gracia a tan vil y abominable bestia? -  dijo a las cinco personas frente a él.

Los cinco que estaba hincados sobre su rodilla derecha se miraron los unos a los otros, pero ninguno de ellos podía contestar. Por fin la chica de cabellos dorado hablo.

- Mi honorable y gran señor – dijo con elocuencia – que tiene en su haber ocho reinos, lamento informarle que ninguno de los aquí presentes logro tal hazaña que se nos compete – su tono sonaba un poco temeroso pero su habilidad con su lengua lo ocultaba un poco. – el que merece tal reconocimiento no es otro sino el débil y moribundo hombre que nos vimos en la obligación de traer en nuestro regreso – termino de decir la chica mientras los otros se mantenían callados.

- ja ja ja – rió el rey de forma muy ruidosa – divierten mi alma con sus bromas, ahora por favor díganme quien de ustedes fue el asesino de la vil bestia – lo último salió de la boca del rey con una gran autoridad, dando a entender que no quería más bromas. Los cinco lo miraron mientras expresaban que hablaban muy en serio – Si él fue el que evito la destrucción de uno de mis reinos, traedlo aquí, ante mi ahora – decía enojado, pensando en cuanto tiempo planeaban hacerle perder.

Los cinco salieron aprisa de la habitación y fueron a donde el héroe que había pedido el rey se encontraba.

................


Estaba completamente solo en la oscuridad, él se inclinaba abrazando sus rodillas, deseando no estar solo, mientras se balanceaba, su pecho le dolía – no, no, no – repetía sin cesar a la nada del lugar.

Cuando se dio cuenta de que estaba en un sueño se relajó, así había sido desde hacía mucho tiempo, siempre que tenía dormía, él sabía que estaba soñando, había tardado años pero ahora controlaba a su gusto y placer el sueño, todo tipo de sueños habían sido los que había tenido, desde uno donde peleaba contra monstruos hasta uno Ero con la chica de sus sueños.

Así era en sus sueños a diario, él era el “Non Plus Ultra” en sus sueños, un héroe insuperable con un reino extenso y rico, no había lugar que hubiera sido conquistado por su carisma o su fuerza, no mientras él no lo deseara.

- Creo que es hora de despertar –se dijo a sí mismos, después de relajarse y cambiar la oscura escena por un gran castillo. Era el único inconveniente en sus sueños, no podía saber la hora que era en el mundo real. Pero con el tiempo había aprendido a acercarse a la hora de levantarse.

Después de concentrarse un poco, su cuerpo empezó a desvanecerse  y el castillo en el que estaba empezó a desmoronarse, cuando termino estaba en el mundo real.

Lo primero que observo después de despertar fue blanco, un techo blanco que no reconocía, era un blanco pulcro, cuando miro más a detalle, tenía algunos detalles decorativos en dorado “últimamente he visto demasiado dorado” pensó el chico.

Después de que ese pensamiento cruzo su mente, empezó a examinar el lugar donde se encontraba. Estaba en una gran habitación, no había muchas cosas en ella, lo que ocupaba más espacio era la gran cama en la que él estaba recostado, fácilmente podrían dormir cuatro personas ahí y aun sobraría espacio.

Volteo a su izquierda y encontró una que no había nada, a sus pies estaba una gran puerta de madera decorada de forma excesiva, después volteó a su derecha y cruzo miradas con una chica sentada silenciosamente frente a él.

“es linda” pensó el, la chica era linda, no llegaba a ser glamorosa o hermosa solo linda podía describir sus características, su vestimenta era sencilla, pintada con un color verde pradera y tenía su cabello café trenzado delicadamente.

- por fin ha despertado, mi señor – dijo la chica después de unos segundos de intercambiar mirada, sacando al chico de sus pensamientos.

Cuando el chico iba a contestar, por fin procesos lo que ella había dicho “espera, que acaba de decir, acaso dijo: mi señor” el chico intento preguntar la razón de eso, pero se dio cuenta de que su garganta estaba completamente seca y en lugar de eso salió un sonido inentendible.

