Antarus Capitulo 1: Una Historia de Caballeros y Un Dragón


Aquí Filias Itoster con el primer capitulo de Antarus. Bueno, no hay mucho que decir de la novela, solo que espero que disfruten la lectura como yo disfrute escribirla, sin mas por el momento aquí el primer capitulo.


Capitulo 1: Una Historia de Caballeros y Un Dragón


un golpe, dos golpes, tres golpes. Por mas que la afilada arma rozaba la piel del gigantesco monstruo, este no se inmutaba.

- No hay solución - pensó la chica mientras sostenía el arma apuntando ferozmente hacia el monstruo

El monstruo sin prestar atención a la chica se movía de un lado a otro, esperando el momento para atacar a las personas frente a él. Dos misteriosos rayos salieron disparados hacia el monstruo, impactando fuertemente contra el, este en replica rugió con fuerza. La bestia que rugía con furia era de un tamaño demasiado grande para ellos, media mas de diez metros de largo y una altura de mas de cinco metros, el termino que se acomodaría mejor con el monstruo era el de un dragón.

Desde su piel escamosa de un color dorado ligeramente verdoso, sus cuatro patas terminadas en filosas garras negras y brillantes, hasta sus grandes e imponentes alas que daban un elegante toque a su musculoso cuerpo.

Otro rayo apareció y golpeo el ojo izquierdo del dragón, otro rugido estremeció el lugar, mientras el dragón cubría su ojo con su pata delantera.

- Prepárense, atacaremos ahora - grito la chica con voz autoritaria, la voz llena de confianza y convicción siguió hablando - por la paz y prosperidad de nuestro reino - la chica con esa voz levanto su espada frente al temible dragón, ella vestía una armadura dorada que fácilmente pesaba mas que ella.

- por la paz y prosperidad del reino - grito el ejercito detrás de ella, un pequeño ejercito de menos de doscientas personas que recobraron sus ánimos de lucha una vez escucharon a la chica, el sonido de ese grito resonó por todo el lugar haciendo que el dragón volviera a poner atención en la batalla.

Los magos, con sus capuchas colocadas, levantaron sus cetros y empezaron a susurras algunas palabras a una velocidad vertiginosa. una vez terminado sus cetros se cubrieron de luz y salieron extrañas bolas de fuego.

Era como una típica historia de caballeros peleando contra un dragón, dentro de un gigantesco castillo hecho de piedra magmática y obsidiana, que le daba un toque sombrío, se encontraba una legión de mas de cien guerreros con armaduras de todos los tipos y por armas portaban espadas, lanzas, hachas, mandobles y arcos. junto a ellos había un grupo de magos con mantos mágicos y cetros brillantes que lanzaban cientos de hechizos contra el dragón, mientras los guerreros atacaban. 

Todo encajaba con la fantástica historia a la perfección, seria la típica escena antes mencionada, si no fuera por el chico en el fondo de la gran habitación temblando de miedo, era un chico delgado de apariencia débil que podrías encontrar donde sea.

- ¿Qué mierda pasa aquí? - se pregunto el chico estupefacto.

estaba sentado tembloroso contra la pared, moviendo sus pies para alejarse de la bizarra escena, vestía solo un short y unos tenis, ambos deportivos, no tenia camisa por lo que se podía ver su escuálido abdomen.

la situación era incomprensible para el, mas bien no quería aceptar que estaba sucediendo, una fuerte explosión sacudió el suelo frente a el chico, unos quince hombres que estaban frente a el, fueron barridos por la explosión. Ahora estaban muertos.

- ¿Qué pasa aquí? - se volvió a preguntar, no se explicaba como había llegado ahí.

Hasta hace uno momentos el chico había estado en su casa abriendo la nevera, después de eso sus recuerdos estaba borrosos, cuando volvió en si, estaba en ese extraño lugar. Escucho gritos sacándolo de su trance, miro como diez personas eran lanzadas por los aires pro la gran cola del dragón.

- ¿Qué debo hacer? - se pregunto mientras miraba a su alrededor - debe ser un sueño - se dijo a si mismo intentando convencerse pero a lo poco una roca lo golpeo y empezó a doler - ¿o no? - se debatía sobre eso mientras inmóvil observaba como grupos de magos y guerreros eran eliminados con facilidad por el dragón.

Su vista se concentro en ese momento en algo brillante que se acercaba volando hacia el, se incrusto justo entre las piernas del chico, un poco mas arriba y el chico hubiera perdido algo importante, el chico se puso pálido del miedo, una vez que el color regreso a el miro el objeto clavado frente a el.

Era una espada de color plateado, parecía hecha de acero, pero una parte de ella estaba manchada de dorado, era como si el oro se hubiera derretido y escurría por la espada, la toco curioso del liquido, se sentía espeso y desprendía un fuerte olor a hierro, parecía sangre, pero el chico no podía imaginar de que ser provenía.

Un rugido de dolor sacudía la sala, llamando la atención del chico de inmediato, una persona había hecho una cortada en la pata delantera del dragón y de esta salia un brillante liquido dorado. bañando la escena con ese liquido dorado hacia parecer a la persona un gran héroe.

Se levanto del suelo mirando a la persona con atención, pero esto no duro mucho, las fauces del dragón se abrieron con furia y engulleron al guerrero que hizo la herida, el chico quedo en shock ante la escena y empezó a busca a las personas que había en el lugar, se dio cuenta de que la mayoría había muerto, quedaban a lo mucho treinta personas.

Pero los cuerpos de los muerto no estaban por ningún lado, lo único que había eran manchas de colores rojo y dorado, cuando las personas morían se volvían polvo y se esfumaban. El chico escucho como algo muy pesado era movido, busco el origen del sonido y miro la cola del dragón balanceándose de izquierda, los que tomaron de lleno el golpe murieron mientras que los que apenas fueron rozados, volaron por los aires y golpearon la pared detrás de ellos, de un solo balanceo el dragón había eliminado a diez personas.

Mirando la pequeña cantidad de personas en la sala, el chico lo comprendió "una vez que ellos mueran yo seguiré" un escalofrió recorrió su espalda y lagrimas de desesperación salieron de el.

-Tengo que hacer algo o moriré - se dijo mientras limpiaba las lagrimas y tomaba coraje para mantenerse firme - pero ¿qué puedo hacer? - se pregunto, si esto fuera un sueño seria fácil vencer, pero si no lo es, podría morir con facilidad. su cuerpo tembló y sus piernas empezaron a fallar de nuevo - A LA MIERDA TODO - grito con fuerza, llenando su cuerpo con voluntad y se mantuvo firme - si no hago nada moriré - se recordó.

Se mantuvo calmado y respirando lentamente mientras miraba como otros hombres eran asesinados, entendía poco la situación, pero por lo que veía un reino había mandado a asesinar al dragón. "si lo mato seré recompensado" se dijo a si mismo buscando ver la situación desde otro angulo.

- Si he de morir, al menos lo haré luchando - grito una vez mas para que su convicción no flanqueara y tomo la espada clavada en el suelo junto a el "esta pesada" pensó mientras intentaba tomar ademas un escudo, pero el peso era demasiado para el, Apenas y podía moverse con todo ese peso así que dejo en el suelo el escudo y se quedo solo con la espada - bien hora de acabar con el dragón y si tengo suerte marcar mi nombre en la piedra de al historia - se dijo intentando pensar en algo que no fuera su inminente muerte para que su valor no se fuera. 

La resolución del chico se coloco firme y corrió hacia el dragón con espada en mano, sin pensar que el cambiaría el rumbo de la historia.
Compartir en Google Plus

Acerca de Filias Itoster

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.
    Comentarios en el Blog

2 comentarios:

  1. Es buena, pero faltan algunas comas, ademas bizarro esta mal usado, bizarro en su defecto es un sinónimo de gallardo, en ingles bizarre si significa obscuro, raro, etc.

    ResponderEliminar