La chica se dio cuenta de eso y actuó de inmediato, procedió a servirle un vaso lleno con un líquido azul brillante y se lo dio para que lo bebiera, el chico lo tomo “planea que yo beba esto” se preguntó.

- por favor, beba eso, mi señor – respondió la chica a la pregunta no pronunciada.

- si – dijo el chico con un tono lleno de duda y empezó a beber.

En cuanto el líquido pasó por la garganta del chico, esta se empezó a limpiar. El chico podía sentir como el líquido refrescaba todo su cuerpo y después lo calentaba ligeramente, dándole una sensación agradable. Los ojos del chico se llenaron de brillo y el sintió como la energía entraba en su cuerpo.

Cuando estaba a punto de pedir más bebida a la chica, la puerta se abrió y cinco personas entraron  a través de ella, eran la mismas personas que el chico había visto cuando venció al dragón.

 -¿ya despertó el héroe que mato al monstruo? – dijo el hombre corpulento, su rostro aparentaba tener unos treinta años o más. Cuando observo al chico sentado en la cama volvió a hablar – veo que si – se respondió a sí mismo.

El chico apenas y comprendía la situación, miro su abdomen y miro todas las vendas que tenía, pero ya no sentía ningún dolor, se levantó y estiro un poco, las dos chicas del grupo lo miraron con una cara avergonzada, se quitó lentamente las vendas y se dio cuenta de que en la mayoría no había heridas, ni siquiera cicatrices.

Lo únicos lugares donde había eran en el hombro y en el estómago, las chicas seguían con su cara avergonzada, pero él no comprendía porque lo miraban así, hasta que examino más a detalle su cuerpo. Estaba completamente desnudo, peor aún,  se acababa de despertar por lo que “eso” estaba a su más alto grado, las chicas claramente estaban mirando hacia ese punto.

- Acaso nunca vieron a un hombre desnudo – exclamo el chico mientras escondía su vergüenza con una sonrisa, volteo a los alrededores y al final le pregunto a la chica linda de traje verde – ¿sabes dónde está mi ropa?

- me tome la molestia de prepararle una vestimenta decente para su audiencia con el rey, dijo el hombre corpulento.

- ¿Al rey? – Dijo cuestionando, pero decidió dejarlo para después y siguió hablando – ok, ¿Dónde están? – trataba de mostrarse sereno, mientras moría de vergüenza por dentro.

El hombre le hizo una seña a la chica linda y esta desapareció de la habitación para volver poco después con unas ropas perfectamente doblada, el abrió sus brazos hacia los lados y la chica empezó a vestirlo “creí que no funcionaría” pensó el chico mientras era vestido.

- ¿estás listo? – Preguntó la chica rubia, pero no espero respuesta – sígueme – le ordeno y el chic obedeció. Cuando salieron de la habitación, el chico empezó a observar todo a su alrededor, en el camino se encontró con muchas chicas que vestían el mismo traje que la chica linda, pero en otros colores.

“debe ser el uniforme de criada” pensó el chico, después de distraerse varias veces y ser llamado por la chica rubia, por fin llegaron a su destino, la puerta se abrió y el chico observo con mirada curiosa el lugar.

Era una gran habitación rectangular, una alfombre de color azul con listones dorados se extendía por el centro de la habitación desde la puerta al final de la habitación, a la derecha e izquierda de ella había en las paredes miles de retratos. 

Al final de la alfombra se encontraba un hombre grande y gordo, ataviado con joyas. “debe ser el rey” concluyo el chico, después de verlo, observo también a un hombre viejo detrás del rey, en una posición completamente recta.

- ¿Me tengo que inclinar y mantener la vista baja? – pregunto el chico a la rubia y esta asintió. Cuando llegaron al trono, se inclinaron y la chica empezó a hablar.

- mi gran señor, he traído al hombre que salvo uno de sus reinos – el rey volteo a ver a las dos personas inclinadas frente a él y examino al chico a detalle.

- héroe – el rey hablo en tono imperativo – debe ser un gran honor para ti, conocer al rey que gobierna estos magníficos ocho reinos – su tono había cambiado a uno presuntuosos.

- absolutamente, su alteza, pero por favor, olvídese de los halagos y vayamos directo a la razón por la que me solicito, no puedo permitirme hacerle perder el tiempo a un rey como usted – dijo en de forma serena y calmada, para que pudieran entender sus palabras claramente. Su actitud era completamente lambiscona, pero aun así controlaba la situación a su antojo.

- Me agradas héroe, ¿cuál es tu nombre? – hablo el rey feliz por alago que le habían dado.

- Mi nombre es algo innecesario de conocer, pero si su majestad desea hablarme, responderé al nombre de Antarus – dijo el chico mientras sonreía sutilmente.

 - Héroe Antarus, pide el mayor deseo que anhele tu alma, y por tu valeroso acto te será concedido – dijo el rey, mientras los ojos de Antarus brillaban y una sonrisa se acomodaba en su cara.

- si me permite ese honor, entonces obedeceré – le dijo el chico una vez su cara volvió a la normalidad – el deseo que anhelo es… - hizo una pausa intencional, se levantó y miro al rey a los ojos – quiero una esclava, una caballero y si me permite el atrevimiento, la mano de su hija – el rey sonrió, mientras ocultaba su nerviosismo.

El chico lo había colocado entre la espada y la pared,  lo que el chico estaba pidiendo en realidad era ser el heredero al trono, el rey no podía hacer nada más que aceptar su solicitud.

- Ja ja ja ja – rió el rey mientras ocultaba su molestia – un héroe ambicioso. Me gusta, alguien como tú podría extender este reino muchas veces, así que tu solicitud es aceptada, próximo rey de los vastos y fecundos reinos de Intartes.

- Es un gran honor, espero cumplir sus expectativas – dijo Antarus, mientras se inclinaba y después volvía a hincarse, mientras en su mente reía como loco de lo bien que estaba marchando todo.

“Él lo consiguió” pensó la chica junto a Antarus, “él ha conseguido lo que más de mil hombres habían perecido sin conseguir, la mano de la princesa de Intartes y con eso, el trono a Rey de ese lugar” en ese momento la chica recordó las palabras que Antarus había dicho mientras volaba dominante sobre el dragón.

¡Personas que me miran desde abajo, escuchen y graben esto en lo profundo de su alma, hoy grabare mi nombre en la historia y algún día gobernare el universo, para eso empezare por esta bestia!”

“ahora está un paso más cerca de su objetivo” pensó la chica, empezó a cuestionarse muchas cosas “¿cómo lo hizo?, ¿cómo sabía que esto pasaría?, ¿desde cuándo lo estaba planeando?” al final su mente se llenó con una sola pregunta “¿Quién eres, Antarus?” mientras seguía impresionada por el chico frente a ella.

- te puedes retirar, le diré a mis más expertos hombres que escojan una esclava adecuada para nuestro gran héroe y heredero al trono – hablo el rey mientras le señalaba al viejo hombre detrás de él.

- que sea linda y voluptuosa, por favor – dijo Antarus mientras se dirigía a la salida, en ese momento se detuvo y volteo – una cosa más, no me llame heredero, mejor dígame usurpador  del trono, suena mucho mejor – lo dijo mofándose de la impotencia del rey.

Aun cuando la chica rubia no se había dado cuenta de la actuación del rey, Antarus se había dado cuenta de todo. El Rey se ahogó en cólera, mientras mantenía su máscara de calma con dificultad, una vez se calmó un poco le hablo a la chica frente a él.

- ese chico, Antarus,  tiene mucho futuro, pero aun oculta cosas, quiero que lo sigas y descubras de que se trata, te escojo a ti como su caballero, mi querida hija Lirius – la cara del rey se relajó completamente mientras hablaba con la chica rubia.


- Si mi señor, no, mi padre – dijo Lirius sonriendo al hombre en el trono.


Compartir en Google Plus

Acerca de Filias Itoster

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

1 comentarios: